martes, 18 de octubre de 2011

West Side Story


La idea del argumento de “West Side Story” le llegó al coreógrafo Jerome Robbins al preguntarle un amigo cómo actualizaría él la obra "Romeo y Julieta" de Shakespeare.

Jerome Robbins y Leonard Bernstein comenzaron a desarrollar la obra teatral de “West Side Story” en 1949, concibiendo para ella la idea de un amor imposible entre un chico católico y una chica judía separados por la intolerancia de la religión. La obra se iba a llamar “East Side Story”. Pero se quedó en un proyecto más.

Seis años más tarde, Robbins y Bernstein retomaron la idea de la obra. Para entonces, Manhattan había experimentado una enorme influencia de puertorriqueños que se habían ido asentando en la zona Oeste de la ciudad. La obra varió entonces, cambiando el conflicto entre católicos y judíos por el de americanos y puertorriqueños y pasándose a llamar “West Side Story


La producción original de Broadway de "West Side Story" se estrenó en el Winter Garden Theater el 26 de septiembre de 1957, llegó a las 732 representaciones y fue nominada al Premio Tony en 1958 como mejor musical


Y el 18 Octubre de 1961, hace hoy ya 50 años, se estrenaba en Nueva York su magistral adaptación cinematográfica.

Producida por Robert Wise para The Mirisch Corporation and Seven Arts Productions, y dirigida por Jerome Robbins y Robert Wise, “West Side Story” contaba con un guión de Ernest Lehman que estaba basado en el libreto que para el musical hizo Arthur Laurents, quien a su vez se había inspirado libremente en la obra de William Shakespeare “Romeo y Julieta”.


La fotografía de Daniel L. Flapp y el montaje de Thomas Stanford, unidos a los efectos visuales de Saul Bass y Linwood G. Dunn redondeaban la grandeza de la película.


Grandeza que llegaba a su máxima expresión con la banda sonora compuesta por Leonard Bernstein y Stephen Sondheim, sin duda alguna una de las mayores joyas musicales de la historia del cine.

Audrey Hepburn fue la primera elección para interpretar a María, la protagonista femenina de esta historia. Audrey no aceptó el ofrecimiento por encontrarse en ese momento embarazada de su entonces marido Mel Ferrer.


Bellísimo rostro ya bien conocido por el público americano desde que debutara en la gran pantalla con tan sólo cinco años en “The moon is down”, Natalie Wood ya había aparecido también en “Rebelde sin causa”, “Centauros del desierto” y “Esplendor en la hierba”  antes de que le fuera ofrecido el papel de María en “West Side Story”, personaje por el que siempre será recordada.

En las canciones, Natalie fue doblada por Marni Nixon, soprano estadounidense que también prestó su voz, entre otras, a Deborah Kerr en “El rey y yo” y a Audrey Hepburn en “My fair lady".


La opción primera de Robert Wise para el personaje de Tony era Elvis Presley, pero el agente del cantante le aconsejó que desestimara el proyecto. Y el elegido entonces fue Richard Beymer, actor que debutó en el cine en 1949 y más adelante se asomaría con frecuencia a la pequeña pantalla en diversas series, siendo especialmente destacado su papel de Benjamín Horne en “Twin Peaks”.

En “West Side Story”, Beymer fue doblado en sus canciones por Jimmy Bryant, cantante, arreglista y compositor americano.


El extraordinario bailarín, cantante y actor americano George Chakiris daba vida a Bernardo, hermano de María y líder de la banda de los Sharks. Chakiris había debutado en el cine a los doce años en “Pasión inmortal” como uno de los chicos del coro. “Los caballeros las prefieren rubias”, “Brigadoon”, “Navidades Blancas”, “Luces de candilejas” y “¡Viva Las Vegas!” fueron otros musicales en los que participó antes de conseguir un rotundo éxito con “West Side Story”. Chakiris había dado vida a Riff (el líder de la banda rival) en la producción londinense de la obra.


Anita, la novia de Bernardo, era magníficamente interpretada por Rita Moreno, excelente actriz y bailarina americana que debutó en el cine en 1950 y había aparecido ya en títulos musicales como “Cantando bajo la lluvia” o “El rey y yo”. Rita fue doblada en la canción “A boy like that” por la cantante americana Betty Wand.

Y Russ Tamblyn, que se había presentado al casting con la intención de interpretar el papel de Tony, fue elegido finalmente para dar vida a Riff, líder de la banda de los Jets.


Russ, que había debutado en la gran pantalla con catorce años en “El muchacho de los cabellos verdes”, había participado para entonces en una larga lista de películas. Y ya le habíamos conocido como Gedeón, el hermano pequeño de “Siete novias para siete hermanos. Más adelante, también pudimos ver a Tamblyn en “Twin Peaks” encarnando al Dr. Jacoby.

Seis miembros del elenco original de Broadway aparecieron en la película: Carole D'Andrea, David Winters, Jay Norman, Tommy Abbott, Tony Mordente y William Bramley. Pero la mayor parte del elenco original fue rechazado para su versión cinematográfica por no adecuarse en cuanto a edad a sus respectivos personajes.


La filmación de la película no se realizó únicamente en exteriores. En Hollywood, siete enormes platós se encontraban en constante uso para rodar y ensayar. Y el director de arte Boris Leven llevó a cabo la construcción de más de 50 decorados.

En el teatro, usamos decorados extremadamente estilistas, los cuales por supuesto eran irreales, decorados que no podían adaptarse a la versión cinematográfica de la obra. Esto supuso un cambio de la coreografía a un decorado mucho más realista
(Jerome Robbins)

Originalmente, Jerome Robbins se negó a trabajar en la película a menos que pudiera dirigirla. Pero el productor Walter Mirisch no quería entregarle las riendas por completo por no haber dirigido anteriormente un film.


Así que se decidió contratar también a Robert Wise, que nos había dejado ya títulos como “Ultimátum a la Tierra” o “Marcado por el odio”, para este fin. Robbins se ocuparía de las escenas musicales y Wise de la parte exclusivamente dramática de la historia.

Para introducir a los espectadores en la dureza de las calles, Robbins prolongó los primeros 16 segundos de baile de la obra de teatro a los 45 utilizados en la película. Sentía que me llevaría más tiempo, hablando en términos cinematográficos, seducir a la audiencia y adaptarles a la atmósfera…"


Los 22 actores que interpretan a los miembros de las bandas de los Jets y los Sharks realizaron el número del “Prólogo” en el área de los suburbios de Manhattan, incluyendo un edificio que más tarde se convertiría en parte del Centro Lincoln. Los pantalones utilizados por los bailarines fueron hechos con un material textil especial con el fin de proporcionarles la mayor elasticidad posible en sus números musicales.

Jerome Robbins ensayó con todos ellos durante tres meses antes de comenzar el rodaje. Y durante la filmación, siguió perfeccionando cada día la coreografía. Todos los bailarines afirmaron después que nunca habían trabajado tan duro para una obra musical. Durante la producción, necesitaron 200 pares de zapatos.


Este perfeccionismo de Robbins, que le llevaba a filmar las escenas musicales una y otra vez, llevó también a la película muy por encima de su presupuesto original, alargando además en exceso su rodaje. Y Robbins fue despedido por la productora, completando Wise el resto de la filmación.

A diferencia de la versión teatral, la cinematográfica no iba a incluir un intermedio, por lo que se retocaron algunos números musicales con el fin de mantener una línea ascendente en la tensión de la película.


America”, originalmente creado pensando en Anita y sus amigas, se convirtió en una representación de las frustraciones de los puertorriqueños. “I feel pretty” fue introducida antes que en la obra de teatro y el extraordinario "Coolse intercaló cuando ya la tensión de la historia iba en aumento.

La letra de “Gee, Officer Krupke!” fue modificada para asegurar la aprobación de la censura de Hollywood. Y la canción "One hand, one heart", que realmente fue escrita para "Candide", el anterior musical de Bernstein,  pero luego fue descartada, se recuperó para “West Side Story”. Y completaban la película otros maravillosos números musicales como "Dance at the Gymn", "María" o "Tonight".


West Side Story” obtuvo 10 Premios Oscar: mejor película, mejor director (Robert Wise y Jerome Robbins), mejor actor secundario (George Chakiris), mejor actriz secundaria (Rita Moreno), mejor dirección artística, mejor fotografía, mejor montaje, mejor diseño de vestuario, mejor banda sonora y mejor sonido. Y también fue nominada al mejor guión adaptado.

Se convertía así en la película musical con mayor número de premios de la Academia, superando el récord establecido en 1958 por "Gigi" y sus 9 galardones.


Y fue, además, la primera película en ganar un Oscar al mejor director siendo otorgado a dos directores (Robert Wise y Jerome Robbins). Esto no ocurriría de nuevo hasta 2007, año en el que Joel Coen y Ethan Coen compartieron el premio por la dirección de “No es país para viejos”.

También fue reconocida “West Side Story” con 3 Globos de Oro: mejor película, mejor actor secundario (George Chakiris) y mejor actriz secundaria (Rita Moreno), siendo además candidata en las categorías de mejor director (Robert Wise y Jerome Robbins) y mejor actor (Richard Beymer). Robert Wise y Jerome Robbins obtuvieron, además, el Premio del Gremio de Directores de América. Y la banda sonora fue galardonada con el Premio Grammy.


El coste de producción de “West Side Story” fue de 6 millones de dólares, pero la película obtuvo una recaudación en taquilla tres veces superior. Y la banda sonora recaudó más dinero que ninguna otra de Hollywood.


West Side Story” fue la segunda película más taquillera de 1961, tan sólo por detrás de “101 dálmatas”.

El baile no es algo real, pero la mayoría de la acción que transcurre en “West Side Story” resulta extremadamente realista, con dos bandas rivales luchando por su propia existencia. El problema, entonces, fue unir los dos conceptos: la realidad y la espectacular irrealidad
(Jerome Robbins)

A deWitt, a A-B-C, a Marcos, a Alicia, a Roberto, a Manderly…
Y a natsnoC.
Y, por supuesto, a todo aquél que se quiera apuntar
a este maravilloso musical.

15 comentarios:

deWitt dijo...

Gracias Clementine!! Qué ilusión!!
Cómo sabes hace unos meses hice una entrada sobre West Side Story, así que ya sabes lo que opino de ella, que es, basicamente, lo que tú tan bien has escrito en tu entrada.

Por cierto, hace unas semanas te mencioné en una entrada sobre un par de pelis de Tenneesse Williams, a raiz de tu entrada. Te dejo el enlace por si quieres echarle un vistazo:http://soyconfeso.blogspot.com/2011/10/de-tennessee-williams-y-tiro-porque-me.html

Gracias de nuevo!!

bicos

daniel dijo...

Me parece un musical extraordinario, uno de los mejores en ka historia, tanto por trascendencia como trasfondo y estética. Lo adoro, y llevo ya algun tiempo sin verla, creo que deberia nuevamente echarle un ojo jeje.... Las coreografias, las canciones, el reparto, todo brilla en esta cinta. Una joya.
Un saludo :)

Me hago seguidor de tu blog ;-)

natsnoC dijo...

Muy buenos días, ¡Clementine!. Feliz 50 aniversario (¿bodas de plata?) para esta maravillosa y tremendamente mágica película.

Esta película me encanta desde el primer minuto hasta el último. La coreografía, la música, las canciones, los escenarios, la estética, el vestuario los actores y sobre todo la emoción. Se me pone la carne de gallina en muchas escenas.

Venga, pongámosle una pega: tarda mucho en empezar (los créditos iniciales son un pelín largos).

Mira, hoy me voy a poner una lista de reproducción de las canciones de la peli. Por cierto que no sabía que habían doblado las canciones a varios actores. ¿Ves? Eso no me gusta.

miquel zueras dijo...

Lo que más me gusta de la película es ese inicio en las pistas de basket y el cartel de Saul Bass, una obra maestra, yo lo tengo en una camiseta (qué hortera ha quedado esto último)
Es curioso que Chakiris que ganó un Óscar y Tamblyn no tuvieras después una carrera más brillante. El primero se fue a rodar coproducciones a Italia y el segundo acabó en películas de terror serie z hasta que David Lynch lo rescató en "Twin Peaks", su papel de Dr.Jacobi era uno de mis preferidos de la serie. Besos. Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

Ya sabe que no soy muy del cine musical y esta, en particular, me cuesta, pero todo sea por ver a Natalie Wood, a la que adoro desde "Propiedad condenada".

natsnoC dijo...

Qué maleducado, ayer no te di las gracias por la dedicatoria, con la ilusión que me hizo luego voy me emociono hablando de West Side Story... y se me pasa.

A-B-C dijo...

Gracias por la dedicatoria y por toda la información que compartes sobre ests musical, uno de mis favoritos cuya BSO sé de memoria...

Besos,

Clementine dijo...

De nada, deWitt, me alegra que te haga ilusión. Descuida, antes o después me asomaré a esa entrada en la que me mencionas, todo un honor para mí, mil gracias.

Gracias, Daniel, y muy bienvenido. Pues para ti va también esta entrada, cómo no.

Muy buenas, ¡natsnoC! Feliz 50 aniversario… de oro, de oro. Sí que es mágica esta película y muy especial. A mí también me gusta todo, incluyendo tu pega, porque durante esos créditos disfruto un montón con su música. Lo de doblar a los actores en las canciones es que se hacía así, sobre todo con los que eran los protagonistas, se elegía al actor conocido o no que más se adecuara, cantara o no, y luego ya se le doblaba con el cantante de turno.

Claro, Miquel, a ti tenía que haberte dedicado los créditos iniciales y el cartel de Saul Bass (hortera lo de la camiseta ¿por qué?). Y venga, te puedes quedar también con ese inicio en las pistas de basket. Y con el Dr. Jacoby, buen personaje éste.

La verdad es que no estaba muy segura de si te gustaría o no este musical, Cahiers. En cuanto a Natalie Wood, supongo que estaremos todos de acuerdo.

Sí, eso mismo pensé yo, pero qué maleducado es este natsnoC, a ver si vuelve y lo remedia… Y mira, has vuelto.

De nada, A-B-C, un placer compartir este gran musical con todos vosotros.

Besos a todos y recuerdos de Leonard Bernstein.

Marcos Callau dijo...

Inolvidable película. Sus coreografías han influido directamente en toda la historia actual del cine musical, desde los videos de Michael Jackson hasta "Fama". Sus coreografías, simulando peleas con navajas, nunca pasarán de moda. Recuerdo cuánto disfrutaba yo de esta película cuando era chico. Ahora ya, la he visto tantas veces, que ya no me causa el mismo efecto pero reconozco el mérito, su frescura, su modernidad y ese papel tan estupendo que realiza la siempre adorable Natalie Wood.

Alicia dijo...

Sé que la parte que va dedicada a mí es la de Chakiris. Me encanta ese hombre, al menos en esta peli.

Es un pedazo de musical, estamos todos de acuerdo. Y un pedazo de post, como siempre.

¿Cuántas veces habré visto "América"?, ¿300?, ¿2 millones?....????

Clementine dijo...

Y lo bueno que tiene, Marcos, es que sigue teniendo esa frescura y modernidad, no ha perdido nada.

Ah, pues quédate con Chakiris, no hay problema, Alicia. ¿Y la de veces que me la he visto yo?

Roberto Béjar dijo...

Sensacional entrada de uno de mis musicales favoritos. Gracias por la dedicatoria, ¡me tienes calado!

La he visto un buen puñado de veces, pero gracias a ti ahora algo más de su historia. Curiosísimo que en origen se pensara en un enfrentamiento católicos versus judíos.

Leonard Bernstein creó una banda sonora inolvidable. "America", "Tonight", "María"... un buen puñado de perlas de la música contemporánea. Tengo especial aprecio a este compositor porque de pequeño veía sus programas donde enseñaba música clásica a niños (inspiración del Conciertazo de la 2) allá por los 60, pero vueltos a emitir en España en la sabatina "La bola de cristal" (¡¡Gracias Lolo Rico!!).

Y muchas gracias a ti, dear Clementine. ¡Un besote!

Clementine dijo...

Gracias, Roberto. No sabía que es uno de tus musicales favoritos pero estamos hablando de Leonard Bernstein, la música te tenía que gustar fijo. Otro besote para ti, dear Robert.

José Mariaaaaa dijo...

Tres reflexiones tras leer tu post:
1ª reflexión: un West Side Story con mi querida Audrey y mi admirado Elvis??? Raro, raro, raro. Gracias, destino, por no permitirlo. 
2ª reflexión: qué de gente de Twin Peaks! Has mirado si salía también el enanete del sueño?
3ª re-flexión: flexiono mis rodillas dos veces para inclinarme ante uno de los mejores musicales de la Historia.
Y ya está.

Clementine dijo...

Reflexión a tu 1ªreflexión: yo tampoco veo aquí a Elvis/Audrey, pero sí me hubiera gustado que Tony hubiera sido otro actor, a mí Beymer es lo único que no me gusta de la película.
Reflexión a tu 2ªreflexión: no, el enanete no sale en esta película, a no ser que esté por detrás de algún bailarín o actor y no se le vea.
Reflexión a tu 3ªre-flexión: Hombre, por Dios, pues también te dedico a ti esta entrada, y con mucho gusto musical:
A Jose Maríaaaa...