lunes, 9 de mayo de 2011

VIVE COMO QUIERAS

Hace cosa de dos semanas me pasé, una vez más, por Chez Morera, un blog que es ya una segunda casa para mí. Y me encontré con una grata sorpresa. NatsnoC, distinguido anfitrión de este excepcional blog, nos invitaba a todos a formar parte de un proyecto conjunto que hoy comienza a dar sus frutos bajo el nombre de Semana de la Utopía. No dejes de asomarte a las propuestas de los diferentes participantes. Merece mucho la pena.

Utopía… Lo primero que se me vino a mí a la cabeza fue una familia. Pero no una familia cualquiera, no. Una familia cualquiera tiene muy poco de utópica. Yo me refiero a la familia Vanderhoff Sycamore. ¿Cómo, que no sabéis quiénes son? Pues yo os los presento, y con muchísimo gusto.



El 23 de Agosto de 1938 se estrenaba en Estados Unidos “Vive como quieras” (You can’t take it with you), una deliciosa película que hoy es un clásico, por derecho propio, de la historia del cine.

A través de la Columbia Pictures nos llegaba esta producción de Frank Capra, mágico director que ya nos había regalado otras maravillas como “Sucedió una noche”, “El secreto de vivir” y “Horizontes perdidos”.


MARTIN VANDERHOFF es el abuelo de esta mágica familia. Un ambicioso hombre de negocios que un buen día decide no volver más a su empresa por el sencillo motivo de que no se está divirtiendo nada allí. Comienza entonces a hacer las cosas que más le gustan, como tocar la armónica o coleccionar sellos que, además, le pagan bien por valorar.


Este maravilloso abuelo, sin duda uno de los personajes más entrañables de toda la historia del cine, fue magistralmente interpretado por Lionel Barrymore, sin duda también uno de los actores más grandes que ha dado la gran pantalla. Lionel nos regalaba un inolvidable personaje a través de esta historia y, ocho años después, nos obsequiaba con otro gran papel también a las órdenes de Frank Capra, su malvado Sr. Potter de “¡Qué bello es vivir!”.

Cuando comenzó el rodaje de “Vive como quieras”, Lionel Barrymore acababa de sufrir una parálisis en sus piernas debido a una severa artritis y una lesión en la cadera. El guión fue entonces modificado para adaptarse a él, haciéndonos saber que su personaje había sufrido un esguince de tobillo. El actor rodó la totalidad de la película ayudándose con unas muletas. Qué grande, Lionel Barrymore.


El guión de esta inolvidable historia estaba basado en la obra homónima de George S. Kaufman y Moss Hart, y venía firmado por Robert Riskin, guionista habitual en el cine de Capra. “La locura del dólar”, “Dama por un día”, “Sucedió una noche”, “Estrictamente confidencial”, “El secreto de vivir”, “Horizontes perdidos”, “Juan Nadie” o “Un gángster para un milagro” nacieron del fruto de su trabajo conjunto.

Joseph Walker era el artífice de las imágenes y Dimitri Tiomkin añadía su maestría a la banda sonora. El rodaje de “Vive como quieras” dio comienzo a finales de Abril de 1938 y llegó a su término en poco menos de dos meses.



PENNY SYCAMORE es la hija de Martin Vanderhoff. Penny antes se dedicaba a la pintura. Pero ahora escribe comedias porque un día llevaron a su casa por error una máquina de escribir.



Spring Byington hizo suyo este personaje de forma encantadora. Tres años más tarde, volvía a coincidir con Frank Capra en “Juan Nadie”. Byington también se nos hizo muy familiar como Marmee, la madre de “Las cuatro hermanitas” en su versión de 1933.

PAUL SYCAMORE es el marido de Penny. También se dedica a hacer lo que más le gusta, fabricar cohetes en el sótano con el Sr. DePina y el Sr. Poppins.

El SR. DEPINA lleva con la familia desde que un día, hace ya nueve años, vino a entregar el hielo… y se quedó. El Sr. POPPINS trabajaba en un banco sumando y cuadrando cifras. Pero a él en realidad le gusta “hacer cosas” con lo que acepta la invitación del abuelo Vanderhoff y se queda también a vivir con la familia.


Samuel S.Hinds le prestaba su impecable aspecto a Paul Sycamore. Samuel ya había trabajado antes a las órdenes de Capra en “Dama por un día” y volvería a hacerlo después en el papel del padre del personaje de James Stewart en “¡Qué bello es vivir!”. Curiosamente Hinds interpretó también en 1933 al Sr. March, marido del personaje de Spring Byington en “Las cuatro hermanitas”.

Halliwell Hobbes, o el simpático Sr. DePina, trabajaba por segunda vez con Capra tras “Dama por un día”. A Donald Meek, el singular Sr. Poppins, también le recordaremos siempre como Samuel Peacock, el representante de licores de “La diligencia”.



Frank Capra tuvo conocimiento de la obra de teatro "You can't take it with you" cuando la vio en 1937 en Nueva York, donde había acudido con motivo del estreno de “Horizontes perdidos”.

La obra original de Hart y Kaufman ganó el 1937 el Premio Pulitzer de Teatro. Fue estrenada el 14 de Diciembre de 1936 y tuvo un total de 838 representaciones. En el elenco teatral aparecía el actor Henry Travers en el papel del abuelo. Diez años más tarde, Travers entraba en nuestro corazón para siempre a través de su personaje de Clarence, el “ángel sin alas” de “¡Qué bello es vivir!”.

La obra teatral aún continuaba en cartel cuando se estrenó su adaptación al cine. Mientras en el escenario aparecían tan sólo 19 personajes, la película llegó a sumar hasta 153.



ESSIE CARMICHAEL es una de las hijas de Paul y Penny. Ella lo que quiere es ser bailarina y a eso se dedica, a bailar y a hacer unos dulces a los que llama “sueños de amor”.



Ann Miller contaba tan sólo quince años cuando interpretó a Essie en esta película. Después se convertiría en una de las grandes bailarinas del musical americano.



ALICE es la otra hija del matrimonio Sycamore. Tiene una relación muy especial con su abuelo y trabaja como secretaria en la prestigiosa compañía Kirby.



Jean Arthur ya había trabajado con Capra en “El secreto de vivir” y volvería a coincidir con él, y con James Stewart, en “Caballero sin espada”. Curiosamente Jean era tan sólo 22 años más joven que Lionel Barrymore, su abuelo en “Vive como quieras”.



TONY KIRBY es el vicepresidente de la Compañía Kirby, a pesar de no tener ningún olfato para los negocios. También es el hijo del dueño de dicha compañía. Ahí conoce a Alice Sycamore con la que entabla una estrecha relación que deriva en un compromiso de matrimonio que, por supuesto, no aprueban sus progenitores.



James Stewart fue elegido para este papel tras verle Frank Capra en “Cadetes de mar”. “Vive como quieras” supuso su primera colaboración juntos. Después volverían a coincidir en “Caballero sin espada” y “¡Qué bello es vivir!”.



Vive como quieras” obtuvo en la ceremonia de los Premios de la Academia el Oscar a la mejor película y al mejor director. También fue nominada a la mejor actriz secundaria (Spring Byington), mejor guión, mejor fotografía, mejor montaje y mejor sonido.



ANTHONY P. KIRBY es el dueño de la Compañía Kirby. Dispone de un séquito a su alrededor y cuenta con varios abogados trabajando en exclusiva para él. Y seguramente por todo esto tiene deshecho el estómago.



Edward Arnold nos ofreció una interpretación de antología como el todopoderoso Sr. Kirby. Más adelante, Arnold volvió a coincidir con Capra en “Caballero sin espada” y “Juan Nadie”. Magistral.



MIRIAM KIRBY es la esposa de Anthony y la madre de Tony. También la más reacia a la relación de su hijo con Alice.

Mary Forbes daba perfecta réplica a Edward Arnold en el papel de su mujer y encajaba su personaje de manera admirable.



El maravilloso reparto principal se completaba impecablemente con Dub Taylor como el marido de Essie, Mischa Auer como Kolenkhov, su profesor de baile, Harry Davenport como el divertido Juez o Ward Bond como uno de los detectives.

Y con H. B. Warner (Ramsey), Lillian Yarbo (Rheba), Eddie Anderson (Donald)... y un larguísimo y espléndido etcétera.



Vive como quieras” es hoy un título ya mítico de la gran pantalla. Y no sólo por su excelente dirección, su impecable guión o su magnífico reparto.

Sino también por tener como protagonista a la familia Vanderhoff Sycamore, una de las más auténticas y entrañables familias de la historia del cine. Familia cuyos miembros, en especial el abuelo, nos transmiten con sus palabras una serie de valores fundamentales que aún hoy echamos en falta en nuestra sociedad. Valores de esos que todos afirmamos como ciertos y legítimos pero que ninguno llegamos a llevar a la práctica.



Yo me iría ahora mismo a vivir a la casa de los Vanderhoff Sycamore. A hacer sencillamente lo que realmente quisiera, lo que realmente me divirtiera.

¿Es que vosotros no?

34 comentarios:

El Tirador Solitario dijo...

Me encanta esta película, fue la primera que grabé en VHS de la tele, era verano y el año 1987...ya la había visto unos cinco años antes, y esa feliz anarquía de esa familia me parece alucinante, una delicia.
Podríamos hablar si es deudora del New Deal, de Rooselvet, pero más que eso, ya la veo casi anticipando a los hippies de los 60 en algunas cosas...
Un cuento estupendo, una fabula deliciosa...y al final se resuelve todo tocando la armónica...

¡Estupenda aportación cinéfila, Clementine, a la Semana de la Utopía!
Un abrazo.

natsnoC dijo...

Hola, Clementine, me paso mañana que se me ha hecho tarde.

Me teneis todo el día con la sonrisa, ya ves, qué facilón soy.

Blog A dijo...

Si al final ser feliz no es tan fidicil, hay que quemar la corbata.
una Familia interesnte, el abuelo ya sabe lo que vale la pena en esta vida..
Tengo que volver que hay mucha información

Mr. Dupin dijo...

¡Uy! Tengo que empezar a ver más cine como este... Esta pelicula parece preciosa,no descansare hasta verla...

natsnoC dijo...

Pues ya he podido leerme como toca, saboreando tus palabras, este post que como la película que describe, es optimista y alegre como pocos.

Lamento reconocer que ésta no la he visto, pero sí varias de las que mencionas, entre las que destaco la de "John Doe" y "Qué bello es vivir".

Por temática, por reparto, y porque es la de la semana de la Utopía, voy a tener que ponerla muy arriba en la lista.

Gracias.

Dickson dijo...

Hará unos quince días que la he visto y dan ganas de hacerlo una y otra vez. Esa casa es un descontrol, pero detrás de todo eso hay una moraleja. Por cierto, que en su momento esta película fue tachada por muchos como una muestra de apoyo al comunismo, por la forma de vida de sus protagonistas y por diversas referencias en situaciones y personajes a dicho movimiento. Saludos.

Lala dijo...

Muy buen post, como siempre, Clementine. Me ha encantado, no te dejas a ninguno, eh? yo la ví hace tiempo y me encanto, me parece tierna, divertida, un desbarajuste de vidas y deseos varios, donde también me gustaría estar y hacer lo que me viniera en gana, aunque ya lo hago de vez en cuando, jajaja.

Me apetece volverla a ver de nuevo después de leerte. Se me acumula tarea!!ahhhh!!

Besos

key dijo...

Está en Youtube, en castellano, para ver en cualquier momento. Sólo diré que iba preparado y advertido a la escena final y sun así me emocioné.

A-B-C dijo...

Yo también me iría con ellos sin pensármelo dos veces. Familia utópica. La ví hace mucho pero creo que me gustaría tanto como cuando la vi y si tengo en cuenta a director, elenco, el blanco y negro... más todavía.

Un saludo,

Layna dijo...

Genial la película que se te ha ocurrido comentar en la Semana de la Utopía. Reconozco que tenía mucha curiosidad por saber el título de la peli que nos enlazarías con la Utopía y me ha encantado. La familia. Una familia donde se permite ser uno mismo y vivir como se quiera!!! Siii por Dios, ese hubiera sido mi sueño en la infancia; haber nacido en una gran familia donde se hubiera podido compartir de todo: tiempo, juegos, conversaciones y hacer libremente lo que quisiéramos rodeados de amor y armonía. No la he visto pero no me importa. Leyéndote me he acercado a ella y además Key dice que está en you tube... Besos

Clementine dijo...

Tirador… ¡coincidimos! Si lo que no consiga Frank Capra…

Blog A, nos falta poner en práctica la sabiduría de este abuelo.

Mr. Dupin, bienvenido. Es preciosa, no dejes de verla.

NatsnoC, ponla la primera, todo sea por la semana de la utopía. Y gracias a ti, siempre.

Dickson, yo me la vi ayer, el mismo día que escribí la entrada, dedicación completa, ya ves. Y me gustó aún más que las otras veces, si cabe.

Gracias Lala. Estos personajes y este reparto es como para olvidarse de alguno. Y mirátela otra vez, te advierto que recarga pilas.

Key, bienvenido. A mí me pasa lo mismo, me sé el final de memoria y me sigue emocionando.

Pues vámonos con ellos, A-B-C. Te aseguro que nos aceptan fijo.

Besos a todos.

Clementine dijo...

Layna, nos hemos cruzado... Ésta es una de esas películas que precisamente tú no debes dejar de ver. No te conformes con haber leído mi entrada, consejo de amiga. Besos.

Marcos Callau dijo...

He aprendido muchos detalles que desconocía sobre esta encantadora película Clementine. Me gustó mucho cuando la descubrí,. En general son todos los actores geniales pero, con permiso, me quedaré con el maestro Lionel Barrymore. Está genial aquí. Besos.

Clementine dijo...

Gracias, Marcos. Y permiso concedido, yo me quedo con Lionel Barrymore haga lo que haga, creo que es de lo más grande que ha dado el cine. Mira, estamos de acuerdo... Besos.

miquel zueras dijo...

Yo también viviría muy a gusto en esa casa pero lo que más me atrae son esos formidables secundarios: Lionel Barrymore y Edward Arnold. Arnold era un temible roba escenas y me encantaba en la serie de películas que protagonizó del detective Nero Wolfe. Saluos y feliz Semana de la Utopía. Borgo.

Clementine dijo...

Ah, pues te vienes tú también, ya somos tres. Es que menudo duelo de interpretación Barrymore-Arnold se da en esta película, Miquel, las escenas que tienen juntos son antológicas. Besos.

PEPE CAHIERS dijo...

El tirador se lleva la utopía a uno de los temas con los que me lleva dando la murga durante años, La Atlántida. nastnoc, por su parte, se adentra en el mundo de la cerveza y usted, sabiamente, entra de lleno en el séptimo arte, con una obra que es una especie de reivindicación de un anarquismo amable. Buena elección.

Clementine dijo...

Gracias, Cahiers. Cuando nos lo propuso natsnoC fue la primera película que se me vino a la cabeza, celebro tu aprobación.
Tirador ya ha hablado de la Atlántida en público, ¿quizá ahora dejará de darte la murga con ese tema?

El Tirador Solitario dijo...

El Sr. Cahiers es un pendenciero. Me voy a ver obligado a publicar los archivos sonoros, donde nuestro amigo hace apología del continente hundido...

Clementine dijo...

Tirador, Tirador, que está delante la familia Vanderhoff Sycamore... Esas expresiones y advertencias no tienen cabida en esta utópica entrada, con lo mona que me ha quedado...

maslama dijo...

hola Clementine;
aquí me tienes, completamente abrumada con tu cultura fílmica.. ¡qué cantidad de detalles! ¡y la peli tiene una pinta estupenda! me propongo descargarla para este fin de semana

Clementine dijo...

Hola, maslama, muchas gracias y ¡muy bienvenida! No dejes de ver esta peli, es maravillosa.
Como tu utopía gatuna, genial, ójala estuvieran tan bien considerados todos los gatos del mundo. Un saludo.

JLin dijo...

Ostras que ganas de volver a ver esta película, la vi de muuuy pequeñajo y la recuerdo entrañable aunque seguro que me perdí muchos matices que ahora disfrutaría más.
Excepcional como siempre amiga Clementine... ¡¡excepcional!!

Clementine dijo...

¡Hola, debilidad bloguera! Que te estaba echando ya demasiado de menos... Sí, esta película es de las más entrañables de la historia del cine, es mágica, mirátela otra vez cuando puedas.
Gracias como siempre, excepcional amigo JLin. Un beso.

Susan Lenox dijo...

Es una cinta extraordinaria...
y yo también me iría a esa casa
para hacer lo que quisierá, aunque bueno tampoco voy a quejarme.
Gracias por tu comentario en mi blog.
Un abrazo.

Clementine dijo...

Otro abrazo, Susan, y gracias a ti por asomarte.

Salvador Sáinz dijo...

Un bonito blog.
Es raro encontrar blogs de cine serios en los últimos años, encantado.

http://espanoladasyole.blogspot.com/

Clementine dijo...

Gracias, Salvador, por tus palabras y por asomarte a mi blog. Encantada, un saludo.

Alicia dijo...

Yo ni siquiera recuerdo la primera vez que la ví, me parece que esa familia lleva conmigo toda la vida.
Preciosa utopía y excelente post.

Clementine dijo...

Gracias, Alicia. Y nos seguirá acompañando siempre, seguro.

Roberto Béjar dijo...

Como casi siempre últimamente, llego tarde.

¿Te querrás creer que no he visto la película? Ni si quiera la recuerdo haberla visto de pequeño.

Lo remediaré de inmediato porque tiene una pinta sensacional, ¡anda que no me gusta a mí un reparto coral y un buen guión!

Gracias por el cariño que transmites en tu blog por el buen cine. Contagias tu maravilloso entusiasmo.

Clementine dijo...

Hola, Roberto. Que no, que tú nunca llegas tarde, que te lo tengo muy dicho... Sí, remedia ya lo de esta película porque te va a encantar, es una joya además de la historia del cine.
Gracias a ti por recibir ese cariño y ese entusiasmo. Eso es muy gratificante para mi.
Una cosa más. La semana pasada hubo un pequeño desastre en el mundo de los blogs y se nos borraron a todos una serie de comentarios. En mi caso, perdí el tuyo de Jackie Cooper, si me lo vuelves a poner te vuelvo a contestar...
Un beso, Roberto, siempre es un placer verte asomar por aquí.

Totón dijo...

Muchas gracias por tu post y comentarios!!! Hemos visto esta película en familia montones de veces y forma parte de mis recuerdos más entrañables. Por si no lo has hecho ya, te recomiendo leer la
"Autobiografía de Frank Capra, El nombre delante del título". Felicidades por tu blog!!!!

Clementine dijo...

Gracias a ti, Totón, por tus palabras. Sí, leí esa maravillosa autobiografía de Capra hace ya tiempo, merece mucho la pena.
Un saludo.