sábado, 12 de febrero de 2011

Drácula

Yo soy Drácula. Bienvenido…

Hoy se cumple el 80 aniversario de “Drácula”, película clásica de terror estrenada en Nueva York el 12 de Febrero de 1931.


Producción de la Universal dirigida por Tod Browning, la película fue una adaptación a la gran pantalla de Hamilton Deane y John L. Balderston sobre la obra de teatro del primero, obra que a su vez estaba basada en la novela homónima de Bram Stoker.

La fotografía en blanco y negro de Karl Freund, la dirección artística de Charles D. Hall y la inmortal música de Tchaikovsky y Wagner enriquecían la tétrica ambientación de esta terrorífica historia. Y los grandes decorados construídos para el castillo de Transilvania y la Abadía fueron aprovechados para otras películas de la Universal.


La adaptación teatral del actor británico Hamilton Deane sobre la novela de Stoker tuvo un rotundo éxito. La primera representación tuvo lugar el 5 de Octubre de 1927, prolongándose hasta un total de 261 representaciones por todo el país. Y el actor que encarnaba en esta obra al Conde Drácula no era otro que Bela Lugosi.

Cuando Carl Laemmle, fundador y director de Universal Pictures, se trasladó a California en 1914, uno de sus primeros proyectos fue el de llevar al cine “Drácula”, objetivo que no lograría hasta quince años más tarde. Su idea original era la de hacer una adaptación de alto presupuesto que se ciñera a la novela de Bram Stoker. Pero tras la caída de la bolsa en 1929 y el comienzo de la Gran Depresión, Laemmle decidió no arriesgarse en una gran inversión y adaptar la menos costosa obra de teatro de Hamilton Deane que tanto éxito había obtenido.

Tras comprar los derechos de la obra de Broadway, Lon Chaney fue el primer actor considerado por la Universal para interpretar al Conde Drácula. Pero el actor falleció en 1930 y se tuvieron que barajar otros nombres como Paul Muni y Conrad Veidt.


Bela Lugosi, en el cine desde 1917, ansiaba conseguir en cine el papel que tanto éxito le había dado en Broadway. Y antes de ser elegido como el Conde Drácula se prestó como intermediario entre la Universal y la viuda de Bram Stoker para intentar que ésta rebajara el precio de los derechos del libro. Lugosi tuvo éxito en su empeño, asegurándose así el papel principal en la película.


Y aunque fue su personaje más famoso, sólo lo interpretó otra vez en la comedia “Abbott y Costello contra los fantasmas”. Sin embargo, sí dio vida después a infinidad de personajes parecidos al Conde Drácula en títulos como ”El regreso del vampiro” o “Plan 9 del espacio exterior”.


Para el papel de Mina, la protagonista de esta historia, estuvo considerada la mismísima Bette Davis, contratada en esa época por la Universal. Finalmente el papel fue para Helen Chandler, actriz que ya llevaba en el cine desde 1927. Y Laemmle le dio un pequeño papel a Carla Laemmle, su sobrina, que aparece brevemente en la escena inicial de la película.


En el reparto también figuraban nombres como Edward Van Sloan en el personaje de Van Helsing, papel que ya había interpretado este actor en la obra de teatro de Broadway junto a Lugosi.


Y en el papel de Renfield, el actor Dwight Frye, que junto al citado Van Sloan aparecía ese mismo año en “El doctor Frankenstein”, el otro gran clásico de terror de 1931.


Durante el rodaje de “Drácula”, el director Tod Browning no estaba muy a gusto con el incipiente cine sonoro. Para él el sonido era una complicación innecesaria y además no le gustaba filmar diálogos.

En “Drácula” hay gran cantidad de silencios que vienen de maravilla para reforzar la atmósfera tétrica y la sugerencia del relato.


Qué grande, Bela.

Claro que me gustaba Lugosi. Hizo un buen trabajo en “The thirteen chair” y en Broadway era Drácula
(Tod Browning)

16 comentarios:

Jose, el murciélago diabólico dijo...

Anda, mira, es la primera vez que te comento con el contador a 0, debe ser porque me he puesto un sistema de avisos en el móvil.
Soy fan de Lugosi, de sus excesos, de su concepto de la expresión en el cine sonoro como si aún estuviera en el cine mudo, de su barroquismo, de la sonrisa (no de burla, sino de cariño) que hoy provocan sus interpretciones, del terror que provocaron ayer... Bela es Dracula por derecho propio, más que Christopher Lee, aunque lo interpretara muchas más veces, más que Gary Oldman, más que Chiquito de la Calzada (que hizo un Dracula, no es uno de mis desvaríos). Y aunque tengo entendido que es una leyenda urbana, no me extraña que acabara sus días pensando que era Dracula, como Martin Landau interpretara maravillosamente en "Ed Wood". Y para echar unas de estas cariñosas sonrisas con su cine, podemos ver "El cuervo", "El ladrón de cadáveres" (con Boris Karloff) o como bien sabes, esa película que se llama como el nombre que me he puesto hoy.
Gracias por clavarnos los colmillos e tu cinefilia.

El Tirador Solitario dijo...

Es curioso, porque aun considerando que las versiones de Terence Fischer y Coppola tienen una fuerza y una garra visual espectacular, en este Drácula hay algo más inquietante, más desasosegante, más terrorífico, más inquietante...
No sé, quizás sea el toque poético, o vaya usted a saber...

JLin™ dijo...

Mi primer encuentro en la pantalla con Drácula fue la versión de la Hammer con Christopher Lee, a Lugosi lo vi mucho tiempo después, espléndido, me resulta difícil decidirme por una u otra pero creo que me quedo con la peli de terence fisher ¡¡¡ blasfemia lo sé... :-) !!!
Lugosi da mucho miedo, eso si (y a ratos tiene una cara de loco...)

Clementine dijo...

Ya se ve que eres fan de Bela, Jose, sólo con el nombre que te has puesto hoy... "El murciélago diabólico", otra película de Lugosi que recomiendo desde aquí a todos los que no la hayáis visto. Bela también es mi ídolo de siempre, me parece genuino, y, al igual que tú, pienso que es Drácula por derecho propio. Y también "el científico que se vuelve loco y que curiosamente es vecino de su próxima víctima". Genial Lugosi.
Y que es de 1931, Tirador, casi del cine mudo y con una ambientación y unos recursos de mucho mérito para esa época. Yo me la volví a ver ayer y sigue teniendo mucho encanto, es muy especial.
Yo vi antes la versión de Lugosi que la de Christopher Lee, JLin, y me atrajo de siempre mucho más la clásica. ¿Blasfemia el que te quedes con la de Fisher? No, esto va por gustos. Ahora, también te digo una cosa. Lugosi pone cara de loco pero miedo, miedo, no da.
Saludos a los tres.

Roberto Béjar dijo...

¡Ochenta años ya! Pero lo que sorprende es que Lugosi sea el genuino Drácula habiéndolo interpretado sólo dos veces, y la segunda con Abbot y Costello.

Curioso lo de Philip Glass en la banda sonora. Para un icono del cine mudo como "Nosferatu" parece ser que hay un montón de versiones de su banda sonora hecha por diversos artistas a posteriori.

PEPE CAHIERS dijo...

Yo es que soy un incondicional del Drácula de Terence Fisher. Esa escena final de Peter Cushing saltando encima de la mesa y colgándose de las cortinas para que entre el sol, es un icono inmortal.

Clementine dijo...

Sí, sí, Roberto, ochenta años ya. Y cuenta, cuenta lo de las versiones de la banda sonora de Philip Glass, que eso no me lo sé yo.
Haces muy bien en ser incondiconal del Drácula de Fisher, Cahiers, que por supuesto también forma parte de la historia del cine. Y los habrá incondicionales del de Coppola. Eso me pasa a mí con la versión de Browning, me atrae un montón ese ambiente tan tétrico y tan antiguo en blanco y negro y ese murciélago volando ni él sabe cómo. Además, en mi caso es ver una película en la que sale Lugosi y quedarme ahí enganchada. Me encanta ese actor y su forma tan genuina de interpretar.
Saludos lugosinos para ambos.

Clementine dijo...

Y tan curioso, Roberto, lo de Philip Glass en la banda sonora. Más que curioso, imposible, porque este compositor nació en 1937 y esta película es de 1931.
Gracias a mi internautamigo Tirador Solitario, que es más majo que las antiguas pesetas, he salido de mi error y ahora lo rectifico. Este "Drácula" no tenía banda sonora, sólo unos fragmentos de Tchaikovsky y Wagner, y a Philip Glass se le encargó hacerle una, que apareció en 1999. ¿Verdad, Tirador?
De las cosas que se entera también aquí la autora de este blog, qué barbaridad.

El Tirador Solitario dijo...

Verdad, Clementine. Y dicho lo cual, comentar que la partitura de Philip Glass es una maravilla, muy, muy, apropiada, y con sonido de cuerdas fabuloso.
Y yo sí que me entero de cosas y aprendo, paseando por los blogs que tiene la anfitriona (que es como pasear por el lado soleado de la calle). Y sobre todo, me lo paso estupendamente...

Clementine dijo...

Pues me haré ya seguro con esa partitura, Tirador. Y no dejes de pasearte por este blog que aquí ya eres imprescindible. Saludos dominicales.

miquel zueras dijo...

Hace poco disfruté "Drácula" en versión original. Son fascinantes las escenas de la primera parte en el castillo, creo que en esa película se emplearon efectos sonoros (extraños ruidos, ecos...) en lugar de molestas músicas de fondo. Borgo.

Clementine dijo...

Tú lo has dicho, miquel zueras, esta película es eso, fascinante. Mira, en versión original no me la he visto aún yo, te cojo prestada esa gran idea.

Roberto Béjar dijo...

Perdona, porque igual me he explicado mal. Quería decir que al igual que "Drácula", parece ser que de "Nosferatu" hay más de una banda sonora hechas por compositores distintos muchos años después de haberse rodado de la película.
A ciencia cierta conozco otros casos como el de Glass de compositores contemporáneos que han puesto música a películas mudas.
Es el caso de José Nieto para "La aldea maldita", Giorgio Moroder para "Metrópolis" o Carl Davis para un puñado de películas ("Intolerancia", el "Ben-Hur" de 1925, el "Napoleón" de Abel Gance...).

Un abrazo y buen comienzo de semana.

Clementine dijo...

No, Roberto, si tú te has explicado perfectamente. Soy yo la que puso mal en la entrada que la música de este "Drácula" de 1931 era de Glass cuando, efectivamente, este compositor hizo la banda sonora muchos años más tarde. Error que ya he corregido en el post.
Feliz semana para ti también, "amigo experto en bandas sonoras de mi blog" (vale, compartido con A. y con Tirador, que también saben lo suyo).
Otro abrazo para ti.

Alicia dijo...

Pues Lugosi a mí también me da miedo, aunque no esté haciendo de Drácula ni nada.
Cuánto se aprende contigo y con tus comentaristas, Clementine!

Clementine dijo...

Pues mírate, Alicia, "El murciélago diabólico" y verás como se te pasa el miedo a Lugosi de golpe.
Y ya ves si se aprende en este blog. Puro lujo.