lunes, 1 de agosto de 2011

Alicia en el País de las Maravillas

No duermas para descansar, duerme para soñar.
Porque los sueños están para cumplirse
(Walt Disney)


En la orilla de un riachuelo, la pequeña Alicia se aburre mientras su hermana mayor le va leyendo la lección. La niña empieza a quedarse dormida cuando de pronto ve pasar ante ella a un conejo blanco ataviado con un chaleco y un gran reloj de bolsillo. Alicia, como es natural, decide seguirle…


En 1923, Walt Disney intentaba abrirse camino como realizador en Kansas City. Y allí fue donde decidió crear una serie de historias cortas, que mezclaban animación con personajes reales, basadas en las obras de Lewis Carroll y protagonizadas por la actriz infantil norteamericana Virginia Davis, quien interactuaba con los dibujos. Sin embargo, el proyecto no tuvo el éxito esperado por lo que Disney decidió dejar Kansas para convertirse en director de acción real en Hollywood.


Tras meses sin encontrar trabajo en películas de acción real, Walt decidió unirse a su hermano mayor Roy para fundar los estudios Disney Brothers y crear una serie de historias animadas, entre las que se incluían más de cuarenta episodios con la pequeña Alicia de protagonista.

Y así se decidió a llevar a la gran pantalla la historia de Alicia en el País de las Maravillas en lo que iba a ser su primera película de animación.


Su idea original consistía en mezclar animación con acción real, tal y como lo había hecho en la serie de los años 20, e incluso se llegaron a hacer pruebas de pantalla con la actriz Mary Pickford en el papel de Alicia. Pero esta idea hubo de ser desechada cuando se anunció el estreno en 1933 de una versión de esta misma historia dirigida por Norman Z. McLeod y con un elenco de grandes estrellas entre las que se encontraban Gary Cooper y Cary Grant.


Sin embargo, Disney nunca abandonó la idea de crear su versión de la historia. Y finalmente, el 26 de Julio de 1951, hace ya 60 años, se estrenaba simultáneamente en Estados Unidos y en el Reino Unido “Alicia en el País de las Maravillas” (Alice in Wonderland).


Nacida en Inglaterra, Kathryn Beaumont contaba diez años de edad cuando fue elegida para prestarle su voz a Alicia e interpretar sus canciones. Walt Disney quedó tan impresionado con su rizado y largo cabello rubio, sus brillantes ojos y su natural capacidad para la actuación, que la eligió también como modelo para el dibujo de la niña protagonista de la historia.

Dos años más tarde, Kathryn pondría también su voz a Wendy en “Peter Pan”. Con el tiempo, la pequeña actriz se convirtió en maestra de escuela elemental. Sus alumnos aún le siguen haciendo preguntas respecto a su voz en los clásicos de Disney.

En España pudimos oir a Alicia a través de la voz de Teresita Escobar, prestándole la suya Eudoxia González Villarreal en las canciones.


El actor americano de cine clásico Ed Wynn le ponía la voz en el original al Sombrerero Loco. Wynn trabajó también con Walt Disney en títulos como “Un sabio en las nubes”, “Mary Poppins” (como el inolvidable tío Albert), “Un gato del FBI” o “El abuelo está loco”, participando también en dos episodios de la serie de televisión de mediados de los años 60 “El mágico mundo de Disney”.

Durante un descanso en las sesiones de grabación, Ed Wynn empezó a improvisar su texto referente al arreglo del reloj del Conejo Blanco.


A Disney le pareció divertida la improvisación e indicó a los técnicos de sonido que continuaran grabando. Sin embargo, había demasiados ruidos de fondo en esa grabación. Tras mucho trabajo por parte del equipo de sonido, se consiguió eliminar todos esos ruidos pudiendo utilizar esa mágica improvisación de Wynn en la película.

En la versión española, fue Dagoberto de Cervantes quien nos habló a través de tan loco personaje.


Compositor, escritor de canciones y comediante estadounidense, Jerry Colonna fue en diversas ocasiones el narrador de los cortometrajes de Walt Disney. Y en “Alicia en el País de las Maravillas” le puso su voz a la Liebre de Marzo.

Personaje que oímos nosotros a través de Roberto Espriú.


Producida por Walt Disney para la Walt Disney Productions y dirigida por Clyde Geronimi, Wilfred Jackson y Hamilton Luske, "Alicia en el País de las Maravillas" basaba su historia en “Alice’s adventures in Wonderland” y “Through the looking glass”, los dos maravillosos libros del escritor inglés Lewis Carroll.

Pero Disney era muy consciente de la imposibilidad de crear una película que fuera en su totalidad fiel a una historia con situaciones tan disparatadas y con tantos personajes como la que recogía Carroll, por lo que decidió enfocar su propia versión hacia su propia fantasía utilizando, eso sí, la misma prosa del autor literario.


También vio Walt Disney dificultad en llevar las ilustraciones recogidas en los libros del dibujante inglés John Tenniel a la pantalla, por lo que se optó por transformar para la película los dibujos y reinventar a los personajes principales.

Y para la música que iba a llevar el film, Disney encargó componer varias canciones siempre basadas en versos y poemas del libro original.


Maravillosa banda sonora interpretada por una orquesta de 50 instrumentos que venía firmada por Oliver Wallace, compositor inglés de otros títulos de Disney como “Dumbo”, “Peter Pan” o “La dama y el vagabundo” y de un gran número de cortos, entre otros, “Las aventuras de Bongo”, “Mickey y las judías mágicas” o “La leyenda de Sleepy Hollow”.


El genuino personaje de la Oruga hablaba en el original a través de Richard Haydn, actor inglés de títulos clásicos como “Bola de fuego”, “Diez negritos” o “Niñera moderna”. Y “Sonrisas y lágrimas”, donde Haydn interpretó a Max, fiel amigo de la familia Trapp.

Aquí en España pudimos oir a la Oruga gracias a Guillermo Portillo Acosta.


Sterling Holloway, actor americano de cine clásico que ya había participado en la versión que se hizo del libro de Carroll en 1933, pero en esta ocasión en el papel de una rana, le prestó su voz en la versión de Disney al Gato de Cheshire, para nosotros el Gato Risón.

Holloway fue también la voz de otros inolvidables personajes del universo mágico de Walt Disney. Mr. Store en “Dumbo”, Flor adulta en “Bambi”, la serpiente Kaa en “El libro de la selva” o el ratón Roquefort en “Los aristogatos”. También varias voces en “Los tres caballeros”, el narrador de varios de los cortos Disney y la voz de Winnie Pooh en sus cortos clásicos de los años 60. Buen historial animado el de Sterling Holloway.

Al Gato Risón le oímos en España gracias a Irving Lee.


Y Verna Felton se metía en el personaje original de la Reina de Corazones. Actriz americana con una larga experiencia anterior en los escenarios y en la radio, fue también una voz habitual en los dibujos de Disney a través de personajes como la madre de “Dumbo”, el hada madrina de “La Cenicienta”, la tía Sara de “La dama y el vagabundo”, el hada Flora de “La bella durmiente” o uno de los elefantes de “El libro de la selva”.

Gloria Iturbe le prestó su voz en la versión latina a la reina más peculiar de la animación.


Anteriormente a su estreno en la gran pantalla, “Alicia en el País de las Maravillas” fue promocionada por la televisión, emitiendo en la noche de Navidad de 1950 un especial de una hora de duración, “One Hour in Wonderland” (Una hora en el País de las Maravillas), que relataba la producción del film. Tanto el programa como los clips de la película fueron emitidos en blanco y negro.


De 1949 a 1950, más de 750 artistas trabajaron en la creación del film, siendo necesarios para la confección de la cinta más de 350.000 dibujos y pinturas y más de mil diferentes tonos de acuarela para captar los colores del País de las Maravillas.


Actor ingles del cine y la televisión, J. Pat O’Malley le prestaba su voz en esta película a Tweedledee, a Tweedledum y a la morsa Walrus.

O’Malley fue otra de las voces habituales de Disney a través de El Coronel y Jasper en “101 dálmatas”, el Coronel Hathi en “El libro de la selva”, el perro Otto de “Robin Hood” y varios personajes de “Mary Poppins”, entre otros, un perro cazador, un caballo y un reportero.

En la versión española, Edmundo Santos le prestaba su voz a Tweedledee, Carlos Max García a Tweedledum y Ciro Calderón nos hablaba a través de la Morsa.


El Conejo Blanco y el Dodó de “Alicia en el País de las Maravillas” hablaban en el original con la voz de Bill Thompson.

Reconocida voz americana de la radio durante los años 30 y 40, Thompson también fue para Disney la voz de Mr Smee y otros piratas de “Peter Pan”,  el perro Jock y otras voces de “La dama y el vagabundo“, el rey Hubert en “La bella durmiente” y el ganso Waldo de “Los aristogatos”, su último trabajo.

En la versión latina, el Conejo Blanco nos hablaba a través de Luis Manuel Pelayo y Salvador Carrasco le prestaba su voz al Dodó.


Y el personaje del Lirón que aparece en la escena del no cumpleaños tuvo el inmenso honor de hablar a través de James McDonald, pieza clave en los estudios Disney. Nacido en Escocia, entró en dichos estudios como batería para uno de sus cortometrajes.


En orden a perfeccionar su versatilidad musical, McDonald empezó a coleccionar viejos instrumentos y artilugios musicales, aumentando así la posibilidad de ritmos. Si no podía hacer el sonido con algún instrumento, lo simulaba con la boca. Y ahí se hizo experto en efectos de  sonido, música y voz de los estudios Disney.


De 1946 a 1976, James McDonald fue la segunda voz de Mickey Mouse (el propio Walt Disney le había prestado la suya al famoso ratón anteriormente). Además, fue la ardilla Chip, las abejas de los cortos  de Winnie Pooh, los pingüinos de “Mary Poppins”, los ladridos de Pluto, el lobo de “Merlín, el encantador”, los cuervos de “Dumbo”, tres de los enanitos de “Blancanieves”, Gus y Jaques en “La Cenicienta”, los animales de “La bruja novata” o el timbal de “Fantasía”. También dobló los sonidos animales de algunos documentales Disney.

En 1985, McDonald recibió muy merecidamente el Winsor McCay Award, premio a toda su carrera, de los galardones de animación Annie Awards.


Completaban el reparto en el original las voces de Heather Angel (como la hermana de Alicia), Joseph Kearns (como el pomo de la puerta), Larry Grey (como la lagartija BIll), Dink Trout (como el Rey de corazones) y Doris Lloyd (como la Rosa), entre otros.


Candidata al Oscar a la mejor banda sonora, "Alicia en el País de las Maravillas" fue también nominada al León de Oro como mejor película en el Festival de Venecia. Y aunque en su estreno comercial no tuvo el éxito esperado, sí empezó a ser vista a partir de la década de los 60 como una de las grandes películas de Walt Disney. Y es que, realmente, lo es.

Puedes llegar a cualquier parte siempre que andes lo suficiente
(Lewis Carroll)

A Alicia, por ser una fiel comentadora a toda pantalla.

20 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Pues felicidades a Alicia. ¡Vaya historia, Clementine! Desconocía la anécdota de que estuviera pensada para ser una película entre personas y dibujpos animados. También el apartado de las voces. Lo mejor es lo de la niña que puso voz para Alicia y Wendy. Que sus alumnos, después de tantos años, la reconozcan en clase es tremendo. Me los imagino pidiendo a la maestra todo el tiempo que diga eso de ¡A volar, a volar, a volar! del personaje de Wendy. Besos.

Clementine dijo...

Sí, Marcos, yo tampoco sabía que iba a ser hecha en un principio con imagen real. Y si no llega a ser por la otra versión, hubiera sido el primer largometraje de Disney, y no "Blancanieves". Espero que a la maestra no le hayan pedido los niños que les enseñe a volar. Aunque igual ella sabe, es lo que tiene haber trabajado con Disney. Besos.

miquel zueras dijo...

Interesentísimo, Clementine. Desconocía completamente esos inicios de Disney en Kansas. Recuerdo muy bien esa adaptación con actores reales de 1933, W.C. Fields estaba inmenso como Humpty Dumpty. Por cierto que en mi post "Tweedle y Tweelede" del 8 de junio de 2010 aparecen los dibujos que hice de esos personajes para un libro de texto. Muy bueno tu post. Besos. Borgo.

Clementine dijo...

Muchas gracias, Miquel, a mí también me parece de lo más interesante todo esto que cuento aquí. A ver si consigo verme yo también esa adaptación de 1933, no será por falta de ganas. No me suena haber visto ese post tuyo del que hablas, me paso ahora mismo, gracias por el chivatazo. Besos, Borgo.

Roberto Béjar dijo...

A mí también me ha llamado la atención que en fechas tan tempranas, cinematográficamente hablando, se pensará para mezclar dibujos con imagen real. Y lo de Walt Disney tratando de producir sus películas en Kansas City me ha parecido curiosísimo.

¡Que tengas un feliz no cumpleaños, amiga!

Dickson dijo...

Como disfruto viendo las caras de los actores que interpretaron las voces de los personajes y sus parecidos con los dibujos. Gracias por incluirlos en las fotografías. Saludos, Clementine.

Clementine dijo...

Esas fechas tan tempranas del cine, Roberto, e incluso anteriores, a mí me encantan porque se hacían ya verdaderas maravillas y había una creatividad enorme. ¡Feliz no cumpleaños para ti también!

Gracias, Dickson, ya somos dos los que disfrutamos con eso. Saludos.

PEPE CAHIERS dijo...

¡Estupenda propuesta, y el que piense lo contrario que le corten la cabeza!

Clementine dijo...

Gracias, Cahiers. Y ahí, ahí, controlándome al personal...

Lala dijo...

Enhorabuena por este estupendo post. Me ha entusiasmado leerlo, muy bueno. Desconocía a estos magníficos actores de doblaje y todo lo que cuentas de los inicios del gran Disney. En mi casa tengo las bolas de cristal de casi todas las películas de Disney (algunas compradas en Disneyland París). Son grandes y dentro aparecen los personajes de cada peli. Tienen música y están llenitas de agua y si las agitas (Aunque es complicado porque son muy grandes y hay que cogerlas con las dos manos) se llenan de nieve algunas y otras de papelitos de colores. Jajjaja!! es lo que tiene ser frikie. Que nadie se entere pero, los fines de semana, si puedo, desayuno con dibujos :) para empezar el día con alegría.

Besotes

Clementine dijo...

Gracias, Lala. Me alegra que hayas disfrutado del post tanto como yo al escribirlo. Y no te preocupes, esto que me cuentas de las bolas de cristal Disney queda entre nosotras. Y también te guardo el secreto de que desayunas con dibujos. Tú guárdame a mí otro: hace bien poco estuve comiendo durante un tiempo con "Los Picapiedra" porque coincidía que lo ponían a esa hora y yo, tan contenta. Más besos para ti.

ATTICUS dijo...

Curiosa e interesante,que no tenia conocimiento y eso que me gustan mucho las de Disney,sera porque nunca me llamo la atencion este film en concreto.La vi y no me lleno.

A-B-C dijo...

Fantástico comienzo y colosal final de post. Alicia, una estupenda historia que no pierde con los años, my bien llevada a la pantalla (también me gustó la versión más actual de Tim Burton, pero reconozco que tengo debilidad por este director).
No sabía que le costó tanto empeño al director... no podías haber elegido mejor cita de Carroll.
Saludos,

Clementine dijo...

Sí, Atticus, esta película de Disney tiene esa particularidad. Yo conozco a mucha gente a la que le entusiasma y a otros tantos a los que no llama la atención o incluso la aborrecen. A mí, en concreto, me entusiasma, creo que está muy bien adaptado ese mundo que creó Lewis Carroll. Un saludo.

Gracias, A-B-C. A mí también me parece maravillosa esta historia, y también me gustó la versión de Tim Burton, sobre todo en el plano visual más que en la historia en sí. Ésta de dibujos me parece perfecta en todo. La cita de Carroll no puede ser más apropiada, no podía dejarla pasar. Un beso.

Alicia dijo...

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS!! Vaya homenajeada más desagradecida, dirás...Y qué voy a decir yo: pues que sí, que llevas razón, que vaya churro de homenajeada.
En fin, que has dado en la diana. La peli es mi preferida de Disney, aunque he de confesar que me daba miedo cuando era pequeña.Me parece que va de genialidad a genialidad, no tiene desperdicio.
El libro lo leí ya de talludita, y me parece una joya. Así, sin más.
Y encima compartimos nombre y fecha de no-cumpleñaos, por lo que repito que es una dedicatoria muy bien dedicada.
Qué bonito lo que dice Disney de los sueños, ¿verdad?
me voy-me voy-qué tarde es-qué tarde es

Clementine dijo...

¡DE NADA, DE NADA, DE NADA! Uy, yo no digo nada, que luego todo se sabe... Pues no sabía que era tu preferida de Disney, mira tú qué bien. El libro es magistral. Y sí, Disney decía cosas muy preciosas, así le salían luego las películas, claro... Adiós, adiós, te vas, te vas...

Joaquinitopez dijo...

INteresantisima entrada, deliciosa. A pesar de que Alicia no es uno de los llamados Clásicos Disney que se cuente entre mis favoritos.

Clementine dijo...

Gracias, Joaquinitopez y bienvenido. Ya ves para todo lo que da esta película. Un saludo.

Jose Ostritas dijo...

Mira qué bien me viene entrar hoy en este post, para cantarte: "Feeeeeeeeeeeeliz, feliz cumpleaños, a tú, te doy"...
Yo soy un seguidor loco de "Alicia". es sel libro del que más versiones tengo, en trse idiomas, con diferentes ilustradores, distintas traducciones... no me preguntes por qué! Pero adoro el surrealismo de Carroll y los grabados de Tenniel.
La película de Disney también me parece maravillosa. La vi por primera vez un 1 de enero, después de la resaca familiar de la Nochevieja, con dos hermanas rarísimas que tengo que igual no recuerdan que ellas también la vieron por primera vez ese día. A la película no se le puede poner un solo pero, es una gozada ver cómo dos mundos tan ditintos como los de Carroll y Disney pueden encajar tan bien. Sólo me da pena una cosa: me habría encantado ver cómo traducían a dibujos dos episodios del libro: el de la duquesa y el bebé que estornuda y se va transformando en cerdo ("Cerdo y pimienta") y el poema que Alicia le recita a la oruga ("Padre Guillermo"). Pero es un trauma mío, el resto es intachable.
Y ya me voy a dormir con este verso: "Lindo, lindo parpadean / estrellitas en el cielo, / y allí arriba están volando / con alitas de murciélago" (clic)

Clementine dijo...

Gracias, Jose Ostritas, por felicitarme el sí cumpleaños. Ay, que me voy a tener que leer otra vez el libro, que te lo sabes tú mejor que yo. La película sí la he vuelto a ver hace bien poco. Genial los dos mundos Carroll-Disney de este personaje de Alicia. Clic.