domingo, 17 de noviembre de 2013

Peter Pan




“Lo que aquí se cuenta ya ha sucedido antes
y volverá a suceder,
como esta vez ha ocurrido en Londres…”


El 5 de febrero de 1953, hace ya 60 estrellas, perdón… años, Walt Disney nos maravillaba con su “Peter Pan” (Peter Pan), una de las más fascinantes, mágicas y extraordinarias películas de animación de la historia del séptimo arte.

Tom Conway, actor británico que intervino en un buen número de clásicos cinematográficos y series de la pequeña pantalla, hacía las veces de narrador en el original. A nosotros nos lo contaba Carlos David Ortigosa.




“Ésta es la señora Darling…


… La señora Darling creía que Peter Pan era el símbolo de la niñez…”


La actriz británica Heather Angel le prestaba su voz a la distinguida Mary Darling. Heather llevaba en el cine desde 1931 y había aparecido ya en clásicos como “El delator”, “Más fuerte que el orgullo”, “Lady Hamilton”, “Sospecha”, “Naúfragos”… Y justo antes de “Peter Pan” había prestado su voz a la hermana de Alicia en “Alicia en el País de las Maravillas”.

Mary Darling habló para nosotros a través de Carmen Donna-Dío.

“… pero el señor Darling… Bueno, el señor Darling era un hombre práctico”


El norteamericano Hans Conried  nos hablaba a través de George Darling. Hans había debutado a toda pantalla en 1938 y llevaba tras de sí una larga lista de títulos cinematográficos entre los que se encontraban “El gran dictador”, “Sabotaje”, “Vuelve a mí”, “Un día en Nueva York” o “El mundo en sus manos”.

Salvador Carrasco le prestaba su voz a George Darling en la versión latina.


“Sin embargo, los niños Juan y Miguel creían que Peter Pan efectivamente existía y lo habían hecho el héroe de todos los juegos…”


A Juan le oíamos con la voz de Paul Collins, actor cinematográfico desde 1946 que tan sólo había aparecido hasta entonces en otros cuatro títulos de la gran pantalla.

Miguel Ángel Erros era para nosotros Juan.


Y Tommy Luske hablaba a través de  Miguel en su único trabajo como actor.

Arturo David y Ortigosa era nuestro Miguel latino. Hijo de Carlos David Ortigosa, voz latina del narrador de esta historia y también co director de su doblaje en español, Arturo David contaba tan sólo tres años de edad, así que su padre le tocaba en el hombro cada vez que al niño le tocaba hablar. Cuando le llegó el turno a la frase  “Ay, una luciérnaga”, Arturo David dijo “luciérgana”. Se repitieron varias tomas pero no hubo manera… Y así aparece en la película.

“… Wendy era la hija mayor y no sólo creía en Peter Pan sino que se consideraba toda una autoridad en sus maravillosas aventuras”


Kathryn Beaumont  le prestó su voz a Wendy. Kathryn llevaba en el cine desde 1944 y había aparecido ya en títulos como “The secret garden” o “El desafío de Lassie”. También había sido ya la voz de Alicia en “Alicia en el País de las Maravillas”.

Además de propocionarle su voz a Wendy, Kathryn fue también su modelo de acción, teniendo incluso que elevar los brazos simulando volar cuando le era requerido.

Teresita Escobar, a quien también habíamos escuchado ya nosotros como Alicia, fue la voz latina de Wendy.

“Como la nana era una distinguida perra, tenía la virtud de ser muy discreta y contemplaba el panorama con envidiable tolerancia…”


En un principio fue planteada la posibilidad de narrar esta historia desde el punto de vista de Nana. Ya hemos oído que era una perra muy distinguida…

WENDY: “Mamá, no cierres la ventana… puede volver”
SEÑORA DARLING: “¿Quién?”
WENDY: “Él… Peter Pan. ¿Sabes?
Encontré algo que… se le había perdido…”


SEÑORA DARLING: “Ah, ¿y qué era?”
WENDY: “Su sombra”
SEÑORA DARLING: “¿Su sombra?”


WENDY: “Nana la tenía pero… yo se la quité…”

Walt Disney había interpretado a Peter Pan en una función escolar. En los años 40 comenzaba a trabajar en esta película pretendiendo que fuera su segundo, tercer o cuarto largometraje tras “Blancanieves y los siete enanitos”…


No pudo ser entonces. El estallido de la Segunda Guerra Mundial obligó a retrasar el proyecto de “Peter Pan” y antes que este título fueron estrenadas a toda pantalla por los estudios Disney otras joyas, eso sí, como “Fantasía”, “Pinocho”, “Dumbo”, “Bambi”, “La Cenicienta” o “Alicia en el País de las Maravillas”.





Para la voz de Peter Pan fue elegido un actor que era ya todo un veterano en los estudios Disney…


Bobby Driscoll contaba con 16 años de edad cuando le prestó su voz a Peter Pan. En el cine desde sus seis años, llevaba ya más de quince títulos cinematográficos, entre los que se encontraban otros clásicos Disney como “Canción del Sur”, “Tiempo de melodía”, “Cerca de mi corazón” o “La isla del tesoro”, en la que interpretaba nada menos que a Jim Hawkins.


El norteamericano Roland Dupree fue el modelo de referencia de Peter Pan en las escenas de vuelo y acción. Roland ya había sido visto como pequeño bailarín en “Vive como quieras”, su debut a toda pantalla, y llevaba ya a sus espaldas más de una veintena de títulos cinematográficos.

Nosotros oímos a Peter Pan a través de la voz de Nicky Tavares.


El personaje de Peter Pan tenía su origen en “Peter Pan, or the boy who wouldn’t grow up”, la mundialmente conocida obra fantástica que el mágico novelista y dramaturgo escocés J. M. Barrie completaba en 1904, ya que dos años atrás había ya aparecido este precioso personaje en su libro de cuentos “Little white bird”. En 1906, Peter Pan volvería a aparecer en el libro infantil “Peter Pan in Kensington Gardens” y en 1911 se publicaba la obra teatral de 1904, pero ya en forma de novela, con el nombre de “Peter Pan and Wendy”.


WENDY: “¿Pero cómo pudo Nana atrapar tu sombra?”
PETER PAN: “Se me echó encima la otra noche en la ventana…”
WENDY: “¿Y qué hacías ahí?”
PETER PAN: “Vine a oir tus cuentos”
WENDY: “¿Mis cuentos? Pero si todos hablan de ti…”


PETER PAN: “Ya lo sé, por eso me gustan… Se los cuento a los niños perdidos”
WENDY: “¿Niños perdidos? Ah, sí, ya recuerdo, son tus amigos…”
PETER PAN: “Ajá…”
WENDY: “Qué bueno que hayas vuelto esta noche porque si no ya no me hubieras encontrado…”
PETER PAN: “¿Por qué?”
WENDY: “Porque mañana voy a crecer…”
PETER PAN: “¿Crecer?”
WENDY: “Ésta es mi última noche con los niños…”


PETER PAN: “Pero entonces… ¿ya no habrá cuentos? No, no lo permitiré, vámonos…”
WENDY: “¿Pero a dónde?”
PETER PAN: “Al País de Nunca Jamás”
WENDY: “¿Nunca Jamás?”
PETER PAN: “Ahí nunca crecerás…”
WENDY: “Ah, Peter, ha de ser maravilloso…”




MICHAEL: “¿Qué está haciendo el duende?”
PETER PAN: “Hablando”
WENDY: “¿Y qué dice?”
PETER PAN: “Dice que eres una niña… ¡muy fea!”


WENDY: “Oh, pues yo creo que ella es muy bonita…”




Margaret Kerry, de entonces 24 años, fue el modelo de acción de Campanilla. Margaret había debutado como actriz a los seis años de edad, aunque aparecía como Peggy Lynch, en un cortometraje de “La pandilla” de Hal Roach, e intervenía después también, y con el mismo nombre, en el clásico “Las aventuras de Tom Sawyer”. Otros tres títulos cinematográficos completaban su filmografía anterior a este “Peter Pan” en el que Margaret también le prestaba su voz a una de las sirenas de la isla.


Ésta era la segunda producción a toda pantalla en la que Campanilla tenía forma. La primera fue en la maravillosa versión muda de 1924. En los escenarios teatrales, Campanilla siempre había sido representada con una luz brillante a la que acompañaba el sonido de una campana cuando hablaba.

Clyde Geronimi, Wilfred Jackson, Hamilton Luske y Jack Kinney dirigían magistralmente este “Peter Pan” de Disney.

Ted SearsErdman Penner, Bill Peet, Winston Hibler, Joe Rinaldi, Milt Banta, Ralph Wright y William Cottrel confeccionaban la maravillosa historia cinematográfica que llegaba a nuestras pantallas.

WENDY: “Pero Peter, ¿cómo llegaré a Nunca Jamás?”
PETER PAN: “Volando, Wendy…”



“Ahí es,  Wendy, la segunda estrella a la derecha…”

La preciosa melodía “The second star to the right” fue originalmente escrita para “Alicia en el País de las Maravillas” para una canción que se iba a haber llamado “Beyond the laughing sky”.


SMEE: “¡Buen día, compañeros!”
PIRATA: “¿Qué tiene de bueno, Sr. Smee?


Bill Thompson le prestaba su voz a Smee y a sus compañeros piratas. En el cine desde 1936, la voz de Thompson había ya aparecido a toda pantalla en un buen número de cortometrajes animados. Había sido ya también la voz del Conejo Blanco y del Dodo (mira que me gusta a mí este bicho) en “Alicia en el País de las Maravillas” y, tras “Peter Pan”, hablaría también a través de los perros Jock y Bull de “La dama y el vagabundo”, del rey Hubert de “La bella durmiente” y del tío Waldo de “Los aristogatos”. Ah, y también fue la voz del Oso Yogi en la clásica serie de televisión. Pero qué suerte tienen algunos...

José Ángel Espinosa era para nosotros Smee.

CAPITÁN GARFIO: “Si yo pudiera encontrar su escondite le echaría el guante pero ¿dónde está?”


Hans Conried, sí, la misma voz del señor Darling de esta historia, le prestaba también su voz al temible Capitán Garfio.


Y el actor alemán Henry Brandon, que ya había sido visto en títulos cinematográficos como “El signo de la cruz”, “El jardín de Alá”, “Lobos del Norte”, “Beau Geste” o “La princesa de Samarkanda”, era el modelo de acción de este genial y malvado personaje.

Dagoberto de Cervantes era el Capitán Garfio en la versión latina.


El animador Frank Thomas, responsable de la animación del Capitán Garfio, tuvo inicialmente dificultad en diseñar este personaje. Thomas se debatía entre dos posibles Hook: un dandy vanidoso como Erdman Penner, guionista de la Disney en títulos como “Pinocho”, “Fantasía”, “La Cenicienta” o “Alicia en el País de las Maravillas”; o un pesado gruñón como Clyde Geronimi, uno de los directores de “Peter Pan” y también de otros clásicos Disney. Walt entonces le aseguró que iba bien, que siguiera en esa dirección.  

CAPITÁN GARFIO: “A esa insaciable bestia le gustó tanto mi sabor que ya no quiere comer otra cosa y me sigue a todas partes con la esperanza de acabar conmigo…”
SMEE: “Y ya lo hubiera logrado, capitán, si no es que se trague ese despertador… pero cuando se acerca siempre lo pone sobre aviso con el tic-tac, tic-tac, tic-tac, tic-tac…”



La insaciable bestia a la que hacía referencia el Capitán Garfio no era otro que un simpatiquísimo cocodrilo extraordinariamente animado por Wolfgang Reitherman que tenía su propio tema musical. El cocodrilo, no el bueno de Wolfgang.

“Tic-tac, tic-tac, tic-tac, tic-tac…”



“…tic-tac, tic-tac, tic-tac, tic-tac…”



“…tic-tac, tic-tac, tic-tac, tic-tac…”



Genial este personaje del cocodrilo, sin duda mi favorito no sólo de esta película sino de toda la factoría Disney. Y mirad que tengo yo muchos favoritos entre los personajes Disney…


… pero es que este cocodrilo...

CAPITÁN GARFIO: “Por mis bigotes… si es Pan… y viene hacia acá con otra partida de rapaces…


… Esta vez no se escapará, Sr. Smee…”
SMEE: “Sí, capitán…”
CAPITÁN GARFIO: “Cuántos años de espera…”
SMEE: “Y eso sin contar los días de fiesta…”



Las sirenas a las que visitaban Peter y Wendy hablaban en el original a través de las voces de June Foray, Connie Hilton y Margaret Kerry.

WENDY: “Campanilla… no tan deprisa, espera, Campanilla,  por favor, espéranos, Campanilla, ven…”




Los Niños Perdidos hablaban en el original con las voces de Tony Butala, Robert Ellis, Johnny McGovern, Jeffrey Silver y Stuffy Singer.

PETER PAN: “Compañeros, capturen a unos cuantos indios… Juan, tú irás de jefe…”





“¿Dónde tú esconder Princesa Tigrilla?”



Al Jefe Indio le prestaba su voz en el original Candy Candido y para nosotros era Ciro Calderón. Y la mujer india, de gran carácter, hablaba a través de June Foray, para nosotros Carmen Donna-Dío.


CAPITÁN GARFIO: “Ah, mi querida princesa, he aquí lo que te propongo… Tú me dices dónde está el escondite de Peter Pan y yo te devuelvo tu libertad…”


… Y también estaba Tigrilla, la hija del Jefe.



MIGUEL: “¿Por qué siempre dices ‘au’?”
JEFE INDIO: “¿Por qué siempre decir ‘au’?”




WENDY: “Está bien, está bien, a mamá le encantará tenerlos… digo, si Peter no se opone…”
PETER PAN: “Váyanse, váyanse y crezcan… Pero se los advierto, cuando sean mayores ya no podrán volver… ¡Nunca!”







La preciosa banda sonora de “Peter Pan” era firmada por Sammy Cahn y Sammy Fain


… dos auténticos genios de inolvidables melodías que unían aquí su arte para regalarnos pura magia musical.


SEÑOR DARLING: “Tengo idea de haber visto ese barco alguna vez, hace mucho tiempo, cuando era niño…”






A pesar de estar inspirada en el libro de Barrie, este “Peter Pan” es la adaptación que menos utiliza los diálogos de la obra original.

En la obra original, además, el Capitán Garfio perdía su mano derecha, pero los artistas de  Disney sintieron que le limitaría mucho las acciones así que lo cambiaron a la  mano izquierda.

Eso sí, en la película, conforme a la tradición teatral, el mismo actor que interpretaba al Señor Darling daba vida también al Capitán GarfioNana y el cocodrilo eran también interpretados en el escenario por la misma persona, dándole los animadores Disney al cocodrilo caninas cualidades.


La producción original de Peter Pan se estrenó en los escenarios del londinense Duke of York’s Theatre el 27 de diciembre de 1904. Obtuvo un éxito rotundo llegando a las 223 representaciones.

Desde 1935 andaba Walt Disney tras los derechos de adaptación de esta obra de J. M. Barrie. Se retrasaron las negociaciones porque el escritor había cedido en 1929 la obra al hospital infantil Great Ormond Street Hospital. Finalmente, en 1939,  se llegaba a un acuerdo.


Al comienzo de la película, tras el título, Walt Disney Productions agradecía su colaboración al citado hospital.


Gracias, Walt Disney. Y mil gracias, J. M. Barrie.


A un mágico y maravilloso amigo que,
sabiendo volar, siempre regresa.

15 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Pues no tengo demasiada afinidad con este personaje, a pesar de que el síndrome de Peter Pan pueda ser muy loable y que es bueno, de vez en cuanto, sentirse como un niño, pero no me gusta la peli, no se por qué será...

natsnoC dijo...

Uno de los cómics más maravillosos y perturbadores que he leido es el "Peter Pan" de Loisel, editado en versión integral en España no hace mucho.

Opuesto en todo a la película de Disney, oscuro, triste, pesimista y demoledor, después de leerlo nunca eres capaz de ver a Peter como lo viste de niño.

Un cómic imprescindible, por otro lado. Recomendabilísimo (tienes por mi blog una entrada sobre él). Tan recomendable como la película, maravillosa y una de mis favoritas. "Hook" también me gustó, la película de acción real que hicieron hace poco no.

Y todo esto te lo cuento sin haber leído aún el post... así que me va a tocar volver porque los detalles que sueles contar de mis películas favoritas merecen mucho la pena.

¡La segunda estrella a la derecha, y todo recto hasta el amanecer!

Clementine dijo...

Pues a mí me pasa todo lo contrario, Cahiers, siempre he sospechado que Peter Pan es mi favorita de Disney, lo que pasa es que luego me veo Blancanieves, Bambi, Fantasía, Pinocho, El libro de la selva... y pienso ¿cómo no van a ser éstas igual de favoritas? Pero luego me vuelvo a ver Peter Pan y... me meto tan de lleno en su historia, en sus diálogos, en su MAGIA, me identifico tanto con ella que vuelvo a pensar... Peter Pan es mi favorita de Disney.
A ver si es que aún no has visto tú ese barco, Cahiers...


Ese cómic de Peter Pan lo tengo yo apuntado desde que me leí tu entrada, natsnoC, ya te contaré mi parecer si me hago con él.

¡La segunda estrella a la derecha... y aquí me espero a tu segundo comentario! Me sigue encantando que me pongas un comentario antes de leer la entrada... eres genial :)

deWitt dijo...

Una de mis favoritas de Disney, una historia y un personaje que no me ha abandonado desde la niñez. Otro principito, creo yo.

Bravo por tu completísima entrada, compañera.

Un abrazo

Clementine dijo...

Gracias, deWitt. Otro principito. Pues entonces tú... como yo.

Otro abrazo para ti.

natsnoC dijo...

Ya parezco Terminator con tanto "Volveré"...

Pero aquí estoy de nuevo. Ahora sí que me he leído entera este pedazo de entrada. ¡Caray! Vaya si ha sido larga, Clementine, no te has dejado nada en el tintero.

Has dicho MAGIA un par de comentarios más arriba. Ojalá hubiera más magia en las películas de ahora. Magia de verdad, con esas mayúsculas que tú has usado. Con una fracción de la que tiene esta película me conformo.

Sabes qué, ¿Clementine? ... volveré. :)

Clementine dijo...

Bueno, natsnoC, mejor parecer Terminator que no volver nunca jamás, esto sí que sería muy triste...

¡QUE SE TE ECHABA MUCHO DE MENOS!

Gracias por tu ¡caray! Y sí, me he dejado en el tintero que se muevan también los personajes de las fotos pero es que no he sabido lograrlo, no debo tener el programa :)

MAGIA, MAGIA, MAGIA, MAGIA, MAGIA, MAGIA, MAGIA...

¿Sabes qué, natsnoC?... Que te creo :)

natsnoC dijo...

Lo que no he dicho es cuándo... ;)

Clementine dijo...

Yo tampoco he dicho en qué... ;)

miquel zueras dijo...

Recuerdo bien las muchas veces que poníamos el disco con sus canciones en casa: "Si acaso quieres volar, piensa en algo encantadoooor"... Sin duda la película la hacen suya los personajes de Garfio y el hambriento cocodrilo.
Pan es el niño que no crece y creo que representa la compleja personalidad de su autor. Es curioso pero en el teatro y en alguna versión cinematográfica con actores reales es costumbre que el mismo actor que hace de padre (Darling) sea también el que interpreta a Garfio. Desconozco el motivo.
Saludos. Borgo.

Clementine dijo...

Razón tienes en todo lo que dices aquí, Miquel, en cuanto al motivo de que sea el mismo actor el que hace de Darling y de Garfio yo también lo desconozco, igual fue una idea que se le ocurrió al propio Barrie. Si me entero la próxima vez que visite el País de Nunca Jamás, te lo cuento. Besos, Borgo... No habrás hecho de cocodrilo en alguna función del colegio ¿verdad?

Jose Pan dijo...

¡Andá, mira, pues de repente he vuelto! Últimamente estaba leyendo tus entradas en el tren y en el móvil, pero escribir comentarios largos con estas nuevas tecnologías es un rollete. Además, leyendo la de Peter Pan se me agotó la batería, te lo juro, fíjate.

Tengo unas cuantas historias de Disney por encima de Peter Pan en el ranking de mis preferencias, pero reconozco que esta película ha dejado en mi lamentable memoria algunas imágenes que nunca se borrarán (el reloj del Big Ben, los niños volando, los juegos de sombras...). Además, de niño tenía un muñeco de goma de Smee que lo mordía y olía bien. Este dato no aporta nada a la cinefilia que se respira en esta página, pero chica, ayuda a mi cariño por la película, eso es así.

La verdad es que no soy demasiado fan de la historia de Barrie. Me interesó casi más la reciente versión que contaba su relación con los niños que la extraña adaptación de Spielberg con un Peter Pan viejuno con cara de Robin Williams. Lo que más comparto con el personaje de Peter Pan es su síndrome. Bueno, vale, y alguna cosa más.

¿El cocodrilo es tu personaje favorito de Disney? ¿Más que, por ejemplo, el lirón de "Alicia"? YO qué sé.

Pues hala, te dejo, que tengo que salir volando por la ventana a ponerme de pie en las agujas del reloj de la Puerta del Sol.

Clementine dijo...

¡¡¡¡¡Jose Pan!!!!!
Si yo sabía que tú también tenías que volver, ¡qué alegría, mira tú!
No se te ha olvidado escribir, no, pedazo de comentario el de tu regreso, ni sé por dónde empezar, a ver, que lo intento...

Empiezo diciéndote que ese muñeco de goma de Smee estoy casi segura que ahora lo tengo yo, pero yo no lo muerdo que a mí no me ha hecho nada, tú sabrás lo que tenías tú con él...

Yo aún no me he leído el libro de Barrie así que no puedo opinar sobre su historia, la peli reciente no la he visto y la de Robin Williams me gustó pero tampoco me entusiasmó en exceso.

El lirón de "Alicia" es muy mono y entrañable pero sí, el cocodrilo de Peter Pan es mi favorito seguro... tic-tac, tic-tac, tic-tac, tic-tac.

Hala, hala, no llegues tarde a la Puerta del Sol por si tienes que dar los cuartos... y si ya de paso ves a Chencho avisa y así nos ahorramos este año el disgusto.

Y oye, que me acabo de ver "Ponyo, Ponyo, Ponyo es una niña pez..." y me ha encantado... ¡¡está completamente loca!! La sacaré a flote por esta pantalla pero ya no me cabe en este año, así que he quedado con ella para el siguiente, te puedes venir si quieres.

Besitos.

Alicia dijo...

"cuánto pollito, cuánto pollito" como nos dijo uno una vez..

Sí, yo un poco de todo, un poco de que me parece peli mágica y tengo grabadas ciertas imágenes en mi ADN, un poco de que me identifico con la historia y un poco de que no es una de mis favoritas.Yo creo que es la parte de los niños en pijama la que siempre me ha dado pereza, no me acuerdo bien.
(me voy poniendo al día despaaacio)

Clementine dijo...

La parte de los niños en pijama... Bonita manera, Alicia, de describir esa escena.
Ponieeeendoaldíaaadespaaaacio.... Así vas tú :)