sábado, 16 de abril de 2011

SIDNEY LUMET

Mientras que el objetivo de todas las películas es el entretenimiento, el tipo de films en los que yo creo van un paso más allá, obligan al espectador a examinar una faceta y otra de su propia conciencia. Esto estimula el pensamiento y permite que los juicios mentales florezcan


El pasado 9 de Abril la historia del cine volvía a recibir un duro golpe. Sidney Lumet, uno de sus más impecables directores, nos dejaba a los 86 años de edad.

Nacido en Philadelphia (Pennsylvania) el 25 de Junio de 1924, pronto se trasladó con su familia a Nueva York, ciudad muy ligada con el tiempo a su propio cine.

Su diversidad, sus numerosos barrios étnicos, sus artes y sus crímenes, su sofisticación y su corrupción, su belleza y su fealdad

Hijo del actor Baruch Lumet, Sidney se crió en un ambiente artístico, acompañando ya a los cuatro años de edad a su padre al Teatro Yddish de Nueva York.

 

Tras quince años como actor teatral, comenzó en 1951 una fructífera carrera televisiva como director en una decena de series, entre las que se encontraban “Danger”, “You are there” o “The Alcoa Hour”.

Y en 1957 debutaba en la gran pantalla, magistralmente, con “Doce hombres sin piedad”.
 

Una impecable dirección de Sidney Lumet, un magnífico guión de Reginald Rose, una perfecta fotografía de Boris Kaufman y un inmejorable reparto de auténtico lujo, han convertido a “Doce hombres sin piedad” en lo que hoy es, un gran clásico del cine por derecho propio.

Lumet dedicó un amplia parte de su filmografía a la adaptación de autores literarios como Anton Chejov, Tennessee Williams, Arthur Miller, Eugéne O’Neil, Peter Shaffer o Ira levin.
 

Piel de serpiente” era la adaptación al cine de una obra teatral de Tennessee Williams a través de un guión escrito por el propio autor. Marlon Brando, Ana Magnani y Joanne Woodward encabezaban un reparto perfecto.


Larga jornada hacia la noche” adaptaba a su vez la pieza teatral de Eugene O’Neil. Katharine Hepburn, Ralph Richardson y Jason Robards redondeaban también un inmejorable reparto.


Sidney Lumet también adaptó para la gran pantalla a la escritora británica Agatha Christie. El título elegido fue “Asesinato en el Orient Express” y por la película desfilaron grandes nombres como Albert Finney, Lauren Bacall, Ingrid Bergman, Sean Connery, John Gielgud, Vanessa Redgrave, Anthony Perkins… Otro magnífico reparto.


Pero también supo adentrarse con maestría en la Segunda Guerra Mundial dejándonos esa joya del cine llamada “La colina”, defensa en toda regla de la dignidad humana dentro de la disciplina militar.
 

Su experiencia en el mundo televisivo quedó más que demostrada en “Network, un mundo implacable”, análisis del poder de la televisión que retrata su competitivo mundo. Peter Finch, William Holden, Faye Dunaway, Robert Duvall… Una vez más un reparto a tener muy en cuenta.

"Si tú rezabas por hacer un personaje, Sidney ejercía de sacerdote que escuchaba tus plegarias, que te ayudaba a que se hicieran realidad
(Al Pacino)


De la mano de un inmejorable Al Pacino, nos regaló también magníficos títulos como “Tarde de perros” o “Serpico”.


Y “Veredicto final”, a través de un soberbio Paul Newman. Tras un ensayo, Lumet le comentó a Newman que se le estaba escapando un aspecto de la personalidad de Frank Galvin, su personaje. Newman se quedó pensativo. Al día siguiente, tras escarbar en su lado oscuro, de su interpretación salieron chispas.

Otros títulos en la filmografía de Sidney Lumet fueron “El prestamista”, “Punto límite”, “La ofensa”, “La trampa de la muerte”, “A la mañana siguiente”, “Un lugar en ninguna parte”, “Gloria”…
 

Y su último trabajo, “Antes que el diablo sepa que has muerto”, de la que el Washington Post dijo: “Además de ser digna de estudio por sus grandes actuaciones, es digna de estudio por su gran dirección”.

Sidney Lumet dirigió un total de 72 títulos entre el cine y la televisión. Su cine, siempre de corte clásico, abordaba con ojo crítico la sociedad, centrándose en la psicología de los personajes y, siempre, siempre, a través de una impecable dirección de actores.
 

Una larguísima lista de premios y nominaciones jalonaron su carrera, que sería insuficientemente reconocida en Hollywood con un Oscar Honorífico a toda su carrera en 2005.

Fue nominado, eso sí, como director a los Premios de la Academia en cuatro ocasiones: “Doce hombres sin piedad”, “Tarde de perros”, “Network” y “Veredicto final”. Y obtuvo el Globo de Oro al mejor director por “Network” y el Oso de Oro en el Festival de Berlin por “Doce hombres sin piedad”.
 

Gracias, Sidney, por darle prioridad en tus películas a lo realmente importante. A la historia, a las relaciones humanas, a la transmisión de un mensaje y a su posterior reflexión.

Y gracias por ser un impecable director de actores. Un gran director de cine.

Hay muy buenas historias que contar relacionadas con el lado oscuro del ser humano. Y si creas razones que justifiquen las decisiones de los personajes te sale una buena película
(SIDNEY LUMET)

37 comentarios:

Dickson dijo...

"Doce hombres sin piedad" es la prueba de que se puede hacer una obra maestra sin necesidad de gastar millones de dólares que oculten las carencias de reparto, guionista y director.

Por otro lado, a mi, tan chapado a la antigua en lo que a gustos cinéfilos se refiere, me fascinó "Antes que el diablo sepa que has muerto", ejemplo para otros de cómo poner punto y final a una carrera profesional con absoluta dignidad. Un abrazo.

El Tirador Solitario dijo...

Me encantan Doce hombres sin piedad y Veredicto final, dos películas portentosas, extraordinarias; en cambio nunca le pillé el punto a Network, la vi cuando la puso Garci en QGEC, y no he vuelto a revisarla, esa historia creo que está algo pasada.
En cambio en su día me gustó "A la mañana siguiente", que la crítica creo que nunca la ha puesto demasiado bien, pero yo es que he sido siempre muy de Jane Fonda...
Y sobre todo los ambientes, los climas que sabía crear este hombre en sus películas.

¡Un muy buen homenaje, Clementine!

natsnoC dijo...

Yo también ando por aquí, Clementine, prometo leer el post en cuanto pueda.

Susan Lenox dijo...

No diré mas : PEDAZO DE DIRECTOR,
todas sus films más que buenos, soberbios.
Un abrazo.

Layna dijo...

Alguien que diga:
“Mientras que el objetivo de todas las películas es el entretenimiento, el tipo de films en los que yo creo van un paso más allá, obligan al espectador a examinar una faceta y otra de su propia conciencia. Esto estimula el pensamiento y permite que los juicios mentales florezcan”
No puede ser más que un gran hombre, un gran director sin lugar a dudas. Genial entrada como siempre. Besos

JLin dijo...

De este gran hombre de cine me quedo, aunque la elección es muy difícil, con esa obra maestra que es "Doce hombres sin piedad" y su protagonista, nuestro querido señor Fonda.
Una pena desde luego, la vida es como es, pero da la sensación de que hay huecos que no se llenan, aunque igual es sólo una impresión y sigue habiendo grandes hombres de cine.

Clementine dijo...

Lo primero, deciros a todos que el que tengáis palabras de reconocimiento hacia Sidney Lumet dice mucho a vuestro favor, porque creo que ha sido uno de los directores más fundamentales de la historia del cine y uno de los que más nos ha enriquecido con las historias que nos ha contado.
Y ahora, por orden y sin arrebatos (como decía mi padre).

Ésa última de Lumet, Dickson, aún no la he visto pero le tengo muchas ganas, no te creas. Y su debut, "Doce hombres..." la tengo en un pedestal de siempre. Me la volví a ver hace unos días y espérate que no caiga dentro de poco otra vez, es apasionante. Ah, yo también estoy chapada a la antigua en esto pero, fíjate, tan feliz. Otro abrazo para ti.

Esas dos que te encantan a ti, Tirador, son también mis favoritas de este director. Y "A la mañana siguiente" la he visto sólo una vez pero tengo muy buen recuerdo de ella.
Yo también he sido siempre muy de Jane Fonda porque, además, me recuerda mucho físicamente a alguien muy cercano a mí, no sé... Y en cuanto a "Network" tendría que volverla a ver para emitir un juicio justo, pero te puedo asegurar que ese ambiente televisivo está muy logrado y te lo dice alguien que ha trabajado en la tele, a ver tú qué te crees... Un beso.

Aquí te espero, natsnoC, que sin ti esta pantalla deja de ser grande.

Nada más hace falta que digas, Susan. Otro abrazo para ti.

Layna, te regalo esta frase para tu blog, que seguro que da para mucho y veo, además, que te la has aprendido muy bien. Gracias a ti. Un beso.

JLin, estoy contigo (hasta el infinito y más allá), yo también me quedo con "Doce hombres sin piedad". Me he visto muchas de Lumet y nunca me ha decepcionado, nunca, y ahí está "Veredicto final" con ese Paul Newman tan, tan, tan... Pero "Doce hombres..." me hipnotiza, me meto de lleno en la sala con ellos, me da la sensación de que yo también tengo que votar en ese caso. Es magnífica. Y desgraciadamente no, no creo que hoy siga habiendo grandes hombres de cine como antes, como Lumet. Un abrazo fuerte.

El Tirador Solitario dijo...

¡Dios mío de mi vida! A ver si va a ser usted alguna de las chicas del tiempo, que me robaron el corazón alguna vez en mis años mozos..
(Dicho sea todo esto con el mayor respeto)

Clementine dijo...

Santo Dios, Tirador, no sé qué voy a hacer contigo...
Que yo sepa no, no he sido chica del tiempo. Y no sé a cuáles te refieres, además, porque en mis años mozos no te voy a decir que estaba Mariano Medina, no, pero no recuerdo yo chicas del tiempo que pudieran robar corazones.
No, hombre de Dios, yo estaba detrás de la cámara pero vamos, literal, era cámara de estudio de TVE.
Y hasta ahí puedo leer...

El Tirador Solitario dijo...

Pues para que te hagas una idea, antes de que triunfara como actriz, la guapísma Ana Fernández (Solas, Historia de un beso), fue durante años chica del tiempo en Canal Sur, eso sería a principios de los noventa, y claro, nada más verla en pantalla le eché el ojo a esa maravilla.

Me acuerdo de Mariano Medina, como no, y también de Eugenio Martín, que se apostó el bigote, pronosticando que al día siguiente iba a llover en Madrid...y lo perdió...

Clementine dijo...

Ah, desconocía yo ese dato de Ana Fernandez.
Tirador... ¡me has llamado de tú! ¡Aleluya! Pero sí podría ser tu hermana, en el supuesto caso de que no tuvieras tantas...

El Tirador Solitario dijo...

Nada, a partir de hoy siempre de tú...aunque conociéndome, seguro que alguna vez se me desliza alguna reverencia, floritura o algún barroquismo de esos que tanto te gustan...

Clementine dijo...

Bueno, en esos contados casos te disculparé. En el fondo entiendo esos arrebatos de admiración hacia mi persona...
Otro beso, mira ya van dos.

Marcos Callau dijo...

Un mal año para el cine está siendo el 2011. En poco tiempo se nos han ido grandes de la historia. Me quedaré con "Doce hombres sin piedad", una obra maestra. Saludos.

PEPE CAHIERS dijo...

Sidney Lumet o como la televisión de aquellos años era capaz de producir gente con talento, no como ahora que fabrica monstruos mediáticos cercanos a una estupidez integral. Espero que algún día le dedique un artículo a otro compañero de armas de Lumet, como fue Frankenheimer. Mis preferidas son también "Doce hombres sin piedad", igual que la versión española en Estudio 1, "Veredicto final" (El Tirador y yo somos muy admiradores de ese final, con el telefono sonando y Newman con los pies encima de la mesa ignorándolo). Así que ha sido usted cámara de tve. Una profesión interesante y me la imagino detrás de las cámaras en el programa de Garci "Qué grande es el cine". Observo que el Tirador y usted se tutean, y eso a pesar de las perversiones erotico-maniáticas de ese sujeto con las chicas del tiempo. Si Scully hubiera presentado las prevesiones meteorológicas, a este hombre le hubiera dado un síncope.

Clementine dijo...

Pues ya somos tres, Marcos, que nos quedamos con "Doce hombres sin piedad". No es para menos, a mí me hubiera valido con que hubiera hecho Lumet sólo esa película para considerarle ya un genio cinematográfico. Besos cinéfilos.

Le dedicaré un día un artículo a Frankenheimer, Cahiers, descuida, y así de paso aprendo de una vez a escribir su nombre bien... Ya sabes que tus sugerencias son (casi) órdenes para mí.
Yo soy MUY admiradora de Paul Newman haga lo que haga, pero en esta película me faltan palabras para halagarle. La vi por primera vez en el cine y todavía sigo impresionada con su interpretación.
Y sí, he sido cámara de TVE y aunque te imaginas demasiado, porque no llegué a grabar el programa de Garci, me alegro de haber estado en televisión entonces y no ahora, con tanto "monstruo mediático cercano a una estupidez integral", que seguro que se contagia y todo. Porque he tenido la oportunidad de conocer a gente muy interesante, como a Manuel Toharia, por ejemplo, un señor encantador que hasta me ofreció presentar un programa con él; o Marisa Abad, a la que yo veía de pequeña en la tele y que también es encantadora... Claro que también me tocó grabar un programa con Leticia Sabater, pero esto lo saco a relucir sólo en contadas ocasiones.
Y sí, por fin me tutea el Tirador (vaya trabalenguas) y seguro que me crees si te digo que también pensé en Scully como la chica del tiempo que le robó el corazón, si es que no podemos estar más conectados, Cahiers. Por cierto, tú me puedes seguir llamando de usted porque así te diriges a todo el personal comentador. Y porque a ti siempre te entiendo. Y a Tirador, siendo amigo tuyo, me gustaría entenderle algún día...
Un beso.

PEPE CAHIERS dijo...

¡Ostra, Manuel Toharia!. Cuando el Tirador y yo eramos aficionados a la ufología, bueno él lo sigue siendo más que yo, poníamos a caer de un burro a Toharia porque era un científico oficial y ortodoxo. Así definiamos, en plan acusador, a los que no comulgaban con nuestras ideas. Por cierto, lástima que no le dieran ese programa de presentadora. Ahora podríamos contemplarle en algún vídeo de Youtube.

Lala dijo...

Volvemos a coincidir Clementine, yo también hice un pequeño homenaje al gran Sidney en mi blog tras su desaparición. Una pena, pero nos deja su valioso legado.

Besotes

El Tirador Solitario dijo...

Vamos por partes:

¡Dana Scully dicendo el tiempo! No se me habría ocurrido, pero reconozco que sería fabuloso verla con su elegancia, encanto y belleza referirse al anticiclón de las Azores, o la mínima de Teruel de la pasada madrugada...no está mal, no señor...

E interesantísima su andanza profesional, yo también me acuerdo de Marisa Abad, ¿presentaba Gente Joven?, y como Cahiers y yo criticábamos a Toharia (como representante de la ciencia oficial y ortodoxa).

También me uno al pesar de que no tuvieras (casi se me escapa el usted, no puedo evitarlo) ese espacio de presentadora, pero bueno, sus fans pata negra, nos conformamos con ver la calesa...

Clementine dijo...

Sí, Lala, volvemos a coincidir, una pena que sea tan triste el motivo. Ya estuve yo en tu homenaje a Lumet, qué menos. Otro beso para ti.

Y gracias, Cahiers, por despertar a la fiera... Vaya par de dos, se nota que no conocisteis a Toharia en persona. Buscadme, buscadme en youtube y ya me contáis si aparezco...
Marisa Abad también presentó, efectivamente, "Gente joven". Y tú, fan pata negra, sigue ensayando el nuevo tratamiento, hazme el favor...

PEPE CAHIERS dijo...

¡Aparece usted en Youtube!. Pues facilite una pista para poder encontrarla.

Clementine dijo...

A ver, Cahiers, me voy a poner seria: pasa usted demasiado tiempo en compañía del Tirador, si esto se veía venir...
Esa euforia poco contenida le impide interpretar bien mis textos escritos. Yo no he dicho que aparezca en youtube, he dicho que me busquen, que me busquen, no que me vayan a encontrar...
De todas maneras, celebro que a ustedes dos les apasione mi paso por TVE, eso siempre es gratificante.

natsnoC dijo...

Ya estoy aquí.

Leí la noticia hace un par de semanas y me dije: "Esta vez no me paso a contárselo, que parezco el enterrador", y me quedé esperando al post que sabía no tardaría.

Yo siempre que oigo el título de "12 hombres sin piedad" pienso en una pandilla de cuatreros en el salvaje oeste. No puedo evitarlo, es lo que me dice el título.

Pero peliculón, claro está.

De las citadas, me quedo con Veredicto final o en las que sale Pacino.

Clementine dijo...

Y yo encantada de recibirte, natsnoC. Y así nos volvemos a centrar en el tema que nos ocupa, que parecía ya que estábamos comentando una entrada llamada "Yo, mi cámara y youtube". Si es que no puede ser...
No te preocupes, esta vez hizo de enterrador mi hermano. Si yo no me libro de llevarme estos disgustos cinéfilos...
Hiciste muy bien en esperar que saliera mi homenaje a Lumet, sabes de sobra que no puedo faltar a estas citas. Muy buena tu observación sobre esa pandilla de cuatreros al estilo de "Grupo salvaje". Y no me extraña que te quedes con Newman. Ni con Al Pacino, otro de los grandes de la historia del cine.
Gracias, una vez más, por sumarte a esta entrada, así la pantalla vuelve a su formato original.
Muchos besos, cuatrero del salvaje Oeste. Tú sí que sabes...

PEPE CAHIERS dijo...

No se enfade usted, no ha oído hablar usted aquello de "la curiosidad mató al gato". Pues el Tirador y yo somos como Don Gato y Benito. Naturalmente yo soy Don Gato.

Clementine dijo...

Uy, para que yo me enfade, Cahiers, y menos contigo... Sin duda Tirador tiene más pinta de Benito pero, ya sabes, también es un experto descentralizador de temas blogueros. Así, en persona, debe ser todo lo contrario a Mudito, el de Blancanieves...

Gustavo dijo...

Yo también pensé en que harías una entrada sobre este gran director el día que lo leí por la prensa. Que grandes películas nos dio!

Qué sorpresa saber que te pusiste detrás de la cámara en algún programa de TVE!

Tiene que ser apasionante ese mundo!

Un beso!

Clementine dijo...

Pues muy bien pensado, Gustavo, Lumet se merece un reconocimiento en toda regla.
Y no sólo me puse detrás de la cámara...¡la manejaba y todo! A ver si hablo con mi amigo Noelio para que os cuente más cosas de mi mundo televisivo, que veo que he creado mucha expectación...
¡Otro beso!

El Tirador Solitario dijo...

Fíjase, Sr. Cahiers, que incluso para reprenderle la anfitriona, el peso de la causa o culpa recae sobre mí, por la nefasta influencia que ejerzo sobre usted......No pasa nada, aunque soy de complexión delgada, metaforicamente tengo anchas espaldas...

Me encantaba el Benito de Don Gato, era entrañable, y bueno tampoco he salido tan mal parado, me temía algo peor, como el mono Soso, o el Sr. Peebles, el que tenía en su tienda a Maguila Gorila...

miquel zueras dijo...

Me gusta que hayas recordado "Antes de que el diablo..." pues los periódicos se empeñaban en decir que "Veredicto final" fue su última gran película. Por cierto que vaya combinación: Brando, Magnani y Tenesse Williams, es una película fallida pero me encanta.
Por cierto que yo me identifico con Espanto, el gato verde. Borgo.

Clementine dijo...

Buenas, Borgo. Me gusta que te guste que recuerde la última gran película de Lumet, a ver si por fin la veo yo y ya me quito esta deuda con él. A mí también me encanta "Piel de serpiente".
Y me alegro que te identifiques con Espanto, tú sabrás por qué, así ya nos quedan menos gatos sueltos... Y ya puestos, alguien que haga del oficial Matute.
¡Ay, qué tiempos, Miquel! Besos.

DEMOÑÏN dijo...

Como ya sabeis, tengo que ser fiel a mi condición, y aunque actuo poco, pues no siempre tengo el tiempo necesario, nunca se me habia presentado la ocasión de urgar con el tridente en la piel del bloguero.
Tengo entendido que en cierta ocasión, en un programa reconocidísimo de TVE, a Clementine le dieron una gran ovación por parte del público.
¡¡Que haria!!, con la cámara por supuesto.

¡Gran película 12 hombres sin piedad!, como yo, por supuesto.(digo la escasez de piedad)

Clementine dijo...

Bueno, Demoñín, se te echaba de menos en este blog... Te libra el que lo que has contado sea bueno pero...
¿Cómo sabes tú ese dato de mi biografía televisiva? ¿Acaso estabas allí, entre el público? ¿Y por qué sabes que la autora de este blog es la misma a la que ovacionaron tan merecidamente?
Eso sí, muy buena "Doce hombres sin piedad".
Un abrazo, y a ver si te pasas más por aquí, a pesar de todo.

alicia dijo...

Yo es que estaba de mudanza...
Merecidísimo homenaje. Y tienes que ver YA la del diablo que no sabe que has muerto,es buena con ganas.
Te ha quedado muy bien, como siempre.

Clementine dijo...

Gracias, Alicia. Ya me imaginaba yo que estabas de algo al no aparecer por aquí. Y sí, le tengo muchas ganas a la última de Lumet, pero muchas ganas.

Roberto Béjar dijo...

Descanse en paz Lumet.

Me habéis puesto los dientes largos con "Veredicto final" y esa combinación Lumet-Newman que tanto promete. Cine de actores señores, del de verdad.

También me apunto "Antes que el diablo sepa que has muerto".

Un abrazo.

Clementine dijo...

Pues sí, Roberto, a mí me han recomendado tanto "Antes que el diablo..." que hasta me atrevo a recomendártela a ti. Y "Veredicto final" te la recomiendo de primera mano, un peliculón.
Otro abrazo para ti.