martes, 27 de marzo de 2012

Cantando bajo la lluvia


El 27 de Marzo de 1952, hace hoy ya 60 años, se estrenaba en Nueva York “Cantando bajo la lluvia” (Singin’ in the rain), sin duda uno de los más grandes musicales de la historia del cine.


Producida por Arthur Freed para la Metro Goldwyn-Mayer, la película era magistralmente codirigida por Stanley Donen y Gene Kelly, dos auténticos maestros en la materia que tres años atrás ya habían coincidido en “Un día en Nueva York”, otro clásico título del musical que suponía, además, el debut de Stanley Donen y Gene Kelly en la dirección.


Donen ya nos había regalado “Bodas reales” antes de “Cantando bajo la lluvia”, título éste al que seguirían otros como “Siete novias para siete hermanos”, “Siempre hace buen tiempo” (también codirigida con Kelly), “Una cara con ángel”... y otras películas fuera del género musical como “Indiscreta”, “Charada” o “La escalera”. Todo un clásico  Stanley Donen.


Las especiales imágenes de “Cantando bajo la lluvia” nos llegaban de la mano de Harold Rosson, quien comenzó su andadura profesional en la gran pantalla en 1915 (ahí es nada) y ya nos había deleitado con su buen hacer a través de títulos tan míticos como “Tarzán de los monos”, “La isla del tesoro”, “Capitanes intrépidos”, “El mago de Oz“, La ciudad de los muchachos”, “Duelo al sol”, “Un día en Nueva York”, “La jungla de asfalto”... Otro genio.


Tanto la historia como el guión lo firmaban Adolph Green y Betty Comden, dos ilustres autores de comedias musicales cuya colaboración conjunta se extendió durante nada menos que sesenta años.


La relación profesional de Green y Comden comenzó a finales de  los años 30 a raíz de coincidir ambos en The Revuers, una compañía itinerante que les permitió además trabajar con otros grandes nombres como Judy Holliday o Leonard Bernstein. Compañía con la que obtuvieron tal éxito que les llevó directamente a Hollywood. Más adelante, el propio Bernstein les proponía como guionistas para la adaptación en Broadway de “Un día en Nueva York”, sí, ese primer título musical dirigido por Stanley Donen y Gene Kelly para la gran pantalla.


Y la extraordinaria banda sonora de “Cantando bajo la lluvia” nos llegaba de la mano de Nacio Herb Brown y Arthur Freed a partir de una serie de joyas que habían sido compuestas en años muy anteriores a este 1952. La magistral coreografía de Stanley Donen y Gene Kelly redondeaba los números musicales de la película.

Compuesta originalmente por Nacio Herb Brown y Arthur Freed
para la película “La melodía de Broadway” (1929)


Gene Kelly inició su carrera en el cine en 1942 siendo dirigido por Busby Berkeley en el musical “Por mi chica y por mí”. El actor y bailarín llevaba ya tras de sí otros títulos del género musical como “Las modelos”, “Levando anclas”, “El pirata”, “Un día en Nueva York” o “Un americano en París”.


Howard Keel fue, curiosamente, la opción original para dar vida a Don Lockwood, el protagonista de esta historia. Pero Keel fue reemplazado por Kelly al cambiar los guionistas la naturaleza del personaje: de ser un actor del western pasó a ser un cantante y bailarín.

Compuesta por Roger Edens, Betty Comden y Adolph Green
para “Cantando bajo la lluvia”


Donald O’Connor había debutado en la gran pantalla con tan sólo diez años en “It can’t last forever”, pequeño papel al que seguiría el de Huckleberry Finn en “Tom Sawyer, detective” y el de Beau Geste, de niño, en la mítica película de mismo nombre.

Compuesta originalmente por Al Hoffman, Al Goodhart y Arthur Freed
para la revista teatral “George White’s music hall varieties” (1932)


Nacido en una familia dedicada al vaudeville, Donald participó después en una larga serie de títulos del género musical, destacando muy pronto como bailarín y como actor cómico.

Compuesta por Nacio Herb Brown y Arthur Freed en 1948.
Cuando se pensó en darle una canción a Donald la elegida fue “The wedding of the painted doll”. Sin embargo, finalmente se decidió aprovechar la experiencia de O’Connor en el vaudeville y explotar su vis cómica con “Make ’em laugh”


Su personaje de Cosmo Brown en “Cantando bajo la lluvia” fue originalmente escrito para Oscar Levant. Afortunadamente fue O’Connor quien lo llevó a cabo, en otro caso nos hubiéramos perdido el lujo de disfrutar, en esta película, con uno de los más extraordinarios artistas del musical americano.

Compuesta originalmente por Nacio Herb Brown y Arthur Freed
para la película “Así ama la mujer” (1934)


Debbie Reynolds tan sólo llevaba cinco títulos en la gran pantalla cuando fue elegida para dar vida a Kathy Selden en “Cantando bajo la lluvia”.

Compuesta originalmente por Nacio Herb Brown y Arthur Freed
para la película “Los hijos de la farándula” (1939)


Judy Garland, June Allyson, Ann Miller, Jane Powell y Leslie Caron habían sido consideradas para este papel antes que Debbie. Hoy no nos imaginamos a otra Kathy.


Jean Hagen debutó en el cine en 1949 con “La costilla de Adán” y ya había aparecido en otro gran título clásico, “La jungla de asfalto.


El papel de Lina Lamont había sido escrito por Betty Comden y Adolph Green con su amiga Judy Holliday en mente. Holliday se encontraba aún saboreando su gran éxito con “Nacida ayer” y fue escogida finalmente Jean Hagen, actriz suplente de Holliday en la representación en Broadway de "Nacida ayer".


Y completaba el reparto Cyd Charisse, maravillosa actriz y bailarina que había debutado en el cine en 1941 en “Escort girl” y después había intervenido en otros títulos musicales como “Ziegfeld Follies”, “Las chicas de Harvey” o “Words and music”.


En la ya legendaria secuencia del Ballet de Broadway de “Cantando bajo la lluvia” iba en un principio a aparecer también Donald O’Connor. El actor, sin embargo, debía atender a otros compromisos televisivos y la sabia providencia hizo que fuera sustituida su aparición por la del personaje de Cyd Charisse en un número magistral. Cyd tuvo que adaptar su estilo de baile al de Gene Kelly, por ser muy diferente, y tuvo también que aprender a fumar como toda una vampiresa.


Antes de esta película, Charisse sólo había intervenido en el cine como simple bailarina. Su espectacular aparición en “Cantando bajo la lluvia” tuvo tanto éxito que la MGM decidió impulsar su carrera. Su siguiente película sería “Melodías de Broadway 1955”, junto a Fred Astaire, formándose aquí la pareja de baile más elegante de la gran pantalla.

Completaban el reparto otros nombres como Rita Moreno, que entonces tan sólo llevaba dos años en el cine, Mae Clarke o Kathleen Freeman.

Compuesta originalmente por Nacio Herb Brown y Arthur Freed
para la película “The Hollywood Revue of 1929” (1929).


Cantando bajo la lluvia” recibió tan sólo dos nominaciones a los  Premios Oscar, a la mejor actriz secundaria (Jean Hagen) y a la mejor banda sonora. Los Globos de Oro también la nominaron como mejor película, otorgando además a Donald O’Connor el premio al mejor actor.

A través de distintos personajes de la trama, eran parodiadas figuras auténticas del mundo del cine como Louis B. Mayer, Louella Parsons, Clara Bow, Pola Negri, Erich von Stroheim o Gloria Swanson.

Y se trataba también en la película  un tema real de la historia del cine en su paso del mudo al sonoro en cuanto al hecho de que muchos actores y actrices vieron truncadas sus carreras al no adecuarse sus voces al nuevo cambio cinematográfico.


En la historia, el personaje de Kathy que interpreta Debbie Reynolds debe doblar la voz del personaje de Lina Lamont que interpreta Jean Hagen por tener Lina una voz totalmente inapropiada. Sin embargo, en la realidad, no era Reynolds la que hablaba por Hagen, era la propia Hagen pues, al contrario que su personaje, gozaba de una hermosa y rica voz. Con lo que, en la realidad, era Jean Hagen la que doblaba a Kathy doblando a Lina.

Y algo similar ocurría en las canciones. En la película, Kathy también cantaba por Lina por motivos obvios. En la realidad, por Debbie cantaba Betty Noyes, actriz y cantante que fue también la voz cantarina de la madre de “Dumbo” y la de Ruth, una de las siete novias de esos míticos siete hermanos.


Terminamos con una última curiosidad. Al excelente repertorio que Kelly y Donen hicieron de populares canciones de los tempranos musicales se unió otro, en menor medida, de antiguos objetos y pertenencias del mundo del cine. Así, la casa en la que vivía en la película el personaje de Gene Kelly fue decorada con mesas, sillas, alfombras y otros objetos que aparecían en “El demonio y la carne”, película de 1926 protagonizada por Greta Garbo y John Gilbert.


Y el coche que conducía Debbie Reynolds en “Cantando bajo la lluvia” no era otro que el mismo que conducía nada menos que Andy Hardy, personaje inmortalizado por Mickey Rooney en varios títulos del género cinematográfico musical.


To Chez Morera with a smile on my face

20 comentarios:

natsnoC dijo...

¡¡Gracias!! Me ha hecho mucha ilusión.

Luego más, que ahora no puedo.

Manderly dijo...

El musical por excelencia!! Es de los pocos musicales que gustan a aquellas personas que no son seguidoras del género.
Todo lo que hacen Donen y Kelly me gusta!!
En esta película todos lo números musicales son magistrales.

Good morning, good morning...!! Qué alegría contagia, lo mismo que el clásico de Kelly tan conocido por todos!!

Genial!! Una película alegre y que contagia esa alegría!!

Saludos.

El Tirador Solitario dijo...

¡Adoro esta película! Creo que era Woody Allen en Delitos y Faltas, quien decía que se la ponía cada equis tiempo, cuando se sentía deprimido..Me encantan todos sus números, y especialmente ese Good Morning, el All I do is dream of you, y por supuesto ese Make them laugh, que servía de sintonía a aquel programa llamado "Con H de humor", donde emitían joyas de la comedia americana ¿Te acuerdas Clementine?

Sergio Sánchez dijo...

El mejor musical de la historia del cine, y una de las obras cumbres de este Arte. La he visto dos veces en pantalla de cine, la última vez creí antes de entrar que quizás ya la tendría un poco gastada. De verdad que parecía recién estrenada.

fossie dijo...

Una de las películas imprescindibles en nuestra filmografia.
Creo que todo el mundo la ha visto en alguna ocasión y quien no lo haya hecho es que no sabe apreciar una buena película.

Estan espectaculares Kelly y Connor.

natsnoC dijo...

Mis hijas, disfrutan, rien, cantan, y se quedan absolutamente absortas por esta genial película. La he visto más de 10 veces y no me canso de ella. Make them laugh, Moses, Good Morning, Singin' in the rain. No hay número malo, es perfecta.

Y sobre todo, empiezas con una sonrisa y acabas con una más grande.

Por cierto que la semana pasada lei un comic biográfico, "La guerra de Alan", en el que el protagonista afirma haber conocido a Donald O'Connor en el ejército, hasta el punto de que le propuso dedicarse con él a la música.

miquel zueras dijo...

Es cierto que esa maravillosa película suele gustar a los que no son muy amantes de los musicales pues funciona también como comedia y es que el guión es muy bueno a diferencia de por ejemplo algunas películas de Fred Astaire cuya trama era sólo una excusa para mostrar números musicales. Kelly está aquí aún mejor que "Un americano en París" y se recrea muy acertadamente la época del inicio del sonoro. Recuerdo que la vi por primera vez de niño, con mi abuelo, él me dijo que recordaba esos enormes discos para los efectos sonoros. Besos. Borgo.

deWitt dijo...

Yo confieso: mi canción favorita de Singing un the rain es Good Morning....se me escapan los pies cada vez que la escucho.
Yo confieso: Jesan Hagen me fascina en esta película, creo que está divertidísima.
Y yo sigo confesando: las secuencias con Charisse son maravillosas.

Y para acabar confesando: tu entrada maravillosa, como siempre!!

Gooooood morning, good mooorning!!

PEPE CAHIERS dijo...

Recuerdo haber visto la escena de la lluvia en pantalla grande, en una especie de trailer antes de que empezara la película que ponían por entonces en aquel cine. No tengo idea cual era la película que fui a ver, pero siempre recordaré aquel fragmento imperecedero.

Sergio Sánchez dijo...

En la escena de la lluvia tú subes en la grúa final.

miquel zueras dijo...

¡Clementine, que nos tienes abandonados! No respondes a los comentarios ni actualizas el blog. Hasta pronto que ya te echamos de menos. Borgo.

Clementine dijo...

Pero mira que eres majo, Zueras... No, no os he abandonado, es sólo que a veces me resulta imposible combinar el mundo virtual con ése que llaman real. Muchos besos, Borgo, comienzo con tu último comentario y ya sigo con la ronda...

De nada, natsnoC, yo ya no puedo pensar en esta película sin relacionarla contigo, ya ves tú qué faena... Muy curioso el dato sobre ese cómic, a mí me hubiera encantado ver bailar en directo a Donald O’Connor. Le debo aquí una entrada y él lo sabe.

Alegría la que contagias tú con tu comentario, Manderly, así da gusto. Saludos.

Me acuerdo de ese programa, Tirador, no me lo perdía nunca. Mi número favorito de esta película es “Moses”, me parece redondo.

Esta película permanecerá siempre así de fresca, Sergio. Está impecablemente hecha y con eso ya lo tiene todo.

Una gran película, Fossie, con una pareja de bailarines de auténtico lujo.

natsnoC, ya te he respondido a esto arriba. Sube, sube...

Yo creo, Miquel, que las películas en blanco y negro de Fred Astaire contaban tramas más superficiales porque eran bastante más antiguas y se enfocaba entonces el musical cinematográfico de otro modo. En la época de Kelly ya se empezaba a tratar el género musical de otra manera. Y “Cantando bajo la lluvia”, en concreto, nos cuenta además una etapa fundamental de la historia del cine.

Hola, deWitt, dichosos los ojos que te leen de nuevo... Me apunto a tus confesiones y me alegra que consideres maravillosa esta entrada, eso te hace maravilloso a ti también.

Es que es para no olvidarlo, Cahiers. La escena de la lluvia es antológica de toda la historia del cine, es una auténtica maravilla.

Sergio, en esa escena estás subido todo el rato, es de las que te envuelven totalmente.

Y ahora, al mejor estilo deWitt, yo confieso... que no soy, como muchos de vosotros, de las que catalogan “Cantando bajo la lluvia” como el mejor musical de la historia del cine. Y no porque no sea un gran musical, que lo es, ni por llevar la contraria, que tampoco, sino porque yo no soy de catalogar ningún título como el mejor en su especie por el simple hecho de que no me parecen comparables los valores que los hacen grandes a unos y a otros como para poder decir que es el mejor. No sé si al final me he liado, como yo sí me he entendido...

Besos a repartir.

Joses Suposses dijo...

Yo funciono por impulsos memorísticos. Y este post me ha recordado cosas agradables:

- Que Billy Wilder eligió para morir el día en el que "Cantando baho la lluvia" cumplía 50 años. El 27 de marzo habría que grabarlo con letras de oro en la historia del cine (buejo, ya lo está).
- La primera vez que vi la película, claro. Me atrevo a decir que fue en 1978, después de un famosísimo Argentina - Perú.
- Un dibujo/cuadro de José Ramón Sánchez, imagino que sabes cuál.
- El ciclo de cine con el que de niño descubrí a Jerry lewis, Gene Wilder, Abbot y Costello... Se llamaba "Con H de humor" (lamentable título), y a sintonía era "Make'em laugh".

Y se agradece que le hagan recordar a uno cosas agradables.

Clementine dijo...

Me alegra hacerte recordar cosas agradables, Joses suposses, y vamos por partes:
- No sabía que Wilder se nos fue ese día pero sí le creo muy capaz de haberlo elegido él. Le debo una entrada aquí, para lo mucho que me gusta ya tardo, ya.
- Yo ni me acuerdo de cuándo vi esta película por vez primera, pero también me atrevo a decir que cuando tú, porque es lo más probable...
- Ese dibujo/cuadro de José Ramón Sánchez es de mis favoritos-favoritos...
- Lo de "Con H de humor" y "Make'em laugh" ya lo ha mencionado el Tirador más arriba. Antes de que te lo diga él te lo digo yo, que no veas cómo se las gasta... Oye, ¿y es que tú no nos lees?
Saludos en un día lluvioso, mira tú.

Marcos Callau dijo...

Absolutamente inolvidable e insuperable. Todos la hemos recordado al ver "The Artist", no solo por el inmenso parecido entre su protagonista y Gene Kelly. También por el momento del cien que retrata, aunque en "Singin' in the rain" con un tono mucho más cómico. Es, sin duda, el musical de mi vida, mi preferido. Además, supera el género musical para ser una de los mejores retratos que se han producido sobre la historia del cine por dentro, sus entresijos. Besos Clementine. Un placer volver por aquí, después de una temporada de "recogimiento".

Clementine dijo...

El placer es todo mío, Marcos Callau, me encantan tus visitas a mi pantalla. Inolvidable musical que tiene de todo un poco, lo que le hace único. Y ya que la mencionas has de saber que vi finalmente "The Artist" y me entusiasmó, al menos, tanto como a ti... ¿a que no te extraña? Besos, cinéfilo de lujo.

Alicia dijo...

Es que the artist es una maravilla.

(Cada uno comenta aquí lo que quiere, no?)

Clementine dijo...

Sí, Alicia, cada uno comenta aquí lo que quiere... mientras yo no diga lo contrario. Que noooo, que es broma, como si te quieres poner a cantar... bajo la lluvia.

Roberto Béjar dijo...

Maravilloso musical, uno de mis preferidos. ¡Y vaya reparto! Curioso lo de Howard Keel en lugar de Gene Kelly para el papel principal. Si es que cada vez que abro tu blog, cuando no paro de aprender cosas de mis películas favoritas, me desvelas otras joyas fantásticas por descubrir.

¿Te he dado alguna vez las gracias?

Gracias y un beso!

Clementine dijo...

Hola, Roberto, qué bien que sigas apareciendo por aquí. Gracias a ti, siempre, que eres uno de mis comentadores favoritos y más queridos, además. Otro beso para ti.