martes, 8 de febrero de 2011

Milagro en Milán

La anciana Lolotta encuentra un niño en su huerto encima de un repollo. Decide criarlo con el nombre de Totò y lo educa a su manera. A la muerte de su madre adoptiva, Totò es llevado a un orfanato y cuando sale, ya mayor, se une a un grupo de indigentes que viven en unas barracas a las afueras de Milán.


El 8 de Febrero de 1951, hace hoy ya 60 años, se estrenaba en Italia “Milagro en Milán” (Miracolo a Milano), uno de los mejores y más mágicos títulos en la filmografía de Vittorio De Sica y una película emblemática del neorrealismo italiano producida por el propio cineasta.


Alegoría fantástica sobre la pobreza y la injusticia social basada en “Totò il buono”, novela de Cesare Zavattini, fue adaptada al cine por Suso Cecchi D’Amico, De Sica y el propio Zavattini, acompañando a unas bellas imágenes en blanco y negro la maravillosa música de Alessandro Cicognini.


Esta preciosa historia nos es contada, además, a través de unos mágicos personajes. Como Totò, su protagonista, interpretado con gran maestría por Francesco Golisano, actor nacido en Roma en 1929 que murió prematuramente a los 28 años de edad en un accidente de tráfico.


Golisano tan sólo nos dejó seis películas, pero su personaje de Totò le proporcionó merecidamente un sitio de honor en la historia del cine.


O como la anciana Lolotta interpretada por Emma Gramatica, célebre actriz italiana de teatro y cine que en 1916 fundó su propia compañía, en 1932 dirigió “La vieja dama” y en 1954 escribió el guión de “Peppino e la nobile dama”.


O como Edvige, la muchacha protagonista interpretada en esta historia por Brunella Bovo. Nacida en Padua, Brunella rodaba aquí su segunda película.


O como el egoísta y malvado Rappi al que da vida magistralmente Paolo Stoppa. Actor italiano de títulos tan conocidos como “Estación Termini”, “Mi tío Jacinto”, “Rocco y sus hermanos”, “El gatopardo” o “Hasta que llegó su hora”, a Stoppa le recordaremos siempre por su papel de Don Salvador, el genuino maestro de “Los Jueves, milagro”.


Y un auténtico reparto de lujo que completa uno de los mejores conjuntos de personajes de la historia del cine.


Para los efectos especiales de la película, Vittorio De Sica se trajo de América al especialista en efectos Ned Mann, que aquí hacía su último trabajo pero ya había dejado su huella en otros como “La Pimpinela Escarlata”, “El fantasma va al Oeste”, “Rembrandt”, “Fuego sobre Inglaterra” o “Ana Karenina”.


Milagro en Milán” obtuvo el Gran Premio del Jurado en el Festival de Cannes y fue elegida como la mejor película de habla no inglesa por el Círculo de Escritores Cinematográficos de Nueva York. También recibió el Silver Ribbon a la mejor escenografía en los Italian National Syndicate of Film Journalist y fue nominada a la mejor película y mejor actor (Francesco Golisano) en los británicos Premios Bafta.


Y ya no os cuento más. Sólo os daré un buen consejo. Si ya la habéis visto, es el mejor momento para disfrutarla de nuevo. Y si no la conocéis, no os demoréis en descubrirla.

Porque “Milagro en Milán” es una de esas películas que, tras verla, te hace querer ser tan buena persona como Totò, su protagonista. O, como poco, parecerte a él.


Y es que estamos hablando de Vittorio De Sica, un excelente director que, además, estaba lleno de magia.

C’era una volta...

16 comentarios:

JLin™ dijo...

Cada post que leo tuyo me hace querer ver la película en cuestión asíq ue la lista crece y crece. hace poco vi la adaptación al cine de "La ragazza di Bube" y me gustó, no había visto casi nada de cine italiano salvo las clásicas (y divertidísimas de Don Camilo) y este Milagro en Milán tiene buena pinta.

Clementine dijo...

Yo tenía un recuerdo buenísimo de "Milagro en Milán" de cuando la vi hace muchísimos años. Ahora me la he vuelto a ver y me ha gustado mucho más, si cabe. Es una especie de fábula con un tema, en principio, sencillo. Y con mensaje de los auténticos. Y una de esas historias que te alegras luego de haber visto.
Y con el toque mágico y especial de algunas películas de Vittorio De Sica, entre lo real y lo imaginario. Es maravillosa, yo que tú la adelantaría en tu lista.
Y me alegro un montón de transmitirte el querer ver las pelis de las que hablo. Es todo un honor para mi.

Layna dijo...

Genial el post, como siempre. Una cosa Clementine, ¿el libro que tienes en tu blog es un proyecto o ya es real? Como nos hablaste de ello en enero... igual ya lo has contado y me lo he perdido, si es así sorry. Un beso

Clementine dijo...

El libro que tengo aquí expuesto es ya real, un libro-libro. Si pinchas la imagen te sale la página de su editorial con otros libros de cine además del mío.
El libro proyecto es el de Walter Brennan. Que espero que se convierta este año en libro real.
Un beso, Layna.

El Tirador Solitario dijo...

Pues "Milagro en Milan" es una película que debo revisar. La vi (como otras tantas) cuando la emitió Garci en QGEC, y mira, Clementine, por las causas que sean no le pillé el punto al filme, esa mixtura de neorrealismo con aderezos de realismo mágico me dejaron algo desorientado.
Pero claro, te estoy hablando de hace más de 15 años, y mira por donde, junto a los deberes de "Tiempos Modernos", me autoimpongo volver a la obra de Sica.Ya te contaré.
Un saludo, amiga!!

Clementine dijo...

Pues esta vez, amigo Tirador, acuérdate de ver "Milagro en Milán" a través de los ojos de Totò, el protagonista de la historia. Verás como la ves de otra manera. Y me cuentas, me cuentas.

Alicia dijo...

Yo también guardo un buen recuerdo de ella, y tb la ví en el programa de Garci.
Recuerdo bueno y recóndito, pq hasta no leer el post y todas las pistas que das, no sabía si la había visto o no. Eso debe ser pq sí que va tocando volver a verla..

Harélo bien pronto, vive Dios.

Clementine dijo...

Imprescindible volver a verla ya, Alicia, para que el recuerdo deje de ser recóndito. C'era una volta...

Josesica dijo...

Como no he visto la peli(y después de leer este post me parece imperdonable), no puedo aportar nada inteligente a este post, así que sólo diré: "que mayor está ya Fraga, ¿no?"
Cuando la vea, prometo volver cn comentarios superinteligentes.

Clementine dijo...

Pues sí, Josesica, es imperdonable que no la hayas visto compartiendo además apellido con su director.
Si quieres ser el tercero de una lista de espera yo, que soy casi tan buena como Totò, te lo soluciono. Pero luego vuelve a comentar, ¿eh?

Roberto Béjar dijo...

Pues yo tampoco la he visto, así que habrá que remediarlo, más aún cuando me encanta el cine italiano de esa época.

Espero que nos tengas al tanto de la evolución de tu libro sobre Walter Brenan, y desearte que sea uno más de una larga lista de títulos, en la que tengan cabida Jerry Lewis, los hermanos Marx, John Ford o Billy Wilder.

¡Feliz fin de semana!

Clementine dijo...

No dejes de remediarlo, Roberto, que esta película merece mucho la pena.
Y claro que os tendré al tanto del esperado (sobre todo por mí, no lo sabes tú bien) libro del amigo Walter. Y ya me gustaría a mí tener tiempo para seguir con los otros que citas que, mira, me valen los cuatro.
¡Feliz fin de semana para ti también!

Anónimo dijo...

donde puedo conseguir esta joya de pelicula? ojala alguien pueda ayudarme, hace años que la vi y dejo una maravillosa impresion que jamas la olvide, ahora me fascinaria poder verla de nuevo

Clementine dijo...

Hola. Que yo sepa está desde hace tiempo a la venta en DVD y no es difícil de encontrar...

Robert Ryan dijo...

Una de las joyas del cine italiano. He tenido la oportunidad de verla en varias oportunidades y siempre la he disfrutado. Un cine fantástico pero también descriptivo. Excelente realización.

Clementine dijo...

Una joya y contando además una historia preciosa. Muy bienvenido,Robert Ryan.