viernes, 16 de noviembre de 2012

Magnéticos actores


Disfruté por vez primera de la enorme profesionalidad de Anthony Hopkins en la serie televisiva “Amarga victoria” (1976). Y me quedé ya para siempre enganchada a él, a su tremenda personalidad, a su magnética mirada, a su camaleónico arte interpretativo.
“El león en invierno”, “Magic”, “El hombre elefante”, “Motín a bordo”, “La carta final”, “El silencio de los corderos”, “Leyendas de pasión”...
Un personaje: Stevens en “Lo que queda del día”.


Karl Malden o el arte de convertirse en protagonista en los planos en los que, por lo general, era el secundario. Un inconfundible rostro, un gran talento interpretativo y todo un señor de la gran pantalla.
“El pistolero”, “Yo confieso”, “El fantasma de la calle Morgue”, “La ley del silencio”, “Baby Doll”, “El árbol del ahorcado”, “El hombre de Alcatraz”, “La conquista del Oeste”, “El rey del juego”...
Un personaje: Mitch en “Un tranvía llamado deseo”.


Maravilloso, magnético, mágico Johnny Depp...
como la mayor parte de sus personajes.
“Eduardo Manostijeras”, “¿A quién ama Gilbert Grape?”, “Ed Wood”, “Don Juan DeMarco”, “Sleepy Hollow”, “Chocolat”, “Descubriendo Nunca Jamás”, “Charlie y la fábrica de chocolate”, “Sweeney Todd”, “Alicia en el País de las Maravillas”...
Un personaje: Sam en “Benny y Joon”.


Perteneciente a una familia de reconocido prestigio teatral, Ethel Barrymore es, sin ninguna duda, una de las más grandes actrices que nos ha dado la escena americana.
“Rasputín y la zarina”, “La escalera de caracol”, “Un destino de mujer”, “El proceso Paradine”, “Jennie”, “El gran pecador”, “Pinky”...
Un personaje: Ma Mott en “Un corazón en peligro”.


Al Pacino, un pequeño gran actor de los que, sin más, inundan la pantalla.
“Pánico en Needle Park”, “Serpico”, “Tarde de perros”, “A la caza”,
“Autor, autor”, “El precio del poder”, “Revolución”,
“Frankie y Johnny”, “Heat”, “Insomnio”...
Un personaje: Michael Corleone en la trilogía de “El padrino”.


Su elegancia, su personalidad, su presencia... Y su grandeza interpretativa. Todo es magnético en Max Von Sydow.
“El séptimo sello”, “Fresas salvajes”, “El manantial de la doncella”, “La historia más grande jamás contada”, “Los emigrantes”, “El exorcista”, “Los tres días del cóndor”, “Pelle, el conquistador”, “Las mejores intenciones”, “Tan fuerte, tan cerca”...
Un personaje: Frederick en “Hannah y sus hermanas”.


Exquisito, enigmático, magnético... Maravilloso Montgomery Clift.
“Los ángeles perdidos”, “Río Rojo”,  “La heredera”, “Un lugar en el sol”, “Yo confieso”, “El árbol de la vida”, “De repente, el último verano”,  “Vidas rebeledes”, “Vencedores o vencidos”...
Un personaje: Prewitt en “De aquí a la eternidad”.


La de Meryl Streep es una carrera repleta de memorables interpretaciones y dotada, en el peor de los casos, de una grandísima profesionalidad.
“El cazador”, “Manhattan”, “Kramer contra Kramer”, “La mujer del teniente francés”, “Memorias de África”, “Tallo de hierro”, “Los puentes de Madison”, “Música del corazón”...
Un personaje: Sophie en “La decisión de Sophie”.


Elegante, imponente, fascinante... Magistral Vittorio Gassman.
“Arroz amargo”, “Ana”, “Rufufú”, “La gran guerra”, “La escapada”, “La armada Brancaleone”, “Perfume de mujer”, “Nos habíamos querido tanto”, “La terraza”, “No molestes más”, “El largo invierno”, “La cena”...
Un personaje: Carlo en “La familia”.


Su absoluto dominio tanto del drama como de la comedia le ha permitido a Michael Caine interpretar a los personajes más dispares, llegando incluso a magnetizarnos con su creación del temido Mr. Scrooge.
“Zulú”, “Ipcress”, “Un trabajo en Italia”, “La huella”, “El hombre que pudo reinar”, “Lío en Río”, “Hannah y sus hermanas”, “¡Qué ruina de función!”, “Los Teleñecos en Cuentos de Navidad”, “Las normas de la casa de la sidra”, “El americano impasible”, “El secreto de los McCann”, “El truco final”, “El caballero oscuro”…
Un personaje: Alfie Elkins en “Alfie”.


A Robert Duvall tuve el honor de conocerle a través de su papel del general Eisenhower en la serie televisiva “Ike” (1979). Y me pasó con él exactamente lo mismo que con Anthony Hopkins, Duvall me magnetizó de inmediato y aún hoy lo sigue haciendo. Y no ha habido una sola interpretación suya que no haya disfrutado yo a lo grande.
“Matar a un ruiseñor”, “La jauría humana”, “Bullit”, “El padrino I y II”, “Apocalypse Now”, “El don del coraje”, “Confesiones verdaderas”, “Gracias y favores”, “El mejor”, “El precio de la ambición”, “El secreto de los McCann”…
Un personaje: Boss Spearman en “Open Range”.


Una enorme personalidad cinematográfica dotada de una grandeza interpretativa realmente insuperable… Sublime Bette Davis.
“La mujer marcada”, “Jezabel”, “Las hermanas”, “La solterona”, “La carta”, “La loba”, “Como ella sola”, “La egoísta”, “Un gángster para un milagro”, “¿Qué fue de Baby Jane?”, “Canción de cuna para un cadáver”, “Sembrando ilusiones”, “Muerte en el Nilo”, “Las ballenas de Agosto”…
Un personaje: Margo Channing en “Eva al desnudo”.


Cuando Morgan Freeman sale en un película, bien sea de protagonista, de co protagonista o de secundario… le miras a él. Y cómo no.
“Brubaker”, “El ojo mentiroso”, “Harry e hijo”, “Paseando a Miss Daisy”, “Tiempos de gloria”, “Sin perdón”, “Seven”, “El coleccionista de amantes”, “Million Dollar Baby”, “Una vida por delante”, “Ahora o nunca”, “El caballero oscuro”, “Invictus”…
Un personaje: “Red” Redding en “Cadena perpetua”.


Alec Guinness, todo un clásico de la historia del cine con un magnético talento interpretativo fuera de toda duda.
“Cadenas rotas”, “Oliver Twist”, “Ocho sentencias de muerte”, “Oro en barras”, “El hombre vestido de blanco”, “El quinteto de la muerte”, “El cisne”, “Un genio anda suelto”, “Nuestro hombre en La Habana”, “Lawrence de Arabia”, “Doctor Zhivago”, “Un cadáver a los postres”, “La guerra de las galaxias”, “Pasaje a la India”, “La pequeña Dorrit”…
Un personaje: Coronel Nicholson en “El puente sobre el río Kwai”.


Grande, grande y magnético, magnético… Ed Harris.
“Elegidos para la gloria”, “Dulces sueños”, “Walker”, “Abyss”, “Glengarry Glen Ross”, “Causa justa”, “Apolo 13”, “La roca”, “El tercer milagro”, “Pollock”, “Las horas”, “La mancha humana”, “Copying Beethoven”, “Appaloosa”…
Un personaje: Christof en “El show de Truman”.


Tremendamente mágica y absolutamente maravillosa.
Extraordinaria Kathy Bates.
“Misery”, “Jugando en los campos del Señor”, “Romance otoñal”, “Nuestro propio hogar”, “Eclipse total”,
“A propósito de Schmidt”, “Midnight in Paris”…
Un personaje: Evelyn Couch en “Tomates verdes fritos”.


A Gene Hackman le conocí como un genuino Lex Luthor en la ya mítica “Superman” (1978). Desde entonces no le he perdido la pista por la buena cuenta que me trae y bien poco me importa que haga de malo. O de muy malo. A mí me sigue cayendo de lujo.
“Lilith”, “Bonnie and Clyde”, “El descenso de la muerte”, “Caza implacable”, “La aventura del Poseidón”, “La conversación”, “La noche se mueve”, “Muerde la bala”, “Bajo el fuego”, “No hay salida”, “Otra mujer”, “Arde Mississippi”, “La tapadera”,
“Rápida y mortal”, “Marea roja”, “Poder absoluto”…
Un personaje: Little Bill Daggett en “Sin perdón”.


Dirk Bogarde o el arte de transmitir sin palabras. Otro gran clásico de la historia del cine de una grandeza ilimitada.
“Extraño suceso”, “El tigre dormido”, “Historia de dos ciudades”, “Sueño de amor”, “El sirviente”, “Rey y patria”, “Darling”, “A las nueve, cada noche”, “La caída de los dioses”, “Portero de noche”, “Daddy nostalgie”…
Un personaje: Gustav von Aschenbach en “Muerte en Venecia”.


Jeremy Irons me magnetizó, curiosamente, desde la pequeña pantalla a través de su maravilloso personaje de Charles Ryder en la magistral serie televisiva “Retorno a Brideshead” (1981). Y ya decidí seguirle hasta el infinito y más allá…
“La mujer del teniente francés”, “El amor de Swann”, “Inseparables”, “Adorable seductor”, “El misterio Von Bulow”, “Kafka”, “El país del agua”, “Herida”, “M. Butterfly”, “Jungla de cristal. La venganza”, “Lolita”, “El mercader de Venecia”…
Un personaje: Padre Gabriel en “La Misión”.


Auténtica joya del cine clásico  e inolvidable leyenda de la pantalla muda…
La maravillosa Lillian Gish.
“El nacimiento de una nación”, “Intolerancia”, “Las dos tormentas”, “La dos huérfanas”, “El viento”, “Duelo al sol”, “Jennie”, “La noche del cazador”, “Los que no perdonan”, “Los comediantes”, “Dulce libertad”, “Las ballenas de Agosto”…
Un personaje: Lucy en “Lirios rotos”.


Magistral en todas y cada una de sus interpretaciones, Lionel Barrymore es otro miembro de esta ilustre familia al que no me canso de ver actuar. Muy grande, muy grande, muy grande.
“Gran hotel”, “Rasputín y la zarina”, “Cena a las ocho”, “La isla del tesoro”, “David Copperfield”, “La pequeña coronela”, “Margarita Gautier”, “Capitanes intrépidos”, “¡Qué bello es vivir!”, “Duelo al sol”, “Cayo Largo”…
Un personaje: Martin Vanderhof en “Vive como quieras”.


Impresionante físico unido a una tremenda presencia en la gran pantalla... Inolvidable Woody Strode.
“La diligencia”, “Androcles y el león”, “Demetrius y los gladiadores”, “El cáliz de plata”, “Los diez mandamientos”, “El sargento negro”, “Espartaco”, “Dos cabalgan juntos”, “Genghis Kan”, “Siete mujeres”, “Los profesionales”, “Hasta que llegó su hora”, “Escipión, el africano”, “Los vengadores”, “Cotton Club”, “Rápida y mortal”…
Un personaje: Pompey en “El hombre que mató a Liberty Valance”.


Uno de nuestros mayores orgullos cinematográficos, Francisco Rabal lo reúne, además, todo: impecable físico, enorme profesionalidad y una pasmosa naturalidad ante las cámaras. Puro magnetismo a toda pantalla.
“Historias de la radio”, “Nazarín”, “Viridiana”, “El hombre de la isla”, “Llanto por un bandido”, “La colmena”, “Truhanes”, “Epílogo”, “Los santos inocentes”, “Luces de bohemia”, “La hora bruja”, “El disputado voto del señor Cayo”, “Divinas palabras”, “Así en el cielo como en la tierra”, “Goya en Burdeos”, “Lázaro de Tormes”…
Un personaje: El abuelo en “Pajarico”.


A la maravillosa Jane Darwell la conocí a toda pantalla (y siendo yo bien pequeña) como la mágica mujer que da de comer a las palomas en “Mary Poppins” (1964), curiosamente el último título que rodó esta encantadora actriz. Y me faltó tiempo para esmerarme en descubrirla en sus otros papeles cinematográficos…
“Tierra de audaces”, “Lo que el viento se llevó”, “Incidente en Ox-Bow”, “Pasión de los fuertes”, “Tres padrinos”, “El último hurra”…
Un personaje: Ma Joad en “Las uvas de la ira”.


Y, bueno, con este señor me quedo siempre sin palabras, hipnotizada sin más, con lo que esta vez os presento directamente a Henry Fonda a través de sus películas.
“Jezabel”, “Tierra de audaces”, “El joven Lincoln”, “Las tres noches de Eva”, “Incidente en Ox-Bow”, “Noche eterna”, “Fort Apache”, “Guerra y paz”, “Falso culpable”, “Cazador de forajidos”, “El hombre de las pistolas de oro”, “Tempestad sobre Washington”, “El día más largo”, “La conquista del Oeste”, “Los malvados de Firecreek”, “Brigada homicida”, “El club social de Cheyenne”, “Casta invencible”, “Mi nombre es Ninguno”, “La batalla de Midway”…
Y un personaje: Tom Joad en “Las uvas de la ira”. O Wyatt Earp en “Pasión de los fuertes”, o Norman Thayer Jr. en “En el estanque dorado”, o el Jurado nº8 en “Doce hombres sin piedad”. O Lopeman en “El día de los tramposos”, o Meredith en “El destino también juega”.
O Frank en “Hasta que llegó su hora”...
Thank you, Mr. Fonda.

12 comentarios:

fossie dijo...

Excelente recopilación de actores de todo los registros y tiempos posibles.

Aunque tal vez me quedo con Michael Caine por esa chispa especial que tiene en la comedia. Cualquiera de sus películas tienen ese algo especial solo por salir él.

Morgan Freeman es otro de los actores especiales que impregna a las películas de su toque maestro.

Me es difícil comparar unos con otros porque tienen registros diferentes pero todos son grandísimos actores.

¿Como haces para que a tu mente se le ocurra un post con actores tan diferentes y de tan altísima calidad? Dicen que en la variedad esta el gusto y esta claro que tu lo tienes.

Felicidades.
Me encanta recordar estas películas y ver que no voy desencaminado con mis actores favoritos :D

miquel zueras dijo...

Es dificil escoger entre todos estos grandísimos actores pero si he de destacar los más entrañables para mí serían Karl Malden, "el de la nariz de patata" como lo llamaba yo de niño, temible secundario robaescenas y Robert Duvall que era capaz de levantar por sí solo películas mediocres como "Día de furia". Acabo de verlo como explorador del ejército en "Gerónimo" y está genial como siempre. Besos. Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

No se, todos estupendos, por poner una pega, cambiaría a Johnny Depp por Richard Harris o Richar Widmark.

Marcos Callau dijo...

Muy magnéticos todos los rostros aparecidos en esta gran pantalla, Clementine. Con cuál me quedaría? Imposible elegir entre los dos Barrymore o Henry Fonda. De Karl Malden me quedo con su papel en "Yo confieso" TREMENDO (con mayúsculas) De Al Pacino con cualquier parte de "El Padrino", de Michael Caine...¡buf! No sé, son tantos los títulos que se me vienen a la cabeza. Ya te digo, has hecho una selección estpenda. Besos.

Mario Salazar dijo...

Buen repaso por los actores que encuentras magnéticos, me gusta mucho Ed Harris, lo acabo de ver en baby gone baby y nuevamente me ha vuelto a impresionar. No me había dado cuenta pero Duvall ha estado en grandes filmes, a veces lo he olvidado, parece que siempre ha sido viejo, pero me gustó incluso en leones de segunda mano. Depp y Malden también me agradan mucho, y hay muy famosos, todos estupendos. Interesante la mención de Darwell y Rabal. Un beso, Clementine.

Pablo J. Álvarez dijo...

No creo que hayas puesto esta lista para elegir uno o para buscar algún otro. pero todos los que están...SON.
Desde luego que es primordial, la química con el espectador es importante, además de miles de otras características. El magnetismo, me recuerda mucho a Cristopher Lee, no se porque. Otro era Boris Karloff. Pero si desde luego que Dick Bogarde es uno de esos imanes del cine en lo que a magnetismo se refiere. Muchísimas gracias por una entrada tan evocadora.

deWitt dijo...

Wow! Vaya recopilación!! Excelente! Me gusta que te hayas acordado de todos esos grandes "secundarios" que,como dice Miquel,son capaces de levantar una película.
Genial entrada!
Un abrazo

Clementine dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Fossie. Caine y Freeman son de lo mejor que ha dado el cine. A mi mente se le ocurrió este post al ver el otro día en la tele a Anthony Hopkins en una película y darme cuenta de que me estaba quedando como tonta viéndole actuar... Y comencé así a escribir esta entrada, justo al terminar esa película.

Malden era muy grande, Miquel, y Duvall directamente me apasiona, de siempre. Besos, Borgo.

Cahiers, ni se te ocurra cambiarme a Johnny Depp, a ver qué voy a hacer yo sin su magia. Esos dos Richard que mencionas revoloteaban por mi cabeza mientras hacía la selección para el post, pero luego decidieron ambos irse juntos al saloon a tomarse unos whiskys, que invitaba Widmark. Y que ya se pasarían por aquí, me dijeron...

Los Barrymore, Marcos, como para no quedarse con ellos, y a Fonda yo ya me lo he quedado para siempre. Gracias, me alegra que te guste mi selección. Besos, Callau.

Gracias, Mario, Ed Harris es de los que llenan la pantalla sólo por salir en ella. Darwell y Rabal tenían que aparecer aquí, son dos joyas cinematográficas. Otro beso para ti.

Gracias a ti, Pablo, me alegra que la hayas disfrutado. Para mí sí son todos los que están y buen apunte haces con Boris Karloff, buen elemento también. Un saludo.

¡Wow, muchas gracias deWitt! Para mí los buenos secundarios son hasta más principales que muchos protagonistas, cómo no me voy a acordar de ellos. Otro abrazo para ti.


Un verdadero honor coincidir en esta selección con todos vosotros, ilustres cinéfilos a toda pantalla. Esto me hace pensar que voy por buen camino.

Alicia dijo...

Requetexcelente, qué gusto de selección. Y qué gusto de post.
Mú bien

Clementine dijo...

Requetegracias, Alicia, qué gusto de lectora/espectadora...

natsnoC dijo...

¿Sabes cuántas veces me he pasado por esta entrada sin comentar?

LLevo algo más de una semana y es que me lo pones muy difícil, porque claro, quiero elegir y no me decido y querría ccomentar algo sobre cada uno en este magnífico elenco (bueno, a mi Kathy Bates me chirría un poco), y eso me llevaría....

Total, que no he comentado aún y se me han colado dos posts, así que no voy a elegir y me quedo con todos (o casi todos).

Un abrazo.

Clementine dijo...

natsnoC... ME-CHI-FLAS.

Otro abrazo.