sábado, 25 de junio de 2011

Guapísimas a toda pantalla

"La invención italiana más bella desde el espaguetti"
(David Niven)


Tunecina de nacimiento, Claudia Cardinale enamoró ya a la cámara cinematográfica por su espectacular belleza y sus dotes naturales para la actuación en su segunda película, la divertidísima “Rufufú”. Después, fue dirigida por los mejores nombres del cine italiano. Pietro Germi en “Un maldito embrollo”, Federico Fellini en “Fellini 8 1/2”, Luigi Comencini en “La ragazza di Bube” o Luchino Visconti en “Rocco y sus hermanos” y “El gatopardo”. También trabajó a las órdenes de Blake Edwards en “La pantera rosa” o de Henry Hathaway en “El fabuloso mundo del circo”. Y compartió cartel con Jacques Perrin en “La chica con la maleta”, Marcello Mastroianni en “El bello Antonio”, Anthony Quinn en “Mando perdido” o Lee Marvin y Jack Palance en “Los profesionales”. En su fructífera carrera interpretativa, dos grandes personajes femeninos. Su Jill McBain de “Hasta que llegó su hora” y su Ida Ramundo en la serie de televisión “La historia”.


Tras una estimable carrera en la televisión, Grace Kelly deslumbraba a la gran pantalla con su elegante belleza en “Solo ante el peligro”. Bajo las órdenes de John Ford rodó “Mogambo” y fue elegida por Alfred Hitchcock como protagonista de tres de sus historias: “Crimen perfecto”, “La ventana indiscreta” y “Atrapa a un ladrón”, formando con Cary Grant en ésta última una de las parejas más impresionantes de la gran pantalla. Compartió cartel con Bing Crosby en “La angustia de vivir” y “Alta sociedad”, y junto a Alec Guinness y Louis Jourdan en “El cisne”, su penúltima película, donde daba vida a la Princesa Alexandra.


Vivien Leigh debutó en la gran pantalla en 1935 en “Things are looking up”. Después vendrían otros títulos como “La mujer enigma” o “Un yanqui en Oxford” antes del que sería indiscutiblemente el papel de su carrera cinematográfica, la singular Scarlett O’Hara de “Lo que el viento se llevó”. Junto a su marido, Laurence Olivier, formó una de las más impresionantes parejas del cine en cintas como “Fuego sobre Inglaterra”, “21 días” y “Lady Hamilton”. Pero Vivien también nos dejó otros personajes inolvidables, como su Myra de “El puente de Waterloo”, su Anna Karerina en la película de título homónimo y, por supuesto, su Blanche Dubois de “Un tranvía llamado deseo”.


Tras hacerse un rostro familiar en la pequeña pantalla, Michelle Pfeiffer debutó en el cine en 1980 con “Volvió el amor”. Y la pudimos ver también en otros títulos como “El precio del poder” y “Cuando llega la noche” antes de maravillarnos con su impresionante belleza como Isabeau en “Lady Halcón”. Después llegarían “Las brujas de Eastwick”, “Conexión Tequila”, “Las amistades peligrosas”, “Los fabulosos Baker Boys”, “Frankie y Johnny”, “Intimo y personal” o “Heredarás la tierra”.


Natalie Wood debutó en la gran pantalla a la edad de cinco años en “The moon is dowd”. A este título seguirían otros como “De ilusión también se vive”, “El fantasma y la señora Muir” o “La promesa verde”. Y a lo largo de su carrera nos dejó también inolvidables personajes como su Judy de “Rebelde sin causa”, su Debbie de “Centauros del desierto”, su Wilma de “Esplendor en la hierba”, su Maggie de “La carrera del siglo” o su Daisy Clover de “La rebelde”. Y, por supuesto, su maravillosa María de “West Side Story”.


“Vacaciones en Roma” supuso el descubrimiento para el cine de una cara con ángel que respondía al nombre de Audrey Hepburn. Tras este personaje, otros tan encantadores como los de “Sabrina”, “Guerra y paz”, “Arianne”, “Historia de una monja”, “La calumnia”, “Charada” o “My fair lady”. Y por supuesto, Holly Golightly, inolvidable Audrey en “Desayuno con diamantes”.


Uno de los indiscutibles sex symbol del cine por excelencia, Brigitte Bardot inició su carrera cinematográfica a los 18 años con “Le trou normand”. Título al que seguirían otros como “Un médico en la marina”, “Las maniobras del amor”, “Y Dios creó a la mujer”, “¡Viva María!”, “Historias extraordinarias”, “Shalako” o “Las petroleras”, película ésta que la emparejaría con Claudia Cardinale.


La singular belleza de Halle Berry apareció en pantalla por vez primera en 1991 en la película “Fiebre salvaje”. A este título siguieron “Strictly Business”, “El ultimo boy scout” y “Los Picapiedra”. Más tarde, la pudimos ver también en “X-Men”, “Monster’s Ball”, “Muere otro día” o “Catwoman”.


El animal más bello del mundo, Ava Gardner, debutó en la gran pantalla junto a Myrna Loy y William Powell en 1941 en la película “La sombra de los acusados”. Y apareció después junto a Bela Lugosi en “La casa encantada” antes de deslumbrarnos con su espectacular belleza en “Forajidos”, esta vez junto a Burt Lancaster. A este título siguieron otros como “Venus era mujer”, “Pandora y el holandés errante”, “Magnolia”, “Las nieves del Kilimanjaro” o “Los caballeros del rey Arturo”. Descubrimos su lado más divertido en “Mogambo” o “La cabaña” y nos dejó personajes para la historia del cine como su María Vargas de “La condesa descalza”, su baronesa Natalie de “55 días en Pekín”, su Maxime de “La noche de la iguana” o su impresionante Lily Langtry de “El juez de la horca”.


Dos años después de su debut cinematográfico, Romy Schneider fue conocida en la gran pantalla a través de Sissi, personaje que repetiría en otros cuatro títulos cinematográficos. Y pudimos seguir admirando su increíble belleza en clásicos como “A pleno sol”, “El cardenal”, “La piscina”, “Lo importante es amar” o “Testimonio de mujer”, su último papel para el cine.


Rita Hayworth comenzó su carrera en el cine como extra en 1934. Compartió más adelante cartel con Cary Grant en “Sólo los ángeles tienen alas”, con James Cagney en “La pelirroja”, con Tyrone Power en “Sangre y arena”, con Orson Welles en “La dama de Shangai” y, por supuesto, con Glenn Ford en “Gilda”. Y bailó con Gene Kelly en “Las modelos” y con Fred Astaire en “Desde aquel beso” y “Bailando nace el amor”.
Nunca hubo una mujer como Rita.


En 1957, en “Santa Juana”, debutaba en la gran pantalla Jean Seberg, bellísimo rostro que nos seguiría enamorando en otros títulos ya clásicos como “Buenos días, tristeza”, “Al final de la escapada” o “Lilith”. Jean fue también Elizabeth en la genial “La leyenda de la ciudad sin nombre”.


Charlize Theron debutó en el cine en la tercera entrega de “Los chicos del maíz", título al que siguieron “The Wonders”, “Pactar con el diablo”, “La cara del terror” o “Las normas de la casa de la sidra”. Charlize también fue Laura Kensington en “La maldición del escorpión de jade”, Stella en “The italian job” y Aileen en “Monster”.


En 1940 Gene Tierney se asomaba a la gran pantalla compartiendo cartel con Henry Fonda en “La venganza de Frank James”. A este título siguieron otros clásicos del cine como “La ruta del tabaco”, “El hijo de la furia” o “El diablo dijo no” antes de dar vida Gene a uno de los personajes fundamentales de su carrera en “Laura”. Fue también Ellen en “Que el cielo la juzgue”, Isabel en “El filo de la navaja”, Lucy en “El fantasma y la señora Muir” y Dolly Harrison en “Tempestad sobre Washington”.


La personalísima belleza y elegancia de Katharine Hepburn acompañó a la actriz durante toda su carrera cinematográfica. En 1932 debutaba en la gran pantalla en “Doble sacrificio” bajo las órdenes de George Cukor, director con el que también coincidiría en su primera etapa en otros títulos ya clásicos como “La gran aventura de Sylvia” o “Vivir para gozar”. Perfecta pareja en la comedia clásica americana de Spencer Tracy y de Cary Grant, Katharine forma parte ya de la historia del cine a través de un sinfín de personajes que parecían escritos expresamente para ella. Jo March (“Las cuatro hermanitas”), Susan Vance (“La fiera de mi niña”), Tracy Lord (“Historias de Filadelfia”), Amanda Bonner (“La costilla de Adán”), Rose Sayer (“La reina de África”), Jane Hudson (“Locuras de verano”), la condesa Aurelia (“La loca de Chaillot”) y, por supuesto, la encantadora Ethel Thayer (“En el estanque dorado”).

"Supe que era inusual, distinta, no había ninguna como ella. Kathy no se parecía a los años 30, sino a sí misma. Luego las mujeres empezaron a imitarla y la década se pareció a ella"
(George Cukor)

34 comentarios:

Manderly dijo...

Bellísimas!!
Una de esas bellezas que no son para tanto pero no nos damos cuenta es el caso de Kate Hepburn. No se la puede considerar una belleza pero es fabulosa!!
Un saludo.

Stardust dijo...

Es complicado comparar épocas, pero mi favorita es Gene Tierney.
s2!!

El Tirador Solitario dijo...

¡Menudo ramilletes de beldades!
Me acuerdo cuando en 2007 hice algo parecido en mi blog, y Cahiers y yo nos enfrascamos durante días a cuenta de Gillian Anderson, como no podía ser de otra manera...

No puedo evitar quedarme con la Ava Gardner de Mogambo, tan simpática como bellísima, y con la Kate Hepburn de Historias de Filadelfia (la pelirroja, que diría Cary Grant).
Es verdad lo que decía Cukor, era una mujer de una modernidad asombrosa...

Y dicho lo cual, no voy a reivindicar a Gillian Anderson, ya sé que en estos dominios eso es una causa perdida, y lo mismo mi amiga Clementine me lo toma como un casus belli, pero no puedo evitar preguntarme...¿donde está Joan Fontaine?

Clementine dijo...

Pues ahí está el mérito precisamente, Manderly, de Katharine Hepburn. Que sin ser de una belleza clásica o espectacular es, tú lo has dicho, ¡fabulosa! A mí me parece guapísima y taaaan elegante y personal... Otro saludo para ti.

Ah, eso ya lo sabía yo de antes, Stardust, y te alabo el gusto. Más saludos para ti.

Sí, Tirador, en ese enfrascamiento con tu diva estuve yo también aunque llegué mucho más tarde. Me parece muy bien que te quedes con Ava y con Kate, buena pareja te eliges. En cuanto a Joan Fontaine, seguramente la pondría en una segunda o tercera o cuarta galería, qué sé yo. Es que o le pongo límite a esta entrada o me puedo tirar hasta el año que viene. Y mira, tengo otras cosas que hacer… Y oye, segura estaba yo de que me ibas a mencionar a Gillian Anderson en tu comentario. Eres incansablemente cansino, pero te lo digo con todo el cariño del mundo, ¿eh?

PEPE CAHIERS dijo...

Gran recopilación, además con lo que me gusta a mi una galeria de actrices, más que a un tonto un lápiz. Por cierto ¿y Joan Fontaine?. A Gilliam Anderson habrá que ponerla en una galería de "bellezas distraídas".

Clementine dijo...

¿Y Joan Fontaine? ¿Y Joan Fontaine? Pareces amigo del Tirador... No es por llevaros la contraria, no, pero a mí me parece más guapa su hermana. Y oye, Cahiers, me ha gustado la galería que has improvisado para la Anderson. Si encuentro más de su especie, le dedico una entrada, hombre. Y que siempre terminemos hablando de ella tú y yo, tiene delito...

miquel zueras dijo...

Creo que mi favorita es la Cardinale. Estaba deslumbrante en "Rufufú" a pesar de tratarse de un papel secundario, además su filmografía es muy interesante. Besos. Borgo.

Clementine dijo...

Coincidimos, Miquel. Claudia es mi favorita también entre todas las actrices, no sólo entre éstas. Además de tener muy buena filmografía es una actriz como la copa de un pino y taaan italiana... Y encima guapísima y con un belleza muy natural y auténtica. A mí me encanta verla en pantalla, sobre todo en "Hasta que llegó su hora", borda ese papel y está tremendamente guapa.
Besos, Borgo.

DEMOÑÍN dijo...

Si se trata de guapísimas, este post habria que someterlo a votación popular y estar abierto a otras propuestas, pues de las que has citado, guapísimas, lo que se dice guapísimas hay cuatro, muy aceptables dos o tres más, y alguna no tendria que estar en ninguna lista de este tipo.
Otra cosa es, que hablemos de su calidad como actrices,pero ese es otro cantar ¿no?

Clementine dijo...

A votación popular está abierto este post, Demoñín, que yo os permito que opinéis, faltaría más, e incluso agradezco vuestros comentarios. Y no, no hablamos aquí de calidad como actrices, hablamos de guapísimas, y éstas son las quince primeras mías, que para eso estoy en mi blog. Pero descuida que habrá más galerías de guapas, anda que no hay candidatas...

Anónimo dijo...

¡Que grande es el Cine! y ¡Que grande es tu blog, Clementine! Llevo horas atrapado en la tela de araña de tus antiguas entradas, reviviendo horas felices pasadas ante las pantallas de los maravillosos cines de barrio, tan lejanas pero tan recordadas, y te agradezco tu trabajo de corazón.
Un beso,
Jorge

Clementine dijo...

Muchas gracias, Jorge, muy bienvenido. Pues ya sabes donde estoy, pásate cuando quieras. Otro beso para ti.

El Tirador Solitario dijo...

¿Qué solo hay cuatro actrices guapísimas en la lista? vamos a ver, amigo Demoñín, mantenga usted la compostura...y eso que yo polemizo y discuto (amistosamente) con la anfitriona todo lo que haga falta, es una de mis aficiones favoritas, pero...una lista donde está la Cardinale, Grace Kelly, Ava, Vivien Leigth, Halle Barry (ya van cinco)...pues eso, que me estoy merendando una sandía fresquísima y casi se me atraganta...

DEMOÑÍN dijo...

Deduzco, Tirador,que se te estará cayendo el caldillo de la sandia encima del teclado. Mira a ver si pulsando una tecla no hace corto, y también si luego sube y no se queda pegada.El problema es distinto, pero la averia una más cara que la otra.
Pero a lo que vamos.
A usted ¿que le gustan más, las churras o las merinas? Siendo las dos, razas de oveja, son distintas, y entre otras, unas peludas y otras peladas, y si se nos propone elegir entre las peludas, ¿porqué mezclamos también las peladas?
¿Son guapísimas o son actrices con más o menos buen ver, con la incursión de un tritón?
Saludos.
(Al tritón también).Lástima que ya no está.

A-B-C dijo...

wowwwwwwwwwww!!!!
Bellas, elegantes y grandes en la pantalla. La única de la que he visto menos en cine es de la Bardot. Me gusta mucho Gene Tierney y su Laura, claro que Katherine y Audrey y Natalie Wood y, y, y...
Genial entrada

El Tirador Solitario dijo...

Gracias por su inquietud amigo Demoñín, pero el teclado y por ende el PC está intacto, pese a la gravedad de su comentario inicial.

No, si yo le entiendo; quiero decir que no se trata de actrices que hayamos encumbrado al Olimpo de la belleza, llevados de cierto delirio cinéfilo, no, no es eso. Es que Ava Gadner es muy guapa, es que Rita Hayworth una belleza, Grace Kelly una escultura, la Pfeiffer...y así podíamos seguir; ya sé que al final nos podemos mover en el reino del subjetivismo más extremo...pero dicho lo cual, tengo la íntima certeza y creo que no me alejo demasiado de los estándares convencionales...que estas quince elegidas...son beladades de 9.9 en cualquier escala...

Y bueno, siempre es estimulante y grato el intercambio de criterios, un afectuoso saludo, Sr. Demoñín.

Clementine dijo...

Me alegra que compartas conmigo, A-B-C, a mis bellas, elegantes y grandes en la pantalla. Un beso.

Tirador, estamos de nuevo de acuerdo, segunda vez en el día de hoy. Mi entusiasmo ya no tiene límite...

José Gómez-Bur dijo...

Vuelvo por estos lares espero que por un mucho tiempo para robarle el apellido a ese genio del humor español al que escuché por primera vez de niño este estribillo: "y es que a mí me gustan todas / y sin distinción, / todas para mí / tienen un lugar / en mi corazón".
Y lo aplico a tu galería, porque aunque nadie nos ha pedido opinión, todos nos hemos puesto a darla, y porque me alegra ver en ella a mi trío favorito, la triple "A": Audrey, Ava y Aiworth.
Pero vamos, que a las demás no les hacía yo ascos, si quiseran saludarme un día desde donde estén, no.
Besos.

Clementine dijo...

¡¡Muy bienvenido de nuevo, José Gómez-Bur!! Me encanta tu apellido, no sé, es leerlo y ya me hace reir. Pues haces muy bien en que te gusten todas, es lo natural en estos casos. Y oye, qué bien eliges tú la entrada en la que te incorporas de nuevo a este cinéfilo blog, tú sí que sabes... Más besos.
PD: Si necesitas alguna vez un ranking de guapísimas, con que sepas silbar...

Dickson dijo...

¿Sabes una cosa? La Cardinale me parece verdaderamente interesante pasados los cuarenta. En cuanto a Grace Kelly es la belleza perfecta, quizás demasiado. Por eso soy más de su hija Carolina, e incluso de su nieta clonada. Eso sí, con quien no tengo otro remedio que admirar su belleza hasta el aburrimiento es con Ava, una de mis debilidades confesables. También comparto lo que dices sobre Kate Hepburn.
Te felicito y agradezco por la entrada.

Gustavo dijo...

Madre mía que cantidad de bellezas. Desde luego el cine nos deleita muchas veces con una bella fotografía, poses, primeros planos, sonrisas encandiladoras, es increible. Fantástico post Clementine, para deleite nuestro.

Saludos!

Clementine dijo...

Gracias a ti, Dickson, por asomarte. A mí la Cardinale me gusta siempre, me encanta esa mujer.

Gracias, Gustavo. No viene mal rendirse al deleite de vez en cuando, ¿verdad?

Saludos a los dos.

Marcos Callau dijo...

Y ahora ¿con cuál nos quedamos? Seré fiel a mi preferida de todos los tiempos: Gene Tierney.

Clementine dijo...

Anda, Marcos, pues quédate con todas, como yo. Fíjate que yo pensaba que tu preferida era Ava Gardner, mira tú qué sorpresa. Un beso.

Roberto Béjar dijo...

Una excelente selección de algunas de las bellezas cinematográficas más destacadas. No están todas las que son, pero son todas las que están.

La Cardinale es maravillosa y me quedo con la genial frase de David Niven. En cuanto a Katherine Hepburn, es una de mis debilidades. Lo que le pueda faltar de belleza, lo contrarresta con creces con simpatía y una personalidad arrolladora.

No puedo acabar este comentario sin hacer una mención a mi admirado Peter Falk, fallecido recientemente a los 83 años de edad. Descanse en paz, teniente.

Clementine dijo...

Gracias, Roberto. Estoy de acuerdo contigo, Katharine Hepburn era una mujer excepcional, en todos los sentidos, y muy admirable.
A tu mención a Peter Falk me voy a unir yo... pero en la próxima entrada. ¿O es que aún no me conoces? Un beso.

Lala dijo...

Bellísimo post Clementine!! como todos los tuyos, me ha encantado, me lo he leído dos veces. Que mujeres, que maravilla. Todas maravillosas, bueno menos la Halle Barry que me cae un poco mal :) y además no me gusta como actua. El resto, una maravilla, aunque mi debilidad son Katherine y Audrey.

Besotes

Clementine dijo...

Muchas gracias, Lala, me alegra que te haya gustado. Pues a mí Halle Berry sí me gusta como actriz y me cae bien la muchacha. De todas maneras, está aquí ahora por guapa, guapa, guapa... Y no me extraña que sean tus debilidades las Hepburn, eran las dos únicas. Besos.

Alicia dijo...

A mí eso de no tener que elegir me da mucha paz, así que me quedo con todas.

Lo que si que voy a hacer es echar de menos a algunas de mis admiradas-envidiadas-cuasiodiadas:
-Sofía Loren
-Marilyn (¿en que ranking de féminas que se precie puede no estar Marilyn???)
-Lauren Bacall (¿en qué ranking idem de idem??)
-Angelina Jolie
-Julia Roberts
-Paul Newman (uy, que se me va)
-Keira Knigtley (o así)
-Ingrid Bergman
-Charo López
-Ariadna Gil
-Keith Carradine (¿estoy tonta?)
-Kim Basinger
-y alguna más


Vale, no serán todas bellezones, pero a mí me dan mucha envidia. Igual es más defeco mío que mérito de ellas...
Muy reprecioso este post de repreciosas.

FE DE ERRATAS: pues eso, que doy fe de que habré puesto alguna errata en los nombres ingleses tan raros.

Clementine dijo...

Hala, Alicia, que me dejas sin papel...
Vaaale, doy el visto bueno a tu lista, incluyendo a Paul Newman y a Keith Carradine (¿qué pasa, no puedo estar tonta yo también?). Las verás, las verás por aquí alguna vez, descuida, es que son tantas y tan envidiables todas...
Oye, y menos la Keira que, si te digo la verdad, desconozco cómo se escribe su nombre, no andas mal de inglés tú, no...

Mario dijo...

Excelente elección de estrellas de cine, mujeres hermosas y talentosas, mi preferida es Charlize Theron, su belleza me impresiona, leyendo he recordado lo fantástica actriz que es Michelle Pfeiffer, tiene muchas cintas emblemáticas, todas son diosas del cine, Ava, Audrey, Rita, Katherine, Claudia... mujeres intemporales que estan detenidas en el celuloide. Un goze para la vista y para el intelecto, un entretenimiento hermoso. Un abrazo.

Mario.

Clementine dijo...

Gracias, Mario. Me encanta el comentario que añades a mi entrada. Charlize es maravillosa. Otro abrazo para ti.

Heath dijo...

Por favor!!!
Y Olivia de Havilland?????
No sólo era bellísima, sino que era la única actriz capaz de robar una escena a Bette Davis

Clementine dijo...

Por supuesto, Heath, Olivia de Havilland... y muchísimas otras, pero no me cabían todas en una única entrada. Ahora, en eso de robarle una escena a Bette Davis no estoy en absoluto de acuerdo contigo. Un saludo.