sábado, 26 de febrero de 2011

And my Oscar goes to...

Fíjense esta noche en los rostros de los perdedores cuando aplauden a los ganadores. Contemplen ustedes la mejor actuación de su vida
(Bob Hope, considerado el maestro de ceremonias por excelencia de la gala de los Oscars, presentándola nada menos que en 17 ocasiones)

Mañana tendrá lugar la 83 edición de los Premios Oscar. Pero no voy a hablaros aquí de las nominaciones de este año, no. Voy a hacer algo que me apetece mucho más y me hace muchísima más ilusión.

Entregar mis propios Oscar de la Academia a aquéllos que no lo recibieron aún mereciéndolo, y mucho. Y aunque me es muy difícil seleccionar, me voy a lanzar a premiar a cinco en las diferentes categorías principales.

¿Qué por qué hago esto? Pues porque no me parece justo que no sean premiadas una serie de películas, directores, actores, actrices… por el hecho de competir con otros de su misma calidad. O no, porque también ha habido perdedores injustos en estas ceremonias. Ya veréis, ya.


Oscar a la MEJOR PELÍCULA
“Las uvas de la ira”, “Ciudadano Kane”,
“Un tranvía llamado deseo”, “Vencedores o vencidos” y “Matar un ruiseñor”
 

Oscar al MEJOR DIRECTOR
John Ford por “La diligencia”, Laurence Olivier por “Hamlet”,
Sidney Lumet por “Doce hombres sin piedad”, Bob Fosse por “All that Jazz”
e Ingmar Bergman por “Fanny y Alexander”

A los miembros de la Academia: quisiera que volviesen a ver “Veredicto final” y me explicasen qué debe hacer Paul Newman para ganar un Oscar
(Anuncio aparecido en el Daily Variety al día siguiente de la ceremonia de 1983)
 

Oscar al MEJOR ACTOR PRINCIPAL
Henry Fonda por “Las uvas de la ira”,
Marlon Brando por “Un tranvía llamado deseo”,
Michael Caine por “Alfie”, Paul Newman por “Veredicto final”
y Anthony Hopkins por “Lo que queda del día”

Oscar especial por no estar ni siquiera nominado:
Alec Guinness por “Ocho sentencias de muerte”

¿Cómo demonios me puede gustar haber estado tantos años en este negocio y ver cómo uno de mis hijos gana el Oscar antes que yo?
(Henry Fonda en 1969, año en que nominaron a Jane como actriz por “Danzad, danzad, malditos” y a Peter como guionista por “Buscando mi destino”)


Oscar a la MEJOR ACTRIZ PRINCIPAL
Bette Davis por “Eva al desnudo”, Vanessa Redgrave por “Isadora”,
Meryl Streep por “Memorias de África”,
Brenda Blethyn por “Secretos y mentiras”
y Juliette Binoche por “Chocolat”

Oscar especial por no estar ni siquiera nominadas:
Mary Stuart Masterson y Kathy Bates (imposible elegir una de las dos)
por “Tomates verdes fritos”

Jack Lemmon recibió en 1955 el Oscar al mejor actor secundario por “Escala en Hawaï”. Más adelante fue nominado por “Con faldas y a lo loco”, “Días de vino y rosas” y “El apartamento”, sin lograr ninguna de las estatuillas.

Al recibir en 1973 el Oscar al mejor actor secundario por “Salvar al tigre” comentó: “Tenía un discurso preparado desde 1959. Pero se me ha olvidado”.
 

Oscar al MEJOR ACTOR DE REPARTO
Jack Palance por “Raíces profundas”,
Sessue Hayakawa por “El puente sobre el río Kwai”,
Montgomery Clift por “Vencedores o vencidos”,
John Cassavetes por “Doce del patíbulo”
y Haley Joel Osment por “El sexto sentido”

Oscar especial por no estar ni siquiera nominado:
Jason Robards por “El destino también juega”

Los premios son siempre muy agradables, pero preferiría tener trabajo
(Jane Darwell, Oscar a la mejor actriz de reparto por “Las uvas de la ira")


Oscar a la MEJOR ACTRIZ DE REPARTO
Judith Anderson por “Rebeca”, Mary Badham por “Matar un ruiseñor”,
Mildred Natwick por “Descalzos por el parque”, Jodie Foster por “Taxi driver”
y Abigail Breslin por “Pequeña Miss Sunshine”

Oscar especial por no estar ni siquiera nominada:
Virginia Weidler por “Historias de Filadelfia”

Con una orquesta, los jesuitas
hubiesen podido someter a todo el continente
 

Y, finalmente, le doy el Oscar a Ennio Morricone por “La Misión”.

Y por “Hasta que llegó su hora”, “Novecento”, “Érase una vez en América”,
“Los intocables de Eliot Ness”, “Cinema Paradiso”,
“La leyenda del pianista en el océano”…
 

Realmente, no sé por qué me dan ustedes el premio. Debe de ser porque me quedan pocos minutos de vida. O quizá también porque desde hace cosa de un mes casi todas las publicaciones dicen que yo jamás he tenido un Oscar.
Quisiera que recordaran ustedes que en 1940 fui nominado por mi trabajo en una película de John Ford basada en una novela de John Steinbeck y titulada “Las uvas de la ira”. Si no la recuerdan, podrán verla el Miércoles en el canal 7. De todas formas, muchas gracias

(Henry Fonda al recoger en 1981 el Oscar Honorífico que le fue entregado
por un orgulloso Robert Redford)

17 comentarios:

El Tirador Solitario dijo...

Fabuloso de la cruz a la raya. Yo pillo también unos enfados monumentales cuando se producen tamañas injusticias; pero de las que señalas siempre me ha enervado la de Paul Newman en Veredicto final; y yo te añadiría, mi querida amiga ¡¡Vertigo!! no le hicieron ni puñetero caso, Dios mío de mi vida, y esa señora que fue siempre Deborah Kerr, que estuvo nominada media docena de veces...
Se me llevan los demonios, Clementine..

JLin™ dijo...

Morricone es mi debilidad como compositor, logra emocionarme y hacer que una película suba enteros, cualquiera, apoyo ese Oscar sobre todos los demás, con lso que coindico plenamente.
No conocía la frase de henry Fonda... ¡¡¡ genial !!!
Gran post de alguien que sabe lo que se dice en materia de cine,
yo te doy el Oscar al mejor blog de cine por todo lo que nos enseñas

Clementine dijo...

Por supuesto, Tirador, que me dejo muchas injusticias en el tintero. Pero tendría que hacer un blog entero sobre este tema, con el tiempo que lleva eso, y Walter Brennan ya me ha dado un toque de atención. Y que no se te lleven los demonios, que eso nunca es bueno.

Morricone, JLin, es también mi debilidad como compositor y el que más me llega a nivel emocional. Tú me pones el tema más conocido de "Hasta que llegó su hora", el principal de "Cinema Paradiso" o el Vita Nostra de "La Misión" y se me saltan las lágrimas literalmente.
¡Gracias por tu Oscar! Lo pongo ahora mismo en el salón, para que lo vean todos.

Un beso muy cinéfilo a los dos.

El Tirador Solitario dijo...

Pues se me siguen llevando los demonios, porque ha sido escribir mi comentario anterior y acordarme de Anthony Mann, al que venero, admiro e idolatro.
Ah, y yo me sumo igualmente a la propuesta de Jlin de distinguirte con ese Oscar bloggero, eso sí, ex aequo con La Guarida del Eremita, vaya que aparezca por aquí Pepe Cahiers y me corra a gorrazos...

Clementine dijo...

Pues te apoyo, Tirador, en lo de Anthony Mann. Y en lo de Pepe Cahiers, que no veas cómo se las gasta.

El Tirador Solitario dijo...

Ja,ja no lo sabe Vd. bien, Lady Clementine.
Pero mira, revisando un par de cosas sobre Vértigo, he visto que sólo tuvo dos nominaciones (dirección artística y sonido); pero es que acabo de recordar que ese año fue a concurso al Festival de Cine de San Sebastián, e incluso estuvo el propio Alfred Hitchcock en la capital guipuzcuana. ¡No se llevó nada, ni una triste mención, ni algo honorífico! ¡Nada!
Eso sí, me imagino que Sir Alfred pasaría el mal trago a base de cocochas y otras delicias...

Layna dijo...

A mí la frase que me ha gustado es la de Jack Lemmon “Tenía un discurso preparado desde 1959. Pero se me ha olvidado". Aunque tantos como él debe haber en este mundo del cine... al menos él lo acabó recibiendo 14 años después.
Coincido con vosotros con Morricone, a mi me emociona y me hace sentir lo que yo imagino que él quiere que sienta a través de su música.
Me uno al Oscar a tu blog por el mejor blog de cine ;-)

Clementine dijo...

Gracias, Layna, por unirte a mi blog y al gran Morricone.
Un beso.

Alicia dijo...

Yo también me uno a ese merecido Oscar al mejor blog de cine, Clementine, vete pensando en el discurso.
Y con él sería el 2º Oscar que te otorga esta Academís que soy yo misma. Y eso no ha pasado en ninguna otra ocasión de mi historia.
Besos y oscars para todos.

PEPE CAHIERS dijo...

Respecto a los premios que se están repartiendo ustedes por aquí, les agradezco que mencionen mi blog. Me abruma y ruboriza a partes iguales. Además me gusta criar fama de terrible. Es una de mis perversiones que hace algunos años cultivaba con especial dedicación.

Clementine dijo...

Ah, yo recibo con júbilo todos los Oscars que me quieras dar, Alicia. ¿El año que viene me darás el tercero?

Es que tu blog es muy, muy mencionable, Cahiers, tú no te nos abrumes. En cuanto a la terribilidad de la que tanto alardeas, tampoco es para tanto...

Roberto Béjar dijo...

Querida amiga, tu blog y en especial esta entrada son merecedores no de un óscar, sino de una carretilla lleno de ellos.

Anthony Mann, Henry Fonda, Alfred Hitchcock, Paul Newman, Ennio Morricone, Debora Kerr... ya habéis puesto vosotros ejemplos de sobra de lo que por definición son unos premios injustos. Premiar a un solo actor, a una sola actriz, a un director o a una única película por
narices es injusto, sobre todo en la época dorada de Hollywood.

Feliz tarde de domingo!

Clementine dijo...

Pues te cojo prestada esa carretilla, Roberto, para repartirla entre todos los que hemos citado aquí y los que nos hemos dejado.
Y tú lo has dicho, premiar a uno sólo en todo el año es injusto y más, como bien dices, en la época dorada de Hollywood.
Gracias y feliz tarde de Domingo para ti también.

Dickson dijo...

Gracias Clementine, porque he disfrutado un montón con esta entrada. Lo que a muchos nos gustaría conocer son las interioridades y las luchas de poder, compra de votos, presiones, etc en el seno de la Academia de Hollywood. ¡Cuantas veces no habrá servido para decantar la balanza del Oscar hacia uno u otro nominado pasando por encima de la calidad de su trabajo!

Clementine dijo...

Gracias a ti por asomarte, sabio Dickson. Qué razón tienes.

Cabriola dijo...

Mary Badham

Mary Badham


Mary Badham


nunca nadie hará un papel como el suyo en Matar a un Ruiseñor


nunca

Clementine dijo...

Totalmente de acuerdo, Cabriola, si hasta parece que lo escribieron para ella.
Por eso le dediqué otra entrada a esta pequeña gran actriz. Búscala, búscala a la derecha del blog.
Y te diré otra cosa: ¿acaso no se te ha ocurrido buscar ahí también a Isabel Garcés?
Besos.