domingo, 13 de noviembre de 2011

La Bella y la Bestia


Érase una vez, en un país lejano, un joven príncipe que vivía en un resplandeciente castillo. A pesar de tener todo lo que podía desear, el príncipe era egoísta, déspota y consentido…

 🎶 Prólogo 🎶


El 13 de Noviembre de 1991 se estrenaba en Estados Unidos "La Bella y la Bestia" (Beauty and the Beast), uno de los títulos más extraordinarios de la factoría Disney.


Producida por Don Hahn para Walt Disney Pictures y dirigida por Gary Trousdale y Kirk Wise, basaba su historia en la novela “La belle et la bête”, escrita en 1756 por Jeanne-Marie Leprince de Beaumont, que a su vez se trataba de una revisión muy abreviada de la obra original de la también escritora francesa Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve.

La Bella y la Bestia” fue la primera película animada de Disney donde se utilizó un guión previo totalmente desarrollado. En los anteriores largometrajes del estudio, la historia había ido evolucionando a través de una serie de story boards (guiones gráficos), lo que hizo que varios títulos anteriores sobrepasasen el presupuesto inicial al perder tiempo y esfuerzo los animadores en escenas que finalmente no encajaban en la película.

El propio Walt Disney ya había intentado adaptar a la gran pantalla la historia de la bella y la bestia en la década de los 30 y más tarde en la de los 50, pero en ambos casos se quedó en un proyecto. El gran éxito obtenido en 1989 con “La sirenita” animó a los estudios Disney a hacer real lo que hasta entonces tan sólo había sido un sueño.


En un principio, la película iba a ser más fiel al cuento de hadas original. Pero fue abandonada esta idea al entrar en el proyecto Alan Menken y Howard Ashman, compositor y letrista, respectivamente, que ya nos habían regalado dos años atrás los maravillosos temas musicales de “La sirenita”.

🎶 ¡Qué festín! 🎶


La canción “Be our guest” (¡Qué festín!) fue pensada en un principio para serle cantada por el servicio a Maurice, padre de Bella. Finalmente, la protagonista de la escena fue la propia Bella por considerarse demasiado buena la canción para ser utilizada con un personaje secundario.

🎶 Transformación 🎶

Alan Menken compuso dos temas diferentes para el desenlace final de la película ya que el original, considerado demasiado alegre para dicha escena, fue sustituído por el que conocemos hoy.

Por su parte, Howard Ashman tuvo la feliz idea de convertir a los sirvientes encantados en objetos vivientes con personalidades únicas.

🎶 Bella 🎶


Para el diseño del personaje principal, Bella, se tomó de nuevo como modelo a la actriz y escritora americana Sherri Stoner, que ya lo había sido anteriormente para la Ariel de “La sirenita”. A Bella se le otorgó un aspecto distinto a la heroína habitual de Disney, dotándole de labios más gruesos, cejas más oscuras y ojos de menor tamaño.


El director artístico Brian McEntee empleó una especial paleta colores para Bella, haciendo que sólo ella, entre el resto de los personajes de la aldea, tuviera tonalidades azules como símbolo de lo diferente que es con respecto a la gente del pueblo. La Bestia, otro personaje inadaptado en la historia, también viste con tonalidades azules.

En un principio, se contó con la actriz y cantante americana Jodi Benson, Ariel en “La sirenita”, para  que también prestara su voz a Bella. Finalmente, se decidió otorgarle a este personaje un sonido de voz más europeo.


Howard Ashman propuso entonces a Paige O’Hara, cantante y actriz de Broadway con la que había trabajado anteriormente. Mientras Page llevaba a cabo su prueba, un mechón de su cabello se le deslizó en el rostro y ella lo retiró. Este gesto gustó a los animadores, incorporándolo en el personaje de Bella.

Para nosotros, Bella fue la actriz y mezzosoprano española Inés Moraleda.

🎶 Algo nuevo 🎶


El diseño del personaje de la Bestia, sin duda uno de los mejores dibujos de la factoría Disney, fue llevado a cabo por Glen Keane, ilustrador y animador americano que ya nos había deleitado con los diseños de otros personajes Disney como Penny de “Los rescatadores”, Elliot de “Pedro y el dragón Elliot”, el oso de “Tod y Toby” o Ariel de “La sirenita”.


Keane combinó para su bestia la melena de un león, la barba y cabeza de un búfalo, los colmillos y hocico de un jabalí, la cara de un gorila, las patas y cola de un lobo y el cuerpo grande y voluminoso de un oso.


Y para completar el personaje de la Bestia, la maravillosa voz de Robby Benson, actor americano de la gran y pequeña pantalla que debutó en el cine a los once años con “Sola en la oscuridad” y en 1984 dio vida al hijo de Paul Newman en “Harry e hijo”.

El actor español Jordi Brau, voz habitual de Robin Williams, Tom Cruise o Tom Hanks, fue para nosotros la voz de la Bestia.

🎶 Gaston 🎶


El peculiar Gaston no aparecía en el cuento original, pero sí estaba inspirado en el personaje antagonista de la versión cinematográfica francesa dirigida en 1946 por Jean Cocteau.


Richard White, actor y cantante de ópera americano, fue la voz de Gaston en el original. En la versión española, Juan Carlos Gustems doblaba los diálogos y Xavier Ribera las canciones.


El no menos particular Lefou hablaba en el original a través de Jesse Corti, americano actor de doblaje que le ha prestado su voz a personajes adicionales de series como “24”, “CSI Miami” o “Ley y orden”, así como otros personajes de infinidad de películas y videojuegos.

Pep Sais en los diálogos y Oscar Mas en las canciones eran Lefou en la versión española.


Al candelabro Lumiere le prestó su voz el actor Jerry Orbach (protagonista de la serie “Ley y orden”). Orbach utilizó para ello una voz similar a la de Maurice Chevalier, al que incluso homenajeó en un pequeño fragmento de la canción “Be our guest”.

Para nosotros, Lumiere fue el actor español Miguel Ángel Jenner, voz habitual de Samuel L. Jackson y Jean Reno, que más adelante pudimos oir también a través de Pumbaa en “El rey león”.


El personaje del reloj Din-Don fue escrito pensando especialmente en John Cleese, actor ya sobradamente conocido como miembro de los Monty Python. Cleese, sin embargo, rechazó la oferta y en su lugar fue escogido David Ogden Stiers, excelente actor americano que comenzó su carrera en 1971 en el cine y la televisión, consiguiendo en 1977 gran popularidad a través del Mayor Charles Winchester de la exitosa serie “Mash”.


La frase de Din-DonFlores, bombones y promesas que no se piensan cumplir” fue una improvisación de Ogden Stiers, quien además hizo en “La Bella y la Bestia” el papel de narrador. En años posteriores, también fue la voz de Grandpa Piccolo en “Porco Rosso”, del gobernador Ratcliffe en “Pocahontas”, del archidiácono en “El jorobado de Notre Dame” o de Kamajii en “El viaje de Chihiro”.

En la versión española, Din-Don nos hablaba a través de Antonio Gómez de Vicente, voz habitual de David Ogden Stiers. Y al narrador lo escuchábamos a través de la extraordinaria voz de Camilo García, habitual de Anthony Hopkins, Gene Hackman, Harrison Ford, Gerard Depardieu,  Harvey Keitel o Leslie Nielsen.

🎶 La Bella y la Bestia 🎶


Julie Andrews fue considerada para prestar su voz a la señora Potts. Finalmente fue elegida Angela Lansbury, actriz clásica americana que debutó en la gran pantalla en 1944 con “Luz que agoniza”, a la que siguieron otros títulos como “El estado de la unión”, “Los tres mosqueteros”, “Sansón y Dalila” o “La historia más grande jamás contada”, y que ya había trabajado para los estudios Disney en “La bruja novata”.


Lansbury, que desde 1984 había alcanzado también gran popularidad a través de su Jessica Fletcher en la serie televisiva “Se ha escrito un crimen”, no se veía en absoluto apropiada para cantar el tema principal de “La Bella y la Bestia”. Se le pidió entonces que, al menos, hiciera una prueba de grabación por si no se encontraba otro candidato. Esa grabación de Angela Lansbury es la que disfrutamos hoy en la versión original.

Marta Martorell, voz habitual de Angela Lansbury y de Joan Plowright, era para nosotros la señora Potts.


Y Bradley Pierce, entonces actor de tan sólo nueve años, le prestó su voz a la taza Chip, personaje que en un principio tenía únicamente una frase de guión pero que vio aumentado su texto y el número de sus bocetos debido a la gran profesionalidad del pequeño actor.

La actriz Roser Vilches le prestaba su voz española a Chip.

Completaban el reparto estelar de voces Rex Everhart  como Maurice, Hal Smith como el caballo Philippe, Mary Kay Bergman como Babette o Jo Anne Worley como el Armario (único objeto viviente que carece de nombre).

Y Brian Cummings, Tony Jay, Alec Murphy, Kimmy Robertson, Frank Welker, Bruce Adler, Maureen Brennan, Bill Farmer, Mary Ann Hart...




La producción de la película se alargó durante tres años y requirió el trabajo de casi 600 animadores, que realizaron más de 226.000 acetatos pintados individualmente, y de catorce diseñadores de arte que crearon los más de 1.300 fondos y diseñaron – junto a los técnicos – los espectaculares efectos de ordenador para una época en la que era toda una novedad.

Los directores de arte que trabajaron en la película viajaron al francés Valle del Loira y estudiaron a los grandes pintores franceses románticos como Fragonard y Boucher para darle a sus localizaciones un estilo europeo.


Y entre las curiosidades de la película, el que la mayoría de las estatuas que pueden verse en el castillo fueran diferentes versiones preliminares del diseño de la Bestia. O que muchas de las pinturas que aparecen en las paredes del castillo fueran versiones sin detallar de cuadros famosos de artistas como Vermeer, Rembrandt o Goya. O que el humo que aparece durante la transformación de la Bestia en príncipe fuera humo real, también utilizado anteriormente en “Tarón y el caldero mágico”.


O el que la vidriera de la escena final en la que vemos a Bella y al Príncipe fuera construída, tras el estreno del film, en Disneylandia. O que el baile final de la Bella y el príncipe fuera una animación reutilizada del baile de la princesa Aurora y el príncipe Felipe en “La bella durmiente”.


O que la biblioteca del castillo de la Bestia guardara un enorme parecido con la sala de lectura del edificio Richelieu de la Bibliothèque Nationale de France, en París.

La Bella y la Bestia” fue un éxito rotundo, recaudando más de 171 millones de dólares en América y más de 403 millones en todo el mundo.


Entre otros muchos premios y nominaciones, obtuvo el Oscar a la mejor banda sonora original y a la mejor canción (“Beauty and the Beast”), siendo también nominada como mejor canción (“Belle”, “Be our guest”), mejor sonido y mejor película, compitiendo en esta última categoría con “El silencio de los corderos”, “Bugsy”, “JFK” y “El príncipe de las mareas”.


Recibió también el Globo de Oro a la mejor banda sonora original, mejor canción (“Beauty and the Beast”) y mejor película, haciéndose con el galardón en esta última categoría sobre “Cowboys de ciudad”, “Los commitments”, “El rey pescador” y “Tomates verdes fritos”. También fue candidata a mejor canción por “Be our guest”.


Los Premios Grammy también la reconocieron distinguiéndola como mejor composición instrumental y mejor canción (“Beauty and the Beast”).


La Bella y la Bestia” está dedicada, en sus títulos de crédito finales, a Howard Ashman, letrista de tan maravillosa banda sonora que falleció unos meses antes de ser completada la película.

A nuestro amigo Howard, que dio su voz a una sirena y su alma a una bestia. Te estaremos eternamente agradecidos


Howard Ashman, con mi agradecimiento, va dedicada también esta entrada. 

Pues, ¿quién iba a ser capaz de amar a una bestia?
(“La Bella y la Bestia”)

24 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Es curioso, pero siempre me pareció que la bestia tenía más atractivo que cuando se rompe el hechizo y vuelve a ser humano. Como siempre ha realizado usted una extraordinaria y bien trabajada entrada.

fossie dijo...

Una gran película de la factoría Disney y estoy de acuerdo con Pepe Cahiers, la Bestia tenía más atractivo siendo bestia que humano pero tal vez sea porque nos acostumbramos a esa forma de ser de Bestia y al final nos encariñamos con el personaje.

La banda sonora es una maravilla, la canción "Beauty and the Beast" es preciosa tanto en ingles como en español

Sergio Sánchez dijo...

Extraordinaria película, has mencionado a verdaderos mitos del teatro musical americano. Al margen de la polémica v.o/doblaje, en la que no nos detendremos, imprescindible darle un pase en vo y escuchar a una gran dama del musical como Angela Lansbury. Quizás el gran público la conozca mejor como Jessica Fletcher, pero hay que contar que esta mujer es una Katharine Hepburn de las tablas, premiadísima y admiradísima. Por ejemplo, en youtube la podeis encontrar en el "Sweeney Todd" teatral haciendo el papel que en el cine hacía Helena Bonham Carter.

Manderly dijo...

Qué pocas veces nos damos cuenta de los grandes profesionales que se escaonden detrás de las voces, tanto en versión original como en la traducida.
Es bueno que vez vez en cuando se les reconozca este trabajo!
¿Quién no se anima escuchando ese: 'Be our guest'?
Geinal!!
Buena entrada Clementine!
Saludos

Clara dijo...

Ah, qué buen post, esta es una de mis favoritas de Disney. Felicitaciones, muy interesante información y excelente redacción :)

Marcos Callau dijo...

Deliciosa. Simplemente deliciosa, Clementine. Tenía diez años cuando la vi en el cine y fue uno de esos momentos inolvidables. Creo que después de "La bella y la bestia", "Aladdin" y "EL rey león" Disney cayó en picado. Nunca me gustaron "Pocahontas" o "Mulán". Siempre me ha parecido que en el deseo de ser modernos perdieron la identidad que siempre había tenido Disney diferenciándolo del resto y que aún se conservó en "La bella y la bestia". Inolvidable Angela Lansbury, siempre me ha gustado escuchar la canción de la tetera en versión original así como "Be our guest" que me parece estupenda. En resúmen, una de mis preferidas de Disney.

Mr. Dupin dijo...

Que tema el de los doblajes, yo soy uruguayo y vivo con el latino. Ustedes con el castellano. Siempre trato de ver la versión original para ver esa emoción o toque unico que le dio el artista y que buscó el director. Eso si, los de Disney siempre son estupendos.

Por otro lado, una maravilla de película. Un clásico eterno. Es casi imposible que pierda vigencia.

El Tirador Solitario dijo...

El estreno de La bella y la bestia fue un suceso, recuerdo que cuando la vi en cine había público de todas las edades que abarrotaban la sala; y no menos suceso fue su nominación en los Oscars, y entrando en la final de mejor película, algo que nunca se había dado.
Y estoy de acuerdo con Marcos que poco después ya las producciones Disney bajaron mucho su nivel, con la excepción del Jorobado, que yo prefiero incluso a la que nos ocupa hoy.

Y señalar, que esta versión es muy deudora, recoge no mucho, sino muchísimo de la de Jean Cocteau, en todo lo referente a dirección artística, que en momentos es practicamente idéntica.

Me ha encantado recordar este clásico gracias a tu excelente entrada, amiga!

Clementine dijo...

Muchas gracias, Cahiers. En una de las cinco veces que me vi yo esta película en el cine, tenía detrás a una niña que se puso a llorar desconsoladamente diciendo que ella quería que siguiera siendo la bestia. Y me hubiera puesto a llorar con ella en plan solidario si no fuera porque yo era ya para entonces un poco gansa. La Bestia es uno de mis personajes favoritos de Disney, me ha parecido siempre un personaje y un dibujo, pues eso, bestial.

Hola, Fossie, gran película en todos los aspectos. La Bestia se convierte al final en un personaje de lo más entrañable.

Por supuesto, Sergio, no hay nada que supere la banda sonora original de la película, aunque en este caso creo que está muy bien hecha su adaptación española. Angela Lansbury ha destacado en cine, televisión y teatro, es un nombre a tener muy en cuenta, por esta gran pantalla se asomará algún día, seguro.

¡Gracias, Manderly! Las voces de estas películas de animación son tan esenciales en la obra final como cualquier otro elemento de la misma, se les debe reconocer en la misma medida, por tanto.

Muchas gracias, Clara, y bienvenida. También es esta película una de mis incondicionales Disney.

A mí Mulan sí me gustó, Marcos, y no tanto Pocahontas o Aladdin. Angela Lansbury le pone mucho encanto a su interpretación de la canción y la banda sonora original de esta película es extraordinaria.

Hola, Mr. Dupin. Evidentemente, lo más apropiado es ver la versión original de una película para apreciarla tal y como se concibió. Ésta en concreto es ya un clásico de la animación, y de los inolvidables.

Gracias, Tirador, muy amable es usted. Yo hace (milenios es, ¿no?) que no veo la de Cocteau, pero tengo un buen recuerdo de ella. La del jorobado de Disney aparecerá por aquí tarde o temprano, es otra maravilla de la animación. Curioso eso de “entrando en la final”, muy eurovisivo te ha quedado…

Mis más animados saludos para todos

deWitt dijo...

qué interesante Clementine, como todas tus entradas! Qué tienen las pelis de Disney que nunca nos cansamos de verlas y envejecen tan bien. "Fantasía" me sigue pareciendo una auténtica obra maestra!!

Bicos

miquel zueras dijo...

Esta película en mi opinión es un retroceso en el estilo visual de Disney pues a pesar de los efectos digitales se ve muy desfasado, nada que ver con obras posteriores como "Bichos" o "Aladdin" en cuanto a dibujo. Tiene buenos momentos pero no es mi preferida de esos estudios.
Entiendo que el doblaje provoque polémica pero en películas para un público infantil es más lógico que sean dobladas y hay buenos profesionales en ese medio. Por cierto que yo hago papelitos de doblaje en catalán para el estudio Fargo de Barcelona y pronto comentaré alguna anécdota en mi blog. Besos. Borgo.

Clementine dijo...

Gracias, deWitt, ya sabes que el interés es mutuo. Mucho arte es lo que tienen estas películas y muy buena factura. “Fantasía” son palabras mayores. Más bicos.

¿Retroceso, Miquel? A mí fue Aladdin la que me decepcionó, no la he vuelto a ver desde su estreno. Es más que lógico que estas películas sean dobladas, por supuesto y oye, ¿eres también actor de doblaje? Eso, eso, cuéntalo en tu blog. Besos, Borgo.

natsnoC dijo...

Jo, qué maravilla, Clementine, qué maravilla.

A mi me encanta el principio desde que cuentan la historia del hada hasta que acaba la canción de presentación de personajes.

Y luego el resto de la peli, claro. A mí si me gustó Angela Lansbury como Mrs. Potts. Genial la dedicatoria a Howard Ashman.

Y todo el post entero, kilométrico pero que he disfrutado. Qué curioso lo que comentas de Robby Benson y su debut en la genial "Sola en la oscuridad".

Clementine dijo...

Muchas gracias, natsnoC. Ya contaba yo con que te iba a encantar esta entrada, por eso la he hecho así. Y, ya sabes, cuando algo me apasiona me lío a hacer kilómetros... El principio de la película es maravilloso, desde el primer plano y, como bien dices, el resto. Me la acabo de ver otra vez y me sigue entusiasmando.

miquel zueras dijo...

Clementine: la película en si me gustó pero no su estilo visual, el dibijo me pareció más propio del Disney de los años 50 que de la época en que se estrenó.
La verdad es que lo del doblaje es divertido, me "reclutó" la directora artística de doblaje de Manga Films al oírme hablar en un video club de esa distribuidora. Son papelitos para ediciones en catalán en DVD como el de Scott (el encargado de los registros) en "Erin Brocovich". Besos. Borgo.

Clementine dijo...

A mí ese estilo visual es precisamente una de las cosas que más me gustan de esta película, lo disfruto enormemente. Oye ¿y cómo hablas tú para que te reclute Manga Films? ¿Cuándo dices que lo vas a contar en tu blog?

miquel zueras dijo...

Este fin de semana, Clementine y cuento una anécdota flipante: mi participación en el doblaje de un porno el pasado miércoles. Aún me saltan las lágrimas de risa cuando lo recuerdo. Besos. Borgo.

Clementine dijo...

Por Dios, Miquel, ya estoy deseando que llegue este fin de semana... Más besos, Borgo.

Xavier Núñez Casanovas dijo...

Muy buena entrada, sin duda la Bella y la Bestia es una de las pleículas de mi infancia y creo que junto al Rey León y La Sirenita es la mejor de la Factoria.
Felicidades por el blog.
lecinemaexpress.blogspot.com

Clementine dijo...

Gracias, Xavier, y bienvenido. Otros dos buenos títulos citas tú. Un saludo.

Alicia dijo...

"La belleza está en los testículos", que dijo una buena amiga mía. Y yo sigo sin entender exactamente qué maquinaba su cabeza en aquellos momentos.

Me chifló y sorprendió muchísimo la peli cuando la ví en el cine. Una grandísima maravilla.
Maravilloso post, Clemen-clemen

Clementine dijo...

Gracias, gracias, y vaya con tu buena amiga a la que no entiendes ni tú, Alicia...

Roberto Béjar dijo...

Extraordinaria entrada de una de mis películas favoritas de Disney. La música del tándem Menken & Ashman espectácular, lástima la temprana muerte del segundo y todo un detallazo que se le recordara en los créditos.

Me alegro de que se convenciera a Angela Lansbury para que pusiera su voz a la canción principal, si no no sería lo mismo.

A David Ogden Stiers le recuerdo perfectamente de MASH, otra gran teleserie a reivindicar y reponer en las televisiones en lugar de tanto sálvame y tanta noria del demonio.

Saludos!

Clementine dijo...

Gracias, Roberto. También es ésta una de mis preferidas Disney, y cómo no. Me apunto a esa sustitución de la telebasura del demonio. Un beso.