miércoles, 24 de agosto de 2016

Cuentos a toda pantalla

Érase una vez...

Blancanieves y los siete enanitos
(Snow White and the seven dwarfs)
1937. 
David Hand

El Ceniciento
(Cinderfella)
1960. 
Frank Tashlin

Luces de la ciudad
(City lights)
1931. 
Charles Chaplin

El hombre que pudo reinar
(The man who would be king)
1975. 
John Huston

La diligencia
(Stagecoach)
1939. 
John Ford

La leyenda del pianista en el océano
(La leggenda del pianista sull’oceano)
1998. 
Giuseppe Tornatore

Vacaciones en Roma
(Roman holiday)
1953. 
William Wyler

Manolo, guardia urbano
1956. 
Rafael J. Salvia

Willow
(Willow)
1998. 
Ron Howard

Los lirios del valle
(Lilies of the field)
1963. 
Ralph Nelson

Un gángster para un milagro 
(Pocketful of miracles)
1961. 
Frank Capra

Los mundos de Coraline
(Coraline)
2009. 
Henry Selick

Chocolat
(Chocolat)
2000. 
Lasse Hallström

El jardín secreto
(The secret garden)
1993. 
Agnieszka Holland

¡Qué bello es vivir!
(It’s a wonderful life)
1946. 
Frank Capra

La vida de Pi
(Life of Pi)
2012. 
Ang Lee

Los Teleñecos en Cuento de Navidad
(The Muppet Christmas Carol)
1992. 
Brian Henson

Marcelino pan y vino
1955. 
Ladislao Vajda

La bella y la bestia
(Beauty and the Beast)
1991. 
Gary Trousdale y Kirk Wise

El ilusionista
(The illusionist)
2006. 
Neil Burger

Cristal oscuro
(The Dark Crystal)
1982. 
Jim Henson y Frank Oz

Milagro en Milán
(Miracolo a Milano)
1951. 
Vittorio De Sica

Benny & Joon
(Benny & Joon)
1993. 
Jeremiah S. Chechik

Amelie
(Le fabuleux destin d’Amélie Poulain)
2001. 
Jean-Pierre Jeunet

Enredados
(Tangled)
2010. 
Nathan Greno y Byron Howard

El libro de la selva
(Jungle Book)
1942. 
Zoltan Korda

La invención de Hugo
(Hugo)
2011. 
Martin Scorsese

Bagdad Cafe
(Out of Rosenheim)
1987. 
Percy Adlon

Babe, el cerdito valiente
(Babe)
1995. 
Chris Noonan

El fabuloso Andersen
(Hans Christian Andersen)
1952. 
Charles Vidor

Fin

jueves, 18 de agosto de 2016

Los 80 de Robert Redford


Tal día como hoy de 1936 venía al mundo Charles Robert Redford


… quien, tras unos cuantos episodios televisivos…


… debutaba en el cine como Loomis en “War hunt”…




… para después ser Wade Lewis en “La rebelde”, Bubber Reeves en “La jauría humana” y Owen Legate en “Propiedad condenada”.


“Cuando yo era joven soñaba con ser pintor, no actor. Por eso, cada vez que dirijo una película, la parte estética es muy importante para mí”


En 1981 le fue otorgado el Oscar al mejor director por “Gente corriente”, su primera película tras las cámaras. 


“Llamé a Tim, que era como su padre, a quien yo había conocido, desgarbado, sensible y curioso
ante el comportamiento humano”




“Dirigir mis propias películas me ha hecho más tolerante y paciente. Como actor siempre fui muy impaciente, había demasiadas tomas y no quería gastar demasiado de mi tiempo en el set de rodaje. Esperar a que comenzásemos me volvía loco. Pero ahora he aprendido y siento mucha más simpatía por el esfuerzo de los directores”




Paul Bratter en “Descalzos por el parque”, Dortmunder en “Un diamante al rojo vivo”, Roy Hobbs en “El mejor”…


“A mí siempre me gustó Gatsby por su tremenda vehemencia, porque, dentro de su gran valor,
había una increíble tensión”




Bob Woodward en “Todos los hombres del Presidente”, Hubbell en “Tal como éramos”, Waldo Pepper en “El carnaval de las águilas”…








Cuando están juntos en pantalla, hay mucho más que química. Cuando están juntos, siempre sucede algo excitante, aunque ni siquiera estén actuando o hablando
(George Roy Hill)



“Paul y yo hemos recorrido un largo camino juntos. Hemos saltado por precipicios, hemos robado trenes en marcha, hemos dado uno o dos golpes…”



“En la década de los 70 trabajé muchísimo en el cine. Dado que llevaba trabajando muy intensamente, quería empezar a devolverle al cine algo de lo que me había dado…


De ahí nació la idea del Sundance Institute”


“Todo comenzó con un presupuesto muy reducido y con la idea de brindar a los nuevos artistas la ocasión de venir a un lugar donde desarrollar su trabajo, algo que, previamente, no existía. No sólo se trataba de dar una oportunidad al artista, sino también al público porque no se puede abandonar al espectador”


“Estoy muy orgulloso con lo que ha ocurrido porque he visto realizada mi meta. Para mí es mucho más importante TENER UN SUEÑO, una visión de lo que se quiere en la vida, que hacer montañas de dinero”


“La naturaleza es mi religión, cualquiera que fuera la fuerza que la diseñó me hace sentir que es Dios, por eso creo firmemente que debemos respetarla y cuidarla”


“Desde un punto de vista personal, quería transmitir ese sentimiento que yo tenía cuando me iba solo a las montañas. Trasladar al espectador los sentimientos de un hombre de las montañas de ese tiempo. En ocasiones, cuando estábamos rodando, no sabía dónde acababa mi personaje y empezaba yo mismo. Me sentí una parte de Jeremiah”


Sonny Steele en “El jinete eléctrico”…


“Cuidar al caballo me mantenía en forma. A veces me comunico mejor con los caballos que con las personas”


“Me gustó que Brubaker fuese un personaje gris. Siempre me gustó esa zona oscura para proyectar heroicidad; y había una especie de verdad personal que parecía que se había trabajado mucho”


Dennys Finch Hatton en “Memorias de África”…




“Sentía un afecto por Sydney que nunca desapareció...


También admiraba su creatividad y apreciaba lo que me había dado durante esos veinte años de buena colaboración”


Jack Weil en “Habana”…


Además de dirigirla, Robert Redford fue también el narrador de “El río de la vida”, preciosa película basada en la novela homónima del autor americano Norman Maclean…

“Porque me sentía cómodo. Sabía cómo sonaba Norman, cómo era él. Me convertí en Norman. Presenté la historia y llené los vacíos, manteniendo un tono reflexivo”


Tom Booker en “El hombre que susurraba a los caballos”…

“Ningún papel es estrictamente autobiográfico, tú les trasladas tu ética y tu experiencia”


Einar Gilkyson en “Una vida por delante”…


... la voz del caballo Ike en “La telaraña de Carlota”…


… y el protagonista de “Cuando todo está perdido”.

“Tenemos dos elecciones. O dejamos que nuestros miedos dirijan nuestra vida o los superamos”


En 2015, Robert daba “Un paseo por el bosque” junto a Nick Nolte…


… y este año es Meacham en “Peter y el dragón”.


“Me gusta sentarme a ver el atardecer hasta que el sol desaparece y luego quedarme contemplando el horizonte preguntándome por la maravillosa experiencia que acabo de tener”

A nosotros nos gustas tú.

¡Muy felices 80, Robert Redford! 


Ay.