martes, 20 de septiembre de 2011

Tennessee Williams a toda pantalla

El pasado 26 de Marzo conmemorábamos el  centenario del nacimiento
del escritor norteamericano Tennessee Williams.


Mis obras de teatro largas surgen a partir de obras en un acto y relatos cortos anteriores que pueda haber escrito años antes,
trabajo sobre ellas una y otra vez
(Tennessee Williams)

En 1950, Irving Rapper dirigía a Jane Wyman y Kirk Douglas en “El zoo de cristal”, película que contaba con un guión de Tennessee Williams y Peter Berneis basado en la obra “The glass menagerie”,
escrita por el propio Williams en 1945.


En 1987, Joanne Woodward, John Malkovich y Karen Allen eran dirigidos por Paul Newman en una nueva y excelente versión cinematográfica
de esta misma obra.


Tennessee Williams escribía en 1947 “A streetcar named desire”, obra por la que ganó el Premio Pulitzer. En 1951, el director Elia Kazan la convertía en "Un tranvía llamado deseo", obra maestra del cine, a través de cuatro actores de lujo: Marlon Brando, Vivien Leigh, Kim Hunter y Karl Malden,
y de un excelente guión escrito por el propio Williams y por Oscar Saul.


Tras colaborar en 1954 en los diálogos de “Senso”, título hoy clásico de Luchino Visconti, Tennessee Williams y Hal Kanter adaptaban en 1955 a la gran pantalla “The rose tattoo”, obra escrita por el primero en 1950. Dirigida por Daniel Mann, “La rosa tatuada” estaba interpretada en sus principales papeles por Ana Magnani y Burt Lancaster. Williams hacía aquí, además, una pequeña aparición como actor.


Elia Kazan y Tennessee Williams volvían a trabajar juntos en la película “Baby doll”. Dirigida en 1956 por Kazan, el film contaba con un guión escrito por Williams, basado en una breve historia suya, y un excelente reparto encabezado por Carroll Baker, Karl Malden y Eli Wallach.


En 1958, Richard Brooks dirigía  a Elizabeth Taylor, Paul Newman y Burl Ives en “La gata sobre el tejado de zinc”, título basado en “Cat on the hot tin roof”, obra escrita en 1955 por Williams que también le hizo
merecedor del Premio Pulitzer.


 Junto a Gore Vidal, Tennessee Williams escribía en 1959 el guión de la película “De repente, el último verano”. Joseph Leo Mankiewicz dirigía a Katharine Hepburn, Montgomery Clift y Elizabeth Taylor en esta adaptación cinematográfica de “Sudddenly,  last summer”,
obra escrita por Williams en 1958.


Ese mismo año, 1959, Sidney Lumet dirigía a Marlon Brando, Ana Magnani y Joanne Woodward en “Piel de serpiente”, película basada en la obra “Orpheus descending”, escrita por Tennessee Williams en 1957, que contaba con un guión escrito por Meade Roberts y el propio Williams.


Y en 1961, Laurence Harvey, Geraldine Page y Rita Moreno, bajo la dirección de Peter Glenville y con un guión escrito por James Poe, Meade Roberts y Tennessee Williams, formaban el reparto de “Verano y humo”, adaptación cinematográfica de “Summer and smoke”, obra escrita por Williams en 1948.


 Ese mismo año, José Quintero dirigía a Vivien Leigh y Warren Beatty en “La primavera romana de la señora Stone”, película basada en la novela escrita por Williams en 1950 “The roman spring of Mrs. Stone”.


En 1962, Paul Newman, Geraldine Page, Shirley Knight y Ed Begley eran dirigidos por Richard Brooks en “Dulce pájaro de juventud”, historia basada en la obra “Sweet bird of youth” escrita por Williams en 1959.


 Y ese mismo año, George Roy Hill dirigía a Anthony Franciosa, Jane Fonda y Jim Hutton en “Reajuste matrimonial”, adaptación cinematográfica de la obra escrita por Williams en 1960 “Period of adjustment”.


En 1964, la obra “The night of the iguana”, escrita por Tennessee Williams en 1961, era llevada a la gran pantalla con el nombre de “La noche de la iguana” bajo la dirección de John Huston y a través de un excelente reparto formado por Richard Burton, Ava Gardner, Deborah Kerr y Sue Lyon.


Natalie Wood y Robert Redford protagonizaban en 1966 “Propiedad condenada”, adaptación cinematográfica de Sydney Pollack de la obra “This property is condemned”, escrita por Williams en 1946.


The milk train doesn’t stop here anymore”,  obra escrita por Tennessee Williams en 1963, era llevada a la gran pantalla en 1968 a través de un guión del propio escritor y bajo la dirección de Joseph Losey. “La mujer maldita” estaba interpretada en sus principales papeles por Elizabeth Taylor y Richard Burton.


Y en 1970 Sidney Lumet dirigía a James Coburn y Lynn Redgrave en “Last of the mobile hot shots”, pelicula basada en la obra escrita por Williams en 1968 “Kingdom of Earth: The seven descents of Myrtle”.

Todos mis personajes se inspiran en mí.
No puedo crear un personaje que no lleve dentro
(TENNESSEE WILLIAMS)

18 comentarios:

deWitt dijo...

Bravo Clementine! Completísimo repaso a las adaptaciones y participaciones de Williams en el cine, del que ya me he anotado algún título que ténía olvidado o, incluso, desconocía.

Me ha encantado esta entrada!

Te dejo una frase tremenda de Williams extraida de una entrevista que le hicieron en 1983 para la revista Modern Screen:

"Nunca tendré el orgasmo perfecto sin sentir el olor a sudor de Brando en "Un tranvía llamado deseo", o penetrándome Newman cuando mira fijamente a Maggie al final de "La gata sobre el tejado de zinc"... Es como si los tres nos meciéramos al compás de una melodía sureña, bajo los ojos inocentes de Baby Doll"

Bicos

Clementine dijo...

¡Gracias, deWitt! Hace tiempo que le debía esta entrada a Tennessee Williams y se me estaba acabando el año de su centenario. Yo también me he anotado las que aún no he visto que no te creas que son muchas, debe ser que me gusta un rato…
No conocía esta frase de Williams que añades en tu comentario. Genial, desde luego no puede ser más suya. Más bicos para ti.

A-B-C dijo...

Todo un genio T. Williams del que, como nos muestras, el séptimo arte se ha servido muy bien. Aunque conozco muchas de ellas hay otras que desconocía y que espero poder ver algún día: Summer and Smoke, Period of Adjustment o Kingdom of Earth: The Seven descents of Myrtle

Me ha encantado la frase que has elegido de Williams para cerrar este post. Un hombre muy despierto, me parece.

natsnoC dijo...

Conforme leía este post estaba diciéndome "no me lo puedo creer, ¿será posible que no haya visto ninguna?".

Al final sí hay alguna en mi cuenta, pero no te voy a decir cuántas que el balance es bastante negativo. Por cierto que la de "Dulce pájaro de juventud" la vi antes del verano un fin de semana que la echaron en La 10. La encontré haciendo zapping y me quedé.

Esa del tranvía me suena y no sé de qué.

Clementine dijo...

Sí, A-B-C, un genio muy inteligente que resultó ser tremendamente cinematográfico. Las que yo he visto, y he visto bastantes, tienen muy buena factura, quizá también porque Williams participó en los guiones de muchas de ellas.

Vale, natsnoC, yo tampoco te voy a preguntar cuántas, que no es de mi incumbencia… Dulce pájaro de juventud a mí me encanta, y en realidad prácticamente todas las que he visto de Williams, pero te voy a recomendar tres que me gustan especialmente por lo atípicas que son: El zoo de cristal (la de Paul Newman, la otra no la he visto), Baby doll y La noche de la iguana.
Y a ver si la del tranvía te acaba de sonar del todo (y a tu compañero de pupitre también) y me la volvéis a comentar en condiciones, corcho. Y tomaros ya esas cervezas de una vez, que se están enfriando...

Marcos Callau dijo...

Indudablemente un merecido y bonito recuerdo para uno de los grandes. Besos Clementine.

Clementine dijo...

Gracias, Marcos. Este grande va a merecer ser recordado siempre. Besos.

miquel zueras dijo...

"Un tranvía llamado deseo" "La noche de la iguana" y "De repente el último verano" son mis adaptaciones preferidas."Verano y humo" se la única que no he visto, a ver si lo remedio pronto. Todo un ícono esa foto de "Baby Doll", película que provocó un enorme escándalo entonces.
Williams era un experto en aprovechar relatos e historias suyas anteriores, él lo llamaba "autocanibalizarse".
Besos. Borgo.

Clementine dijo...

Ponle remedio, Miquel, y así ya haces pleno, no está nada mal tu balance.
A ver, Borgo, me han regalado las memorias de Tennessee Williams y también me van a regalar sus obras completas. Esto sólo quiere decir una cosa: de aquí a nada te encargan portada de Tennessee Williams, y no necesariamente la de “De repente, el último verano” que yo también quiero que cobres, hombre. Besos.

Layna dijo...

Como me gusta que pongas algún dato que nos de pistas de la persona más allá del personaje. La frase del final, tal y como ya ha apuntado A-B-C es sublime "“Todos mis personajes se inspiran en mí. No puedo crear un personaje que no lleve dentro”... y yo digo, pues que hombre tan plural, tan lleno de vida y de vidas. Un beso

Alicia dijo...

Menudo repaso de peliculones. Me he dado cuenta de que hay una constante en las que yo he visto: el calor axfisiante.De aquí debería sacar una interesante tesina pero, qué quieres que te diga, no se me ocurre nada.
Buenísimo post

Clementine dijo...

Siempre procuro poner una frase del personaje en cuestión, Layna, porque así queda más completa la información que doy de él. Y si no encuentro esa frase, me meto yo en ese personaje y me la invento, que imaginación no me falta... No, mujer, esto último no estaría nada bien hacerlo. Un beso.

Gracias, Alicia. Y oye, empieza a elucubrar esa tesina que yo luego me la leo entera, palabra.

Jose Zinc dijo...

Hay que ver qué de películas le debemos a Tennessee Williams, el único escirtor del mundo con cuatro letras dobles en su nombre y apellido. Y como te decía el otro día, es un gusto disfrutarle en teatro, aunque sea en español. Pude ver "La gata sobre el tejado de zinc caliente" con Aitana Sánchez Gijón, "Un tranvía llamado deseo" con Natalia Dicenta, "El zoo de cristal" con Luis Tosar... Yo es que ante iba mucho al teatro. Ahora voy normal.
Pero eso ya no interesa a las gentes de por aquí.
Besos.

Clementine dijo...

Ya ves tú lo que ha enriquecido al cine con sus escritos... El zoo de cristal con Luis Tosar debe molar un montón.

plared dijo...

Me ha gustado esta entrada sobre un escritor que ha sido llevado al cine de forma siempre totalmente teatral. Digamos que sus ambientes opresivos, la velada homosexualidad y el calor sofocante, son santo y seña de su cine. Lo dirigiera, quien lo dirigiera.

De quedarme con alguna, sin duda esa joya que es De repente el ultimo verano, quizas la menos Tenenesse Willians de todas las que comentas. Saludos

Clementine dijo...

Gracias, plared, bienvenido a esta pantalla. Seguramente el éxito de sus adaptaciones esté en haberlo hecho sin perder esa teatralidad de sus obras. Un saludo.

Roberto Béjar dijo...

En general Tennesse Williams ha sido bastante bien tratado por el cine, lo que no pueden decir todos los autores. Me quedan pendientes de la lista "La noche de la iguana" y "Baby Doll".

Como siempre me propongo, habrá que ponerle remedio.

Saludos!

Clementine dijo...

Hola, Roberto. Ponle remedio, "La noche de la iguana" y "Baby Doll" son dos de mis favoritas de Tennessee Williams. Un beso.