domingo, 2 de octubre de 2011

Magia a toda pantalla


Aunque “Peter Pan” (1953) fue todo un éxito, Walt Disney no quedó satisfecho con el producto terminado. Sentía que el personaje de Peter era frío y desagradable. El propio Disney lo interpretó, cuando era niño, en una función escolar.


Luces de la ciudad” (1931) fue la primera película rodada por Charles Chaplin en la ya era del sonido cinematográfico. Tuvo que hacer frente a una gran presión a su alrededor pero era tal su popularidad que pudo estrenarla como muda en un momento en el que el resto de la industria cinematográfica había ya pasado al sonoro.


John Huston barajó varias parejas de actores para protagonizar “El hombre que pudo reinar” (1975). Originalmente, en los años cincuenta, concibió el proyecto como un vehículo para Clark Gable y Humphrey Bogart. Más tarde, pensó en Burt Lancaster y Kirk Douglas. Finalmente, cuando consideró a Robert Redford y Paul Newman, el propio Newman le sugirió a Sean Connery y Michael Caine.


 El actor Sidney Poitier renunció a su sueldo habitual al rodar “Los lirios del valle” (1963) a cambio de un porcentaje en las ganancias de la película. Obtuvo el Oscar al mejor actor por su excelente trabajo.


El bosque animado” (1987) contaba también con un mágico reparto. Fue, además, la primera colaboración entre el director José Luis Cuerda y el gran Manuel Alexandre. Según Cuerda, el personaje del hombre al que atracaban y regateaba al atracador parecía escrito por Azcona para él.


La idea original de llevar a la pantalla “¡Qué bello es vivir!” (1946) tenía a Cary Grant como protagonista. Cuando Frank Capra heredó el proyecto, se reescribió el guión para  que se adaptara a James Stewart. Este título hoy tan navideño era la película favorita de Capra y George Bailey el personaje favorito de James Stewart.


Para el papel de Pierre Morhange, el niño protagonista de “Los chicos del coro” (2004), fue elegido Jean-Baptiste Maunier, solista real del coro Petits Chanteurs de Saint-Marc que nos maravilla con las canciones de la banda sonora.


Jim Henson decidió recortar un total de veinte minutos del metraje original de “Cristal Oscuro” (1982) tras la mala acogida que tuvo en su pase previo en San Francisco. También decidió eliminar algunos de los idiomas inventados con el objetivo de hacer más accesible la película y la trama más fácil de seguir.


Cuando se estrenó “Vive como quieras” (1938), aún se estaba representando en Broadway la obra original en la que se basaba la película. Mientras que en la obra había tan sólo 19 personajes, la película nos presentaba un total de 153.


Durante la producción de “Fantasía” (1940), Walt Disney dejó libertad absoluta a los animadores para que utilizaran los colores que ellos quisieran. La banda sonora, un conjunto de 3 LPs con toda la música utilizada en la película, no fue lanzada hasta 1957.


Para Giuseppe Tornatore, la intención de “Cinema Paradiso” (1988) no era otra que el homenajear a las salas de cine tradicionales y a la industria del cine en general. En la película, es el propio Tornatore quien, en la escena final, proyecta para Totó el maravilloso regalo que le deja su amigo Alfredo.


De todas sus películas, “La rosa púrpura del Cairo” (1985) es la favorita de Woody Allen. Tras un pase previo de la misma, se le sugirió que conseguiría un éxito mayor si cambiaba el final por uno feliz. Allen contestó diciendo que precisamente ese final era una de las razones por las que había hecho esta película.


La leyenda del santo bebedor” (1988) estaba basada en la maravillosa novela homónima escrita por Joseph Roth en 1939. Andreas, el mágico protagonista de esta película, forma ya parte de la historia del cine.


Michael Ende no quedó muy satisfecho con la versión que se hizo de su libro en “La historia interminable” (1984), con lo que renunció a que apareciera su nombre en los títulos iniciales de la película. Sí aparecía su nombre, sin embargo, en los créditos finales.


La inspiración de “Moulin Rouge” (2001) le llegó a su director, Baz Luhrmann, cuando viajaba por la India buscando localizaciones para otro proyecto. Y allí vio una película de Bollywood que le pareció “una comedia ridícula, drama increíble y, de repente, un número musical”.


Robert Redford nos ofrecía su segundo trabajo como director en la mágica “Un lugar llamado Milagro” (1988), basada en la novela homónima de John Nichols. La magistral banda sonora de Dave Grusin redondeaba una película casi perfecta.


Para prepararse su papel en “Chocolat” (2000), Juliette Binoche aprendió a hacer chocolate en una chocolatería de París. Algunos de los que ella preparó fueron utilizados en la película. Por su parte, Johnny Depp confesó más tarde que a él le gusta más el sabor del chocolate tipo Conejo de Pascua que el de auténtica calidad.


El origen de “Milagro en Milán” (1951) fue un guión que escribió Cesare Zavattini en 1940 y que más tarde se publicó como una novela llamada
“Totò il buono”. C’era una volta


Una década después de “Cinema Paradiso”, Giuseppe Tornatore nos contaba otra mágica historia en “La leyenda del pianista en el océano” (1998), basada en “Novecento”, el maravilloso monólogo de teatro escrito en 1994 por el italiano Alessandro Baricco.


Durante el proceso de creación de “El viaje de Chihiro” (2001), Hayao Miyazaki escuchó sin descanso una canción que estaba destinada en un principio a otra película suya que no se llegó a realizar.
Finalmente, decidió incluir esta canción, Itsumo Nando Demo / Always with me”, en los créditos finales de su mágica Chihiro.

8 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Me acabas de dejar de piedra con "L aleyenda del santo bebedor". Desconocía que se hubiera llevado al cine y a mí me encanta el relato de Roth. En cuanto a los demás, un repaso estupendo. Menos mal que "Luces de la ciudad" se rodó en mudo todavía porque, de no haber sido así, hubiera perdido toda su magia. Y "El bosque animado" qué gran película. Besos clementine.

Clementine dijo...

Gracias, Marcos. A mí me pasó al revés. Me vi "La leyenda del santo bebedor" en el cine cuando se estrenó y me gustó muchísimo. Y luego me enteré de que había libro, me lo compré y me gustó muchísimo más. Hazte con la película porque por algo está en esta mágica entrada.
Y razón tienes, si "Luces de la ciudad" no fuera muda a lo mejor no estaría en esta selección. "El bosque animado" está por derecho propio, ya ves. Bienvenido al Club Mágico de Clementine, quedas admitido. Besos.

David C. dijo...

que interesante todos estos detalles que uno desconoce sobre las películas.

Clementine dijo...

Gracias, David C. A mí también me encanta enterarme de todas estas cosas. Un saludo.

miquel zueras dijo...

Sabio consejo el de Newman pues no puedo imaginarme más que a Connery y Caine como protagonistas de "El hombre que pudo reinar" Con "Cristal oscuro" nunca he encontrado tanta unanimidad: no conozco a nadie que le guste. Pobre Hauer, tocó el cielo con esa película y luego se convirtió en carne de video club.
Me ha gustado mucho que recuerdes "Un lugar llamado Milagro" una producción injustamente olvidada. Besos. Borgo.

Rodrigo Moral dijo...

Genial publicación. Creo que con ese listado de películas y sus geniales curiosidades (algunas me sorprendieron, como la de Cinema Paradiso; otras me gustó saberlas, como la de Los Coristas), la comunidad bloggera se tomará, en cierto modo, el homenaje para sí. Quiero decir que en ese listado, están muchas de las películas con las que hemos crecido, películas que nos han enamorado..

Saludos.

Roberto Béjar dijo...

"Cinema Paradiso", "Chocolat", "El hombre que pudo reinar"... maravillosa recopilación de momentos mágicos del cine que bien merecen una segunda entrega, así hay debate, jejeje. Reconozco que "Moulin Rouge" me da un poco de pereza porque, sin haberla visto, me parece eso como muy artificial, muy bollywoodiana.
Ah, y sensacional la partitura de Dave Grusin para esa maravilla de film que es "Un lugar llamado Milagro". El tema principal es una delicia.

Besos varios!

Clementine dijo...

La magia seguirá apareciendo por esta pantalla, Roberto, no lo dudes. Yo tardé mucho en ver "Moulin Rouge" por el mismo motivo que tú, la iba retrasando y retrasando. Y cuando finalmente la vi, me alegré un montón de haberlo hecho, es muy, muy original en muchas cosas. Esa banda sonora de Grusin es una auténtica joya musical. Más besos para ti.