lunes, 16 de mayo de 2011

La Misión

Rodrigo Mendoza ha sido mercenario y traficante de esclavos. El Padre Gabriel es jesuita. Los dos van a luchar por defender la misión de San Carlos. El primero con el poder de su espada, el segundo con la fuerza de su fe…

Una maravillosa historia basada en los hechos reales acaecidos en 1750 en la frontera entre Argentina, Brasil y Paraguay, cuando españoles y portugueses se repartían el mundo y también a los nativos guaraníes, cuya única defensa eran las paredes de las misiones.


El 16 de Mayo de 1986, hace hoy 25 años, se estrenaba en el Festival de Cannes "La Misión", una extraordinaria producción de Fernando Ghia y David Puttnam para la Warner Bros. Pictures.

Un espectáculo majestuoso
(Jack Kroll, Newsweek)


Dirigida por el británico Roland Joffé, que ya nos había regalado dos años atrás “Los gritos del silencio”, su debut cinematográfico, “La Misión” contaba además con una magistral fotografía de Chris Menges, artífice también de las imágenes de “Los gritos del silencio”.

La historia que nos cuenta esta película, y su guión, eran obra de Robert Bolt, guionista británico de legendarios títulos de la historia del cine como “Lawrence de Arabia”, “Doctor Zhivago”, “La hija de Ryan”, “Un hombre para la eternidad” o “Motín a bordo”.

Con una orquesta, los jesuitas hubiesen podido someter
a todo el continente


Y la música, la grandiosa banda sonora que lo envolvía todo, venía de la mano de un maestro en la materia, Ennio Morricone, extraordinario compositor italiano que llevaba ya entonces una fructífera y exitosa carrera en el mundo de la creación musical, tanto cinematográfica como televisiva.

En verdad, ¿cómo podían suponer los indios que la muerte de aquel oscuro sacerdote traería junto a ellos a un hombre cuya vida llegaría a estar inexplicablemente entrelazada con las suyas?


El maravilloso personaje del Padre Gabriel nos llegaba magistralmente a través de Jeremy Irons. Este actor británico llevaba tan sólo nueve títulos cinematográficos desde que debutara en el cine en 1980 con “Nijinski” pero contaba ya tras de sí con una fructifera producción televisiva desde 1971.

Dios nos ha impuesto la carga de la libertad. Elegísteis vuestro delito, ¿tenéis valor para elegir vuestra penitencia?


Robert De Niro daba vida a la perfección a Rodrigo Mendoza. De Niro ya llevaba veinticuatro títulos para la gran pantalla desde que iniciara su carrera en el cine en 1965 con “Tres habitaciones en Manhattan”.

El reparto se completaba con nombres como Ray McAnally, Aidan Quinn, Ronald Pickup o Liam Neeson.


Y Daniel Berrigan, aquí como el sacerdote más anciano de la Orden, que en la vida real era jesuita y bien conocido por su trabajo en favor de los derechos humanos y la justicia social.

Un gran número de los guaraníes de la historia eran auténticos nativos que hablaban poco o nada de inglés, con lo que se les dio vía libre para decir lo que quisieran en sus frases correspondientes.

Una obra cinematográfica de enorme fuerza y belleza
(Dennis Cunningham, CBS-TV)


La Misión” logró la Palma de Oro en el Festival de Cannes, otorgada por un jurado presidido por Sydney Pollack. Obtuvo además el David di Donatello a la mejor película extranjera y fue nominada en esta misma categoría en los franceses Premios César.

Tan sólo galardonada con el Oscar a la mejor fotografía, fue además nominada en las categorías de película, director, montaje, banda sonora, dirección artística y diseño de vestuario.


Obtuvo el Globo de Oro al mejor guión y mejor banda sonora, siendo también nominada como película, director y actor (Jeremy Irons).

Fue premiada también con el británico Premio Bafta al mejor actor de reparto (Ray McAnally), mejor montaje y mejor banda sonora. Y estuvo también nominada a película, dirección, fotografía, diseño de vestuario, diseño de producción, guión original, sonido y efectos visuales.



Los hechos ocurridos en esta película son reales. Probablemente no acontecieran de la manera exacta a la que les mostramos, pero se acercan mucho a la realidad. Es una historia conmovedora sobre la realidad política versus lo mejor de la naturaleza humana. Somos de naturaleza animal y por tanto destruimos lo que amamos por intereses y fines egoístas, y a la vez somos torturados por el sentimiento de que existen otras opciones si tuviéramos la fuerza para realizarlas. En las cuestiones políticas de hace cuatrocientos años encontramos los mismos interrogantes con los que luchamos hoy en día
(Roland Joffé. Los Ángeles, Noviembre 2002)

27 comentarios:

Salvador Sáinz dijo...

Obra maestra sin duda. Pero el cine español ha rodado pocas películas sobre la colonización de América y hay relatos que podrían ser muy interesantes.

miquel zueras dijo...

Recuerdo muy bien cuando la estrenaron. La escena del inicio con el misionero clavado en la cruz y las cataratas es brutal. Es curioso que Aidan Quinn y Liam Nesson han vuelto a coincidir en "Sin identidad", la vi ayer y me ha gustado mucho. Saludos. Borgo.

Gustavo dijo...

Recuerdo haberla visto hace ya muchos años y es de esas películas que pretendo "re-ver" ya que antes era más joven y probablemente hoy día la vería con otros ojos. Obra maestra sin duda a cargo en la música de un genial Ennio Morricone!
Saludos!

Coincido con miquel zueras, también me apetece ver la nueva de Liam Neeson, Sin Identidad. Tiene buena pinta.

Dickson dijo...

Aparte de actores, música, vestuario, etc, que me gustan bastante, "La Misión" significa para mi una sobresaliente fotografía, creadora de un buen puñado de composiciones visuales de primer orden que guardo en la memoria.

Por otro lado, parece mentira que un director como Joffé, capaz de crear algo así y con la proyección de futuro que tenía en ese momento se haya diluido de tal forma. Saludos, Clementine.

PEPE CAHIERS dijo...

Debo reconocer que no soy un entusiasta de este film, pero haciéndo una pregunta mal intencionada, ¿la banda sonora de Morricones no ha quedado ya por encima de la pelicula a la que pertenece?.

Marcos Callau dijo...

Buenos días Clementine. Creo sinceramente que Robert De Niro está insuperable aquí. Pero también, en mi opinión, el gran hallazgo de la película eside en labanda sonora de Morricone. Espléndida. Contiene una de las caniones más bellas de la historia del cine que puedo recordar que es "Gabriele's oboe" Creo que la película no sería lo mismo sin esta música. Besos.

Clementine dijo...

Sí, Salvador, es una pena que en el cine español no haya más títulos sobre este tema, a mí me resulta apasionante.

Yo también recuerdo cuando la vi en el cine y la impresión que me hizo esa primera escena a la que te refieres, Miquel. Tomo nota de “Sin identidad”, ya me han hablado bien de ella por otro lado.

Yo la he “re-visto” la semana pasada, Gustavo, y la volveré a re-ver, y a re-ver y a re-ver, no me canso. ¡Sí señor, genial Morricone!

A mí me parece sobresaliente en todo, Dickson, la fotografía en concreto es impresionante. Sí, lo de Joffé es una pena, porque a mí también me gusta un montón “Los gritos del silencio”.

Cahiers, no sé si te refieres a si hay mucha diferencia de calidad entre la banda sonora y el resto… Yo creo que no, está todo a un nivel alto bastante equilibrado. Y oye, pregunta mal intencionada ¿por qué? A mí no me hagas preguntas mal intencionadas, no seas así…

Buenos días, Marcos David Niven. Sí, De Niro está aquí insuperable pero Jeremy Irons no se queda atrás, es mi personaje favorito de este actor, parece realmente el Padre Gabriel.
Y mira, estamos otra vez de acuerdo, y no sabes cuánto me alegro de esto en concreto. Morricone es mi debilidad como compositor de cine y “La Misión” es mi banda sonora por excelencia. Oye, que tú y yo no vamos a poder discutir nunca de nada…

Saludos a todos.

A-B-C dijo...

He olvidado muchas películas que he visto pero de esta me acuerdo bastante y eso que sólo la vi en la gran pantalla cuando se estrenó. Recuerdo que me afectó mucho y que mi padre no podíamos dejar de llorar.

Comparto la calidad de la película que no se queda a la zaga de la calidad de la BSO, una de las mejores de todos los tiempos.

Me ha gustado mucho las frases seleccionadas de los personajes y del director en este post del que he disfrutado a tope.

Saludos,

PEPE CAHIERS dijo...

Mal intencionada en el sentido de creer que su banda sonora es superior a la película, no por otra cosa.

Clementine dijo...

¿Llorar dices, A-B-C? Yo, entre la historia, el guión con esas frases y Morricone en estado puro, no te digo nada... Me alegro de que hayas disfrutado con el post. Un beso.

Ah, vale, Cahiers. Pues teniendo en cuenta que es mi banda sonora favorita, no sé si será superior al resto de la película pero, aún siéndolo, el resto no se queda muy atrás. Otro beso.

El Tirador Solitario dijo...

Cuanto lamento no haber visto esta película en el cine de estreno, tuvo que ser algo asombroso.

Hace bastante que no la reviso, pero siempre me ha maravillado lo bien, bien hecha que está, y la capacidad que tiene de transmitir esa historia...
Y claro, es que lo que pasó con las Reducciones de los jesuitas en el Paraguay es alucinante...
Recuerdo el berrinche que me llevé aquella madrugada de 1986 cuando Dustin Hoffman abrió un sobre y dijo aquello de "and the winner is...Platoon" (Yo iba con la Misión, y Hannah y sus hermanas).

Y la música entusiasmó a todo el mundo (salvo a la Academia), sonaba por todos sitios esa música...

Y estoy pensando que no vamos a discutir, y eso me inquieta...

natsnoC dijo...

Clementine, y yo que no la he visto... Pero oirla la he oido repetidas veces, qué bonita y cómo te toca la fibra esa banda sonora.

La que tengo en la estantería buscando 3 horas libres es la de "Los gritos del silencio".

Clementine dijo...

Efectivamente, Tirador, este comentario tuyo no nos da para discutir. Pero no te inquietes, yo no discuto nunca con Marcos y nos va de lujo... Y sí, fue asombroso verla a toda pantalla.

natsnoC, lo que tienes que hacer es colocar "La Misión" al lado de "Los gritos del silencio". Y en lugar de buscar 3 horas libres (que eso es dificilísimo) te buscas sólo dos... Y te pones "La Misión". Si te emociona esta banda sonora oyéndola sin más, no te digo nada acompañada de unas maravillosas imágenes que además cuentan una historia preciosa.

Besos a los dos.

Lala dijo...

Gracias por este post y por recordarnos una gran película. A mi me encanto y la lágrima cae cada vez que la veo. Me encanta Lian Nesson, os recomiendo "cinco minutos de gloria" es una pelí que me encanto. Sin identidad aún no la he visto, no me acaba de convencer, han hecho tantas pelís de ese tipo...

En fin, la misión es un películón (con rima y todo). A mi me encanta todo, diálogos, fotografía, actores..Jeremy magistral, De niro, insuperable y esa banda sonora!!! madre mía, lo tiene todo esta pelí. Mira, ya tengo ganas de verla otra vez, que hace tiempo que no veo y la tengo en casa entre mis superpelís.

Un besote guapa

Clementine dijo...

Gracias a ti por asomarte, Lala. Imposible que me perdiera yo esta cita con "La Misión", es uno de mis títulos favoritos de siempre. Otro beso para ti.

Layna dijo...

¡Pues para variar yo la he visto y en la gran pantalla!! me gustó pero sobretodo la banda sonora. A veces la escucho solo por el gusto de escucharla. Besos

Clementine dijo...

Pues qué bien manejas tú el para variar, Layna. Lo cumples todo...
¡Muy bien! Un beso.

Alicia dijo...

Si es que cuando llego yo ya lo han dicho todo, y no quedan frases para mí.
Gran historia, impresionante fotografía y sublime música...(y excelente post, ofcors)

Clementine dijo...

Bueno, Alicia, tu frase también me vale, ofcors. Y sigue, sigue llegando.

Mr. Dupin dijo...

Gran película, se convierte en otro film de proximo estreno en mi colección. Siempre me llevo algo nuevo de este blog, gran trabajo Clementine!

Clementine dijo...

Gracias, Mr. Dupin. Sí, es una gran película, lo tiene todo. Un saludo.

JLin dijo...

NO suelo comentar posts atrasados pero no podía dejar pasar este.
La Misión no es una película, es una obra de arte, por la temática, por los paisajes y la fotografía, por el escaso pero excelente diálogo, por las interpretaciones y, sobre todas las cosas, por una música excepcional y enternecedora, emotiva a más no poder, que acompaña y envuelve todo el tiempo. Una maravilla que no me canso de ver, en especial la escena en la que de Niro se echa a llorar y los guaranís se rién sin malicia al verlo allí, en el barro, llorando como un niño. fantástica.

Clementine dijo...

Pues para mí es todo un honor que comentes este post atrasado, JLin. Precisamente éste. Porque yo firmo por entero tu comentario, incluyendo esa escena en la que llora De Niro, mi escena preferida.
Coincidimos... ¡para variar!

Roberto Béjar dijo...

Morricone compuso una de las bandas sonoras maestras de la historia del cine, y por suerte, el resto de la película estaba a la altura, que no siempre es así.

Como Salvador Sáinz, echo de menos que el cine español no profundice en el género histórico, y lo poco que se ha hecho parece que con no muy buenos resultados.

Por ejemplo, no he visto "La conjura del Escorial". En foros he leído muchas críticas en su contra, pero gente de la que me fío me dice que está infravalorada, así que habrá que darle una oportunidad.

Abrazos.

Clementine dijo...

Esta banda sonora es magistral y la película maravillosa. Tampoco yo he visto la del Escorial y también le daré una oportunidad.
Una cosa importante, Roberto, que me viene muy bien que aparezcas porque no tengo otra forma de contactar contigo.
Apúntate en tu agenda el asomarte aquí, a la Gran Pantalla, el próximo día 3 de Junio. No te olvides. Y hasta aquí puedo leer...
Otro abrazo para ti.

Roberto Béjar dijo...

¡Bueno! Me tienes en ascuas... No faltaré a la cita, además esa fecha es muy importante para mí. ¡Un abrazo!

Clementine dijo...

Claro, por eso quedo aquí contigo ese día... Mi dirección de correo está en mi perfil de este blog. Un beso.