jueves, 8 de diciembre de 2016

Gracias y hasta siempre


A sus 85 años de edad nos decía adiós Vilmos Zsigmond, extraordinario director de fotografía, nacido en Hungría, que al inicio de su carrera dejó huella de su trabajo en cortometrajes como “Hajnal elött”, documentales como “Mondo mod” y títulos cinematográficos como “Los viajeros en el tiempo” o “El verano de Picasso”. Más adelante nos confirmaría su maestría tras las cámaras a través de películas como “Los vividores”, “Deliverance”, “Encuentros en la tercera fase”, “El cazador”, “La puerta del cielo”, “Cuando el río crece”, “La brujas de Eastwick”, “Creadores de sombras”, “Maverick”, “La casa de mi vida” o “La dalia negra”. Mil gracias por tu arte, Vilmos. 


David Bowie… Se nos iba a sus 69 años, pero nos deja para la eternidad su maravilloso saber hacer en cualquiera de sus aventuras artísticas. En el cine apareció en títulos como “El hombre que cayó a la tierra”, “Gigolo”, “El ansia”, “Feliz Navidad, Mr. Lawrence”, “Principiantes”, “Dentro del laberinto”, “La última tentación de Cristo”, “El secreto del señor Rice”, “Zoolander”, “El truco final”, “August” o “Twin Peaks: The missing pieces”. Let’s dance, Bowie. 


También con 69 años nos dejaba el actor británico Alan Rickman. Tras aparecer en diversas series y películas para la televisión, Rickman debutaba en la gran pantalla en “La jungla de cristal “. Después, fue Ed en “El asesino del calendario”, el Sheriff de Nottingham en “Robin Hood, príncipe de los ladrones”, el coronel Brandon en “Sentido y sensibilidad”, Metatron en “Dogma”, Richis en “El perfume, historia de un asesino”, el juez Turpin en “Sweeney Todd”, Shabandar en “Un plan perfecto” y el profesor Severus Snape en las películas de Harry Potter. 


Jacques Rivette, maestro de la Nouvelle Vague, nos decía adiós a sus 87 años de edad. Con nosotros queda su dirección de películas como “La religiosa”, “Amor loco”, “Celine y Julie van en barco”, “El amor por tierra”, “La bella mentirosa”, “Divertimento”, “Confidencial”, “Histoire de Marie et Julien”, “El último verano”… Merci beaucoup, Jacques. 


Tony Dyson, profesor y experto en efectos especiales, se nos iba a sus 68 años. Tony fue quien construyó al androide R2-D2 de la saga “Star Wars”, a partir de las ideas del diseñador conceptual Ralph McQuarrie. Tony llegó a realizar ocho modelos distintos del mítico androide, en cuyo interior se metería el actor Kenny Baker. Dyson participó también en otros títulos cinematográficos como “Moonraker”, “Saturno 3”, “Viaje alucinante al fondo de la mente”, “Superman II” o “El dragón del lago de fuego”. Mil gracias, Tony. 


A los 85 años nos dejaba Chus Lampreave. Con nosotros deja sus interpretaciones en una larga serie de títulos cinematográficos como “El pisito”, “El cochecito”, “El verdugo”, “El amor del capitán Brando”, “La guerra de papá”, “La escopeta nacional”, “Patrimonio nacional”, “Nacional III”, “Entre tinieblas”, “Epílogo”, “¿Qué he hecho yo para merecer esto?”, “Sé infiel y no mires con quién”, “Matador”, “El año de las luces”, “La vida alegre”, “Espérame en el cielo”, “Mujeres al borde de un ataque de nervios”, “Amanece, que no es poco”, “Bajarse al moro”, “Belle Epoque”, “Siete mil días juntos”, “La flor de mi secreto”, “Así en el cielo como en la tierra”, “Hable con ella”, “Volver”, “El artista y la modelo”… y de series televisivas como “Suspiros de España”, “Cuentos y leyendas”, “Este señor de negro”, “Los pazos de Ulloa”, “Platos rotos”, “Eva y Adán, agencia matrimonial”, “Villarriba y Villabajo”, “Fenómenos”… 


El director francés Guy Hamilton nos decía adiós a sus 93 años de edad. En su filmografía a toda pantalla, títulos como “Manuela”, “El discípulo del diablo”, “James Bond contra Goldfinger”, “Funeral en Berlín”, “La batalla de Inglaterra”, “El hombre de la pistola de oro”, “Fuerza 10 Navarone”, “El espejo roto”, “Muerte bajo el sol” o “Con perdón de usted”. 


A sus 93 años nos dejaba Madeleine Sherwood, actriz canadiense de títulos cinematográficos tan clásicos como “Baby Doll”, “La gata sobre el tejado de zinc”, “Dulce pájaro de juventud”, “La noche deseada” o “Al final de la escalera”, a quien también pudimos ver en series televisivas como “El fugitivo”, “Bonanza” o “Colombo”. Gracias, Madeleine. 


Y a sus 89 nos decía adiós Miguel Picazo, director de títulos de nuestro cine como “La tía Tula”, “Oscuros sueños de agosto”, “Los claros motivos del deseo”, “El hombre que supo amar” o “Extramuros”, que estuvo también tras las cámaras en series de la pequeña pantalla como “Crónicas de un pueblo”, “Cuentos y leyendas”, “Novelas”, “Cuentopos”, “Las aventuras del hada Rebeca” o “Sonatas”. 


Ángel de Andrés López nos dejaba a sus 64 años. Aquí queda su trabajo como actor en películas como “¿Qué he hecho yo para merecer esto?”, “Luces de bohemia”, “Manuel y Clemente”, “Mujeres al borde de un ataque de nervios”, “Baton Rouge”, “Las cosas del querer”, “Martes de carnaval”, “Huevos de oro”, “Tu nombre envenena mis sueños”, “El perro del hortelano”, “La Celestina”, “En brazos de la mujer madura”, “800 balas”, “Tiovivo c. 1950”, “Tapas”, “Las locuras de Don Quijote”… y en series televisivas como “Platos rotos”, “Lorca, muerte de un poeta”, “La forja de un rebelde”, “Cajón desastre”, “La huella del crimen”, “¡Ay, Señor, Señor!”, “Villarriba y Villlabajo”, “Contigo pan y cebolla”, “Manos a la obra”, “Diez en Ibiza”, “El comisario”, “Pelotas” o “Carlos, Rey Emperador”. 


Bud Spencer se nos iba a sus 86 años de edad. De campeón mundial de natación, y tras licenciarse en Derecho, pasó al cine, apareciendo primero en títulos como “Quo Vadis”, “Adiós a las armas” o “Aníbal” y, ya después, principalmente, como indisoluble pareja artística de Terence Hill en títulos como “Dios perdona… ¡yo no!”, “Los cuatro truhanes”, “La colina de las botas”, “Le llamaban Trinidad”, “… Y si no, nos enfadamos”, “Dos misioneros”, “Dos súper policías”, “Par-Impar”, “Quien tiene un amigo, tiene un tesoro”, “Y en nochebuena… ¡se armó el belén!”… Mil gracias por los buenos ratos, Carlo Pedersoli. 


A los 77 años de edad nos dejaba Michael Cimino, director californiano de títulos cinematográficos como “Un botín de 500.000 dólares”, “El cazador”, “La puerta del cielo”, “Manhattan Sur”, “El siciliano” o “37 horas desesperadas”. También escritor, firmó la novela “Big Jane” y fue coautor del libro “Les voix perdues de l’Amerique”. 


Emma Cohen se nos iba a sus 69 años. Nos deja sus buenas interpretaciones en títulos cinematográficos como “El hombre que se quiso matar”, “Pierna creciente, falda menguante”, “Españolas en París”, “Las petroleras”, “Las obsesiones de Armando”, “Nosotros que fuimos tan felices”, “Deseo”, “¡Bruja, más que bruja!”, “Celedonio y yo somos así”, “Tigres de papel”, “Solos en la madrugada”, “Mambrú se fue a la guerra”, “El viaje a ninguna parte”, “El mar y el tiempo”, “El rey pasmado” o “El abuelo” y en series televisivas como “Tres eran tres”, “Novela”, “El pícaro”, “Cuentos y leyendas”, “Curro Jiménez”, “Gatos en el tejado”… También fue, sí, la gallina Caponata de “Barrio Sésamo”. Y, además, nos ha dejado escritas novelas como “Toda la casa era una ventana” y otros títulos literarios como “Muerte dulce”, “Loca magnolia”, “Magia amorosa para desesperadas y desesperados” o el libro infantil “Alba, reina de las avispas”. Mil gracias por tu saber hacer, Emma. 


La maravillosa soprano Marni Nixon nos decía adiós a sus 86 años de edad. Pero nos dejaba su voz a toda pantalla a través de la Cenicienta de Disney, y de las flores cantarinas de “Alicia en el País de las Maravillas”, y de los gansos de “Mary Poppins”, y de la abuela Fa de “Mulan”. También a través de Deborah Kerr en “El rey yo” y “Tú y yo”, de Natalie Wood en “West Side Story”, de Audrey Hepburn en “My fair lady” y de la hermana Sophia de “Sonrisas y lágrimas”. A voice to remember, querida Marni. 


Kenny Baker, el entrañable actor que se escondía dentro del mítico androide R2-D2 de la saga "Star Wars", nos dejaba a sus 81 años de edad. Kenny intervino, además, en otros títulos cinematográficos como “Flash Gordon”, “El hombre elefante”, “Los héroes del tiempo”, “Amadeus”, “Mona Lisa”, “Dentro del laberinto”, “Willow”… Mil gracias, Kenny.


Gene Wilder se nos iba a sus 83 años. Con nosotros deja títulos cinematográficos como “Bonnie y Clyde”, “Un mundo de fantasía”, “El pequeño príncipe”, “La mujer de rojo”… y su mejor sonrisa en otros como “Todo lo que usted quiso saber sobre el sexo pero no se atrevió a preguntar”, “El jovencito Frankenstein”, “El expreso de Chicago”, “El rabino y el pistolero”… Gracias por tu magia, Gene. 


Robert Vaughn también nos decía adiós a sus 83 años. Robert nos deja su buen hacer en series televisivas como “La ley del revólver”, “El hombre del rifle”, “Bonanza”, “El virginiano”, “Los intocables”, “El agente de CIPOL”, “Capitanes y reyes”, “Centennial”, “Azules y grises”, “El equipo A”, “Ley y orden”… y en películas de la gran pantalla como “Los diez mandamientos”, “Los siete magníficos”, “Bullit”, “El coloso en llamas”, “Superman III”, “Delta Force”, “Renegado Jim”… Magnífico Robert.


A los 93 años se nos iba Peter Vaughan, actor británico que debutó en la pequeña pantalla en 1954, apareciendo en diversas series y, a partir de 1959, también en el cine en una extensa lista de títulos entre los que se encuentran “39 escalones”, “El pueblo de los malditos”, “Conspiración para matar”, “Alfredo el grande”, “Perros de paja”, “El hombre de Mackintosh”, “Muerte en Roma”, “Amanecer zulú”, “Los héroes del tiempo”, “La mujer del teniente francés”, “El filo de la navaja”, “Brazil”, “Las montañas de la luna”, “Lo que queda del día” (magistral su Sr. Stevens, padre), “El crisol”, “Los miserables. La leyenda nunca muere”, “La leyenda del pianista en el océano”, “Un funeral de muerte” o “¿Hay alguien ahí?”. En series de televisión fue, entre otros muchos personajes, Karl en “Man from Interpol”, Bill Sikes en “Oliver Twist”, Walter Devan en “El Santo”, Mr. Jaggers en “Great expectations”, Long John Silver en “Treasure Island”, Tulkinghorn en “Casa desolada”, el coronel Zeitzler en “Recuerdos de guerra”, Dr. Hinks en “Dandelion Dead”, Mr. Boffin en “Nuestro amigo común”, Wilfred Peep en “El décimo reino”, Michael Colchester en “El jurado” o Maestre Aemon en “Juego de tronos”. 

También nos decían adiós, durante este año que se nos termina ahora, Peter Shaffer (dramaturgo británico que obtuvo un Oscar por el guión de “Amadeus”), el director argentino Héctor Babenco (“El beso de la mujer araña”, “Tallo de hierro” o “Jugando en los campos del Señor”) y el director neoyorquino Gary Marshall (“Pretty woman”, “Frankie y Johnny” o “Aprendiendo a vivir”), Jack Davis (dibujante y caricaturista, famoso por sus portadas de revista, pósters de películas, carteles publicitarios y cómics), los directores Arthur Hiller (“Tobruk”, “Love story”, “El hombre de La Mancha”, “El expreso de Chicago”, o “Autor, autor”) y Curtis Hanson (“La mano que mece la cuna”, “Río Salvaje” o “L. A. Confidencial”), Charmian Carr (la inolvidable Liesl, la hija mayor de la familia Von Trapp de "Sonrisas y lágrimas") y Florence Henderson (la inolvidable Carol, madre de la serie televisiva “La tribu de los Brady”).

Y otras maravillosas figuras cinematográficas que ya recordamos en esta gran pantalla…


Un director con mensaje, Ettore Scola


Un maestro de la imagen, Douglas Slocombe


Un grandísimo actor, George Kennedy


Una actriz con mucha magia, Patty Duke


Y uno de nuestros más grandes intérpretes, Paco Algora.

Gracias a todos, de todo corazón… Y hasta siempre. 

viernes, 2 de diciembre de 2016

Escritores a toda pantalla

“Las crónicas de Narnia”, “Trilogía espacial”, “Cartas del diablo a su sobrino”, “La abolición del hombre”, “Lo eterno sin disimulo”,
“Los cuatro amores”, “La experiencia de leer”…
C. S. Lewis
Anthony Hopkins en “Tierras de penumbra” (Shadowlands, 1993)

“El gran Gatsby”, “A este lado del paraíso”, “El curioso caso de Benjamin Button”, “Suave es la noche”, “El crack up”, “Cartas a mi hija”…
F. Scott Fitzgerald
Gregory Peck en “Días sin vida” (Beloved infidel, 1959)

“Sentido y sensibilidad”, “Orgullo y prejuicio”, “Mansfield Park”,
“Emma”, “Persuasión”…
Jane Austen
Anne Hathaway en “La joven Jane Austen” (Becoming Jane, 2007)

“Otras voces, otros ámbitos”, “El arpa de hierba”, “Desayuno en Tiffany’s”, “A sangre fría”, “Música para camaleones”, “Tres cuentos”…
Truman Capote
Philip Seymour Hoffman en “Truman Capote” (Capote, 2005) 

“Dublineses”, “Retrato del artista adolescente”, “Ulises”,
“Los muertos”, “Sobre la escritura”…
James Joyce
Ewan McGregor en “Nora” (2000)

“The children hour”, “The little foxes”, “La estrella del norte”,
“Pentimento”, “La mujer inacabada”…
Lillian Hellman
Jane Fonda en “Julia” (Julia, 1977)

“Peter Pan”, “El pequeño ministro”, “Margaret Ogilvy”, “Sentimental Tommy”, “La historia de amor del profesor”,
“El admirable Crichton”, “Querido Bruto”…
J. M. Barrie
Johnny Depp en “Descubriendo Nunca Jamás” (Finding Neverland, 2004)

“La condena”, “La metamorfosis”, “Un médico rural”, “El proceso”,
“El castillo”, “La muralla china”, “Sueños”…
Franz Kafka
Jeremy Irons en “Kafka, la verdad oculta” (Kafka, 1991)

“Memorias de África”, “Sombras en la hierba”, “Cuentos de invierno”, “Anécdotas del destino”, “Siete cuentos góticos”, “El festín de Babette”… 
Isak Dinesen
Meryl Streep en “Memorias de África” (Out of Africa, 1985)

“84 Charing Cross Road”, “Una carta desde Nueva York”,
“La manzana de mis ojos”, “El legado de Q”…
Helene Hanff
Anne Bancroft en “La carta final” (84 Charing Cross Road, 1987)

“Charlie y la fábrica de chocolate”, “El gran cambiazo”, “Danny el campeón del mundo”, “Historias extraordinarias”, “La maravillosa medicina de Jorge”,
“Las brujas”, “Relatos de lo inesperado”, “Matilda”…
Roald Dahl
Dirk Bogarde en “La historia de Patricia Neal”
(The Patricia Neal story, 1981)

“El libro de la selva”, “Capitanes intrépidos”, “El hombre que pudo reinar”, “Kim de la India”, “Precisamente así”,
“Stalky & Cía”, “Cuentos de las colinas”…
Rudyard Kipling
Christopher Plummer en “El hombre que pudo reinar”
(The man who would be king, 1975)

“La señora Dallaway”, “Orlando”, “La viuda y el loro”, “El lector común”,
“La casa encantada y otros cuentos”…
Virginia Woolf
Nicole Kidman en “Las horas” (The hours, 2002)

“Cumbres Borrascosas” / “Agnes Grey”, “La inquilina de Wildfell Hall” /
“Jane Eyre”, “Villete”, “El hechizo”…
Emily, Anne y Charlotte Brontë
Isabelle Adjani, Isabelle Huppert y Marie-France Pisier
en “Las hermanas Brontë” (Les soeurs Brontë, 1979)

“El improvisador”, “Pulgarcita”, “Viaje por España”, “El patito feo”, “El cuento de mi vida”, “La sirenita”, “Los dos barones”, “La princesa y el guisante”,
“La nueva habitación”, “El soldadito de plomo”... 
Hans Christian Andersen
Danny Kaye en “El fabuloso Andersen” (Hans Christian Andersen, 1952)

sábado, 19 de noviembre de 2016

PACO ALGORA


El pasado 30 de marzo la escena española quedaba de nuevo en silencio. Paco Algora, uno de nuestros más queridos y extraordinarios actores, se nos iba a la edad de 67 años. 

Como Francisco Javier Jiménez Algora nacías el 7 de diciembre de 1948 en el Observatorio Astronómico de Madrid, donde tu padre trabajaba como portero. 

“Ése era un lugar reservado a las estrellas”

Tu vocación de actor se despertó en ti de niño viendo en una sala de cine “Cómicos” de Juan Antonio Bardem. A los trece años dejaste el colegio y comenzaste a trabajar de botones en una distribuidora de películas. Y poco después, ya como actor, viajaste por ciudades españolas formando parte de compañías como Los Goliardos, El Teatro Estudio de Madrid o el TEI (Teatro Experimental Independiente), bajo la dirección de Miguel Narros, William Layton o Ángel Facio y representando obras de Chejov, Beckett o Brecht. 

“Empecé a trabajar como actor con dieciséis años. Me atrajo de esta profesión la palabra, la posibilidad que te da de familiarizarte con los textos…”


En 1971, te hacías rostro familiar de la pequeña pantalla como Casimiro en tres episodios de la entrañable serie “Crónicas de un pueblo”.


Y un año más tarde debutabas en la gran pantalla, bajo la dirección de José María Forqué, en “La cera virgen”, junto a Carmen Sevilla, José Luis López Vázquez, Julia Caba Alba y Maribel Martín. 


En 1973 aparecías como El Mudo en “Habla, mudita”, esta vez dirigido por Manuel Gutiérrez Aragón y compartiendo cartel con Kiti Mánver, Antonio Gamero y, de nuevo, José Luis López Vázquez.

Y en ese mismo año participabas en series televisivas como “Otoño romántico”, “Novela” y “Hora once”.


1974 te traía títulos cinematográficos como “Tamaño natural”, dirigido por Luis García Berlanga y junto a compañeros de reparto como Michel Piccoli, Queta Claver, Manuel Alexandre o Amparo Soler Leal…


… y “Tocata y fuga de Lolita”, bajo la dirección de Antonio Drove y junto a Pauline Challoner, Arturo Fernández, Amparo Muñoz y Enriqueta Carballeira. 


En 1975 eras Afrodisio en “Yo soy fulana de tal”, junto a Concha Velasco, Antonio Ferrandis y Fernando Fernán Gómez y dirigidos por Pedro Lazaga…


… e intervenías en “País, S.A.”, pelicula dirigida por Antonio Fraguas, “Forges”, en la que compartías pantalla con María Luisa San José, Fernando Delgado, Manolo Zarzo, Roberto Font y Antonio Gamero. 


En 1976 te llegaba la oportunidad de trabajar en “Curro Jiménez”, una de nuestras series televisivas más populares, donde interpretaste a El Fraile durante trece episodios. 

Después llegaron otros títulos cinematográficos como “Las delicias de los verdes años”, “Nosotros que fuimos tan felices”, “Ésta que lo es” o “El puente”.


Y, en 1977, dabas vida en “¡Bruja, más que bruja!” a Juan bajo la dirección de Fernando Fernán Gómez y compartiendo cartel con Emma Cohen, Mary Santpere y el propio Fernán Gómez. Y tambien participaste en este mismo año en “La oscura historia de la prima Montse”, “Secretos de alcoba”, “Me siento extraña”, “La viuda andaluza” y “Niñas… al salón”.


Ya en 1978 fuiste Surroca en “Un hombre llamado Flor de Otoño”, Goyo en “La mujer de la tierra caliente” y Tomás Torres en “Una familia decente”.



En 1979 protagonizabas junto a Verónica Forqué “Tiempo de constitución”, hacías el papel de conductor de ambulancia en la mítica “El gran atasco”… 


… y dabas vida a Pablos, el Buscón en “El buscón”, bajo la batuta de Luciano Berriatúa y compartiendo cartel con Juan Diego, Antonio Iranzo, Ana Belén, Kiti Mánver, Josele Román y Paco Rabal. 


Iniciabas la década de los ochenta dando vida a Natalio en “Los fieles sirvientes”, junto a Amparo Soler Leal, María Isbert y José Vivó bajo la dirección de Francesc Betriu.


En ese mismo 1980 nos maravillabas con tu Nicolás Rubin de la serie de televisión “Fortunata y Jacinta”, donde, dirigido por Mario Camus, aparecías junto a (merece la pena citarlos) Maribel Martín, Ana Belén, Mario Pardo, François-Eric Gendron, Fernando Fernán-Gómez, Charo López, Francisco Rabal, María Luisa Ponte, Mary Carrillo, Manuel Alexandre, Luis Ciges, Manolo Zarzo, Berta Riaza, Nuria Gallardo, Rosalía Dans, Lola Lemos… 


Y en 1981 participabas en otra serie televisiva, “Cervantes”, esta vez dando vida a Ginés bajo la dirección de Alfonso Hungría y junto a Julián Mateos, Ana Marzoa, José Calvo, Julieta Serrano, Marisa Paredes y Roberto Camardiel.


1982 te llevaba a tu maravilloso Ramón Maello de “La colmena”, de nuevo bajo la dirección de Mario Camus y de nuevo junto a un reparto de lujo: Victoria Abril, Concha Velasco, Francisco Rabal, Mario Pardo, José Sazatornil, José Luis López Vázquez, Mary Carrillo, José Bódalo, Charo López, Emilio Gutiérrez Caba, José Sacristán, Agustín González, Rafael Alonso, María Luisa Ponte, Manolo Zarzo… 

“No tener físico de galán es una ventaja. Lo importante es vibrar, que la gente entre, que se crea lo que está viviendo. Entonces, siendo feo interpretas a personas de la calle, gente normal que se identifica contigo y no te ven como el artista, sino como un señor que podría trabajar en otra cosa”

Después llegaron series como “El mayorazgo de Labraz” o “Cosas de dos”. Y películas como “Fanny Pelopaja”…


…“Réquiem por un campesino español” o “Tiempo de silencio”.


En 1987 fuiste el cocinero en “Cara de acelga” y Domi en “La guerra de los locos”…



… y un año después, Llamoso en “El Dorado” y Culebrero en “Diario de invierno”. 


En 1989 intervenías en la divertidísima obra de teatro de Juan José Alonso Millán “El cianuro… ¿solo o con leche?”, en el papel de Marcial, un peculiar detective, dirigido por Mara Recatero y compartiendo cartel con tres extraordinarias Aurora Redondo, Mari Carmen Prendes y Amparo Baró. 

En 1990 aparecías en la serie televisiva “El obispo leproso” y un año más tarde en la película “Tramontana” y en las series de la pequeña pantalla “El Quijote de Miguel de Cervantes”…


… y “Réquiem por Granada”, donde dabas vida a Trujiman.

Después llegaron otras series como “Crónicas urbanas”, “No sé bailar”, “Villarriba y Villabajo”… Y otros títulos cinematográficos como “El hombre de la nevera”, “Mar de luna”, “Matías, juez de línea” o “El tiempo de la felicidad”.

En 1998 eras Ángel en “Barrio”, Don Carmelo en “El abuelo” y Antoliano en “Las ratas”. Y en 1999, el maquinista en “Pepe Guindo”. 


Ya en 2000 intervenías en “You’re the one”, bajo la dirección de José Luis Garci y compartiendo cartel con Lydia Bosch, Julia Gutiérrez Caba, Juan Diego, Fernando Guillén o Marisa de Leza…


… y en 2001 dabas vida al ventero en “Lázaro de Tormes”, junto a Rafael Álvarez “El Brujo”, Manuel Alexandre, Álvaro de Luna, Juan Luis Galiardo, Agustín González y Francisco Rabal.

En 2002 eras dirigido por el francés George Sluizer en “La balsa de piedra”, por Norberto López Amado en “Nos miran” y, de nuevo, por José Luis Garci en “Historia de un beso”. Y en 2004 por Christian Molina en “Rojo sangre” y, una vez más por José Luis Garci, en “Tiovivo c. 1950”.

En 2005 dabas vida a Dedé en la película “La vida perra de Juanita Narboni” y a Pepe Ramírez en la serie televisiva “Amar es para siempre”. Y en 2007 fuiste el cura Echarren en “Dos rivales casi iguales”…


… y Chanfaina en “Luz de domingo”, de nuevo bajo la dirección de José Luis Garci y esta vez acompañado en el reparto por Alfredo Landa, Kiti Mánver, Manuel Galiana y Carlos Larrañaga.


Y después fuiste Tomás en “La luna en botella”.


Tus últimos papeles en largometrajes fueron los del escritor Comella de “Sangre de mayo” (2008) y Aurelio Ferrer en “Un ajuste de cuentas” (2009).

“Si un personaje no me ha gustado, no lo he hecho. Siempre he pensado que mi profesión hay que ejercerla con ética, estética y dignidad”

Apareciste también en los cortometrajes “Jaula de todos” (1974), “En un país imaginario” (1975), “Usted va a ser mamá” (1976), “Araña y cierra España” (1976), “Nostalgia de comedia muda” (1981), “La dama del bosque” (1989), “El cumplido” (1999), “El último bolero” (2000), “Retruc” (2001), “Esa habitación del demonio” (2001), “Amigo no gima” (2004), “Río Seco” (2006), “Manolo Global” (2008), “La orquesta de las mariposas” (2010) y “La buena educación” (2012).

Entre tus premios y nominaciones, el CEC Award como mejor actor por “Tocata y fuga de Lolita” y el Sant Jordi como mejor actor por “Barrio”, mismo papel por el que fuiste premiado por la Unión de Actores como mejor actor secundario y por el que fuiste nominado en los Premios Goya


Y en 2013 recibiste el Premio Actúa (máxima distinción honorífica de AISGE)…

“Este galardón es un estímulo para no tirar la toalla. Estoy muy feliz porque, después de tanto tiempo ausente, mis compañeros
se han acordado de mí”

... dijiste entonces. 

La literatura ha jugado en tu vida un papel fundamental…

“Los libros me han salvado. Aprendí a leer muy pequeño. Luego trabajé en un taller de encuadernación”

Pasaste tus últimos años, ya retirado de la actuación, escribiendo y recibiendo amigos…



… y publicaste “Me llamo Jonás”, tu homenaje a León Felipe, y varios poemarios, el último “A la sombra de tus alas”.


Mil gracias, Paco. Por tu profesionalidad, tu saber hacer, tu saber decir, tu genio, tu ingenio, tu personal voz, tus maravillosas actuaciones… Gracias de corazón. 

Echo de menos la interpretación como sinónimo de desnudar el alma, aunque primero hay que tenerla, y eso resulta difícil en un mundo envilecido por el dinero. Ya se le ha negado todo respeto a esta hermosa forma de ganarse la vida
(PACO ALGORA)