jueves, 5 de abril de 2012

Charles Dickens a toda pantalla

El pasado 7 de Febrero conmemorábamos el bicentenario del nacimiento de
Charles Dickens, figura imprescindible en la historia de la literatura.


El hombre nunca sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta


Los papeles póstumos del club Pickwick" (The Pickwick Papers) era publicada por entregas en 1836. Ya adaptada cinematográficamente entre 1901 y 1913 en siete distintos cortometrajes, esta novela sirvió también de base a cuatro largometrajes en 1921, 1938, 1952 y 1969 y a una adaptación televisiva en 1987.


Primeramente adaptada en dos cortos de 1903 y 1912, “Nicholas Nickleby” fue publicada por entregas mensuales entre 1838 y 1839. Albert Cavalcanti firmaba en 1947 para la gran pantalla “The life and adventures of Nicholas Nickleby”, en 1974 “Smilke!” nos la presentaba en forma de musical y volvía a ser adaptada más adelante para la televisión en 1985 y en 2002.

En el pequeño mundo en el que los niños tienen su existencia, sea quien sea el que lo eduque, nada hay que se perciba y se sienta tan sutilmente como la injusticia


Publicada por entregas de aparición mensual entre 1837 y 1839,
Oliver Twist” se ha convertido en una de las obras de Dickens que mayor logro ha conseguido en la gran pantalla. Ya entre 1907 y 1916 fue protagonista de cinco adaptaciones en corto o mediometrajes.



En 1922 disfrutábamos con una exquisita versión muda dirigida por Frank Lloyd y protagonizada por un maravilloso Jackie Coogan de ocho años que nos acababa de regalar a su inolvidable “chico”. Once años más tarde,  a Oliver Twist le daba vida Dickie Moore, otro actor infantil de renombre perteneciente a la “pandilla” de niños más entrañable de la gran pantalla. 



David Lean nos contaba con gran maestría esta historia en 1948, acompañando a John Howard Davis (como Oliver) un sublime Alec Guinness en el papel de Fagin y otros nombres como Robert Newton o Henry Stephenson. Y en 1968 Carol Reed nos regalaba una inolvidable versión musical maravillosamente protagonizada por Mark Lester, Jack Wild, Ron Moody y Oliver Reed.



Walt Disney nos ofrecía su particular versión en 1988 a través de “Oliver y su pandilla” y en 1997 en su adaptación televisiva con Elijah Wood como Artful Dodger y Richard Dreyfuss como Fagin. Y el buen hacer de Roman Polanski destacaba una vez más en su
Oliver Twist” de 2005.


La tienda de antigüedades” (The old curiosity shop) era publicada por entregas entre 1840 y 1841. A cinco adaptaciones en el temprano cine entre 1909 y 1921 le seguía otra dirigida por Thomas Bentley en 1934. Mucho después llegarían una versión cinematográfica en 1975 y dos adaptaciones televisivas en 1995 y en 2007. Y “Barnaby Rudge”, publicada también en 1841, contaba con su propia adaptación cinematográfica ya en 1915.

Honraré la Navidad en mi corazón y procuraré conservarla durante todo el año


En 1843 aparecía publicado “Cuento de Navidad” (A Christmas Carol), otra maravillosa historia de Charles Dickens que dio muy buenos resultados en la gran pantalla. Y muy frecuentes, ya que en todas las décadas cinematográficas existe al menos un par de adaptaciones de esta obra o de parte de ella.


Ya en 1901 aparecía “Scrooge; or Marley’s ghost”, corto de once minutos, al que siguieron otras seis adaptaciones de 1908 a 1923.  Y más adelante, en 1951, Brian Desmond Hurst firmaba “Cuento de Navidad de Dickens”.




En 1970, Ronald Neame dirigía a Albert Finney, en el papel de Ebenezer Scrooge, en “Muchas gracias, Mr. Scrooge”. Disney nos regalaba en 1983 “Una Navidad con Mickey”, un delicioso corto de 26 minutos basado en esta historia. Y un año más tarde, George C. Scott aparecía como Scrooge en una adaptación televisiva.




Ebenezer era interpretado por Michael Caine en “Los Teleñecos en Cuento de Navidad”, una pequeña joya cinematográfica dirigida en 1992 por Brian Henson. Jack Palance hacía este mismo papel en la adaptación televisiva de 1998 “Una Navidad para Ebenezer”. Y Patrick Stewart, como Scrooge, y Joel Grey, como Fantasma del Pasado, se asomaban a la pequeña pantalla en “A Christmas Carol”.




Jimmy T. Murakami dirigía en 2001 una particular adaptación animada que se llamó “Cuento de Navidad de Charles Dickens”. Kelsey Grammer era Ebenezer en la adaptación televisiva de 2004. Y Jim Carrey interpretaba tanto a Scrooge como a los fantasmas en la cinematográfica versión de 2009 dirigida por Robert Zemeckis.


Martin Chuzzlewit”, novela de Dickens publicada por entregas entre 1843 y 1844, era adaptada en dos cortos de 1912 y 1914. "Tiempos difíciles" (Hard times), publicada también en 1844, contó asimismo con una adaptación muda en 1915 y, muy posteriormente, una adaptación portuguesa en 1988. Y “Las campanas” (The chimes), novela corta publicada en 1844, fue adaptada al cine en dos cortos de 1914.


Publicada en 1845, “El grillo en el hogar” (The cricket on the hearth) contó con dos tempranas adaptaciones cinematográficas en 1914 y 1923. En 1967 aparecía la versión animada de Ranking/Bass y en 1972 una adaptación francesa para la pequeña pantalla.


Dickens comenzó a escribir en Suiza “Dombey e hijo” (Dombey and son), novela que sería después publicada en entregas mensuales entre 1846 y 1848. Esta historia tuvo también su temprana adaptación cinematográfica en 1919. Después llegaría la dirigida por John Cromwell en 1931 y ya en 2007 su adaptación francesa para la televisión.


David Copperfield” era publicada por entregas mensuales entre 1849 y 1850. El cine más antiguo nos la mostró en un corto de 1911, en una versión inglesa de 1913 y en otra danesa de 1922. 




En 1935, George Cukor nos regalaba su maravilloso “David Copperfield” con un magnifico Freddie Bartholomew de protagonista. Delbert Mann firmaba la versión televisiva de 1969 con actores de la talla de Laurence Olivier, Richard Attemborough o Wendy Hiller. Y en 1999 llegaba de nuevo a la pequeña pantalla esta historia de la mano de Daniel Radcliffe, Maggie Smith, Bob Hoskins y Ian McKellen.


Historia de dos ciudades” (A tale of two cities) era publicada en 1850. Adaptada en el cine mudo en dos cortos de 1907 y 1911 y en tres largos de 1917, 1922 y 1927, llegaba después, en 1935 y dirigida por Jack Conway con Ronald Colman de protagonista.


En 1958 Ralph Thomas nos contaba esta misma historia a través de un magistral Dirk Bogarde. Ese mismo año de 1958 llegaba una adaptación televisiva, y después otras dos para la pequeña pantalla, en 1980 y 1984, esta última animada.


Publicada por entregas entre 1852 y 1853, “Casa desolada” (Bleak house) tuvo sus versiones mudas en 1920, 1922 y 1926. Y “La pequeña Dorrit” (Little Dorrit), publicada también en entregas mensuales entre 1855 y 1857, fue adaptada en un cortometraje de 1913 y en otras tres ocasiones entre 1920 y 1934.


Tras una nueva adaptación televisiva en 1961, "La pequeña Dorrit" fue llevada también en 1988 al cine por Christine Edzar, contando en su reparto con nombres como Derek Jacobi, Cyril Cusack o Alec Guinnes.


Grandes esperanzas” (Great expectations) era publicada como serie entre 1860 y 1861. Tras una temprana adaptación en el mudo 1917, Stuart Walker firmó la adaptación cinematográfica de 1934.


Y en 1946 David Lean dirigía la maravillosa “Cadenas rotas”, que reunía en su reparto a unos magníficos John Mills, Jean Simmons y Alec Guinness.


En 1974 era adaptada esta historia a la pequeña pantalla con Michael York y Sarah Miles como protagonistas. Y en 1988 Alfonso Cuarón nos ofrecía su versión a toda pantalla de la mano de Gwyneth Paltrow y Ethan Hawke.


El relato corto “El guardavías” (The signalman), publicado en 1866, fue adaptado en un corto cinematográfico en 1976 y en un largometraje español de 2004. “The magic Fishbone”, segunda de cuatro historias reunidas como “Holiday Romance”, publicada por vez primera en “A children’s magazine” en 1867, fue adaptada a la pequeña pantalla a través de una producción inglesa.


Y “The mistery of Edwin Drood”, última e inacabada novela de Charles Dickens, iba a ser publicada en veinte entregas de Abril de 1870 a Marzo de 1871. Quedó sin completar por el fallecimiento del escritor el 9 de Junio de 1870. No obstante, tuvo dos adaptaciones mudas en 1909 y 1914, una versión americana en 1935 protagonizada por Claude Rains y otra adaptación inglesa en 1993.


Nunca podría haber hecho lo que he hecho sin los hábitos de puntualidad, orden y diligencia, sin la determinación de concentrar en mí un objetivo a la vez
(CHARLES DICKENS)

13 comentarios:

Pablo J. Álvarez dijo...

Aún recuerdo la tarde del sábado, en la que vi Oliver Twist. No recuerdo el momento en el que perdí la capacidad de disfrutar de esas películas. Probablemente tenga que ver con la edad y la falta de inocencia del mundo que nos rodea. Lo que no he perdido es la memoria de lo que disfrutaba viendo cine bien hecho, costumbrista, de estudio, cuidado al detalle, y con adaptaciones fieles.

miquel zueras dijo...

Me encantaba de niño la versión Disney de "Cuento de Navidad" con el Tío Gilito en el papel de Scrooge, luego supe que ese era el nombre original del pato tacaño.
Yo ilustré la portada para "Historia de dos ciudades" me encantaría que me encargaran la de "Cuento de Navidad". Tengo en casa una antología de sus poco conocidos relatos de fantasmas que escribió en colaboración con Wilkie Collins, el de "La dama de blanco". Saludos y Feliz Pascua. Borgo.

El Tirador Solitario dijo...

De todas las versiones de Dickens, me quedo (y anda que no hay buenas)con el musical del Oliver. Me encantan esos números musicales, esas canciones, por no hablar del momento supremo que me resulta el inigualable "Who Will Buy?"...te voy a confesar una cosa, Clementine: ése es mi número musical favorito de toda los musicales...es incomparable en composición, bailarines, ritmo, historia...toda una explosión de alegría, y que cuando parece que los has visto todo...aparece la Guardia de su Graciosa Majestad!

PEPE CAHIERS dijo...

Una de mis favoritas después de "Los mejores años de nuestra vida", es "Grandes Esperanzas" o como se llamó por aquí "Cadenas rotas". Me emociona esa relación de gratitud entre el preso y el chico y ese fantástico final.

Manderly dijo...

Infinitas adaptaciones cinematográficas que hemos visto de Dickens.
Me quedo con 'Cuento de Navidad' aunque tengo pendiente su versión musical.
Saludos.

natsnoC dijo...

La verdad es que no sé si Dickens es el escritor con más adaptaciones de cada uno de sus libros, pero si no lo es seguro que está (merecidamente) muy cerca.

Con "Cuento de Navidad" he llegado a disfrutar prácticamente todas sus adaptaciones, que no se limitan a contar lo escrito sino que lo complementan y actualizan, generalmente con bastante éxito. En su día me gustó también bastante la de Bill Murray.

Recientemente vi el Oliver Twist de Polanski, que sin ser de sus mejores películas está también muy bien. Y Oliver, musical incluido.

En fin, que una gran entrada como siempre. Yo tengo localizado el libro de relatos de fantasmas que dice Miquel, pero aun no lo he comprado.

Clementine dijo...

Este cine bien hecho, detallista y perfectamente adaptado es un auténtico regalo para el espectador. Yo, afortunadamente, sigo disfrutando a lo grande con todos estos títulos a lo Dickens. Un saludo, Pablo.

A mí me sigue entusiasmando la versión Disney de "Cuento de Navidad", Miquel, me empiezo a concentrar ya para que te encarguen esta portada (la de Dickens, no la de Disney). Y esa antología de la que hablas suena interesantísima. Besos, Borgo, y feliz de todo.

El musical de Oliver es maravilloso, Tirador, pero yo tengo debilidad por la versión que hizo David Lean... ¿y qué ha hecho este director que no esté bien? Bueeeno, ya sé cuál es tu número musical favorito, a mí me encanta "Consider yourself", me transmite mucha alegría...

"Cadenas rotas" es una de mis adaptaciones cinematográficas favoritas de Dickens, Cahiers. Y de nuevo David Lean, un auténtico maestro en contar historias.

Yo me quedo con todas, Manderly. Sólo tienes que decirme "Dickens" y ya me siento a verlo... Saludos.

Gracias, natsnoC. Según he leído por ahí, sí debe ser Dickens el más adaptado a la gran pantalla. Y a la televisión, porque no veas la de series que hay basadas en sus historias. A ver si localizo también yo ese libro de relatos que dice Miquel, que yo de Borgo me fío un rato largo...

Alicia dijo...

De nuevo me quito el sombrero ante semejante trabajo de ínvestigación. Maaadre de Dios

Clementine dijo...

Gracias, Alicia. Ha sido intenso pero muuuy interesante.

Roberto Béjar dijo...

¡Vaya entrada tan buena! Me encanta Dickens, y hay que ver la cantidad de buenos trabajos que han salido de sus páginas para cine y televisión.

Yo también recuerdo con mucho cariño la versión de Disney con el tío Gilito haciendo de Mr. Scrooge. Curiosa y divertida la de Bil Murray en Scrooged (Los fantasmas atacan al jefe) con una banda sonora muy interesante de Danny Elfman.

Saludos.

Clementine dijo...

Hola, Roberto. Gracias, a mí me resultó muy interesante el ir completando esta entrada por lo que dices también de que Dickens, por lo general, ha sido bastante bien adaptado. La de Bill Murray no estoy muy segura de haberla visto. Un beso.

Anónimo dijo...

Yo comencé a disfrutar de estos clasicos con dibujos animados. Los tenía en VHS y luego los compré en Dvd. Me traen bellos recuerdos. Gracias por tanta informacion de Dickens.

Clementine dijo...

Gracias a ti, Anónimo, por asomarte, con Dickens siempre se disfruta.