domingo, 15 de julio de 2012

David Niven en imágenes

“El circo debe continuar en tu interior, que siga funcionando, y no tomes nada demasiado en serio porque al final será la única forma de que las cosas funcionen”
(David Niven)



En “La mujer del obispo” (1949), David Niven unía sus grandes dotes cómicas a las de otro maestro en este mismo género, Cary Grant. Una auténtica delicia el disfrutar en una misma pantalla con estos dos elegantísimos actores que hicieron de la comedia un arte.


De ascendecia irlandesa por parte de padre y francesa por parte de madre, James David Graham Niven nacía el 1 de Marzo de 1910
en Belgrave Mansions (Londres).


Y con poco más de 20 años de edad era aceptado en la Real Academia Militar de Sandhurst (Surrey, Inglaterra), donde se graduó, siendo después enviado al Regimiento de Infantería Ligera de los Highlanders.


En 1942, David Niven compartía reparto y era dirigido a su vez por Leslie Howard en “El gran Mitchell”. Doble elegancia a toda pantalla.



Y en 1963 era elegido para formar parte de un proyecto producido por Samuel Bronston que dirigía Nicholas Ray sobre un guión de Philip Yordan y Bernard Gordon y con una banda sonora firmada por Dimitri Tiomkin. Éxito asegurado, pues, el de estos “55 días en Pekín”, donde Niven compartió cartel, además, con Charlton Heston, Ava Gardner, John Ireland, Philipe Leroy, Flora Robson, Alfredo Mayo… Todo un clásico.


Junto a Glynis Johns escuchando atentamente al director Ralph Thomas durante el rodaje de “Cita con Venus” (1951).


David Niven y Ginger Rogers nos mostraban su buena química en la pantalla dirigidos por Garson Kanin en “Mamá a la fuerza” (1939) y por Frank Borzage en “La primera dama” (1946).




La Pantera Rosa”, dirigida en 1963 por Blake Edwards, hacía coincidir a David con Peter Sellers...



... y con dos auténticas bellezas del momento: Capucine y Claudia Cardinale.


En el set de rodaje de “Caballero y ladrón” (1939) junto a Dame May Whitty y Olivia de Havilland.



En 1956 David Niven era para nosotros Phileas Fogg. Y nadie mejor que él para interpretar a este elegantísimo personaje de la novela de Julio Verne en su más clásica adaptación cinematográfica, dirigida a toda pantalla por Michael Anderson, donde Niven compartía cartel, entre otros muchos, con Cantinflas, Peter Lorre, John Carradine, Buster Keaton o Shirley McLaine…


Actriz con la que tres años más tarde volvería a coincidir Niven, dirigidos esta vez por Charles Walters, en la película “Todas las mujeres quieren casarse”.


Ante un asombradísimo Sammy Davis, Jr. en un descanso del rodaje de “Casino Royale”, donde David interpretaba al mismísimo James Bond dirigido en 1967 por John Huston, Kenneth Hughes, Val Guest, Robert Parrish, Joseph McGrath y Richard Talmadge.


La excelente interpretación de Niven en “Muerte en el Nilo” se unía a la de Peter Ustinov, Bette Davis



... Mia Farrow, Jack Warden, Angela Lansbury, Maggie Smith, George Kennedy... en la más que correcta adaptación dirigida por John Guillermin en 1978 de la famosa novela de Agatha Christie.



Junto a Shirley Jones y Marlon Brando en el set de rodaje de “Dos seductores”, título dirigido en 1964 por el director estadounidense Ralph Levy.


Niven en una instantánea tomada en 1979 por Dmitri Kasterine, uno de los más significativos fotógrafos que trabajaron en Gran Betraña desde finales de los 60 a mediados de los 80.



Doris Day y David Niven formaban una simpática pareja en la muy entretenida comedia dirigida por Charles Walters en 1960 “No os comáis las margaritas”.


Andrea Leeds y Gary Cooper acompañaban a Niven en la maravillosa
La jungla en armas”, mítico título clásico dirigido en 1939 por Henry Hathaway.




En 1980, bajo la dirección de Andrew W. McLaglen...


David compartía cartel de lujo con Roger Moore, Trevor Howard y Gregory Peck en "Lobos marinos".



David Niven como Raymond y Jean Seberg como su hija Cecile nos maravillaban en “Buenos días, tristeza” (1958), excepcional película dirigida por Otto Preminger que estaba basada en la no menos extraordinaria novela homónima de la escritora francesa Françoise Sagan.



En “Hechizo”, título dirigido en 1948 por Irving Reis, Niven se hallaba muy bien acompañado por la siempre encantadora Teresa Wright.



Junto a Gregory Peck y Anthony Quinn (menudo trío) en el set de rodaje de “Los cañones de Navarone”, más que reconocido clásico cinematográfico dirigido por  J. Lee Thompson en 1961 que reunía uno de los mejores repartos de la historia del cine.


Junto a Fred Astaire en el estreno de “Emboscada en el Extremo Oriente” (1974)… ¿Se puede pedir más elegancia en una misma fotografía?




A través de su singular Henry Brittingham-Brett de “La cabaña” (1957), David Niven nos regalaba uno más de sus extraordinarios y divertidísimos personajes, formando además con Ava Gardner y Stewart Granger un auténtico trío de lujo bajo la impecable dirección de Mark Robson.


David Niven junto a su hijo David Niven, Jr., actor y productor cinematográfico.



Niven y su primera mujer, Primula Rollo (quien murió prematuramente a los 28 años de edad) junto a sus hijos David Jr. y Jamie.




Con su segunda mujer, la modelo sueca Hjördis Tersmeden, Niven amplió la familia adoptando a dos niñas, Kristina y Fiona.


Dirigido en 1936 por H. C. Potter en “Adorable enemiga”, David compartía cartel con Brian Aherne y Merle Oberon



… actriz con la que desarrollaría el actor una estrecha amistad y con la que volvería a coincidir tres años después a toda pantalla en otro título hoy ya mítico…


llamado “Cumbres Borrascosas” (1939) en el que, a las órdenes de un magistral William Wyler, David nos ofrecía una maravillosa composición de su personaje, el siempre correctísimo Edgar Linton.


En el estreno de “La condesa descalza” (1954) junto a su mujer Hjördis y Lauren Bacall, actriz con la que también entablaría Niven una duradera amistad…



Así como con Grace Kelly, a la que David dedicaba esta maravillosa mirada en presencia del mismísimo Rudolf Nureyev.


David Niven junto a su mujer Hjördis y un también elegantísimo Gary Cooper asistiendo a la boda de James Stewart en 1949. Antes de coincidir en "La jungla en armas", Niven y Cooper ya habían compartido cartel en “La octava mujer de Barba Azul”.


Junto a Hjördis desarrollando uno de sus hobbies: la pintura.


Laurence Olivier, David Niven y John Mills en la Inglaterra de 1944.
Vaya tres patas para un banco…


David visitando a Vivien en el set de “Un tranvía llamado deseo” (1951).


Durante el rodaje de “Cumbres Borrascosas” (1939), Niven entabló una estrecha amistad con Olivier y su ya entonces pareja Vivien Leigh, amistad que perduraría a lo largo de los años. Dios los cría…


En 1976, bajo la magistral dirección de Robert Moore, David compartía pantalla y asesinato en la divertidísima “Un cadáver a los postres” con nombres tan ilustres como Peter Falk, Maggie Smith


… Peter Sellers, Elsa Manchester, Alec Guinness, James Coco, James Cromwell… y el mismísimo Truman Capote, sobre un extraordinario guión escrito por Neil Simon.


En 1958 Roulette Records editaba un LP que recogía,  a través de la voz de David Niven, las más famosas cartas de amor  firmadas, entre otros, por Mark Twain, Franz Liszt, Abraham Lincoln, Gustave Flaubert, Edgar Allan Poe, Ludwig van Beethoven, Robert Schumann... Puro lujo.


Ese mismo año de 1958, Clark Gable, Cary Grant, Bob Hope y David Niven eran fotografiados por Leonard McCombe para la revista Life durante un descanso en los ensayos de la ceremonia de los Premios Oscar.
Me chifla esta foto.



Año también en el que Delbert Mann dirigía de forma impecable “Mesas separadas”, clásico por derecho propio de la historia del cine que incluía en su reparto a Deborah Kerr, Rita Hayworth, Wendy Hiller, Burt Lancaster, Rod Taylor... y un magistral David Niven.




Al año siguiente, la memorable actuación de Niven era reconocida con el Oscar al mejor actor. Susan Hayward por “Quiero vivir” y Burl Ives por “Horizontes de grandeza” también brillaron en esta misma ceremonia.



A lo largo de su vida, David escribió cuatro libros: “Round the rugged rocks”, novela publicada en 1951; “The moon’s a balloon”, autobiografía escrita por el actor en 1971 que llegó a vender cinco millones de copias; “Bring on the empty horses”, colección de pasajes sobre la edad de oro de Hollywood publicada en 1975 y  “Go slowly, come back quickly”, novela publicada en 1981 mucho más exitosa que la primera en la que Niven aportaba sus propias experiencias en la Segunda Guerra Mundial.


Muy, muy tristemente, David Niven se nos iba el 29 de Julio de 1983. Dos años más tarde, el servicio postal del Reino Unido emitía su sello conmemorativo según una fotografiada realizada en 1954 por Cornell Lucas.

Elegancia, simpatía, estilo, gracia, naturalidad.. Y clase, mucha clase.


“Nunca hay una segunda oportunidad
de causar una buena primera impresión”
(DAVID NIVEN)

A Marcos Niven Callau…
Y muy feliz día, correctísimo y clásico amigo cinematográfico

10 comentarios:

miquel zueras dijo...

¡Yo vi a David Niven! De refilón y de lejos, eso sí, asomado a una terraza de su mansión de Cap Ferrat (creo que la última fotografía se hizo allí) en el sur de Francia cuando yo iba camino de Niza. Unos segundos gloriosos.
La quintaesencia del caballero británico y aún mejor si interpretaba a un militar como en "Los cañones de Navarone", papeles en los que dejaba su dosis de ironía. Su personaje en "Mesas separadas" era inolvidable.
Tomo nota de "La cabaña", debe ser la única de sus películas que no he visto. Saludos. Borgo.

Clementine dijo...

¡Qué suerte, Miquel! Momentos gloriosos, sin duda, pero... ¿y qué no has hecho tú?
Eso, toma nota de "La cabaña", es muy divertida, tiene buenos diálogos y están los tres de lujo, especialmente Niven, que para eso era de los mejores en este tipo de comedias. En "Mesas separadas" estaba también maravilloso, ¿y cuándo no? Besos, Borgo.

El Tirador Solitario dijo...

A mi también me chifla su actuación en "Mesas separadas" película en la que por cierto, la canción de la entrada siempre me ha encantado.
Como tantos otros hombres del cine, escribía de maravilla, pero para desgracia mía, es imposible conseguir su "Bring on the Empty Horses" traducido al castellano...hago un llamamiento desde este prestigioso blog, si alguien puede ayudarme!!

(Y por cierto, y como siempre, estupenda entrada, Clementine!!)

Clementine dijo...

Gracias mil, Tirador. Ya me gustaría a mí poder ayudarte en lo del libro porque eso querría decir que lo había conseguido yo, y no es el caso. Lo seguiremos buscando...

Marcos Callau dijo...

Correctísimo y elegante como nadie era David Niven, un actor sin comparación posible. Quizá al estilo de Cary Grant pero con un estilo propio. A mí me encanta en cada uno de los papeles que interpreta pero, uno de mis favoritos, sin duda, es el de "Mesas separadas". Ese militar retirado que aparenta ser lo que no es y que, al final, es descubierto en sus mentiras y sus errores del pasado es una de sus mejores interpretaciones. Pero me gusta en todas. En "la pantera rosa", "Casino Royale", en "La mujer del obispo". Un actor inolvidable. Yo admiro la facilidad que tienes, Clementine, para encontrar fotografías curiosas de los actores. Mil gracias por esa dedicatoria. Besos.

Clementine dijo...

De nada, Marcos, y qué menos. Buena definición haces de él, "quizá al estilo de Cary Grant pero con un estilo propio". Yo lo disfruto un poco más en comedia, pero en títulos como "Mesas separadas" o "Buenos días, tristeza" te hipnotiza realmente con su interpretación, es maravilloso. Besos.

PEPE CAHIERS dijo...

En un almuerzo con William Wyler, y referente a la oferta que el director le hizo para que participara en "Cumbres borrascosas", David Niven no quería el papel de Edgar por considerarlo pusilánime, le soltó a Wyler lo siguiente: "De verdad, Willy, yo te quiero, me encanta estar contigo, pero fui desgraciadísimo trabajando para ti en Desengaño. No podría volver a hacerlo. Trabajando eres un hijo de puta".
Por otra parte, comparto con el Tirador su admiración por su interpretación en "Mesas separadas", muy alejada de lo habitual en él y de una vulnerabilidad que te desarma.

Clementine dijo...

Pues yo no considero en absoluto pusilánime a su personaje en "Cumbres Borrascosas", creo además que tiene un montón de virtudes y que encaja muy bien con el David Niven de entonces, claro que él lo hace tan bien que eso ayuda un montón. También en algunas de sus comedias (La mujer del obispo, La cabaña...) interpretó personajes mucho más ingenuos y menos espabilados de lo que él era en realidad, que de tonto precisamente tenía... nada, y también lo hacía muy bien. Su interpretación en "Mesas separadas" es ya capítulo aparte, otro registro más como actor que corroboró su ya bien considerada profesionalidad como tal. Es un auténtico clásico del cine, un clásico además tremendamente elegante.

Alicia dijo...

Me rechifla a mí también esa fotografía, y me rechifla este pedazo de señor.
A mí no me suena haber visto "mesas separadas" (lalaláaaa),y a cambio te ofrezco el libro "buos días tristeza", aunque supongo que lo tienes por cómo hablas de él.
¿Dónde puedo encontrar jóvenes gallardos como éstos??

Clementine dijo...

Esa fotografía es lo más, Alicia, y fíjate que yo apostaba a que había sido Cary Grant el que había soltado la gracia y resulta que no, que fue Bob Hope... "Mesas separadas" ya te llegará (lalaláaa), imprescindible no perderse esa interpretación de Niven. Y te agradezco el ofrecimiento del libro (ya era hora de que me prestaras tú algo a mí)pero como bien supones comprémelo y leímelo hace ya tiempo... Y encantóme, encantóme, y cómo no.
Si me encuentro con dos jóvenes gallardos como éstos, te aviso y nos vamos a cenar los cuatro.