domingo, 6 de noviembre de 2011

Rivales

Hace hoy ya 75 años, el 6 de Noviembre de 1936, era estrenada en Seattle (Washington) “Rivales” (Come and get it!).


Impecable producción de Samuel Goldwyn para Howard Productions que firmaban dos directores de prestigio, Howard Hawks y William Wyler.


La novela homónima de Edna Ferber servía como base al guión escrito por Jane Murfin y Jules Furthman. El exquisito montaje de Edward Curtiss, nominado por su trabajo al Premio Oscar, la banda sonora de Alfred Newman y la fotografía de Gregg Toland y Rudolph Mate redondeaban la buena factura de la película.

Buena factura a la que se sumaba el magnífico reparto, encabezado por un extraordinario Edward Arnold.


Arnold debutó en la gran pantalla en 1916 con el cortometraje “The misleading lady”. Después le siguieron títulos como “Rasputín y la zarina”, “No soy ningún ángel”, “Sopa de ganso” o “Crimen y castigo” antes de dar vida a Barney Glasgow, principal protagonista de esta historia y, sin duda, una de las mejores interpretaciones cinematográficas de este excelente actor.


Joel McCrea nos presentaba de manera más que correcta a Richard, el hijo de Barney. McCrea llevaba en el mundo del cine desde 1927 y ya había sido dirigido anteriormente por Howard Hawks en “Ciudad sin ley” y por William Wyler en “Esos tres”.


Emma Louise Glasgow, mujer de Barney y madre de Richard en esta historia, era interpretada por Mary Nash, otro rostro del cine clásico desde 1915. Tras “Rivales”, pudimos ver a Nash como Fräulein Rottenmeier en la versión clásica de “Heidi” y como la genuina madre de Katharine Hepburn en “Historias de Filadelfia”.


Los personajes de Lotta Morgan y Lotta Bostrom, madre e hija respectivamente en la historia, eran interpretados por una misma actriz, Frances Farmer, quien debutó en la gran pantalla ese mismo año de 1936 con “Too many parents” y aún haría dos películas más antes de “Rivales”. Howard Hawks siempre consideró a Farmer como la mejor actriz con la que él había trabajado.


Y Walter Brennan era para nosotros Swan Bostrom, marido de Lotta Morgan, padre de Lotta Bostrom y amigo inseparable de Barney Glasgow.


Walter llevaba en el mundo del cine desde 1925 con 140 títulos ya a sus espaldas. Por su papel en “Rivales” obtuvo su primer Oscar como mejor actor secundario. Dos años más tarde, lograría un segundo Oscar en la misma categoría por “Kentucky” y otros dos años después por “El forastero”. En 1941 volvería a ser nominado por “El sargento York”.


El actor, que en realidad contaba tan sólo con 42 años, aparecía caracterizado en la película como un hombre de edad avanzada. En “Rivales”, Walter nos regala otro más de sus encantadoramente entrañables personajes. Muy grande este Brennan.


Y también aparecía en la película, en un pequeño papel como leñador, Hank Worden, excelente actor que había debutado el año anterior con “Ciudad sin ley” y luego veríamos en un sinfín de clásicos y especialmente a las órdenes de John Ford en “La diligencia”, “Fort Apache”, “Tres padrinos”, “Caravana de paz”, “Centauros del desierto” “Misión de audaces” o “El sargento negro”.


Rivales” fue dirigida en su mayor parte por Howard Hawks. Debido a una serie de discrepancias entre el director y Samuel Goldwyn, Hawks fue retirado del proyecto, siendo requerido William Wyler para ponerle buen fin a la película.


Pero no fue fácil convencer a Wyler, que no veía con buenos ojos el quitarle la película a otro director. Goldwyn, como buen productor de la época, le amenazó con arruinar su carrera y Wyler finalmente aceptó. Eso sí, respetando casi la totalidad de lo ya rodado por Hawks, negándose en redondo a firmar la película en solitario y consiguiendo, además, que el nombre de Howard Hawks apareciera en primer lugar, por delante de él, en los títulos de crédito.


En “Rivales”, pues, conviven el estilo dinámico, con más accion y con más sentido del humor de Howard Hawks y el más sosegado, de planos más elaborados y dramatismo más intenso de William Wyler.

Y dos maestros en una misma obra sólo podían dar lugar a una obra maestra.

17 comentarios:

miquel zueras dijo...

Aún no he visto esa película pero la novela Come and Get it la tengo encargada para ilustrar la portada, ya te la enviaré cuando la termine.
Me gustan mucho los papeles de Arnold en los años 30 "Vive como quieras" "Caballero sin espada"... Tengo unos CD con sus interpretaciones de Nero Wolfe, uno de mis detectives preferidos, Arnold fue el primer actor que lo llevó a las pantallas. Saludos. Borgo.

Clementine dijo...

Sí, claro, envíamela... Miquel, veo que seguimos conectados. Pues te va a encantar aquí Edward Arnold, tiene bastantes escenas con Walter Brennan y sobreviven los dos, no sabes cuál está mejor. Qué grandes. Besos, Borgo.

A-B-C dijo...

Es un gusto conocer películas clásicas así como actores y actrices del pasado que no conocía. Me ha llamado la atención especialmente Frances Farmer, espero que vuelvas a escribir más sobre ella o las películas en las que ha participado.

Saludos,

natsnoC dijo...

Esta película estaba hasta que he leido este post en esa zona oscura del universo cinematrográfico aún no explorado.

Ahora la tengo identificada y ubicada, pero la visita se me antoja más que complicada en esta ocasión.

Aplaudo sin reservas los principios de William Wyler.

Clementine dijo...

Gracias, A-B-C. Frances Farmer aparecerá por aquí más veces, seguro, aunque tiene pocos títulos realmente conocidos aparte de éste. Te recomiendo también la película "Frances" (1982), sobre la vida de esta actriz, interpretada aquí por Jessica Lange.

Y a mí no me extraña nada, natsnoC. Éste es uno de esos clásicos que, por lo que sea, no se han dado a conocer. Por eso lo saco yo aquí con todos los honores. Me uno a tu aplauso a Wyler, no es para menos.

Marcos Callau dijo...

Vaya tándem Hawks-Wyler. No conocía la película pero parece muy interesante Clementine. Y es verdad que Walter Brennan parece mucho más mayor de 42 años. Saludos!

Clementine dijo...

Ya ves tú, Marcos, vaya dos... Yo conocí este título cuando empecé a recopilar información sobre Walter Brennan pero hasta hace unos meses, que salió en DVD, no pude hacerme con ella y verla al fin. Porque ni me suena haberla visto en VHS ni siquiera por televisión. Y es un título a tener muy en cuenta. Brennan era un auténtico experto en caracterizarse como hombre mayor, era muy grande. Besos!

Sergio Sánchez dijo...

Qué claramente se notan los estilos de Hawks y Wyler, ¿no?. La primera parte de la peli, como bien dices, tan hawksiana, y el tramo final, tan de melodrama "a lo Wyler". No pensé antes de verla que se fuera a distinguir tan bien, jeje...

Clementine dijo...

Hola, Sergio, bienvenido. Vaya, me alegro de que la conozcas, ya somos dos para recomendarla. Un saludo

El Tirador Solitario dijo...

Pues esta película no la he visto, y eso que tengo referencias de ella desde que compré hace años esa joya que es el "Hawks según Hawks" de Joseph McBride.

Pero la verdad es que es un film que circula poquísimo, que creo que no está editado en DVD, y que gracias a tu entrada, me ha entrado el gusanillo, y estoy localizando...
¡Muchas gracias!

Clementine dijo...

¡A usted! Sí está ya en DVD, Tirador, localízala que ahí está además Walter Brennan de lujo.

PEPE CAHIERS dijo...

Además de ser un gran director, Wyler era además un tipo de lo más honesto. Recuerde que me debe usted una entrada sobre "Los mejores años de nuestra vida".

Clementine dijo...

Sí, Cahiers, William Wyler lo tenía todo. Y sí, recuerdo que te debo esa entrada y la tendrás, la tendrás. Y ademas, de regalo, otra sobre... y hasta aquí puedo escribir.

Alicia dijo...

Si son dos maestros, será una obra bimaestra ¿no?. Le honra a Wyler ese rechazo a hacerse con la peli de otro. Claro que en él era de esperar. No eran nada rivales estos, no.

Yo tampoco había oído hablar de este clásico (¡qué guapa Frnces!!), pero ya que me has hablado... Pues eso, lo de siempre, que la querría ver dios mediante.
A partir de ahora voy a apuntar las peticiones que le hago al Ratón Pérez, por si tengo que recurrir al final a los Reyes Magos.
Recuerdos a Brennan

Clementine dijo...

Bimaestra, Alicia, bimaestra. Petición apuntada. Que recuerdos de Brennan, me dice.

Roberto Béjar dijo...

Y que ni me suene este peliculón... Edward Arnold, uno de esos sólidos actores imprescindibles en el cine de la era dorada de Hollywood.
Detallazo de William Wyler, que le define como gran profesional y mejor persona.
Frances Farmer tampoco me suena, y seguramente comenzó una prometedora carera que se cercenaría por alguna razón. Me quedo con la duda.

Un abrazo.

Clementine dijo...

Claro que no te suena, Roberto, como que no le han dado ninguna publicidad. Y es de esas obras cinematográficas a rescatar. Frances Farmer no tiene muchas películas hechas y no tuvo tampoco una vida fácil. Algún día os la presentaré aquí con todos los honores, porque era muy buena actriz y muy guapa, además.
Otro abrazo para ti.