viernes, 6 de septiembre de 2013

Un año de cine: 1939


Tyrone Power, Henry Fonda y Nancy Kelly, secundados por unos sensacionales Jane Darwell, John Carradine y Donald Meek, protagonizaban “Tierra de audaces” (Jesse James), clásico título cinematográfico de la 20th Century Fox bajo las órdenes de Henry King que contaba con un guión firmado por Nunnally Johnson. Un año más tarde, Henry Fonda protagonizaba “La venganza de Frank James” acompañándole también en el reparto John Carradine y Donald Meek.  


Basada en el homónimo poema de Rudyard Kipling, “Gunga Din” (Gunga Din) era presentada por la RKO y dirigida por George Stevens. En su reparto principal, Cary Grant, Victor McLaglen, Douglas Fairbanks Jr… y Sam Jaffe, elegido para dar vida a Gunga Din por no encontrarse disponible la primera opción de la productora, Sabu, quien era ya conocido por “Sabu-Toomai, el de los elefantes” y “Revuelta en la India”, apareciendo posteriormente también en “El ladrón de Bagdad”, “El libro de la selva” y “Las mil y una noches”.


A través de la United Artists, John Ford nos regalaba “La diligencia” (Stagecoach), uno de los más grandes títulos del séptimo arte que basaba su argumento en “Stage to Lordsburgh”, una historia original del autor americano Ernest Haycox. John Wayne, Claire Trevor, Andy Devine, John Carradine, Thomas Mitchell y Donald Meek conformaban en esta película uno de los mejores repartos cinematográficos de la gran pantalla. Fue el primero de los films que Ford rodó en el Monument Valley de Arizona, maravillloso escenario de varias de sus películas que la diligencia de esta historia atravesaba hasta tres veces.


Irene Dunne y Charles Boyer protagonizaban "Tú y yo” (Love affair), precioso título dirigido por Leo McCarey para la RKO que estaba basado en una historia original de Mildred Cram y el propio director, quien rodaría en 1957 un remake de esta misma película, pero esta vez con Cary Grant y Deborah Kerr encabezando el reparto.


Basada en “Wuthering Heights”, inmortal novela de Emily Brontë, “Cumbres Borrascosas” (Wuthering Heights) nos era presentada a través de Samuel Goldwyn/United Artists y una magistral dirección de William Wyler. Laurence Olivier, Merle Oberon, David Niven, Donald Crisp, Flora Robson y Geraldine Fitzgerald nos contaban una de las más románticas historias de la gran pantalla. Puro lujo. El brezo que aparecía en la película fue importado de Inglaterra y reimplantado en California para simular en lo mejor posible el aspecto de los páramos.


RKO Radio Pictures nos traía “La historia de Irene Castle” (The story of Vernon and Irene Castle), elegantísimo musical firmado en su dirección por H. C. Potter que basaba su historia en “My husband”, libro de memorias escrito en 1919 por la propia Irene Castle. Fred Astaire, Ginger Rogers, Edna May Oliver y Walter Brennan formaban parte del reparto de esta película, último título de la pareja Astaire-Rogers para la RKO, último musical de ambos juntos hasta su reunión diez años más tarde en “Vuelve a mí” y único título de su filmografía conjunta cuyos respectivos personajes existieron en la vida real.


Basada en “The four feathers”, novela escrita por el británico A. E. W. Mason, “Las cuatro plumas“ (The four feathers) nos era presentada, bajo la dirección de Zoltan Korda, por la London Film Productions y por un reparto encabezado por John Clements, Ralph Richardson y un extraordinario C. Aubrey Smith. Una parte del metraje de esta versión fue reutilizado en 1955 por el propio Korda en “Tempestad sobre el Nilo”, remake de esta misma historia.


Bette Davis, George Brent, Humphrey Bogart, Geraldine Fitzgerald y Henry Travers conformaban el reparto de “Amarga victoria” (Dark victory), clásico cinematográfico dirigido por Edmund Goulding para Warner Bros. Pictures/First National Pictures que estaba basado en “Dark victory”, obra de teatro escrita por George Emerson Brewer Jr. y Bertram Bloch. Papel favorito de Davis de toda su carrera y segundo de sus cinco trabajos a las órdenes de Edmund Goulding.


Unión Pacífico” (Union Pacific), producción de Paramount Pictures bajo la dirección de Cecil B. DeMille, nos contaba una historia basada en la novela de Ernest Haycox Trouble shooter”. Un total de cien indios navajos fueron contratados para el ataque indio al tren.


Columbia Pictures nos presentaba “Sólo los ángeles tienen alas” (Only angels have wings), maravilloso clásico de la historia del cine dirigido por Howard Hawks con un guión firmado por Jules Furthman. Cary Grant, Jean Arthur, Thomas Mitchell y Rita Hayworth eran parte fundamental del reparto de esta película, uno de los doce títulos americanos seleccionados para el primer Festival de Cine de Cannes. Tristemente, la guerra retrasó siete años dicha inauguración.


1939



La posada de Jamaica” (Jamaica Inn), exquisito título dirigido por Alfred Hitchcock para Mayflowers Productions, basaba su historia en “Jamaica Inn”, célebre novela escrita por Daphne Du Maurier, y contaba en su cartel con los nombres de Charles Laughton, Maureen O’Hara, Leslie Banks y Robert Newton. Primera de las tres adaptaciones que llevaría Hitchcock a la gran pantalla sobre la obra de la escritora británica. Las otras dos serían “Rebeca” y “Los pájaros”.


Sam Wood se hacía cargo de la dirección de "Adiós, Mr. Chips” (Goodbye, Mr. Chips), título de la MGM basado en la novela homónima del autor britanico James Hilton que contaba entre sus principales intérpretes con Robert Donat, Greer Garson, John Mills y Paul Henreid. Esta película, dedicada a la memoria de Irving Thalberg, uno de los más grandes productores cinematográficos de las primeras décadas del cine, contó en 1969 con un también precioso remake protagonizado por Peter O’Toole y Petula Clark.


El joven Lincoln” (Young Mr. Lincoln), título de la 20th Century Fox con guión original de Lamar Trotti, venía firmada en su dirección por John Ford e interpretada en sus principales papeles por Henry Fonda, Marjorie Weaver, Donald Meek y Ward Bond. Henry no quiso en un principio aceptar este proyecto por no considerarse capaz de interpretar, en toda su grandeza, a Abraham Lincoln, no sólo como personaje sino también por su peso en la historia. Qué grande Fonda.


Jean Renoir dirigía “La regla del juego” (La règle du jeu), producción de Les Nouvelles Editions Françaises con guión de Carl Koch y el propio Renoir y un reparto encabezado por Marcel Dalio, Nora Gregor, Roland Toutan… y el propio Renoir. Tras el éxito de “La gran ilusión” y “La bestia humana”, Jean Renoir y su sobrino Claude montaron su propia compañía de producción, Les Nouvelles Editions Françaises. “La regla del juego” fue su primera película para esta productora.


Gary Cooper, Ray Milland, Robert Preston y Susan Hayward, maravillosamente secundados por Brian Donlevy, Broderick Crawford y un jovencísimo Donald O’Connor, protagonizaban “Beau Geste” (Beau Geste), clásico entre los clásicos del cine dirigido por William A. Wellman para la Paramount Pictures. Basado en la homónima novela del escritor británico P. C. Wren, este remake de la versión rodada en 1926 fue filmado en los mismos sets y mismas localizaciones que el original.


Victor Fleming se hacía cargo de la dirección de “El mago de Oz” (The wizard of Oz), producción de la MGM basada en la obra de L. Frank Baum y protagonizada por Judy Garland, Frank Morgan, Ray Bolger, Jack Haley… y Margaret Hamilton, gran admiradora de los libros de Oz y encantada, por tanto, de que los productores la consideraran para un papel en la película. Cuando Margaret llamó a su agente para preguntarle a cuál de los personajes debía optar, su agente le contestó: “A la bruja, ¿a cuál si no?”.


Joan Crawford, Norma Shearer, Rosalind Russell, Paulette Goddard, Joan Fontaine, Margaret Dumont, Ruth Hussey y Virginia Weidler conformaban el excepcional reparto femenino de “Mujeres” (The women), otra producción de la MGM pero esta vez dirigida por un impecable George Cukor. Tomando como base “The women”, renombrada obra de teatro de la dramaturga americana Clare Boothe Luce, Anita Loos y Jane Murfin escribían un guión en el que también colaboraba, aunque sin figurar en los créditos, el mismísimo Francis Scott Fitzgerald.


Un guión escrito por Jo Swerling y Robert R. Presnell era la base de “La jungla en armas” (The real glory), preciosa producción de la Samuel Goldwyn Company dirigida por Henry Hathaway y protagonizada por Gary Cooper, Andrea Leeds, David Niven, Broderick Crawford y Reginald Owen. Primera película a toda pantalla enmarcada en la guerra filipino-estadounidense.


Los hijos de la farándula” (Babes in arms), producción de la MGM dirigida por Busby Berkeley y basada en “Babes in arms”, magnífica obra musical firmada por Richard Rodgers y Lorenz Hart, contaba con Judy Garland, Mickey Rooney y Margaret Hamilton en su reparto. La original “Babes in arms” fue estrenada en Broadway en 1937 completando un total de 289 representaciones.


Ingrid Bergman y Leslie Howard encabezaban el reparto de “Intermezzo” (Intermezzo: a love story), una maravillosa película dirigida por Gregory Ratoff para la Selznick International Pictures que estaba basada en una historia original de Gosta Stevens y Gustav Molander. Ingrid Bergman ya había protagonizado, tres años atrás, la versión sueca de esta misma historia, siendo éste de 1939 el primer film americano en su carrera como actriz.


1939



Una historia original de Melchior Lengyel servía de base a “Ninotchka” (Ninotchka), producción de la MGM dirigida por Ernst Lubitsch que contaba en su reparto con Greta Garbo, Melvyn Douglas, Bela Lugosi y Sig Ruman. Uno de los tres títulos favoritos de Lubitsch de su propia filmografía. Los otros dos, “El bazar de las sorpresas” y “Un ladrón en la alcoba”.


Caballero sin espada” (Mr. Smith goes to Washington), maravillosamente dirigida por Frank Capra para la Columbia Pictures, partía de una historia original escrita por Lewis R. Foster que nos era contada a través de unos intérpretes de auténtico lujo: James Stewart, Jean Arthur, Claude Rains, Edward Arnold, Thomas Mitchell, Harry Carey… y Beulah Bondi en una de las cinco ocasiones en las que dio vida en la pantalla a la madre del personaje de James Stewart. Las otras cuatro fueron las cinematográficas “¡Qué bello es vivir!”, “Ingratitud” y “Ardid femenino” y el televisivo “Show de James Stewart”.


Compartiendo cartel con Margaret Dumont y Eve Arden, Groucho, Chico y Harpo Marx hacían de las suyas en “Una tarde en el circo” (At the circus), producción dirigida por Edward Buzzell para la MGM con guión de Irving Brecher. En un principio titulada “A day at the circus” hubiera sido la tercera en la serie de películas “Day/Night” de los Marx tras “Una noche en la ópera” y “Un día en las carreras”.


Los violentos años 20” (The roaring twenties) era dirigida por Raoul Walsh para la Warner Bros. Pictures y basaba su argumento en una historia original de Mark Hellinger. Priscilla Lane, Humphrey Bogart… y James Cagney en su último film de gángsters para la Warner Bros. Tras esta película, Cagney diversificaría sus personajes cinematográficos no volviendo a interpretar un personaje similar hasta diez años más tarde en “Al rojo vivo”.


Basada en una historia original de Ralph Spence, Charley Rogers, Fred Schiller y Harry Langdon, “Locos del aire” (The flying deuces) nos presentaba a Stan Laurel, Oliver Hardy y Jean Parker dirigidos por Edward A. Sutherland para la RKO Radio Pictures. Única película de Laurel y Hardy no producida por Hal Roach en la que Stan Laurel participaba en el guión y el montaje como así hiciera en sus otras películas con Roach.


Corazones indomables” (Drums along the Mohawk) era dirigida por John Ford para la 20th Century Fox y basaba su historia en “Drums along the Mohawk”, novela escrita por el autor americano Walter D. Edmonds. Reparto de lujo el de esta película con Henry Fonda, Claudette Colbert, Ward Bond… y John Carradine, cuyo personaje estaba basado en un real inmigrante escocés instalado inicialmente en Pennsylvania.


Basada en la novela homónima de Margaret Mitchell, “Lo que el viento se llevó” (Gone with the wind), extraordinaria producción de David O. Selznick para la MGM, era finalmente firmada en su dirección por Victor Fleming. Vivien Leigh, Clark Gable, Olivia de Havilland, Leslie Howard, Hattie McDaniel y Thomas Mitchell conformaban el inolvidable reparto de esta gran clásico, primera producción cinematográfica en color que obtenía el Oscar a la mejor película.


La magia animada de los Fleischer Studios, bajo la dirección de Dave Fleischer, nos maravillaba en “Los viajes de Gulliver” (Gulliver’s travels), encantador largometraje que basaba su argumento en “Gulliver’s travels”, la inmortal novela del escritor irlandés Jonathan Swift. Primera producción animada americana de un estudio distinto al de Walt Disney y también primera ocasión en la que aparecían en los créditos los nombres de los actores que prestaban su voz a los personajes animados de la película.


Burgess Meredith, Betty Field, Lon Chaney Jr., Charles Bickford y Noah Beery protagonizaban “De ratones y hombres” (Of mice and men), producción de la United Artists dirigida por Lewis Milestone. Basada en “Of mice and men”, exitosa novela de John Steinbeck, era la primera adaptación a la gran pantalla de una historia escrita por este maravilloso autor estadounidense. La obra teatral “Of mice and men” se estrenó en Nueva York en 1937 y llegó a las 277 representaciones.


Esmeralda, la zíngara” (The Hunchback of Notre Dame) basaba su historia en “Notre-Dame de Paris”, inmortal novela de Victor Hugo. Producción de la RKO Radio Pictures dirigida por William Dieterle, contaba en su reparto con Charles Laughton, Maureen O’Hara, Thomas Mitchell, Cedric Hardwicke, Edmond O’Brien y Harry Davenport. El magistral Quasimodo de Laughton se llevó sus dos horas y media diarias de sesión de maquillaje.

10 comentarios:

Marcos Callau dijo...

¡Vaya año! ¿Te imaginas que existiera un año así en el siglo XXI? jejeje Parece un sueño. Me quedo con "The roaring twenties", esos violentos años 20 tan bien escenificados por Cagney y Bogart. Qué grandes! Besos amiga Clementine.

Manderly dijo...

Un año irrepetible!! Magnificas películas que están entre las mejores de los clásicos!
Saludos.

Clementine dijo...

¿La verdad, Marcos? Pues no, no me lo imagino... En agosto de 2009 se celebró en Hollywood el 70 aniversario del mejor año de su época dorada, así, tal cual, y hasta se llegaron a exhibir en uno de sus grandes teatros los diez títulos candidatos al Oscar a la mejor película de 1939. Merecía la pena dedicarles esta entrada ¿verdad que sí? Buena elección la que haces con "The roaring twenties" aunque no sé cómo puedes elegir entre todas éstas :-) Besos, gran amigo clásico cinéfilo.

Año irrepetible, Manderly, estos títulos son únicos en su especie. Saludos clásico cinéfilos también para ti.

Mario Salazar dijo...

Gran lista, de magnífico cine clásico, se ve un cine maravilloso y solo mencionando un año, aunque importante. Como dices, muy difícil escoger, con directores que eran monstruos. Un gusto pasar por aquí, nuevamente. Me encanta todo el cine, y espero empezar a mostrar más de este cine hermoso en mi blog. Un beso cinéfilo.

miquel zueras dijo...

Sí, vaya cartelera la de aquel año. Nunca me canso de ver "La diligencia" en cambio revisé hace poco "Corazones indomables" y me decepcionó, creo que no ha acusado bien el tiempo.
Me encanta que recuerdes al gran C. Aubrey Smith. Recuerdo aquella escena en que cuenta su batallita y plantando una gran piña sobre la mesa dice: "Y aquí estaba yo".
Besos y buen finde. Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

Cuando un páramo se convierte en algo tangible, casi se puede oler y sentir (Cumbres borrascosas), una chica moderna, audaz, en medio de unos hombres que vuelan en un cielo en blanco y negro (Sólo los ángeles tienen alas)y un enemigo público redimido, que muere sobre la nieve en las escaleras de una iglesia (Los violentos años veinte).

Clementine dijo...

Sigue, sigue, Cahiers, a por estas 30...

Clementine dijo...

Bueno, mientras esperamos al huraño eremita con los 27 títulos restantes (se está haciendo de rogar), yo sigo poniendo al día mi correspondencia...

Hola, Mario, un placer que vuelvas a asomarte por aquí. Eso, magnífico cine clásico y directores monstruosos, irrepetible todo, como este glorioso año de 1939. Otro cinéfilo beso para ti.

Claro, Miquel, muchos de estos títulos (y otros tantos que me he dejado en el tintero) habrán perdido con el tiempo, pero eso también les pasa a otros muchísimo más recientes que éstos; el que una película llegue a conservar, con el paso del tiempo, todos sus valores iniciales depende de tantas cosas... Siempre que tenga ocasión voy a recordar a C. Aubrey Smith. Y aún le debo una entrada. Es todo un señor que además me ha gustado siempre mucho como actor. En "Las cuatro plumas" está especialmente bien. Y elegantísimo. Besos, Borgo.

Alicia dijo...

Impresionante, menudo ramillete en un solo año..

Y muy bien contado, como siempre.

Clementine dijo...

Hombre, mujer, la hermana pródiga... Impresionante, ¿verdad? Gracias, cuando quieras te cuento tu año, Alicia.