jueves, 21 de marzo de 2013

Sonrisas entre toma y toma

“Empieza cada día con una sonrisa y manténla todo el día”
(W. C. Fields)


Director y actor, Frank Capra y James Stewart, en el set de rodaje de “Caballero sin espada” (1939). Un año antes ya habían trabajado juntos en “Vive como quieras” y en 1946 volverían a coincidir en “¡Qué bello es vivir!”.


Humphrey Bogart y Raoul Walsh intercambiando impresiones, y sonrisas, durante el rodaje de “El último refugio” (1941). Walsh también había dirigido a Bogart en su título anterior, “La pasión ciega”.


Un sonriente descanso en el rodaje de “Por quién doblan las campanas” (1943). Ingrid Bergman, Katina Paxinou y Gary Cooper junto a Sam Wood, director de este mítico título de la gran pantalla.


Walter Huston (Doc Holliday) y Thomas Mitchell (Pat Garrett), vaya dos,
en el set de rodaje de “El forajido” (1943).


Tres grandes estrellas cinematográficas: Charles Boyer, Ingrid Bergman y Joseph Cotten en un descanso entre toma y toma
de “Luz que agoniza” (1944).


Gary Coooper entre los directores Sam Wood y Cecil B. DeMille en el set de rodaje de “Los inconquistables” (1947), clásico del cine dirigido por DeMille.  


Cuatro sonrisas de lujo: Vivien Leigh, Marlon Brando, Kim Hunter y Karl Malden, en un descanso en el rodaje de “Un tranvía llamado deseo” (1951).


En el set de rodaje de “Carrie” (1952), Laurence Olivier, su protagonista masculino... Elegante incluso sin arreglar.


La encantadora Audrey Hepburn junto a William Holden, compañero de reparto, y Billy Wilder, el director, en un divertido descanso
en el rodaje de “Sabrina” (1954).


Durante el rodaje de “Sayonara” (1957), otro divertido momento protagonizado esta vez por Marlon Brando y James Garner.


Sonriente optimismo al menos entre toma y toma de “La hora final” (1959). Fred Astaire, Ava Gardner, Gregory Peck y Stanley Kramer, el director.


La siempre maravillosa sonrisa de Gregory Peck en el set de rodaje
de “Los cañones de Navarone” (1961).


Joan Crawford y Bette Davis limando asperezas entre escena y escena
de “¿Qué fue de Baby Jane?” (1962).


En el set de rodaje de “No me mandes flores” (1964), Rock Hudson, Doris Day y Tony Randall, tres nombres de la comedia americana que ya habían coincidido antes en “Confidencias a medianoche” y “Pijama para dos”.


La fabulosa sonrisa de Bert durante el rodaje de “Mary Poppins” (1964).
Mágico Dick Van Dyke.


El director Otto Preminger entre sus dos protagonistas en “La noche deseada” (1967), Jane Fonda y Michael Caine, dos ya prometedoras estrellas cinematográficas.


Henry Fonda y James Stewart demostraban su incondicional amistad en el set de rodaje de “Los malvados de Firecreek” (1968) a pesar de su enfrentamiento en la historia que contaba esta película.


Michael Caine y Peter Collinson durante el rodaje de “Un trabajo en Italia” (1969), sin duda el título más conocido de este director británico.


En el set de rodaje de “One more time” (1970), título en el que Jerry Lewis dirigía a dos grandes amigos suyos, Peter Lawford y Sammy Davis, Jr.


Clint Eastwood y Geraldine Page en un momento de relax
durante el rodaje de “El seductor” (1971).


Tres grandes de la gran pantalla clásica, Laurence Olivier, Katharine Hepburn y George Cukor, en un descanso en el rodaje de “Amor entre ruinas”, preciosa historia hecha para la televisión por la que los tres fueron galardonados con un merecidísimo Premio Emmy


Durante el rodaje de “Un cadáver a los postres” (1976), Neil Simon, extraordinario autor del guión en el que se basa esta divertidísima película, y Peter Sellers, uno de los geniales integrantes del reparto.


Robert Benton y Paul Newman en el set de rodaje de “Al caer el sol” (1998). Director y actor habían ya coincidido, cuatro años atrás, en “Ni un pelo de tonto”.


Michael Caine, Morgan Freeman y Liam Neeson tras finalizar el rodaje de “Batman begins” (2005). Qué les estará contando Caine…


Y aquí me quedo, en el set de rodaje de “El mejor” (1984), con mi sonrisa favorita del cine, bueno, mi sonrisa favorita y punto. Ay, Redford

16 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Estupenda y alegre selección. Mi favorita, la que corresponde a "El último refugio", pues no se sabe quién parecía haber pasado una mal día entre los riscos de una montaña. Todos sabemos que fue Bogart, pero la pinta que tiene Raoul Walsh, sin afeitar, despeinado y el traje arrugado, indicaría lo contrario.

Clementine dijo...

Gracias, Cahiers. Sí, yo creo que Bogart y Walsh se están riendo precisamente de esto que apuntas tú.

miquel zueras dijo...

Me quedo con ganas de ver "La noche deseada" que no he visto y con ese elenco debe ser una película interesante. Mi favorita es la de "El forajido" un western de lo más delirante. ¿Sabías que Howard Hugues creó el Wonderbra para Rosalind Russell? Hay montones de anécdotas sobre esa película. Besos y buen finde. Borgo.

Clementine dijo...

Yo tampoco he visto "La noche deseada", Miquel, y vaya tres ¿verdad? No, no sabía lo de Howard y el wonderbra, "El forajido" no hay por donde cogerla, menos mal que tiene buenos nombres en su reparto, aunque no es la mejor interpretación de Thomas Mitchell, no. Buen finde, Borgo, y muchos besos.

El Tirador Solitario dijo...

Vaya entrada más risueña!! Me quedo como Cahiers con la del Último refugio, y con la de "Joan Crawford y Bette Davis limando asperezas"...¡¡muy agudo, amiga!!

Clementine dijo...

Pues claro que risueña, Tirador ¡era de lo que se trataba! Para mí que Crawford y Davis tenían menos asperezas entre ellas de los que nos pensamos todos. ¡Gracias, amigo!

A-B-C dijo...

Me han entusiasmado las imágenes seleccionadas y he mantenido la sonrisa todo el rato que ha durado el paseo por esta estupenda entrada. ¡Qué guapa Ingrid Bergman en "Por quien doblan las campanas"!!!

Parece sencillo levantarse con una sonrisa y mantenerla todo el día pero a mí me resulta dificilísimo. Ya de muy pequeña cuando me pidieron sonreir para una foto dije "Yo no soy tan pática" y ahí sigo.

Felicidades por tan gustosa entrada que he disfrutado de principio a fin.

Besos,

Clementine dijo...

Muchas gracias, A-B-C, me alegra tu sonrisa. Yo también la mantuve todo el rato mientras seleccionaba las fotos y luego al publicarlas. Si resultara tan sencillo como parece mantener la sonrisa durante todo el día no sería tan valioso, está claro que hay que tomárselo como un reto a superar día a día.
Besos, a mí sí me pareces (muy) pática :)

maslama dijo...

¿sabes qué me pasa con tus post? que los disfruto enormemente, pero luego no sé qué comentar. Ya que va de sonrisas, te diré que, de todas las películas que mencionas, me reí a gusto con Un cadáver a los postres

besos,

Clementine dijo...

Gracias, maslama, un honor que disfrutes con mis post. Y si no sabes qué comentar pues saluda y ya está, que eso también lo disfruto yo. "Un cadáver a los postres" es divertidísima, le debo yo aquí una entrada desde hace ya tiempo. Más besos para ti.

Marcos Callau dijo...

Y/o me quedo con la carcajada de Audrey. Está irresistible. Dan ganas de abrazarla jejeje Besicos Clementine.

Clementine dijo...

Haces muy bien, esa foto de Audrey es maravillosamente espontánea. Besicos, Callau.

Alicia dijo...

Qué contentita tras tu entrada, Clemen.
Yo tb me quedo (es un decir) con la lima de asperezas, pero me gustan tooodas las demas

Clementine dijo...

Ése, ése era el objetivo, Alicia. La lima de asperezas es buenísima.

Roberto Béjar dijo...

Joan Crawford y Bette Davis limando asperezas!!! Pensé que no podría existir una foto así en semejante duelo de divas.

Dick van Dyke, otro personaje risueño donde los haya, aunque recuerdo de haberle visto interpretar en un episodio de "Colombo" a un personaje huraño y de pocas palabras. Me sorprendió pero lo hacía muy bien.

Saludos!

Clementine dijo...

¡Hola, Roberto, qué sorpresa más agradable! Pues ya ves, Crawford y Davis riéndose juntas, muchas asperezas no tendrían entre ellas, digo yo. Van Dyke además de risueño es muy mágico, siempre me lo ha parecido. Saludos muy cordiales, y pásate más veces, que me encanta verte por aquí.