miércoles, 21 de marzo de 2012

Sonrisas Disney

“Por cada risa, debe haber una lágrima”
(Walt Disney)


En “101 dálmatas”, la película más taquillera de 1961, participaron más de 150 artistas que dibujaron más de 113.000 fotogramas de todos los perros con sus casi 6.500.000 manchas.


En 1941, “Pinocho” se convirtió en el primer largometraje animado en conseguir un Oscar (mejor banda sonora y mejor canción, “When you wish upon a star”) en una categoría competitiva.


La primera aparición de Chip y Chop en la pantalla fue en “Private Pluto”, cortometraje de 1943 en el que las simpáticas ardillas aún no tenían nombre, si bien pronto pasaron a protagonizar sus propias aventuras.


La dama y el vagabundo” tenía su origen en un pequeño relato que escribió el propio Walt Disney en 1925 y que en 1939, concebido como cortometraje para sus “Silly Simphonies”, no llegó a realizarse.


El duelo de magia entre Merlín y Madam Mim en “Merlín, el encantador” es citado a  menudo por los expertos como la mejor escena de caracterización animada. En ella, ambos personajes sufren un sinfín de transformaciones pero en ningún momento pierden sus rasgos de identificación.


El animador Ward Kimball estuvo a punto de retirarse de “Blancanieves y los siete enanitos” al ser cortadas dos de sus escenas principales.  Walt Disney le convenció de que se quedara dándole el personaje de Pepito Grillo en la que iba a ser la siguiente película del estudio.


El origen de Winnie the Pooh y sus amigos lo encontramos en “Winnie-the-Pooh” y “The house at Pooh corner”, dos libros escritos en 1926 y 1928, respectivamente, por el autor británico A. A. Milne cuyos personajes estaban basados en los peluches de su hijo Christopher Robin, muñecos hoy exhibidos como auténticas piezas de museo.


El patito feo”, última Silly Simphony de la factoría Disney, fue reconocida en 1940 con el Oscar al mejor cortometraje de animación. Su deliciosa historia estaba basada en “The ugly ducking”, cuento escrito por Hans Christian Andersen en 1843.


La escena de la transformación del vestido hecho jirones en el espectacular vestido de baile de “La Cenicienta” era la escena de animación favorita de Walt Disney. Pura magia.


Walt Disney escogió para su "Mary Poppins" a Julie Andrews tras verla en Broadway en el musical “Camelot”. Al comunicarle ella que estaba embarazada, Disney se ofreció a esperar a que tuviera el niño para comenzar el rodaje e incluso le ofreció a su entonces marido, Tony Walton, trabajar en la película como diseñador de vestuario y decorados.


Basado en “The story of Ferdinand”, libro infantil escrito en 1936 por el escritor americano Munro Leaf, “Ferdinando, el toro” obtuvo en 1939 un merecidísimo Oscar al mejor corto de animación.


El animador estadounidense Wolfgang Reitherman fue también el director de “El libro de la selva”. Y su hijo Bruce le prestó a Mowgli su flequillo, sus gestos y su voz.


En la versión original de “Robin Hood”, Peter Ustinov nos hablaba a través de los personajes del Príncipe Juan y del Rey Ricardo. El actor también dobló al Príncipe Juan en la versión alemana de esta maravillosa película.


Jack Hannah, otro animador clásico de la factoría Disney, dirigió además la encantadora historia de “Lambert, el león cordero”, una auténtica delicia que fue en 1952 nominada al Oscar al mejor cortometraje de animación.


El personaje de Tambor no aparece en la novela homónima del escritor austríaco Felix Saltens en la que se basó "Bambi".  Fue añadido por Walt Disney para suavizar de forma desenfadada algunos fragmentos de la historia original.


La Bella y la Bestia” fue la primera película Disney donde se utilizó un guión completamente desarrollado previo al proceso de animación. En películas anteriores, la historia se había ido desarrollando a través de storyboards.


En la obra original escrita por J. M. Barrie en 1904, la mano que perdía el Capitán Garfio era la derecha. Los animadores de Disney pensaron que, para su "Peter Pan", las acciones de Garfio estarían demasiado limitadas con lo que se decidió cambiarla por la mano izquierda.


Bolt” fue la primera película de animación en 3D realizada por Disney, ya que las imágenes de sus anteriores películas en 3D se crearon mediante un proceso de conversión de postproducción realizado fuera del estudio.


Yo sólo espero que nunca perdamos de vista una cosa:
que todo empezó con un ratón
(Walt Disney)

Dedicado al primer aniversario del Proyecto Sonrisa
... Y Feliz Primavera a todos

13 comentarios:

miquel zueras dijo...

Me ha encantado, Clementine, una entrada repleta de datos interesantes. Recuerdo bien la escena del duelo en "Merlín el encantador" cuando era niño y en ese momento decidí que sería dibujante. Yo ahora me quedaría con una escena que me encanta de "101 Dálmatas" cuando los perros observan a los animales paseando con sus dueños que se parecen mucho a ellos... o al revés. Besos y feliz primavera. Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

Grande Disney, aunque yo últimamente soy más de Miyazaki.

Manderly dijo...

Es difícil quedarse con una sóla película de Disney porque todas nos han regalado grandes momentos.
Pero bueno esa sorisa y carcajadas que hacen que te eleves del suelo de tanto reír en 'Mary Poppins' son geniales!!!
Saludos

natsnoC dijo...

Entrada de Disney, satisfacción asegurada. Sobre todo si hablamos de los clásicos.

¿El Patito Feo fue el último Silly Simphony? Que maravillas condesadas eran esos cortos. Algunos de ellos no se filmarían hoy por ser demasiado arriesgados.

El Tirador Solitario dijo...

Vaya, pues voy a coincidir con Cahiers, me encanta Disney, pero...¡¡¡Viva Porco Rosso!!

Jose Corderito Enfermo y Pobrecito dijo...

Una vez más, no se debe añadir nada a tu entrada, sólo disfrutarla.
Sólo una cosa más (como diría Colombo)... Este fin de semana se ha estrenado una versión humana de Blancanieves con Julia Roberts como madrastra. A todos los que de niños disfrutamos con la versión de Disney, un consejo... ¡no vayáis a verla!
Saludos.

Clementine dijo...

Bueno, veo que hay unanimidad con respecto a Disney, qué bien... Gracias a todos por sumaros a sus sonrisas.
Besos a repartir.

Alicia dijo...

UY, qué tarde es, qué tarde es!! Adiós, adiós, me voy, me voy.

(faltaba ésta)

Clementine dijo...

Uy, Alicia, faltan tantas. Son todas las que están pero no están todas las que son...

Marcos Callau dijo...

Justo es reconocer el mérito de la industria Disney, al brindarnos tantos momentos mágicos y divertidos. Esa fotografía que has colocado de "La dama y el vagabundo" es mi escena favorita, cuando suena "Bella notte"

Clementine dijo...

Muy justo, Marcos. Esa escena de "Bella notte" es directamente mágica. Besos.

Roberto Béjar dijo...

Uf, cuantos retazos de maravillosos relatos de Disney, para mí es imposible quedarme con uno sólo. Por poner un ejemplo, unos de mis personajes favoritos son Chip y Chop, sobre todo cuando se las tienen que ver con Donald (mi creación Disney preferida) o con Pluto.

Un abrazo y ¡feliz aniversario!

Clementine dijo...

Hola, Roberto. Lo mismo me pasa a mí, yo me quedo con todos. Chip y Chop también son de mis preferidos de siempre, me siguen resultando irresistibles. Otro abrazo grande para ti.