viernes, 9 de marzo de 2012

La magia musical de Robert y Richard Sherman

El pasado  5 de Marzo se nos entristecía el corazón a todos los niños del mundo. Robert Sherman, la mitad musical de un entrañable trocito de nuestra infancia, nos dejaba a los 86 años de edad. 


Tendría yo alrededor de nueve años cuando mi madre nos llevó a mi hermano y a mí al cine a ver “Mary Poppins”, la primera película de Walt Disney que recuerdo yo haber visto a toda pantalla. Salí del cine hipnotizada, y cómo no, por esta mágica historia pero también por su preciosa banda sonora, un conjunto de maravillosas canciones que aún hoy me siguen acompañando.


Más adelante pude enterarme, Robert, de que tú y tu inseparable hermano Richard érais los ilustres creadores de todas esas canciones. A partir de ese momento os convertisteis en dos de los más incondicionales compositores de mi cada vez más creciente colección de bandas sonoras.

Como Robert Bernard Sherman naciste, en Nueva York, el 19 de Diciembre de 1925, llegando tu hermano a este mundo dos años y medio más tarde. En tu infancia ya adquiriste una importante formación musical y demostraste también buenas dotes para la pintura y para la poesía, escribiendo tu primera obra de teatro a los 16 años y más adelante diversos programas de radio.


Tras la Segunda Guerra Mundial, iniciaste tu carrera como compositor, junto a tu hermano Richard, animados en gran medida por vuestro padre Al, compositor a su vez de diversos temas para figuras de la talla de Eddie Cantor, Bing Crosby, Frank Sinatra o Maurice Chevalier.

En 1958 tu hermano y tú conseguisteis ser número uno en la lista de ventas americana con el tema “Tall Paul”, interpretado originalmente por Annette Funicello en 1959.


Éxito éste que llamó la atención del mismísimo Walt Disney, quien os contrató de inmediato como personal fijo de su maravillosa compañía animada.

Tras debutar a toda pantalla en 1959 a través de la composición de dos temas de la banda sonora de “Hound-Dog man”, dirigida por Don Siegel e interpretada en su papel protagonista por Clint Eastwood...


... trabajasteis por vez primera con Walt Disney en “Un sabio en las nubes” (1961), título al que siguieron ese mismo año “Tú a Boston y yo a California”, con inolvidables temas como “The parent Trap”, “Let´s get together” o “For now for always” y, un año más tarde, los no menos conocidos de “Los hijos del capitán Grant”: "Enjoy it", “Merci beaucoup”, “The Castaways theme”...


Y en 1963 nos llegaba “Summer magic” y en ella composiciones vuestras como “Beautiful Beulah”, “Ugly bug ball” o la mágica “On the front porch”, maravillosamente interpretada por Burl Ives.


Ese mismo año de 1963, Walt Disney nos maravillaba con “Merlín, el encantador”, impecable título animado en el que vosotros nos regalábais temas como “Higitus Figitus”, “That’s what makes the world go round” o “Mad Madame Mim”.

Y un año más tarde, en 1964, otro clásico de los de toda la vida, “Mary Poppins”, película para la que creásteis una grandiosa banda sonora que recogía varios temas que estaban inspirados en vuestras propias experiencias en la vida, como “A spoonful of sugar”, idea que tomaste, Robert, prestada de tu hija, o “Supercalifragisliticexpialidocious”, palabra que os aprendisteis en un campamento de verano tu hermano y tú...


O el también muy mágico “Let’s go fly a kite”,  que tenía su origen en vuestro padre y en las cometas que hacía para los niños vecinos.


En esta banda sonora nos obsequiábais también con otras inolvidables composiciones, como Chim Chim Cher-ee”, Jolly Holiday”, “Stay awake”, I love to laugh”, “Step in time”, “The perfect nanny”...


O la extraordinaria “Feed the birds”, canción favorita de Walt Disney de todo vuestro repertorio. Y estoy por decir que también la mía, me encanta oírla sin más y en la voz de Julie Andrews, pero si ya la  escucho acompañada de sus imágenes en la película, me empieza a recorrer algo por el cuerpo... Y si ya pienso que la actriz que interpreta a la entrañable anciana que da de comer a las palomas no es otra que la maravillosa Jane Darwell (inolvidable madre de Henry Fonda en “Las uvas de la ira”) en su último papel cinematográfico para el que fue especialmente requerida por Walt Disney, pues ya.... me termino de emocionar yo sola.


También en 1964 compusisteis “It’s a small world”, maravilloso tema que posteriormente acompañó a una popular atracción de los parques temáticos de la compañía. Atracción de cuyo emocionante recorrido doy fe, pues tuve el inmenso honor de disfrutarla hace unos años en mi inolvidable visita al Disneyland de Los Ángeles, California.

Continuásteis trabajando después con Disney en títulos como “Those Calloways”, “The Monkey’s uncle” o “Un gato del F.B.I.”, las tres de 1965.

Y al dejarnos tristemente Walt en 1966, abandonásteis la compañía aunque seguisteis colaborando con ellos en otra serie de títulos.


Como en “Winnie the Pooh y el árbol de la miel” (1966) y “Winnie the Pooh y el bosque encantado” (1968), dos extraordinarios cortometrajes que nos presentaban a este curioso osito de algodón relleno. O en la serie de televisión “El mágico mundo de Disney”...


En 1967 volvíais a poner música a otros títulos de la compañía Disney como “El abuelo está loco”, con su divertido tema “The gnome-mobile song”, o “El más feliz millonario” en la que nos brindábais melodías como “Watch your footwork”, “Fortuosity” o “It won’t be long ‘til Christmas”.

I wanna be like you


Y en este mismo año de 1967 nos llegaba esa obra de arte animada llamada “El libro de la selva”, a la que vosotros redondeásteis con temas como Trust in me”, “That’s what friends are for”, “Colonel Hathi’s march”...

Un año más tarde, en 1968, y también con Disney, le pusisteis música a la película “The one and only, genuine, original family band” a través de temas como “The happiest girl alive”, “Dakota”, “Drummin’ drummin’ drummin' ”...

Y en ese mismo año, otro de vuestros clásicos (aunque ésta no era de la productora Disney), “Chitty Chitty Bang Bang”, donde nos deleitásteis con la mágica canción que daba nombre a la película, y a ese precioso coche, y con otros maravillosos temas como “Me Ol’ Bamboo”, “Lovely lonely man”,  “Toot sweets”, “Truly scrumptious”, “You two”...


En 1970 llegaban “Los arisgatos” al son de inolvidables temas vuestros como “Scales and arpeggios”, “She never felt alone” y “The aristocats”, la canción que acompañaba a la presentación de la película (una de mis presentaciones Disney favoritas) y que era interpretada nada menos que por el gran Maurice Chevalier quien, a sus ya 80 años de edad, se encontraba retirado del cine aunque accedió encantado por tratarse de una película Disney.


Y en 1971, también de Disney, “La bruja novata”, que nos traía composiciones vuestras como  “Nobody’s problem”, “The age of not believing”, “The old home guard”...

Luego llegaron otros títulos cinematográficos de otras productoras, como “Charlotte’s Web” (1973), en la que nos deleitábais con temas como “Deep in the dark”, “Chin up” o “There’s must be something more"…


O “Las aventuras de Tom Sawyer” (1973), que recogía maravillosos temas vuestros como “River song”, “Tom Sawyer!”, “Freebooting”...

O “La zapatilla y la rosa” (1976), que traía otras maravillas vuestras como “Why can’t I be two people”, “Position and positioning”, “What a comforting thing to know”, “I can’t forget the melody”...


En 1978 volvíais a colaborar con Disney y “La magia de Lassie” aportando a la película temas musicales como “A rose is not a rose”, “That hometown feeling”, “Banjo song”...

Y ya en los 2000, recordábamos vuestro arte musical en títulos como “La película de Tigger”, con vuestros temas “Pooh Lullabee”, “Round my family tree” o “The wonderful thing about tiggers”, en “La gran película de Piglet”, donde reaparecían los temas de los cortos clásicos de estos personajes, o en la muy reciente “Gnomeo y Julieta”, donde se recordaba vuestro inolvidable “Tiki Tiki Tiki Room”.


En vuestra larga y extraordinaria trayectoria musical tan sólo fuisteis galardonados con dos Oscar por “Mary Poppins”: mejor banda sonora y mejor canción (“Chim Chim Cher-ee”).

Fuisteis, sin embargo, nominados a estos premios en otras siete ocasiones más: mejor canción (“Chitty Chitty Bang Bang”) por “Chitty Chity Bang Bang” (1968), mejor banda sonora y mejor canción (“The age of not believing”) por “La bruja novata” (1971), mejor banda sonora por “Las aventuras de Tom Sawyer” (1973), mejor banda sonora y mejor canción (“Cinderella”) por “La zapatilla y la rosa” (1976) y mejor canción (“When you’re loved”) por “La magia de Lassie” (1978).


Los Globos de Oro os reconocieron con las nominaciones a vuestras bandas sonoras de “Mary Poppins”, “Chitty Chitty Bang Bang”, “Las aventuras de Tom Sawyer” y “La zapatilla y la rosa”.

Obtuvisteis el Premio Grammy por la banda sonora de “Mary Poppins” y el Winsor McCay Award en los Annie Awards de 2003.


Y vuestra inigualable labor musical fue reconocida en 1976 con una Estrella en el Paseo de la Fama y en 2005 con vuestra inclusión en el Salón de la Fama de los Compositores...


Recibiendo además en la Casa Blanca la Medalla Nacional de las Artes en 2008, máximo reconocimiento que el gobierno norteamericano concede a los artistas.


Gracias de todo corazón, Robert, por formar con Richard una perfecta unidad musical y llegarnos al alma y al corazón a través de vuestras maravillosas y mágicas melodías.

A tu hermano nos le dejas aquí, nosotros te lo cuidaremos. Y no te preocupes, cuando llegue el momento él sabrá encontrarte.

Sólo tiene que volar una cometa y dejarse llevar...

A Robert y a Richard Sherman

18 comentarios:

Tracy Eiffel dijo...

Gran post. No tenía ni idea de que habían sido estos hermanos los compositores de tantas canciones que adoro.

PEPE CAHIERS dijo...

Una época entrañable del cine de animación, aunque le confieso que no soy muy entusiasta del cine de animación-imagen real, no termina de convencerme demasiado, exceptuando el partido de fútbol de "La bruja novata". Hablando de otra cosa, ¿"Los mejores años de nuestra vida" solo 4 comentarios, dos suyos, uno del Tirador y el que escribió un servidor?, ¿qué ha pasado?.

El Tirador Solitario dijo...

De todas ellas, no puedo dejar de señalar mi veneración por la partitura de El Libro de la selva, con piezas jazzisticas fabulosas (sin desmerecer a la de los Aristogatos), aunque debo admitir que prefiero las versiones originales que los temas doblados, aunque claro, siendo gran parte de espectadores niños, es normal que no se subtitularan las canciones.

Y me sumo a las palabras del Sr. Cahiers ¿Qué puñetas ha pasado con los comentaristas habituales, en la entrada de Los mejores años de nuestra vida?

Manderly dijo...

Cuánta alegría en estas canciones!!
No sé qué más decir...¡a sí!

supercalifragilisticoespialidoso

Saludos.

Clementine dijo...

Gracias, Tracy, y muy bienvenida. Estos hermanos son muy especiales para mi, su música es mágica.

Muy entrañable, Cahiers. A mí sí me gusta esa mezcla, me pones el baile de Bert con los pingüinos de “Mary Poppins” y disfruto que ni te cuento.

El libro de la selva, Tirador, es muy, muy, muy especial en todo, es extraordinaria. Yo también prefiero las versiones originales, tienen mucha más fuerza aparte de ser, eso, las originales, aunque también son buenas las adaptaciones que hicieron para los más pequeñajos.

Respecto al debate que inician ustedes dos sobre Los mejores años de nuestra vida, pues no tengo respuesta (que les pueda valer, me refiero). Posibles motivos que se me ocurren: falta de tiempo para leer otros blogs, retraso en la lectura de entradas, no interesar esta película en concreto, tener manía a la anfitriona... Pero oye, y digo yo, nos hemos juntado en esa entrada tres wylerianos de fuste (que diría uno de estos tres), ¿eso no les es suficiente?

Eso mismo pensaba yo mientras hacía esta entrada, Manderly. La música de estos hermanos anima a cualquiera, es maravillosa. Oye, y me apunto a tu supercalifragislisticoespialidoso, tú sí que sabes. Saludos.

Marcos Callau dijo...

Cuántas canciones inolvidables, Clementine! "On the front porch" es una de mis "baladas country" favoritas. Burl Ives, la canta estupendamente. La banda sonora de "Mary Poppins", aunque parezca mentira, merece capítulo aparte. Sobre todo la canción de cuna que Julie Andrews canta, cuando aparecen las imagenes de la Csatedral de San Pablo de Londres. Momentazo, sin duda. Besos Clementine.

Clementine dijo...

Maravillosas canciones, Marcos. "On the front porch" es preciosa, a mí me encanta Burl Ives también como cantante (mira, coincidimos, qué raro) y la banda sonora de Mary Poppins es magistral. Besos, Marcos.

Cahiers, Tirador, asomaos a la entrada de "Los mejores..." que se nos ha unido Marcos Callau... uno de mis comentaristas habituales (y de lujo) al que esperaba en esa entrada antes o después, y en su caso sé que no era ni porque no le interese la película... ni porque le tenga manía a la anfitriona.

miquel zueras dijo...

En casa teníamos el disco de Mary Poppins que oíamos un montón de veces sobre todo el tema Chim-Chim Cher´ee. Por eso de pequeño quería ser deshollinador pero cambié de vocación. Magnífica aquella canción de los Aristogatos "Todos quieren ser un Gato Jazz".
Muy interesante tu post anterior. A Harold Russell, el marinero con manos ortopédicas, volví a verlo hace poco en una curiosa película "Max´s Bar" interpretada por John Savage sobre un bar en el que se reune gente discapacitada. Besos. Borgo.

Roberto Béjar dijo...

Lo que son las cosas. En el lugar donde yo vivo,todo un colegio se ha puesto manos a la obra desde el inicio del curso para representar "Mary Poppins" con todo lujo de detalles dentro de las posibilidades, pero con mucha ilusión.

La parte musical se va a cuidar especialmente; va a participar la Escuela de Música local y ya se están haciendo los arreglos musicales.

Yo iba a participar ayudando a diseñar los decorados, pero al final me ha sido imposible involucrarme. Tal vez al final ayude en la orquesta con la percusión.

Espero que sirva como pequeño homenaje a los hermanos Sherman, que todavía su música sigue muy presente hasta entre los más jóvenes.

Descanse en paz mi admiradísimo tocayo.

Una entrada maravillosa, amiga. Besos!

Clementine dijo...

La muñeca y el disco que aparecen en la primera foto de esta entrada los sacaron con motivo del estreno de "Mary Poppins". Han estado toda mi vida acompañándome en casa de mis padres y, como yo soy la muñequera y peliculera de la familia, ahora lucen ambas cosas en mi casa. En cuanto a "Los aristogatos", curiosamente "Todos quieren ser un gato jazz" no es de los hermanos Sherman, así como alguna otra, esta banda sonora se la repartieron entre dos parejas de compositores.
Me alegra que te nos unas en "Los mejores años..." Sabía lo de Harold Russell y "Max's bar", pero no le recuerdo ahí, tendría que volver a verla porque además me encantó en su momento.
Y a mí que no me extraña que tú de pequeño quisieras ser deshollinador... Besos, Borgo.

Gracias, Roberto. Pues sí, qué maravilla que se siga reconociendo a estos músicos tan excepcionales y qué envidia sana el que puedas participar en esto. Un genio tu tocayo (y su hermano). Besos.

Jose dijo...

O sea, que se ha muerto uno de los dos compositores de media banda sonora de nuestra infancia...
Tenían la capacidad de combinar temas para que sonaran al servicio de un personaje concreto (el de la serpiente Kaa, algunas canciones de los Aristogatos, la música de la tienda de juguetes de "Chitty Chitty Bang Bang" que regentaba... ¡Benny Hill!), con piezas musiclaes que se han convertido en verdaderos clásicos, no sólo del cine, sino de la cutura popular: I want to be like you, Bare necessities, Chitty Chitty Bang Bang, Supercalifragilisticoespialidoso..

Y eso es muy difícil. Y muy bonito. Y muy loable. Y muy de agradecer.

Al compás, al compás, Mary Poppins al compás.

Clementine dijo...

Pues al compás de los hermanos Sherman que nos seguirán acompañando, Jose, hasta el infinito y más allá...

natsnoC dijo...

¿Sólo una estrella para estos genios? Merecen un paseo para ellos.

La bruja novata, Mary Poppins, Chitty chitty bang bang, El libro de la selva, los Aristogatos...

¿Sabes qué hace aún más grande lo que hicieron? Que más de 50 años después les pongo a mis hijas "Mary Poppins" y se tiran cantando "Supercalifragilísticoexpialidoso" varios días. Que incluso traducidas (algo que nunca me ha gustado) siguen teniendo muchísima magia.

Clementine dijo...

Es lo que tienen los genios mágicos, natsnoC, que se convierten en inmortales. Toda esta música y todas estas canciones tienen, para empezar, muchísima calidad y con eso ya perdurarán en el tiempo. Y si encima les añades su grandísima dosis de magia, pues es mucho más que lógico que se queden entre nosotros para toda la vida.

Alicia dijo...

Vaya par de genios.. Tampoco sabía yo nada de los autores de esa maravillosa música. Y ahora lo sé todo.
Precioso el tono todo del post y muy emotivo final, Clementine, Robert estará muy contento contigo.

Clementine dijo...

Gracias, Alicia, estos hermanos son como de mi familia, me han acompañado toda mi vida, qué menos que rendirles este pequeño homenaje.

alejo dijo...

hay una cancion de los hermanos Sherman que no haces mencion, se llama "River Song", es hermosa,me gusta muchisimo.

Clementine dijo...

Hola, alejo, bienvenido. Mencionada está en la entrada aunque sin enlace, y sí que es preciosa. Saludos.