lunes, 12 de noviembre de 2012

Valentina

“Si yo sueño contigo y tú conmigo,
es como si estuviéramos juntos, ¿verdad?”


El 12 de Noviembre de 1982, hace hoy ya 30 años, la gran pantalla española estrenaba “Valentina”, una de las películas más entrañables de nuestra historia cinematográfica que era producida por Javier Moro y Carlos Escobedo para Ofelia Films/Kaktus Producciones Cinematográficas.


A través de un maravilloso guión firmado por Lautaro Murua, Antonio Betancor, Carlos Escobedo y Javier Moro, “Valentina” basaba su mágica historia en “Crónica del alba”, conjunto de nueve novelas cortas escritas por nuestro Ramón J. Sender entre 1942 y 1966.


La película era, además, magistralmente dirigida por Antonio José Betancor, director canario  que había sido ayudante de dirección y responsable de los diálogos de “Los días del pasado” (1978) y debutado en la dirección cinematográfica en este mismo año con “Sentados al borde de la mañana con los pies colgando”, título al que siguió éste de “Valentina”. Un año más tarde, en 1983, Betancor dirigía también “1919, crónica del alba”, segunda parte cinematográfica de su particular adaptación de las novelas de Sender.

La parte técnica de "Valentina" se complementaba a la perfección con una preciosa fotografía de Juan Antonio Ruiz Anchía, una precisa dirección artística de Félix Murcia, un acertado montaje de Eduardo Biurrun


Y una extraordinaria banda sonora de Riz Ortolani, excelente compositor italiano que había debutado a toda pantalla en 1954 con “Le vacanze del Sor Clemente” y ya era conocido por otros títulos como “La escapada”, “El Rolls-Royce amarillo”, “Siete veces mujer” o “Hermano sol, hermana luna”.

En “Valentina”, Ortolani nos regala los oídos con una música que transmite una tremenda emoción y que envuelve mágicamente esta ya de por sí maravillosa historia y a sus dos protagonistas.

Una historia preciosa de amor, del primer amor, verdadero, y un amor infinito de dos niños. Estábamos los dos, además, en estado de gracia, disfrutando con nuestro trabajo


Jorge Sanz había debutado en la gran pantalla a los nueve años de edad dirigido por Pedro Masó y junto a José Luis López Vázquez y Jane Birkin en “La miel”, y ya llevaba a sus espaldas otros siete títulos cinematográficos entre los que se encontraban “El canto de la cigarra”, “Conan, el bárbaro” o “La leyenda del tambor”.

Yo soy el señor del amor, del saber
y de las dominaciones...


En “Valentina”, ya con doce años, Jorge nos ofrecía una entrañable, e impecable, creación de su personaje, Pepe Garcés. Maravilloso.

“¿Sabes? Así me gustaría estar siempre, escondidos, y que nadie nos viera. Y si nos llamaran, no contestábamos... Pero siempre nos encuentran”


Paloma Gómez debutó a toda pantalla en “Valentina”, donde llevó a cabo una interpretación de su personaje, Valentina, realmente encantadora, en el más amplio sentido de la expresión. Maravillosa.


Dos niños que cuentan una historia con una química especial...
Todo muy especial, ¿no?

Dos años después de rodar “Valentina”, Paloma coincidía de nuevo con Jorge en “Dos mejor que uno”, película en la que daban vida, respectivamente, a Carmen Elías y a Antonio Resines de pequeños.

Mosén Joaquín: “¿Tu padre qué dijo,
que estabas loco tú o yo?”
Pepe: “Yo, yo...”
Mosén Joaquín: “Ah, tú, sí... Pues tiene razón”


Para entonces ya considerado como todo un monstruo de la pantalla cinematográfica, Anthony Quinn llevaba tras de sí una extraordinaria filmografía que incluía títulos como “Unión Pacífico”, “Sangre y arena”, “Murieron con las botas puestas”, “Incidente en Ox-Bow”, “¡Viva Zapata!”, “El mundo en sus manos”, “La strada”, “El loco de pelo rojo”…


... “Nuestra Señora de París”, “El hombre de las pistolas de oro”, “Los dientes del diablo”, “Los cañones de Navarone”, “Barrabás”, “Lawrence de Arabia”, “Zorba, el griego”, “Las sandalias del pescador”, “La herencia Ferramonti”, “El griego de oro”, “El león del desierto”... Sí, sobran las palabras.


Quinn nos regalaba en “Valentina” a un excepcional Mosén Joaquín a través de una interpretación asombrosamente natural. Muy, muy, muy grande este Anthony Quinn. Inmenso. Y realmente genuino.

Completaban el reparto Saturno Cerra y Concha Leza, como los padres de Pepe, Alfred Lucchetti y Marisa de Leza como los de ValentinaConcha Hidalgo como Tía Ignacia, Luis Ciges como médico, Emilio Fornet como pastor… Y Eusebio Poncela en una colaboración especial como amigo de Pepe Garcés y también como narrador de esta historia.


Las localizaciones del rodaje de la película incluían el aragonés Castillo de Loarre y distintas zonas de las provincias de Madrid, Teruel, Huesca y Guadalajara.

Valentina” está dedicada en sus títulos de crédito iniciales a Ramón J. Sender Garcés. Sí, a ver quién soy yo para no dedicarle también esta entrada a tan ilustre escritor...


Eso sí, añadiéndole en ella a Jorge Sanz, a Paloma Gómez y a Anthony Quinn. Por haber sabido llegarnos los tres al corazón a través de sus maravillosos personajes.

“Hemos hecho esta película nosotros, y ahí está. Una película preciosa, deliciosa... La satisfacción que tiene uno de pensar que ahí queda eso”
(Jorge Sanz)

10 comentarios:

natsnoC dijo...

No, Clementine, no la he visto. Ni siquiera recuerdo haber oido mencionarla. Una lástima, me temo.

Lo que me gustan mucho son los carteles de la película. Y que salga Anthony Quinn, claro.

Clementine dijo...

Pues ésta te la recomiendo mucho, natsnoC, es una especie de cuentecillo muy bien contado, muy bien interpretado (sobre todo por los dos niños y por ese monstruo llamado Quinn) y muy, muy entrañable de principio a fin. A mí ya me encantó la primera vez que la vi (en el cine) y esta última de ahora no me ha decepcionado en absoluto, me sigue pareciendo maravillosa. Y de acuerdo contigo en lo de los carteles, el primero es el más conocido pero el segundo es también precioso, por eso lo he puesto.

PEPE CAHIERS dijo...

Recuerdo su emisión como serie de televisión y aquella escena en la que Anthony Quinn y Jorge Sanz (que por entonces vocalizaba) jugando a las canicas. Pero la tengo muy olvidada.

natsnoC dijo...

Pues has dicho la palabra mágica, Clementine. Has dicho "cuento". Y para alguien que trata de ver todo lo de Jeunet, Gilliam, Miyazaki o Burton y apasionado seguidor de Disney y Pixar, eso es todo lo que hace falta.

(Bueno, eso y lo de los días de 48 horas que hablábamos hace poco)

Clementine dijo...

Corcho, natsnoC, vengo ahora mismo de tu blog... y te encuentro también aquí. Mola. Espera, que voy a atender al sin par Cahiers (que estaba primero) y ya vuelvo contigo.

Hola, Cahiers. Cierto, cuando la han puesto en la tele (al menos las veces que la he pillado yo) ha sido en dos partes, como si fuera una miniserie. Pero yo creo recordar que la vi en el cine toda seguidita. Cuando Jorge Sanz vocalizaba (qué bueno). Pues no se olvide usted de ella, que es una pequeña joya del cine español por muchos motivos.

Ya estoy contigo de nuevo, nats. Ese primer párrafo tuyo (vale, el segundo también) lo firmo ya, yo también hago eso con todos esos que has citado. Aunque ésta de "Valentina" no es en sí un cuento ni está planteada como tal, pero es una peli que no es precisamente larga y además se te hace corta y lo que cuenta es tan bonito y tan mágico, tan del mundo no adulto, que a mí se me asemeja como un cuento. Pero igual es sólo percepción mía, vaya usted a saber.
De cualquier modo te la sigo recomendando mucho, mucho, mucho. Ya me dirás si la ves qué te parece.

El Tirador Solitario dijo...

Pues coincido plenamente con Cahiers, también la vi en formato de miniserie, hace ya décadas de ello, y recuerdo también la escena de las canicas...pero no la he vuelto a ver desde entonces, pero por lo que cuentas, merece la pena revisarla...y totalmente de acuerdo, Jorge Sanz era mejor actor de crío que de mayor...lo cual puede que no sea tan insólito en la historia del cine...¿Usted que opina, amiga Clementine, que de actores y actrices sabe un rato largo?

Clementine dijo...

Merece la pena revisarla, Tirador, sobre todo por esas décadas que señalas. La verás incluso de otra manera.
En lo de Jorge Sanz opino lo mismo que usted (que mire que es usted cansino en el trato). En "La miel", la primera que rodó Jorge, tiene escenas con López Vázquez en las que no sabes a cuál mirar de los dos, ya ves tú.

Alicia dijo...

Yo sí que tengo buen recuerdo, aunque de lo de las canicas no me acuerdo.
En plan coti, qué desastre de entrevistador, da mucha vergüenza ajena. Menos mal que Quinn decide pasar de él y desviar la atención a los niños...

Clementine dijo...

Pues sí, un desastre de entrevistador. Pero Quinn es mucho Quinn...

Fran González dijo...

No se si se acordarán, pero la edición en DVD y VHS de Suevia Films
tiene "tijera". Hay varias escenas donde los protagonistas hablan de política que directamente lo han quitado, y cuando va al médico con el balín en el dedo, el médico le pregunta dónde te duele buscando por su cuerpo y no se da cuenta que tiene un gran vendaje en el dedo. No sé a cuento de qué la han recortado, supongo que la han dejado más para un público infantil si le quitaban partes "de adultos".
Lo que ando intrigradísimo es por la banda sonora. En los créditos pone que fue editada en LP en España por Ediciones Musicales CAM SA. Pero no hay manera de localizarlo, ya estoy pensando en ir a la puerta de alguno de los responsables del film a ver si guardan una copia.
Saludos.