viernes, 15 de julio de 2011

Cine negro a toda pantalla



En un principio, Howard Hawks le dio a Lauren Bacall la oportunidad de elegir, para su debut en la gran pantalla, entre Cary Grant y Humphrey Bogart. Bacall eligió a Grant pero Hawks finalmente decidió emparejarla con Bogart en “Tener y no tener” (1944). El resto es ya leyenda en la historia del cine.


Finalmente protagonista de este clásico dirigido por Jacques Tourneur, Robert Mitchum fue la cuarta opción para dar vida a Jeff Bailey en “Retorno al pasado” (1947), tras considerarse anteriormente para el papel a Humphrey Bogart, John Garfield y Dick Powell.


Dirigido por Michael Curtiz, James Cagney recurrió a sus recuerdos del barrio neoyorkino donde se crió para interpretar a Rocky Sullivan, el protagonista de “Ángeles con caras sucias” (1938).


Edward G. Robinson realizó originalmente una prueba para el personaje secundario de Otero, dándose entonces cuenta el productor Hal B. Walis de que era el perfecto Little Caesar, protagonista de “Hampa dorada”, título hoy clásico dirigido por Mervyn LeRoy en 1931.


Dirigida en 1940 por Raoul Walsh, La pasión ciegasupuso el lanzamiento de las carreras cinematográficas de Ida Lupino y un Humphrey Bogart aún en un papel secundario. George Raft, encabezando el reparto, ya estaba entonces consagrado como estrella de Hollywood.


Edward G. Robinson, Dan Duryea y Joan Bennett fueron dirigidos en 1944 por Fritz Lang en “La mujer del cuadro”. Al año siguiente, los tres actores se volverían a encontrar en la siguiente película de Lang, “Perversidad”.


La relación mostrada entre Cody Jarrett (un inolvidable James Cagney) y su dominante madre en “Al rojo vivo”, el mítico título rodado por Raoul Walsh en 1949, estaba inspirado en la vida real de Ma Baker y sus hijos, famosos ladrones de bancos.


 “Scarface, el terror del hampa” (1932) supuso el debut en la gran pantalla de George Raft quien, dirigido por Howard Hawks, no tuvo que buscar mucha inspiración sobre cómo interpretar su papel al criarse en una barrio pobre de Nueva York donde circulaban gángsters del calibre de Bugsy Siegel, Meyer Lansky, Joe Adonis o Lucky Luciano.


De nuevo bajo la maestra dirección de Howard Hawks, la mítica pareja Bogart-Bacall aparecía por segunda vez en la gran pantalla en uno de los títulos más clásicos del género, “El sueño eterno” (1946). Aún rodarían dos títulos más juntos, “La senda tenebrosa” y “Cayo Largo”.


Para muchos la mejor aportación de John Huston al género es “La jungla de asfalto” (1950), centrándose su mayor punto de interés en su acertada galería de personajes entre los que destaca Dix Handley, un correctísimo Sterling Hayden, al que secundaban a la perfección Louis Calhern, Sam Jaffe, James Whitmore y una jovencísima Marilyn Monroe.


 La primera elección para ser dirigida por Otto Preminger en “Laura” (1944) recayó en Jennifer Jones, quien rechazó el papel. Lo mismo ocurrió después con Hedy Lamarr. Gene Tierney, por su parte, no quería hacerla originalmente, pero tuvo que aceptar por obligaciones de su contrato. Hoy no nos imaginamos otra Laura que no tenga el maravilloso rostro de Gene.


Paul Muni era la primera opción como protagonista de “El último refugio” (1941), título hoy clásico dirigido por Raoul Walsh. Muni lo rechazó llegando finalmente a las manos de Humphrey Bogart, que volvió así a coincidir en el reparto con Ida Lupino tras “La pasión ciega”.


 En un principio, Edward Woods fue elegido para interpretar a Tom Powers, el protagonista de “El enemigo público” (1931). Y James Cagney daría vida a su amigo Matt Doyle. Sin embargo, William Wellman, el director del film, decidió cambiarles los roles al comprobar que Cagney resultaba mucho más efectivo como el protagonista de esta historia.


Jules Dassin, director de “La ciudad desnuda” (1948), rodó la mayor parte de las escenas exteriores en la ciudad de Nueva York sin el conocimiento de los ciudadanos. Con una cámara oculta en la parte trasera de una camioneta en movimiento, desde un quiosco de prensa falso o con la ayuda de un malabarista o un hombre lanzando un discurso para distraer la atención de la multitud.


George Raft fue el primer elegido para dar vida a Sam Spade en “El halcón maltés” (1941), debut en la dirección de John Huston. Raft rechazó el papel por considerar poco importante este proyecto, lo que favoreció enormemente a Humphrey Bogart. Junto a él, Mary Astor, Peter Lorre y un excepcional Sydney Greenstreet en su primera aparición en la gran pantalla.

Del material con que se forjan los sueños,
a Marcos Callau, el sueño eterno del cine

22 comentarios:

deWitt dijo...

Guauuuuu!! Vaya cadena tan interesante!!

Enorabuena por esta entrada!!!

bicos

Marcos Callau dijo...

Millones de gracias Clementine. Ha sido un regalo de cumpleaños muy especial y muy bien confeccionado, con mis películas favoritas del género. Fíjate, qué hubiera sido de la historia del cine y de laas vidas de Bogart y Bacall si Cary Grant hubiera protagonizado "Tener y no tener". Yo francamente no me imagino así a Grant. Ahora solo nos cabe en la cabeza que ese personaje fuera Bogart. Pas alo mismo con Laura y Gene Tierney. Jennifer Jones ya tenía a Jennie de "Retrato de Jennie" que le fue como anillo al dedo. También entre msi favoritas las citadas de James Cagney (¡qué gran actor!) y por supuesto las obras maestras de Fritz Lang, "Perversidad" y "La mujer del cuadro". El Edward G. Robinson de "Little Caesar" es toda una experiencia muy recomendable como espectador. Aquí tenemos a los Edward G. Robinson totalmente diferentes a los que siempre me refiero. El de "Little Caesar" nada tiene que ver con el de "La mujerd el cuadro". "La jungla de asfalto" es una auténtica joya, no me extraña que s econsidere la mejor adaptación de Huston. Y qué decir de esa obramaestra de Tourneur, "Retorno al pasado". Es difícil encontrar una película mejor. En cuanto a la "Scarface" de 1932 es la única "Scarface" que concibo. George Raft está enorme en ese papel. Una vez más mil millones de gracias por tu dedicatoria, Clementine. Me has hecho muy feliz. Besos.

Clementine dijo...

Gracias, deWitt, a mí también me lo parece. Más bicos para ti.

No hay de qué, Marcos, ha sido un auténtico placer. Ya sabía yo que te iba a estar genial este traje. Oye, y qué buen análisis haces en tu comentario de todos estos títulos, va a ser que te gusta este género… Besos y muy feliz día.

A-B-C dijo...

Muy buenas selecciones. La película e imagen con las que has empezado, ¡extraordinarias!. Laura es una de mis grandes favoritas (la tenía en VHS y la vi cientos de veces). Me gustaría encontrarlas en formato DVD, eso y una gran pantalla... o esperar a que las echen en la filmoteca (menos mal que nos queda la filmoteca)

Guapa entrada, muchas gracias. Feliz fin de semana

El Tirador Solitario dijo...

Menudo ramillete de películas fablosas...las adoro todas, pero siento especial debilidad por Laura y El último refugio...pero eso sí, su remake en clave de western...me apasiona "Colorado Territory"...

Besos castos, Clementine.

Clementine dijo...

Gracias, A-B-C. La primera imagen de la entrada ya es antológica de la historia del cine de por sí, aún sin pensar en la película a la que pertenece. Feliz fin de semana para ti también.

¿Colorado Territory? ¿Besos castos? Tirador, de vez en cuando me sorprendes ligeramente con tus comentarios, hoy me dejas estupefacta. Aún así, celebro que te haya gustado el ramillete, que bien florido me ha quedado. Un saludo lo más casto posible.

El Tirador Solitario dijo...

Dígame usted, amiga mía...¿por qué ha motivado asombro mi referencia a "Juntos hasta a la muerte"? Reconóceme que apenas debe hacer casos de un filme noir, en el que su propio director haya realizado un remake pocos años después en clave del salvaje oeste...la verdad es que es un tema muy recurrente en mis disputas con Cahiers,porque él no siente la veneración que yo manifiesto a Colorado Territory...donde nunca estuve más bella y dramática Virginia Mayo...en fín, que que yo siempre encuentro motivos para reivindicar ese fabuloso western de Walsh...

Feliz y soleado domingo!!

Clementine dijo...

El asombro de esta vez por mi parte, amigo Tirador, es más bien de otra índole al desconocer yo absolutamente ese título que tanto veneras. Sí sabía que hay un remake de esta misma historia protagonizado por Jack Palance, pero éste segundo dirigido por el propio Walsh no lo conocía yo.
Y, cómo no, Cahiers por medio. Cuando vea esta película ya te contaré a qué sombra me arrimo... siempre en sentido figurado, claro.
¡Feliz y soleado Domingo para ti también! Y que no me llames de usted, cansino...

Alicia dijo...

Genial el post, Clementine.
Me quedo con la sensación de que Bogart llegó a todo como de rebote ¿no?.

Clementine dijo...

Gracias, Alicia. Sí, era menos conocido que las primeras opciones y ya ves qué suerte para él, de rebote en rebote y mira que títulos tiene en su filmografía... Y encima se queda con la Bacall.

PEPE CAHIERS dijo...

No le haga mucho caso al Tirador que "El ultimo refugio" es mucho mejor película que "Colorado Territory", que tampoco está mal, pero que es inferior al título de Bogart. De todas formas, todos estos títulos a los que hace referencia son AUTENTICAS OBRAS MAESTRAS, CINE CON MAYUSCULA.
Saludos y tenga cuidado con los besos castos, que los carga el diablo...

Clementine dijo...

Claro que los títulos de esta entrada son obras maestras, Cahiers, estamos en La Gran Pantalla. A mí "El último refugio" me gusta mucho y dudo que me guste más "Colorado Territory" porque además Virginia Mayo me dice mucho menos que Ida Lupino. Ahí lo dejo hasta que vea este segundo remake de Walsh.
Y ya ves tú, los besos castos del Tirador son la segunda parte de mi asombroso comentario. Pero gracias por el aviso. Más saludos para usted.

miquel zueras dijo...

Una entrada muy interesante con los actores elegidos y los descartados para estas películas míticas. De los magníficos secundarios de una de mis favoritas: "La jungla del asfalto" me gustaría destacar a Marc Lawrence que precisamente aparece en primer término en la foto que elegiste. Es el confidente que delata a sus compañeros y curiosamente poco después fue el principal delator ante el Comité de MacCarthy. Besos. Borgo.

Clementine dijo...

Gracias, Miquel. Y creo que me va a convenir ficharte como mi confidente cinematográfico, me lo voy a pensar. Efectivamente, gran actor ese Marc Lawrence, del que desconocía su nombre. Curioso que hiciera el mismo papel en la película y en el Comité. Besos, Borgo.

natsnoC dijo...

Me encantan estas recopilaciones de anécdotas de los grandes clásicos que nos regalas de vez en cuando, Clementine, junto con esas fantásticas fotos.

Clementine dijo...

Gracias, natsnoC. A mí me encanta que me digas estas cosas. Un beso.

Lala dijo...

Hola Clementine!! muy buena reseña de un estupendo cine negro que me encanta. Uno de mis favoritos es James Cagney, es auténtico en cada papel que protagoniza.

Tampoco me imagino a Grant interpretando esa película.

Como siempre, clementine, un placer leer tus post, muy interesantes.

Besotes

Clementine dijo...

Gracias, Lala. James Cagney era genial, tan pronto bordaba estos papeles de cine negro como se ponía a bailar de forma admirable. Un beso.

Renata dijo...

me encanta este blog!!! y estas películas tmb, de mis favoritas de este género están las q hizo Edward G. Robinson con Joan Bennett....ahh y Sorry, Wrong Number de Barbara Stanwyck. Te sigo!

Clementine dijo...

Gracias, Renata, muy bienvenida. Sí, ésa que dices de Barbara Stanwyck está genial también.
Y oye, a mí me encanta Irene Dunne, sobre todo como pareja perfecta de Cary Grant en la comedia, eran tal para cual.
Un saludo.

Mario dijo...

Muy buena elección de películas, me he anotado unas que tenía olvidadas o las desconocía, no hace mucho hice una reseña sobre Scarface, una buena película de gánsters muy recomendable. Los filmes de crimen son un género muy entretenido, también las novelas negras. Decir que tanto Bogart como Cagney han de ser los actores con mayor cantidad de grandes interpretaciones en el género, Bogart de bueno y Cagney de malo. Un abrazo.

Mario.

Clementine dijo...

Gracias, Mario. Haces muy bien en anotar, merecen todas la pena. Leí tu reseña de Scarface, muy recomendable también tu reseña. Y buena observación ésta que haces sobre Bogart y Cagney. Otro abrazo para ti.