martes, 5 de abril de 2011

Metro Goldwyn Mayer presents


El 21 de Septiembre de 1927, en Arizona, se estrellaba un avión fletado por la Metro Goldwyn Mayer que tenía como principal objetivo llevar de Los Ángeles a Nueva York a una de las estrellas más importante de la compañía para unos asuntos publicitarios.


Afortunadamente no hubo víctimas, pero al llegar los bomberos al lugar del accidente se llevaron una gran sorpresa. La estrella que viajaba en ese avión era nada menos que el león emblema de la Metro Goldwyn Mayer.


El logo original del león fue diseñado por Howard Dietz, director de publicidad de la Goldwyn Pictures, y utilizado por el estudio entre 1916 y 1924. Dietz eligió un león como mascota como un tributo a su alma mater Columbia University, cuyo atlético símbolo no era otro que el león, añadiendo el rugido de su slogan deportivo “Roar, lion, roar”.


La primera vez que apareció en la gran pantalla el famoso león fue en la película de 1917 “Polly of the Circus”.

En 1924, Marcus Loew, pionero de la industria del cine, compró Metro Pictures Corporation y Goldwyn Pictures, y uniéndose a Louis B. Mayer Pictures formó la Metro Goldwyn Mayer (MGM).

Desde ese mismo año, el león pasó a ser la mascota del estudio cinematográfico.



Pasarían aún cuatro años antes de que el público pudiera oir su potente rugido. El propio Mayer sería el encargado de su filmación.

A todos los leones de la Metro Goldwyn Mayer se les conocía popularmente como Leo, pero el famoso león de la productora fue encarnado por un total de cinco majestuosos ejemplares.


El primero que apareció en las producciones de la MGM fue Slats, protagonista del accidente de avión que también salió ileso de otros dos accidentes ferroviarios, un terremoto, un incendio y una inundación.


En 1924, Slats presentó su primer título protagonizado por Lon Chaney, “He who gets slapped”…


Y nos siguió presentando otros clásicos del cine mudo como “El gran desfile”, “El cameraman”, “El viento”…


Y es que Slats representó, exceptuando tres títulos, a la Metro Goldwyn Mayer entre 1924 y 1928. Adiestrado por Volney Phifer, famoso domador de animales de Hollywood, Slats no llegó a rugir en la pantalla porque su época de estrellato fue también la época del cine mudo.


Jackie hizo su debut oficial en 1928. Sin embargo, había ya aparecido en la presentación de tres clásicos silenciosos: “Avaricia”, “Ben-Hur” y “El demonio y la carne”.

Jackie y Greta Garbo

Primer león de la Metro Goldwyn Mayer al que se le oía rugir, Jackie representó todas las películas en blanco y negro de la MGM en el período comprendido entre 1928 y 1956. Y, de forma excepcional, una en color, “El Mago de Oz”.


Jackie dio paso a títulos cinematográficos tan clásicos como “Gran Hotel”, “David Copperfield” o “Una noche en la ópera”.


Tanner apareció en todos los títulos MGM en Technicolor (1934-1956) y también en sus cartoons. Fue el león de la Metro durante un largo período de 22 años.


Entre las películas presentadas por Tanner, inolvidables títulos de la historia del cine como “La cadena invisible”, “Mogambo” o “Un americano en París”.


George hizo su aparición en 1956 pero sólo representó a la Metro Goldwyn Mayer hasta 1958, alternándose incluso en su segundo año con el quinto y último león del estudio.


Que recibió directamente el nombre de Leo y, entrenado por Ralph Helfer, hizo su debut en 1957 y fue la mascota de la Metro durante 52 años.


Leo nos presentó grandes producciones como “Ben-Hur”, “Doctor Zhivago” o “Doce del patíbulo”.


Y películas de éxito como “Poltergeist”, “La pareja chiflada” o “Victor o Victoria”.


Volney Phifer, el adiestrador de Slats, el primer león de la Metro, compró una granja en Gillete, Nueva Jersey, con el fin de ir llevando ahí a los distintos animales utilizados en los espectáculos de Broadway a los que se les daba un merecido descanso.

Y cuando a Slats se le acabó su contrato con la Metro Goldwyn Mayer, Phifer se lo llevó a la granja, donde el león viviría ocho años más hasta su muerte en 1936. Allí reposaron sus restos, bajo un pequeño bloque de granito y un pino que el propio Phifer plantó tras la muerte del felino.

En 1994, una empresa de camiones pretendió construir un aparcamiento en la zona donde se encontraba la tumba de Slats. Los vecinos de Gillete iniciaron una campaña para preservar el lugar. Y lo consiguieron, con lo que el espíritu de Slats continúa hoy descansando en paz.


Gracias, Slats, Jackie, Tanner, George y Leo. Por habernos presentado tan majestuosamente innumerables buenas películas a toda pantalla durante todos estos años.


Gracias, maravilloso León de La Metro Goldwyn Mayer. 


Y gracias, cómo no, genuino Tom.

47 comentarios:

JLin dijo...

Ya decía yo que no era posible que ese león tuvoese más años que Matusalén ;-)
¡¡¡Excelente como siempre!!! Mil gracias por tu cinéfilo saber :-)

M. de Tejón dijo...

Muy acertado este homenaje, como todo lo que pones en el blog.

No podian faltar en este blog estos actores, que suelen hacer sus secuencias desde el anonimato.

Algunos, son famosos por el protagonismo que crean a su alrededor, pero la mayoria pasan más desapercibidos por su índole anecdotario.
Solemos pensar, que cuando rodaban la película se coló un perro o dos, que pasaban por allí, y como le daban ambiente a la película, lo dejaron.
Pues no, está todo medido y controlado y salvo despistes, todo lo que vemos en el plano está intencionadamente planificado.
Y si pasan desapercibidos estos animales, no te digo los adiestradores; estos si que son merecedores de elogio, logran que sus animales hagan perfecta la actuación a base de unas tecnicas basadas en premios, mimos, halagos y una paciencia infinita y mucho cariño.
A ver cuando programan un.- "Oscar al mejor Adiestrador"-...

¡Gran Blog, Clementine!

El Tirador Solitario dijo...

Dios mío de mi vida, las cosas que se le ocurren a usted, ¡¡que barbaridad!!.
Me ha llamado la atención el felino ese que se salvaba siempre de los accidentes, como si fuera Bruce Willis en El Protegido; o ese otro que me parece de los menos propio con una melena desafortunada y rococó ¿puede ser George?...

Mario dijo...

Muy curiosa la entrada con los 5 leones de la MGM, debieron estar bien domesticados para hacerles tomas tan cercanas, en la foto de Garbo y el león se ve el miedo que ella siente o eso me parece. Por cierto Tom no tiene nada de fiero, el malvado Jerry lo tenía de mal en peor. Un abrazo.

Mario.

Layna dijo...

Para mí el rugido del león al principio de una peli cuando era niña, era símbolo de aventura, acción, entretenimiento sin fin. Cuando veía el THE END, como los que tú pones al final del post, pensaba y ¿por qué la película no sigue después del "fueron felices y comieron perdices"? Siempre me quedaba con las ganas de un final más largo, más pastel, más escenas de felicidad absoluta... Gran post como siempre

Stardust dijo...

Merecido homenaje a todo un simbolo de la industria. Increible lo de SLAT que como buen felino, parece que tuvo muchas vidas y un merecido descanso. Estoy de acuerdo con Layna, para mi, escuchar a León era como la campanilla que hacia que pusiese toda mi atención en la película.
Recuerdo que hace relativamente poco (el año pasado?), se comentaba que la Metro estaba al borde de la quiebra e igual desaparecia, la verdad que me dió bastante lástima, como en Lo que el viento se llevó, es ver como el mundo que has conocido, se desmorona poco a poco..
Muchas gracias por esta entrada tan bien documentada como siempre.
s2!!

natsnoC dijo...

Demasiado tiempo entre este post y el anterior, quiera Clementine.

Pobre Slats, la cantidad de sustos que se llevó entre accidentes y catástrofes. Pero era todo un superviviente, por lo que se ve.

Esperemos que la Metro, declarada en quiebra el pasado noviembre y en una fuerte restructuración para tratar de revivir, lo consiga. De momento, el Hobbit, último gran proyecto de la MGM, parece que sigue.

PEPE CAHIERS dijo...

Desde luego a mi no se me hubiera ocurrido en la vida este post y eso que soy un afamado zoólogo (según palabras del Tirador). Slat debió ser un tipo con suerte, bueno, en todo caso, un gato con sus siete vidas utilizadas de forma eficaz.

natsnoC dijo...

Antes donde he dicho "Quiera Clementine" en realidad quería decir "Querida Clementine".

Pronunciado con cariño, claro.

Clementine dijo...

Qué bien, cuánto amigo por aquí seguidor del león de la Metro y de la bonita historia de Slats el superviviente...

Sí, JLin, yo también sospechaba que aquí había "león encerrado"... ¡Como siempre, gracias!

Qué razón tienes, M. de Tejón, a ver si les entrego yo mi tanda de Oscar a los adiestradores, pero no al mejor, a todos, a todos ellos... ¡Gracias!

Lo sé, Tirador, no dejo de sorprenderte, es mi sino contigo.... En cuanto al desmelenado George supongo que pensó que para un par de años no merecía la pena peinarse...

La Garbo no sé si está asustada en esa foto, Mario, pero sí se le nota poco interés en estar junto a semejante ejemplar. Y Tom qué va a a ser fiero, sólo se lo hace. De mis dibujos favoritos de pequeña, y ahora también. Otro abrazo para ti.

Exactamente, Layna, era ver aparecer al león rugiendo y pensar: "ya empieza, ya empieza..." Y eso sí, el deseo de que continuara hasta el infinito y más allá...

Tú lo has dicho, Stardust, merecido homenaje... Yo también he leído lo de la quiebra de la Metro, a ver si se soluciona porque sería una pena perderlo. Bonita esa comparación que haces con "Lo que el viento se llevó". Gracias y saludos para ti también.

NatsnoC, gracias, ya me gustaría estar contando historias día y noche en este blog, y te lo digo de verdad, pero la vida exterior (la verdad está ahí fuera, Tirador) pregunta tanto por mí... No sabía de ese nuevo proyecto de la Metro, a ver si sobrevive, sería genial. Y te he entendido, querido natsnoC, pronunciado también con cariño, no puede ser de otra manera en nuestro caso.

Pues yo tengo esta idea en mente ya desde hace tiempo, Cahiers. A mí me encanta conocer estas historias y encima compartirlas con vosotros. Y a saber por qué dice Tirador que eres un afamado zoólogo, es capaz de referirse a esos zombies que se asoman de vez en cuando por tu blog... Oye, y si es que te gustan los bichos-animales tipo este león, un aplauso grande para ti.

Gracias a todos por acompañarme en este homenaje a tan fundamental y distinguido felino cinematográfico. Reconozco que ha sido un poco un trabajo de chinos, de ciento quince chinos exactamente, pero me lo he pasado tremendamente bien.
Y es que no hay nada como un buen comienzo de película...

Gustavo dijo...

Madre mía! De verdad que me asombro de donde sacaras estos datos Clementine! Buen trabajo!

Si que da juego el León de la Metro... Como siempre excelente!

Dickson dijo...

Nunca me había dado por profundizar en la vida y milagros del león de la Metro, pero ahora que lo has hecho por mí, tengo que agradecerte esta interesante entrada. Saludos.

PEPE CAHIERS dijo...

Bueno, es que el Tirador no sabe diferenciar una avutarda de un ornitorrinco y cualquiera que lo sepa es un experto en zoología. Bueno, la verdad es que aficionado al mundo animal si que soy.

Clementine dijo...

¡Gracias, Gustavo! Ya ves que sí se puede jugar con este león.

Gracias, Dickson por tu interés, en definitiva esto también es historia del cine.

Pues me alegro de compartir contigo esa afición, Cahiers. Y entonces yo también soy experta en zoología. Verás cuando se entere Tirador de que tengo un ornitorrinco de peluche... Avutarda todavía no, pero no pierdo la esperanza.

Besos a todos.

Susan Lenox dijo...

Muym uy buena entrada, me ha encantada la foto de mi adorada
Greta con Jackie, te la robo, para
mi archivo.
Gracias por tan magnifio post !!!
Un abrazo. nos leemos

Marcos Callau dijo...

Ah, qué grande Tom!!!! y qué gracioso queda ahí, entre tanto león. Muy curiosa la historia de los leones Metro. Cuántas veces los he visto y aún desconocía todo esto que nos has contado hoy. Por fin, puedo entrar en uno de tus blogs y he de decir que me ha encantado este primer contacto. Clementine ha sido un placer conocerte y conocer tu espacio. Poco a poco iré visitando los otros dos. Besos.

Clementine dijo...

La foto te la regalo, qué menos que adores a Greta Garbo con este nombre que te has puesto. Gracias, Susan, nos leemos. Un abrazo.

¡Muy bienvenido, Marcos! Claro, Tom queda muy bien aquí porque también representó a la Metro, no podía faltar.
Me alegro de tenerte por aquí y te espero en los otros dos. Aunque ya que vas de visita, te invito también al cuarto, éste no es de cine, El Arca de Noelio: http://arcanoelio.blogspot.com/
con el que te aseguro que te vas a identificar al menos en su parte musical.
El placer ya sabes que es mutuo. Besos.

natsnoC dijo...

Pues tanto hablar de ornitorrincos y ya que esto es un blog de cine, recuerdo esa intro de la gamberrada de Kevin Smith, Dogma, en la que se afirmaba que la prueba de que Dios tiene sentido del humor es el ornitorrinco.

La intro de dogma

Lala dijo...

Que grande Clementine!!! me ha encantado tu post!!! que bueno los leones. No me había planteado nunca de donde salían estos estupendos leones, pensaba que siempre era el mismo puesto todas las veces.

Increíble tu post, muy bueno. Me encanta conocer a blogueros como tú que tienen ese amor por el cine y por todo lo que le rodea. Gracias por darme la oportunidad de conocer cosas tan interesantes de la historia del cine. Yo Soy como un perro de Paulov, salivo en cuanto oigo el rugido de estos grandes leones del cine.

Besotes

Emilio Luna dijo...

Hola Clementine, es probable que de las cosas que menos han cambiado entre la época dorada en la actualidad la entradilla de la Metro. Aunque económicamente el estudio está ahora casi en la ruina. De pequeño me encantaba ver al felino. Una de las imágenes de mi infancia. Un saludo.

fossie dijo...

Muy entretenido y curioso el artículo sobre los leones de la Metro y sobre todo los comentarios sobre Slats que parece que desde sus comienzos sufrió bastantes accidentes pero aún así siguió al pie del cañon y me alegra que finalmente pudiera descansar tranquilo y que los vecinos de Gillete se movilizarán para que pudiera descansar en paz.

Por cierto, no se si a alguno de vosotros/as os sonará la frase esa de "Metro Goldwyn Mayer presenta.... el que no c... revienta." Perdón perdón se que es algo escatológica pero es una frase que de pequeños nos hacia mucha gracia y que siempre que veo la entradilla de la Metro me acuerdo. Cosas de crios!!!

Clementine dijo...

Gracias por la aportación cinematográfica, natsnoC. a mí me suena esto que dices, estoy casi segura de que he visto esa película. A mí el ornitorrinco me ha parecido siempre un animal muy chulo y muy original. Por eso tengo el de peluche ahí, a la vista, encima de mi equipo de música.

¡Gracias, Lala! Yo es que soy muy curiosa para estas cosas y tengo puesta en casa la foto del león en pleno rodaje ante la cámara y pensé: ¿qué historia tendrá esto? Y así he llegado a esta entrada. Me alegro que te haya gustado.

Hola. Emilio, bienvenido. Sí, esta imagen del león es muy entrañable porque nos ha acompañado toda la vida. A ver si hay suerte y sobrevive el estudio, sería una pena lo contrario.

Muy instructiva también tu aportación cinematográfica, Fossie, con lo bien que has empezado con eso de la bonita historia de Slats. Menudos críos estábais hechos. Venga, te perdono, te puedes seguir pasando por aquí... y que no me faltes.

Besos a los cuatro.

Alicia dijo...

Es que a mí no me gustan que adiestren a los animales y les suban en sillas y esas cosas..

Totalmente fuera de lugar el comentario, ya lo sé, ya. Pero el post me parece muy interesante y muy bien documentado.
GGUuagggjjjhhuuuu

Clementine dijo...

No está fuera de lugar el comentario, Alicia, me parece muy bien y muy loable por tu parte. Estoy totalmente de acuerdo contigo, a mí tampoco me gusta nada que no dejen a los animales ser eso... animales, con lo bien que les va a ellos.
Pero bueno, en este caso no llega a ser tanto como en el circo y el león de la Metro es más bien ya un símbolo cinematográfico.
Y, oye, qué bien te sale ese... ¿rugido?
Besos.

miquel zueras dijo...

Me ha encantado este post, Clementine, felicidades. Si no recuerdo mal la cadena televisiva de la Metro tenía un gatito en lugar de un león. La de la Metro siempre fue mi presentación preferida junto con la clásica de Universal, aquella del avión que sobrevolaba la Tierra. Saludos. Borgo.

Clementine dijo...

Muchas gracias, Miquel, me alegra que te haya gustado. Sí, me acuerdo yo de ese gatito, más mono... No podía por menos que hacerle un homenaje en toda regla a este gran felino que nos ha hecho pasar tan buenos momentos.
La clásica de la Universal también está genial, y a mí también me encantaba la de la RKO, la de la 20th Century Fox... La verdad es que estaban todas muy bien hechas, te preparaban muy bien para empezar a ver el mayor espectáculo del mundo...
Besos.

El Tirador Solitario dijo...

Vamos a ver, hagamos un par de puntualizaciones.

El que yo me sorprenda con sus escritos es un sino agradable, grato, y de buen gusto, (no pensará vos que se trata de un terrible fatum).

En cuanto al tema de la zoología, la verdad es que me resulta un mundo no diré que indiferente, pero si de escaso interés. Cierta cultura general tiene uno, pero no domino esas mancias.

Recuerdo que la primera vez que vino Pepe Cahiers a mi casa, casi las palabras iniciales que me dijo fue "¿Qué libros o enciclopedias de animales tienes?", lo cual es toda una declaración de intenciones.

Y por supuesto que sé lo que es un ornitorrinco...

Clementine dijo...

Pues, Tirador, me dispongo ahora a puntualizar tus puntualizaciones, seguro que en esto no te sorprendo.

Yo no he calificado mi sino ante tu sorpresa de ninguna manera negativa y tampoco he pensado en nada terrible.

El que te interese escasamente la zoología es un derecho que tienes en toda regla, pero también te digo que tú te lo pierdes, porque a mí me parece un mundo fascinante del que deberíamos aprender mucho los humanos. Sí, incluso tú...

Y el que Cahiers te hiciera esa pregunta la primera vez que estuvo en tu casa es algo que le honra y mucho. En mi casa Cahiers se lo pasaría pipa en cuestión de libros de animales. Bueno, y en cuestión de libros de cine también.

Vamos, que a ti sólo te libra que sabes lo que es un ornitorrinco.
¿Y una avutarda?

El Tirador Solitario dijo...

El tema de esa ave es algo delicado. En cierto post de septiembre de 2007, no tuvo otra ocurrencia Cahiers que compararme a Dana Scully con una avutarda asustada, lo cual, es algo que aún se lo tengo en cuenta.

En cambio, yo la primera vez que fui a casa de Pepe, no seguí bien las instrucciones para dar con su piso, me despisté ligeramente, y como era mes de junio, y además las cinco de la tarde, llegué casi deshidratado, y ante el asombro de su familia solicité agua con urgencia. Creo que me tomé un litro y medio mientras el amigo Cahiers empezó a mirarme mal...

Clementine dijo...

Me tenía que haber imaginado que tu desinterés por la zoología estaba directamente relacionado con esa señora de "Expediente X". Y anda que vaya unas primeras visitas que os hicisteis mutuamente, como para sellar una eterna amistad, vamos...

Susan Lenox dijo...

Clementine, ya tengo la foto en mi
archivo, gracias.
Por cierto he posteado a Bowie, espero te guste, es algo muy especial.
Un abrazo buen finde.

Clementine dijo...

De nada, Susan, que la disfrutes. Sí, ya he visto que tienes ahora a Bowie. Cuando tenga un rato me paso, que también me gusta a mí este señor. Gracias, buen finde para ti también.

PEPE CAHIERS dijo...

Es que el Tirador es más despistado que Drácula en Semana Santa. Ese día que acudió en tal estado a mi casa se había adelantado una hora.

Clementine dijo...

Y tú le abriste la puerta al deshidratado Lugosi... Mira, a lo mejor estaba ansioso por saber qué libros o enciclopedias de animales tenías tú, Cahiers...

PEPE CAHIERS dijo...

¡Qué va!, si tuve encima que ir a recogerlo porque, por más indicaciones que le facilité, era incapaz de encontrar mi casa y eso que vivíamos a cuatro manzanas de distancia o cinco minutos caminando. Me lo encontré a medio camino, debajo de una farola (que conste que no era el invisible Harvey, aunque a veces me planteo seriamente si no será un puka de esos) con el aspecto de haberse escapado del rodaje de "El vuelo del Fenix".

Clementine dijo...

Pues con lo que (dice) que le gusta la cerveza, vete tú a saber si no es un puka de esos.
Y esto que cuentas tú, no lo cuenta él ¿eh? Y aún así, lo eliges como amigo... Si es que al final vas a ser un santo, Cahiers...

natsnoC dijo...

Clementine, ¡me has vuelto adicto! Me paso por el blog de Layna y no te leo, por el de JLin y tampoco, en el mío suponía que era porque la F1 no te va, pero tan acostumbrado estaba a leer tus alegres y optimistas comentarios que rápidamente te he echado en falta... Pero veo que sigues por aquí, te apetecía descansar.

Un abrazo con síndrome de abstinencia.

El Tirador Solitario dijo...

Dios mío de mi vida; entro por este blog, al que siempre he tenido en gran estima, y me encuentro que lo están poniendo a uno como chupa de dómine, con la aquiescencia de la anfitriona...

"Y aún así lo eliges como amigo", frase semifinal que corona el proceso sumarísimo en el que me he visto envuelto, en el que entre Lady Clementine y Cahiers, se han repartido los papeles de fiscal, juez y verdugo, ignoro ya el orden...

Ya veo eso sí, que el Sr. Cahiers se libra muy mucho de referir, que tras la visita e irme, sus padres le comentaron que por fin llevaba un amigo educado y formal a su casa...

En fin,este testimonio es más que nada, como última declaración del condenado...

Clementine dijo...

No, natsnoC, yo soy incansable de los blogs, como tú. Y efectivamente no sigo la F1, pero a tí sí, y no me gusta la cerveza (no sé si te lo he dicho alguna vez) pero me leo las tuyas, me las leo. Y comento, comento. Y sí, por aquí sigo, de hecho no me he movido de aquí. Ay, que no sabía yo que se pasaba lista... Y yo en el mundo real, como si nada.
Gracias, adicto natsnoC, que eres más majo que las pesetas. Y nos seguimos viendo, por aquí y por allá, descuida. Y ahora discúlpame, que tengo esperando al inquieto señor Scully... Otro abrazo grande para ti.

A ver, condenado Tirador, que tienes más teatro hecho que el propio Laurence Olivier. Para empezar, no pretenderás que Cahiers y yo hablemos de ti cuando estés tú delante, eso es una tontería y, además, seguro que nos interrumpirías continuamente. Para seguir, si cuentas las historias a medias lo más seguro es que otro testigo las complete por ti. Y para terminar...
¿Y a mí por qué me llamas Lady? ¿Dónde pone eso en este blog?
Si es que estarás conmigo en que genuino eres un rato, mister Scully. Ah, y me pregunta el León de la Metro que cómo llevas lo de la Zoología...

Layna dijo...

¡Pero que bonito esto que te dice natsonC!!! A mi me pasa lo mismo, cuando tú o alguno de los maravillosos asiduos no los veo por ahí danzando entre los blogs los echo en falta. Maravilloso eso de "un abrazo con síndrome de abstinencia" ¿a que sí Clementine? ¡y es que estos chicos se hacen querer!! Besos

Clementine dijo...

Sí, estoy muy contenta con natsnoC, es un tipo muy grande. Y a ti no hace falta que te diga que ya me verás por tu blog, que también creas adicción, no te libras, no. Muchos besos, Layna.

El Tirador Solitario dijo...

Nada, Clementine (lo de Lady era una fórmula de cortesía y afecto) dile a cualquiera de tus múltiples leones, que a mí sólo me interesan los de San Mamés...

Clementine dijo...

Bueno, Tirador, pues otra vez será. Y que gane el Real Madrid...

Roberto Béjar dijo...

Qué entrada tan documentada y dedicada nada menos que al león (ya sabemos que realmente, leones) de la M-G-M.
Una tía mía siempre que veía al león rugir al principio de una película decía que la ésta tendría que ser muy buena. Casi siempre acertaba, pero ella pensaba que el león era como un símbolo de calidad que alguien otorgaba a las buenas películas y no el logotipo que es.

Saludos.

Clementine dijo...

Hola, Roberto. Qué anécdota más divertida esta que cuentas, es muy buena. Ya ves, nada menos que cinco leones...
Un beso.

Anónimo dijo...

Muy bueno el post clementine la verda es que la MGM marco un antes y un despues en la infancia de todos y es algo emocionante saber y conocer la autentica historia que daba esencia y vida a la MGM que heran esos magnificos felinos gracias clementine por compartir esta informacion con todos gracias por tu esfuerzo y dedicacion me quito el sombrero ante ti amigo un saludo y nuevamente gracias. Jhonny

Clementine dijo...

Gracias, Jhonny, bienvenido. Para mí es un placer compartir con vosotros toda esta información, y realmente estos felinos merecían una entrada para ellos solos. Un saludo.