domingo, 11 de septiembre de 2011

Los aristogatos


París, 1910. Madame Adelaida Bonfamille, antigua diva de la ópera y mujer inmensamente rica, lega toda su fortuna a sus gatos, Duquesa y sus tres cachorritos, Toulouse, Berlioz y Marie.


Edgar, el mayordomo de Madame Bonfamille se siente traicionado por tal resolución y decide deshacerse de ellos para ser el primero en heredar…

Los aristogatos” fue planificada en su origen como una película de acción real para la televisión, con la idea de ser emitida en dos partes en un programa especial de “Wonderful World of Color”.


Y en 1962 se escribieron cien páginas de la historia, tras lo cual se redactaron dos guiones pensando en Boris Karloff para el papel de mayordomo y en la cantante francesa de ópera y actriz Françoise Rosay como Madame.

Pero Disney decidió finalmente realizar un largometraje animado con este material y se pospuso el proyecto hasta la conclusión de “El libro de la selva”.


Muy tristemente, Walt Disney nos dejaba huérfanos a todos los niños del mundo en Diciembre de 1966. Un año más tarde, el estudio de animación creado por él decidía retomar el proyecto de “Los aristogatos”, más que nada por ser el último proyecto aprobado por el propio Walt.


Y Wolfgang Reitherman sería el encargado de dirigir el film. Reitherman dirigió un total de quince títulos de la factoría Disney entre los que se encuentran “101 dálmatas”, “Merlín el encantador”, “El libro de la selva”, “Robin Hood”, “Los rescatadores” o los mágicos cortos clásicos de Winnie Pooh. Reitherman, además, fue animador y director de animación en infinidad de títulos de esta mágica factoría.

Para caracterizar a los personajes de esta historia, los animadores se inspiraron, una vez más, en los actores encargados de prestarles su voz.


El simpático gato Thomas O’Malley tenía el aire siempre feliz de Phil Harris. Cantante, compositor, músico de jazz, actor y humorista estadounidense, Harris fue también la voz de Baloo en “El libro de la selva” y de Little John en “Robin Hood”. Total nada.


Duquesa tenía el refinado y elegante estilo de Eva Gabor, la más joven de las famosísimas hermanas. Eva prestó también su voz a Miss Bianca en “Los rescatadores” y “Los rescatadores en Cangurolandia”. La cantante americana Robie Lester era elegida para interpretar las canciones de Duquesa… y de Miss Bianca.


El dibujo del personaje del trompetista Gato Jazz (Scat Cat) fue diseñado en un principio tomando como modelo a Louis Armstrong, pues iba a ser él el encargado de prestarle su voz. Sin embargo, a última hora, Armstrong se retiró del proyecto sin grabar una sola línea.


En su lugar fue elegido Scatman Crothers, veterano actor de lujo al que siempre recordaremos por sus magistrales interpretaciones en “Alguien voló sobre el nido del cuco” y “El resplandor”, que además era un reconocido compositor y cantante. A Crothers se le indicó que actuara “como si fuera Satchmo”. Y vaya si lo hizo.


Las hermanas ganso Abigail y Amelia fueron, respectivamente, las actrices Monica Evans y Carole Shelley. Ambas habían sido también las hermanas Pigeon, Cecily y Gwendolyn, en la película “La extraña pareja” y en la serie de televisión que se hizo después. Tres años más tarde, Evans y Shelley les prestaron también sus voces a Lady Marian y Lady Kluck, respectivamente, en la producción animada de Disney “”Robin Hood”.


Y no podía faltar aquí Sterling Holloway, que le ponía su voz al simpático ratón Roquefort. Holloway, actor americano de cine clásico, fue también para Disney las voces de Mr. Store en “Dumbo”, Flor adulta en “Bambi”, la serpiente Kaa en “El libro de la selva”, el Gato Risón en “Alicia en el País de las Maravillas”, varias voces en “Los tres caballeros”, Winnie Pooh en sus cortos clásicos y el narrador de otros tantos clásicos Disney. Una voz realmente mágica la de Holloway.


Y Toulouse, Marie y Berlioz tenían las voces de Gary Dubin, Liz English y Dean Clark, respectivamente.


Hermione Baddeley era la voz de Madame Bonfamille y Charles Lane la de su abogado George


Roddy Maude-Roxby la del malvado Edgar


Napoleón y Lafayette hablaban con las voces de Patt Buttram y George Lindsey


Nancy Kulp era Frou-Frou

Y completaban el extenso reparto vocal Bill Thompson (tío Waldo), Paul Winchell (Shun Gon),  Thurl Ravenscroft (Billy Bass), Vito Scotti (Peppo), Lord Tim Hudson (Hit cat), Peter Renaday (lechero)... 


Una gran baza de la película corría a cargo de su banda sonora. Y esta excepcional música venía de la mano de George Bruns, compositor americano muy unido al mundo musical de  Disney, que dejó su huella en títulos como “101 dálmatas”, “El sabio en apuros”, “Merlín el encantador”, “El libro de la selva”, “Robin Hood”, “Ahí va ese bólido”, “Herbie, un volante loco”…


Pero el pegadizo tema que abría la película, “The aristocats”, fue compuesta por Richard y Robert Sherman, maravillosos complementos musicales de Walt Disney a través de inolvidables canciones en títulos como “Mary Poppins”, "El libro de la selva“ o “La bruja novata”.

Al Sherman, padre de estos hermanos, había escrito la canción de Maurice ChevalierLiving in the sunlight, living in the moonlight” para la película de 1930 “The big pond". Chevalier contaba entonces ya con 80 años de edad y había decidido retirarse definitivamente. Pero, a petición de los hermanos Sherman, accedió a cantar el tema inicial de la película con la condición de que fuera grabado en París.

No lo habría hecho por nadie, ni por dinero, exceptuando el honor de mostrar mi amor y admiración para el único Walt
(Maurice Chevalier)

Maurice ya había participado en otras dos producciones del estudio: “Los hijos del capitán Grant” y “La invasión de los monos”. La canción “The aristocats” supuso su última gran aportación al cine.


Los aristogatos” fue también la última película de Disney para la que los hermanos Sherman compusieron canciones. Suyo era también el delicioso tema “Scales and Arpeggios”.

Y escribieron además para la película un gran número musical llamado “Le Jazz Hot”, pero el estudio buscaba algo un poco más duro al estilo disparatado y lleno de ritmo de “I wanna be like you” de “El libro de la selva”. Y Floyd Huddleston y Al Rinker lo consiguieron con su “Everybody wants to be a cat”.


Se invirtió un total de cuatro años en la realización de esta película, que contaba con un presupuesto de cuatro millones de dólares.






Durante 18 meses, el equipo de pintores del estudio realizó una minuciosa investigación para conseguir plasmar el París de principios de siglo con una fidelidad casi fotográfica.


Y 35 animadores realizaron los casi 325.000 dibujos que fueron necesarios para plasmarlos en un total de 900 fondos que tiene el film.


El 11 de Diciembre de 1970 se estrenaba en Los Ángeles (California), “Los aristogatos”, maravillosa y mágica producción de Winston Hibler y Wolfgang Reitherman para la Walt Disney Productions.


Everybody wants to be a cat… Oh, yeah!
(TOULOUSE)

21 comentarios:

natsnoC dijo...

Hola, Clementine, me acerco aquí de nuevo con humildad y sin ninguna intención de meterme en líos, para decir que me encanta, me encanta "Everybody wants to be a cat" casi tanto como "I wanna be like you" o "Cruella de Ville", pero aunque esas películas tenían canciones maravillosas, creo que como banda sonora están mucho más conseguidas las de Howard Ashman y Alan Menken/Tim Rice.

Y respecto a la peli, ya sabes mi opinión. Es una de Disney, pero de segundo nivel. De las que aún son geniales pero no obras maestras... Para mi, claro.

Manderly dijo...

Qué tiempos aquellos!!
Ya casi ni la recuerdo....
Cómo pasa el tiempo! Tendría que rescatarla!
Un saludo.

Clementine dijo...

Hola, natsnoC, haces bien en acercarte por aquí así, que así te esperaba yo. Y así no nos liamos ninguno, aunque sólo me faltaba que me liaras en mi propio blog…
A mí también me encanta la canción de la banda de gatos, por eso la he puesto dos veces. Bueno, por eso y porque me lo exigía el guión. Y la otra banda, la sonora, a mí sí me parece muy conseguida. Vale, quedamos en que “Los aristogatos” no es una obra maestra pero sigue siendo genial. Un beso, liante.

Pues rescátala, Manderly… Todo sea por aquellos tiempos. Otro saludo para ti.

PEPE CAHIERS dijo...

Ya sabe que esta etapa me resulta divertida, sin embargo ya sabe también lo que opino si se compara con otras propuestas. Por cierto, hablando de gatos, siempre me parecieron geniales los compiches de Don Gato, aunque fueran de Hanna Barbera.

Clementine dijo...

Lo sé, lo sé, Cahiers, y ya sabes tú que yo respeto incluso tu opinión.
Don Gato es una de mis series favoritas de siempre, desde que era así (me ves, ¿verdad?). Y yo creo que eran geniales precisamente porque eran de Hanna Barbera.

miquel zueras dijo...

Como buen amante de los gatos no podía perderme esta película. Volví a verla no hace mucho en DVD disfrutando de las voces originales como la de Scatman Crothers. Es una buena reconciliación de Disney con los felinos que solían aparecer como malvados (El Lucifer de "La cenicienta" los siameses -¡magníficos!- de "La dama y el vagabundo"...) Lo que menos me gustó fue el dibujo de Malley, parecía más un puma que un gato.
Genial Don Gato, Benito era mi preferido.
Por cierto que acabo de enterarme del fallecimiento de uno de mis dibujantes preferidos de la Disney, Milt Kahl, creador del tigre Shere Kan de "El libro de la selva". George Sanders puso la voz original.

Clementine dijo...

Pues que sirva tu comentario como homenaje a Milt Kahl, claro que sí, muy buen dibujo el de Shere Kan y muy buena voz la de George Sanders.
Yo también me volví a ver la semana pasada Los aristogatos y la volví a disfrutar como siempre. Genial Scatman Crothers y buena observación la tuya sobre la reconciliación de Disney con los gatos, pero ¡pobres gatos!, con lo chulos que son... Aunque te dejas a tu favorito de "Alicia en el País de las Maravillas", un gato ligeramente liante...
Y en cuanto a Don Gato (mi preferido de la pandilla es precisamente Don Gato), te comunico que mi amigo Noelio le tiene en su lista de próximos invitados. Ya te mandaré invitación, porque irán todos: Don Gato, Cucho, Benito, Aristóteles, Espanto, Demóstenes, Panza... y yo. Y Matute, que está pendiente de confirmar. Besos, Borgo.

Marcos Callau dijo...

Qué bueno. Est apelícula me birnda muy buenos recuerdos, Clementine. Es una de las películas de Disney que más me entusiasmaron cuando era pequeño. Después de tu post me han entrado ganasde buscarla en DVD (no sé si estará, aunque supongo que al ser de Disney será fácil de encontrar) Besos ygracias por los buenos recuerdos.

Clementine dijo...

Gracias a ti por asomarte, Marcos. Búscala, búscala y encuéntrala, que la tuya de Cinexin no está completa. Y si no la encuentras ahora, espérate un poco más a las Navidades que las suelen volver a sacar todas. Besos.

A-B-C dijo...

¡Gwendolyn y Cecily las ocas de Los Aristogatos!! estupendo saberlo, muy bien elegidas ¡sí, señor! Porque esto de las voces detrás de los personajes animados es todo un mundo. Por aquél entonces nosotros disfrutábamos de los doblajes sudamericanos (creo que el último fue el de La sirenita) y me costó acostumbrarme cuando dejaron de hacerlos.

No sabía que Disney murió entre El libro de la selva y ésta. Estas curiosidades históricas añaden "sabor" a la película. Me encantan esos programas que hablan de la historia que lleva detrás la película que se va a emitir porque ayudan a disfrutarlas más profundamente. Así que este tú blog ya es para mí todo un referente de consulta antes de ver una película.

Saludos y felicidades por tan buen trabajo,

Clementine dijo...

Muchas gracias, A-B-C, un gran honor el que me haces. A mí también me encanta saber lo que hay detrás de las películas, me resulta siempre muy interesante. Y cierto lo que dices de Gwendolyne y Cecily, pusieron en la tele el otro día "La extraña pareja" y yo pensaba al verlas que parecían realmente las ocas de "Los aristogatos". De acuerdo también en lo que dices sobre el doblaje, me vi una vez "La dama y el vagabundo" con un doblaje nuevo que le pusieron y no, no es lo mismo. Un beso.

Layna dijo...

Que gracia que me hace que a la vez dos de los blogs que sigo, tengan al mismo momento post de pelis de Disney :-) y que además yo últimamente mire bastantes pelis de dibujos de Disney... La de los aristogatos aún no la he visto pero seguro que pronto lo haré. Besos

Clementine dijo...

Si te gusta Disney, Layna, ésta no te va a decepcionar. Más besos para ti.

Rodrigo Moral dijo...

Cuando era (aún) más chico, no me gustaban los libros de cuentos ni las animaciones. Increíble.
Las odiaba.

Y uno de los pocos libros que me interesaban, en esa época, era "Los Aristogatos", en una versión-para-cinco-años, con cuatro páginas miserables y unos dibujos más grandes que el libro. Pero siempre me llamó la atención, al igual que "La Dama y el Vagabundo".

Y por las películas infantiles, la locura me agarró hace.. dos años. Terrible. Bastante grande, y sin embargo, me encontré con algunos productos más que satisfactorios.

No me crucé con éste, y dudo que me decepcione.

Lo voy a buscar.

Saludos.

Clementine dijo...

Hola, Rodrigo. Curiosa historia pero ya sabes, nunca es tarde... Búscala, te aseguro que no te decepcionará y menos aún llamándote la atención de pequeño este mismo libro. Eso es una señal, te lo digo yo... Un saludo.

Jose de Chesire dijo...

¡Ahora lo entiendo todo! Que el director de Los aristogatos sea Wolfgang (curioso nombre: los gatos deberían huír de "la banda del lobo") y que entre sus obras estén “101 dálmatas”, “Merlín el encantador”, “El libro de la selva”, y "Robin Hood" explica el autorreciclaje del que hablábamos en una entrada anterior, y el hecho de que O'Malley comparta expresiones con Baloo y Little John (o Grillo con Mowgli).
Recuerdo que de pequeño había unos tebeos de Disney (anteriores incluso a Don Mickey, uno es viejuno) en los que se contaban historietas de los personajes de Disney fuera de sus películas. Y cada vez que veo o leo algo de O'Malley me sale el mote que le ponían los pequeños gatetes en una de esas historias: "el mandón del callejón". Qué cosas más tontas y cómo añoro la época de Disney y los tebeos.

Clementine dijo...

Qué barbaridad, Jose de Chesire, qué manera de razonar... Yo también añoro esa época, tan bonita...

Alicia dijo...

Que no me pongo al día ni jarta de vino. Si lo sé no me voy de vacaciones.
Pues resulta que sí, que sí que he visto los Aristogatos y que me he acordado gracias a tu magistral repaso.
Y dejad que los gatos se acerquen a mí.

Clementine dijo...

Gracias, Alicia. Ya me extrañaba a mí que te hubieras dejado algún gato suelto...

Anónimo dijo...

QUIZAS LA GENTE OPINE Q HAY MEJORES PELICULAS...PERO LA CIENCIA LA TECNOLOGIA AVANZA, POR LO Q PARA ESA EPOCA ERA UNA MARAVILLA DE PELICULA...

Clementine dijo...

Y a mí me sigue pareciendo una maravilla de película, Anónimo, con un encanto además que ya quisieran muchas de las de ahora...