jueves, 23 de abril de 2009

Rafael Azcona en 10 pinceladas

Ha pasado un año ya desde que nos dejó  Rafael Azcona.  Lejos de hacer un exhaustivo análisis de su vida y obra, y respetando su deseo (él no quiso nunca convertirse en personaje público), trazaré su trayectoria en tan sólo diez pinceladas:

1. Rafael Azcona era un niño al comenzar la Guerra Civil. Su Logroño natal quedó en la llamada España nacional, territorio en el que la enseñanza se dedicaba preferentemente a la formación de escolares política, patriótica y confesionalmente correctas.


Había, pues, criaturas educadas para ser ejemplares. A Rafael le tocó padecer a alguna de ellas y, años después, ya colaborador de "La Codorniz", las personificó en el repelente niño Vicente. El personaje tuvo un descriptible éxito. Durante algún tiempo se popularizó la frase: "Eres el repelente niño Vicente".

2. El humor en circunstancias desfavorables era una marca de estilo en sus escritos. Aprendió de los humoristas de aquellos años - Mihura, Neville, Tono - y vivió la bohemia del café Varela, donde se escribía a máquina en los veladores de mármol y un otorrino pasaba consulta ("En sus divanes podían soñar los poetas - presuntos o no - sin consumir nada. Y con derecho a jarra de agua fresca y a consultar el BOE").

3. Renegó de distinciones como ser jurado en Cannes ("No me gusta ofrecerme en espectáculo, y no por modestia, sino porque lo paso mal físicamente").

4. Su carrera literaria la sacrificó por el cine ("Ser un escritor frustrado es comodísimo, no hay que preocuparse por los adjetivos, que en el cine quedan a cargo del director, aunque a veces los administre el productor").


5. La idea de "El cochecito" surgió observando Azcona a un grupo de inválidos que salían del Bernabéu echando pestes del Madrid.

6. Azcona odiaba los contrastes ("Aparecía en pantalla un sitio cálido, unos padres comprensivos, refrescos enormes. Y luego salías a la realidad. Como no soy masoquista, no iba al cine").

7. Había empezado a leer los periódicos con 7 años ("Desde entonces, nunca me ha faltado una guerra en el desayuno, y en esas guerras siempre han salido perdiendo los que no tenían ningún motivo para hacerlas").


8. Desde su primera colaboración en el cine con "El pisito" de Marco Ferreri, Azcona patentó la expresión "hablar el guión", que resume su método de trabajo, participativo y locutorio con sus realizadores.

9. Sus mejores historias han surgido al calor de tertulias de bar y sobremesas opíparas. Siempre ha desmitificado su trabajo ("Es un despropósito que me atribuyan un cine propio, yo escribo para los directores con los que trabajo").

Respecto a su fructífera colaboración con Luis García Berlanga, Azcona comenta: "Hablamos mucho en establecimientos públicos. De cualquier cosa menos del guión y sin tomar notas. Pasado un tiempo prudencial, o sea, meses, estructuramos la historia con lo que se ha salvado del olvido y me voy a casa a escribir".


10. El director José Luis García Sánchez le definió de esta manera: "Una joya insustituible de la literatura y el cine españoles: ha dado testimonio de lo que ha ocurrido en este país durante el franquismo, la transición y nuestros días".

Yo le debía este post a Rafael Azcona. Y qué mejor día que hoy, Día del Libro, para rendirle mi pequeño homenaje.

Gracias, Rafael, por compartir tu arte con nosotros.

7 comentarios:

Josetillo dijo...

Lo bueno de los genios y artistas es que nunca mueren del todo. Ayer mismo se estrenó en los cines "Esperpentos", dirigida por José Luis García Sánchez y guionizada por Azcona a partir de tres obras de Valle-Inclán. No es la mejor película de la historia, pero verla puede ser un último homenaje a Rafael. En CANAL+ (creo que en Emule también) se puede ver estos días "Los girasoles ciegos", que escribió a la vez que "Esperpentos". Así que ya no podemos esperar nada nuevo de´l genio de Azcona para llevarnos a la boca. Pero hay un legado de casi 200 películas para seguirle haciendo inmortal.
Qué bueno era, coño.

Alais dijo...

Diez pinceladas muy certeras en un bonito homenaje.
Escueta que estoy.

Clementine dijo...

Y lo doblemente bueno que tiene Rafael Azcona, Josetillo, es que no sólo es ya inmortal en el mundo del cine, con sus casi 200 películas, sino que lo es por partida doble por sus libros, algunos de ellos adaptados a la gran pantalla con gran éxito. Yo me estoy leyendo ahora "El repelente niño Vicente" y lo recomiendo a quien no lo conozca y quiera pasar un buen rato. Te lo pongo en la lista de prestar, Alais.
También recomiendo "¡Vivan los novios!", con guión de Azcona y dirigida por Berlanga. Ingeniosa película de humor negro con reparto de lujo.
Y para lujo, Rafael Azcona.
Saludos a todos.

M. de Tejón dijo...

Yo a Rafael Azcona le conozco muy poco, creo haber leido, muy serio, un libro suyo y he visto eso sí, peliculas en las que colaboró. También le he visto hacer de paralítico.
¡Qué poco sé de Rafael Azcona!, ¿verdad?.

Abrazos y saludos a todos.

Clementine dijo...

A ver, M. de Tejón. Si te has leído un libro, aunque sea muy serio, de Azcona, y has visto películas escritas por él, ya le conoces más de lo que piensas. Porque Azcona es esas palabras que lees o escuchas. El que añadas luego que también le has visto hacer de paralítico, ya me hace pensar que le conoces poco, pues creo que te refieres al personaje de "El pisito". Ése es un jovencito Carlos Saura. Azcona hace también un papelito en esta película (porque para eso la escribió él), pero usa perfectamente las dos piernas. Le dejó el papel de paralítico a Saura porque Saura no escribió nada en esta película. Bueno, no fue por eso, pero podía haber sido.
Vaya, ya me han entrado ganas de ver otra vez "El cochecito"...

natsnoC dijo...

Bueno, pues aquí estoy porque no hay dos sin tres, con la musica de Doctor Zhivago de fondo leyéndo tus pinceladas sobre Azcona.

El repelente niño Vicente... No creo que nunca se vuelva a reunir tanto talento junto como el que juntaban los codorniceros.

Pero estoy siendo un poco pelota, ya que mi conocimiento de Azcona se limita casi a conocer el título de (unas pocas de) sus películas. No me lo tengas en cuenta.

Hasta otro día, Mrs. Clementine.

Clementine dijo...

A Azcona le conoció mi padre en tiempos de La Codorniz y mi hermano también le llegó a conocer porque tuvo el honor de entrevistarle. Y a mí me hubiera encantado haberle conocido porque es una de las personas que más admiro, me parece absolutamente excepcional como escritor, como mente pensante y como persona. Me he visto muchas veces sus películas y las sigo disfrutando igual, me he leído varios de sus libros y los sigo coleccionando. Era único, natsnoC, si tienes ocasión asómate a su cine o a su lectura porque conociéndote ya como te conozco tengo la seguridad de que te va a encantar.

Hasta otro día, ya quedamos así :)