domingo, 12 de junio de 2011

En busca del arca perdida

A punto de estrenarse “La guerra de las galaxias” (1977), George Lucas decidió darse unas pequeñas vacaciones para alejarse del alboroto general. Su destino en esta ocasión fue Hawai, donde se reunió con Steven Spielberg.


Al comprobar que la película, ya estrenada, se convertía en todo un éxito, Lucas se permitió proponerle a Spielberg un nuevo proyecto: una película de aventuras llamada “Raiders of the lost ark”. A la vuelta de su viaje, ambos cineastas se reunieron con el entonces guionista Lawrence Kasdan para desarrollar el guión de lo que se convertiría en una de las más exitosas sagas cinematográficas de la historia del cine.

A pesar del equipo de lujo que formaban Lucas y Spielberg, su proyecto fue rechazado inicialmente por todos los estudios de Hollywood. Finalmente, tras mucha persuasión, la Paramount acordó llevarlo a cabo.


Hace hoy ya 30 años, el 12 de Junio de 1981, se estrenaba en Estados Unidos con gran éxito “En busca del arca perdida” (Raiders of the lost ark).

Dirigida por Steven Spielberg, que llevaba ya a sus espaldas títulos como “El diablo sobre ruedas”, “Tiburón” o “Encuentros en la tercera fase”, la película contaba con un guión de Lawrence Kasdan (que ese mismo año debutaría en la dirección con “Fuego en el cuerpo”), basado a su vez en una historia de George Lucas y Philip Kaufman (director más delante de “Elegidos para la gloria”, “La insoportable levedad del ser” o “Henry y June”).


La espectacular fotografía de “En busca del arca perdida” venía firmada por Douglas Slocombe, desde 1942 en el mundo del cine donde dejó buena muestra de su trabajo en títulos como “Ocho sentencias de muerte”, “El sirviente”, “Viento en las velas”, “El león en invierno”, “El gran Gatsby”, “Rollerball” o “Nijinsky”.

El impecable montaje venía de la mano de George Lucas y Michael Kahn. Michael ya había trabajado anteriormente con Spielberg en “Encuentros en la tercera fase” y “1941” y coincidiría tambien con él en multitud de títulos posteriores.


Y para la banda sonora, Spielberg contó una vez más con John Williams, maravilloso compositor americano con el que ya había trabajado anteriormente en “Loca evasión”, “Tiburón”, “Encuentros en la tercera fase” y “1941”.

Tras “En busca del arca perdida”, Spielberg y Williams siguieron trabajando juntos en un total de 23 títulos cinematográficos, entre los que se encuentran “E.T., el extraterrestre”, “El imperio del sol”, “Hook”, “Parque Jurásico”, “La lista de Schindler”, “Salvar al soldado Ryan” o “La guerra de los mundos”, formando sin duda alguna uno de los mejores equipos director-compositor de la historia del cine.


John Williams escribió inicialmente dos temas principales para “En busca del arca perdida”. A Spielberg le gustaron los dos y sugirió a Williams utilizar ambos como tema principal. El resultado fue la magistral "Raiders March", música que se ha convertido en uno de los temas de película más populares de todos los tiempos.

Dr. Jones, profesor de arqueología, experto en ocultismo, conseguidor de antigüedades raras…”


Para dar vida a Indiana Jones, Steven Spielberg pensó en Harrison Ford. George Lucas, sin embargo, no estaba conforme pues Harrison había intervenido ya en tres de sus películas anteriores, “American Graffiti”, “La guerra de las galaxias” y "El imperio contraataca". Harrison también había sido dirigido ya por Michelangelo Antonioni en "Zabriskie Point" y por Francis Ford Coppola en "La conversación" y "Apocalypse Now".

Se le ofreció entonces el papel protagonista de “En busca del arca perdida” al actor Tom Selleck, rostro conocido de la pequeña pantalla sobre todo por la serie televisiva “Magnum”. Pero Selleck tuvo que rechazar esta oferta precisamente por su compromiso con esta serie. Detrás vinieron Steve Martin (que eligió en su lugar protagonizar “Dinero caído del cielo”), Bill Murray (quien se retiró del proyecto debido a conflictos de programación con "Saturday Night Live"), Nick Nolte, Chevy Chase, Peter Coyote, Jack Nicholson y Jeff Bridges.


Y así le volvió el papel a Harrison Ford. Muy afortunadamente, añado aquí yo.

Durante el rodaje en Túnez, casi todo el equipo resultó intoxicado a excepción de Steven Spielberg, que se libró precisamente por comer tan sólo los alimentos que había traído con él, latas y más latas de espaguetis.


En la ya famosa escena en la que Indy dispara al árabe que se le enfrenta con una espada, en el guión estaba escrito que Harrison Ford usaría su látigo para arrebatarle la espada a su contrincante. La intoxicación alimentaria no le permitía a Harrison llevar a cabo tal estrategia con lo que, tras varios intentos fallidos, el actor sugirió disparar sin más a su enemigo. A Spielberg le entusiasmó de inmediato la idea y la escena fue filmada con éxito.

"¡No pueden hacerme esto, soy americana!”


Amy Irving y Debra Winger fueron consideradas para el papel de Marion Ravenwood. Finalmente fue escogida Karen Allen, correcta actriz que debutó en la gran pantalla en 1978 con "Desmadre a la americana" y ya había sido dirigida por Woody Allen en "Manhattan" y trabajado junto a Al Pacino en "A la caza". Buena elección pues, para "En busca del arca perdida". Karen hace una divertida y genuina composición de su personaje.


Denholm Elliott, aquí como el Dr. Marcus Brody, llevaba ya a sus espaldas una fructífera carrera en la televisión. Y en la gran pantalla, donde comenzó en 1949 y participó en títulos hoy ya clásicos como "Alfie", "Comando en el mar de China", "Robin y Marian", "Un puente lejano", "Los niños del Brasil" o "Amanecer Zulú".


Para el personaje de Sallah, Steven Spielberg originalmente quería a Danny DeVito, pero el actor tuvo que abandonar el proyecto por resultar incompatible con su ya participación en la serie de televisión "Taxi".

Cuando John Rhys-Davies hizo su prueba para el personaje de Sallah, a Spielberg le recordó al Falstaff de Shakespeare, con lo que le sugirió al actor que combinara en su interpretación el Vasco Rodrigues de la miniserie "Shogun" con el personaje de Falstaff.

Indiana, nosotros sólo pasamos por la historia. Esto es historia


El actor italiano Giancarlo Giannini era en un principio el actor en el que pensó Spielberg para el papel del Dr. René Belloq. Finalmente fue elegido Paul Freeman, actor inglés al que se le requirió un adecuado acento francés acorde con su personaje.


Vic Armstrong, Martin Grace y Terry Leonard fueron los tres especialistas que doblaron a Harrison Ford en esta película. Curiosamente aparecían los tres como soldados alemanes en la famosa escena de la persecución del camión, escena que se rodó en aproximadamente ocho semanas.


Terry Leonard fue el encargado de llevar a cabo la arriesgada acción de arrastrarse por debajo de dicho camión, para lo cual puso como condición que Glenn Randall Jr, su amigo y colega, fuera el conductor del vehículo. El camión fue construído especialmente para ser más alto por encima del suelo de lo normal a fin de dejar espacio para que Leonard pasara por debajo de forma segura.


Pero Harrison sí fue realmente arrastrado por detrás del camión en alguno de los planos, causándole esto una serie de moratones en las costillas. Al preguntarle si le preocupaba hacer esta arriesgada escena, refirió: “No. Si realmente esto fuera peligroso, habrían rodado anteriormente mucho más de la película”.


Y el actor Frank Welker le prestó su voz al inteligente mono que aparece en la película. Welker haría algo similar en 1992 a través de Abu, el mono araña del “Aladdin” de Walt Disney.


El mítico sombrero de Indiana Jones procedía de la famosa tienda de sombreros Herbert Jonson de Saville Row, en Londres. El sombrero era un modelo australiano. Tanto la diseñadora de vestuario, Deborah Nadoolman, como Harrison Ford, se llegaron a sentar encima del sombrero para darle el aspecto de haber llevado una larga y arriesgada vida.

En la película, Indiana Jones nunca pierde su sombrero, un homenaje a las series clásicas de la década de los cuarenta. En estas series, los sombreros de los héroes permanecían siempre en sus cabezas, por muy arriesgada que fuera la acción, por considerarse de mal gusto en un caballero el perder su sombrero en determinadas situaciones.

Y la chaqueta de cuero que lleva Indiana Jones era realmente nueva. Tuvo que ser envejecida artificialmente por el departamento de vestuario. Se utilizó un total de diez chaquetas.


La famosa roca gigante que persigue a Indiana Jones en el comienzo de la película fue hecha de fibra de vidrio. Ben Burtt, el diseñador de sonido, buscaba un buen efecto sonoro que resultara adecuado para una roca de tales dimensiones. Casualmente, mientras viajaban en un Honda Civic por un terraplén de grava, Burtt pudo escuchar exactamente el sonido que andaba buscando. Acercó entonces el micrófono y lo sostuvo en uno de los neumáticos traseros del Civic para registrar el efecto.

Durante el rodaje de “En busca del arca perdida”, Harrison Ford recibió la visita de su entonces mujer, la guionista Melissa Mathison. Allí le fue dictado a ella por Spielberg una historia que con el tiempo se convertiría en un guión que con el tiempo se transformaría en una mítica película: “ET: El extraterrestre”.


La idea inicial de Spielberg y Lucas no iba más allá de hacer un sencillo film de serie B, una versión mejor hecha de los seriales de Republic Films... "En busca del arca perdida" fue la película más taquillera de 1981.

Entre muchos otros premios y nominaciones, obtuvo el Oscar a la mejor dirección artística, mejores efectos visuales, mejor montaje, mejor sonido y uno especial al mejor montaje de efectos de sonido. También fue nominada en las categorías de película, director, fotografía y banda sonora original.


Consiguió además el británico Premio Bafta a la mejor dirección artística, siendo asimismo nominada a película, banda sonora, fotografia, montaje, sonido y actor de reparto (Denholm Elliott).

Fue galardonada como mejor película extranjera en los Kinema Junpo Awards, prestigioso magazine japonés, y obtuvo el Premio Grammy al mejor album de banda sonora. Los Globos de Oro la nominaron en la categoría de mejor director y los Premios César como mejor film extranjero.


El rotundo éxito de "En busca del arca perdida" llevaría posteriormente al rodaje de otros tres títulos, "Indiana Jones y el templo maldito", "Indiana Jones y la última cruzada" e "Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal". Pero éstas ya son otras historias...


Celebremos, pues, con George, Harrison y Steven este 30 aniversario del nacimiento de Indiana Jones, el arqueólogo más atractivo de la historia del cine. Y mi héroe favorito de la gran pantalla.


¡¡¡ Indyyy... !!!

28 comentarios:

Gustavo dijo...

Que grande Clementine! Vi anoche la película y recordé muchas cosas que la envuelven. He disfrutado mucho leyendo la entrada y descubriendo pequeñas anécdotas de la pelicula.

Gracias por hacernos disfrutar una vez más con tus palabras!

Stardust dijo...

Fantastica entrada para una de las principales sagas de la historia del cine. Ayer precisamente la han vuelto a poner en A3, pero al verla, me pareció que teía un doblaje extrañísimo (la acabe viendo en el HD). Por lo demás, nada que añadir a las reseñas que nos indicas y sólo quiero destacar a uno delos grandes genios del cine al que en su día le dediqué una modesta entrada y es John Williams.
Un abrazo,

El Tirador Solitario dijo...

Recuerdo cuando vi en cine esta fabulosa película: Fue en la Navidad de 1980, en el Teatro Gaztambide de Tudela, con mis padres...quedé maravillado de esa historia, de esas aventuras...como incipiente aficionado a lo misterioso disfruté lo más grande...creo que ha sido de las veces que mejor me lo he pasado delante de la gran pantalla.

Luego me fijé que pasaba con los Oscars, y ese fue el año de Carros de fuego, Rojos, El estanque dorado...una edición muy repartida.

Y menos mal que Harrison Ford fue el elegido, las otras opciones , salvo la de Selleck, eran casi surrealistas.

¡Ha sido un placer recordar una película tan bien producida, tan hábilmente realizada..., en suma tan estupenda!

fossie dijo...

Genial Clementine. Una gran película y una artículo muy elaborado. Como siempre me sorprendes con información añadida como los actores que pudieron ser Indiana pero finalmente no lo fueron. Sinceramente no me imagino a Bill Murray en el papel (y eso que me cae genial) aunque supongo que nos habríamos adaptado a él.

Con esta saga me pasa que las 3 primeras partes me parecen geniales (la incorporación de Sean Conery en la última cruzada fue genial). La última parte es algo más floja pero aún así simplemente con escuchar la música ya nos envuelve el espíritu aventurero de Indiana Jones.

Genial!

JLin dijo...

Hay 4 trilogías (aunque algunas ya han crecido y son más de tres) en mi vida:
Star Wars, El Padrino, El Señor de los Anillos.... e Indiana Jones.
Como la primera no hay nada y esta "En busca del arca perdida", que yo vi por primera vez en VHS, me dejó, literalmente, alucinado, embobado, pegado al televisor. LA tercera, "La última cruzada" es la película que mejor sensación me ha dejado al salir del cine. Indi es Indi, único y genial.

Marcos Callau dijo...

Lo celebramos Clementine y con mucho gusto pues esta es, sin duda, mi peli favorita de la saga de Indiana Jones. El doce de junio de 1981 la estrenaban y el 15 de julio de 1981 nacia yo. Por eso siempre me ha llamado poderosamente la atención que "En busca del Arca perdida" fuera, durante muchos años, mi pelicula favorita por excelencia (antes, claro está de reparar en el cine en blanco y negro) Genial Harrison Ford. Besos y brindemos por el aniversario.

key dijo...

Nos contarás las historias de El templo malddito y La última cruzada... la última lte la puedes ahorrar. :)

miquel zueras dijo...

Para los que éremos muy críos cuando estrenaron "Star Wars" esta película fue nuestro primer gran acontecimiento cinematográfico, todo el mundo estaba seguro de que iba a ver algo mágico. Suerte que a Bill Murray no le dieron el papel de Indy ¡y qué pinta de NERDS que tienen Spielberg y Lucas! Por cierto, Clementine: me gustaría mucho que vieras mi entrada "Mis ocho segundos con Woody Allen donde cuento cuando Delhom Elliot era un habitual del bar donde trabajaba. Besos. Borgo.

Roberto Béjar dijo...

Indiana Jones, una de mis sagas cinematográficas favoritas.
Gracias por contarnos tantas anécdotas. La del árabe la conocía y es sencillamente genial.

¡Increíble la terna de protagonistas que se barajó en lugar de Harrison Ford! ¿Chevy Chase, Steve Martin, Bill Murray...? Por lo que se ve alguien tendría en mente que la película fuera más cómica que de aventuras. Algo aparecido a "Los tres amigos", "El pelotón chiflado" o "Espías como nosotros". Y que conste que me encantan estos actores, pero no me imagino a ninguno como Indiana Jones.

Denholm Elliot, maravilloso como siempre. Me encanta su papel en "La última cruzada".

Y qué decir del trabajo de John Williams. Inolvidable. Cómo te mete en la película desde los primeros compases y sabes que vas a disfrutar de lo lindo en el cine.

Un abrazo y buen comienzo de semana!

RAFA V dijo...

Muy buena entrada para celebrar el cumpleaños de una de mis películas favoritas (¿o quizás mi película favorita, a secas?) Enhorabuena, un saludo.

PEPE CAHIERS dijo...

Fenomenal artículo. Recuerdo que mi madre quiso acompañarme al cine pensando que sería una película tipo "La túnica sagrada", y se tiró toda la película con los ojos tapados, debido a su fobia a las serpientes. Yo, me lo pasé en grande.

Clementine dijo...

Gracias, Gustavo. Yo también me la acabo de ver otra vez y he vuelto a disfrutar como una enana.

Gracias, Stardust. La música de John Williams en esta película es uno más de sus personajes, es pura emoción y aventura.

Tirador, ¿tú es que ves las películas antes de que se estrenen? ¿Cómo se hace eso?
Mira, estamos de nuevo de acuerdo en lo referente a esta película y no nos da para discutir. Eso es que nos vamos haciendo mayores, que vamos madurando, me refiero, yo siempre un poco más que tú, ya sabes…

Gracias, Fossie. Bill Murray no pega nada como Indiana Jones. La música es maravillosa.

El Padrino, Star Wars e Indiana Jones también son las trilogías de mi vida cinematográfica, JLin. Y El Señor de los Anillos estoy segura de que también lo será… cuando la vea. Y así, embobada, estaba yo el otro día volviendo a ver “En busca del arca perdida“… ¡Indyyy!

Es decir, Marcos, que en poco más de un mes de 1981 tuvieron lugar dos acontecimientos mundiales grandiosos… El cine en blanco y negro tiene mucho peligro cuando lo descubres. Y sí, ¡genial Harrison Ford!, brindemos también por eso.

La última aún no la he visto, Key. Y no sé si os hablaré aquí del resto de la saga. Pero como viendo la primera ya he cogido carrerilla y me voy a seguir viendo las otras, incluyendo ya la cuarta, igual de pronto me da el punto y las incluyo en La Gran Pantalla. Que yo funciono así, por puntos, cuando veo una película, tengo un peligro…

Yo debo ser más anciana que tú, Miquel, porque sí pude disfrutar de “La guerra de las galaxias” a toda pantalla, una de las veces con las que más he flipado en el cine. Spielberg y Lucas están muy graciosos en esa foto, había que ponerla.
Ya vi tu entrada donde contabas que era habitual Delholm Elliott en el bar donde trabajabas. Pero no cuentas en tu comentario lo mejor, que hablaste ocho segundos con el mismísimo Woody Allen…

Esta banda sonora es magnífica, Roberto. Y yo me alegro de que no eligieran a esos actores si es que pensaban hacer más cómica la película. Porque la prefiero así como es, con detalles cómicos como el del árabe, pero que prime la aventura. Por eso creo que la elección de Harrison Ford es aquí muy acertada. Porque cuela como aventurero, como arqueólogo y profesor y se le da también muy bien darle ese pequeño toque de humor a su personaje, tal como hizo ya con Han Solo, otro que me encanta. Y además, mira, Harrison está de mucho mejor ver que las otras opciones. Vamos, me quedo corta, en esta película está IMPRESIONANTE…

Gracias, RAFA V, muy bienvenido. Haces muy bien en que sea tu película favorita, está muy bien hecha, en todos los aspectos. Un saludo.

Gracias, Cahiers. Es lo que tienen las madres. La mía no quiso ver en su momento “Braveheart” porque decía que iban todos muy sucios…

Besos para todos.

natsnoC dijo...

Y es una película que conserva toda su frescura 30 años después. Mi saga favorita, uno de los mejores personajes del estilo.

Y pensar que querían una serie B. Sobre John Williams no sé qué puedo decir, adoro todas y cada una de sus bandas sonoras. JLin hablaba precisamente de Morricone, otro genio, pero es que John Williams...

miquel zueras dijo...

Pues es verdad, Clementine, ya te pasaste por ahí... cada día estoy más empanado. Besos. Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

Ya veo que el Tirador la vió un año antes de su estreno. Quizás le pasaron una versión pirata en cassette.

Clementine dijo...

Eso mismo pensé yo, natsnoC, cuando la volví a ver el otro día. No ha perdido absolutamente nada, está tan bien hecha que va a conservar siempre todas sus virtudes. John Williams es otro genio musical, a mí "La lista de Schindler", tan distinta a lo demás suyo, me parece magistral.

No te preocupes, Miquel, quedas disculpado. Entre tanto personaje genuino que aparece en tu blog, qué quieres... Besos, Borgo.

Sí, Cahiers, lo del Tirador es digno de estudio. Debe ser que como está en esta entrada de acuerdo conmigo, ha decidido sembrar polémica por otro lado. Muy bueno eso que dices de la versión pirata en cassette...

El Tirador Solitario dijo...

Lamento comunicar que no hubo ningún extraño fenómeno en el Gaztambide, ni percepción ultrasensorial, ni nada de relacionado con lo máquina del tiempo de Wells.
Simplemente una errata, quise decir Navidades de 1981...y he puesto 80, como habrá deducido cualquier observador medianamente bienintencionado...

Clementine dijo...

Bueno, Tirador, en tu caso bien podría haber sido un expediente X... Pero no lo lamentes, que de erratas está lleno el mundo y no tanto de sus rectificaciones, eso te honra.
¿Malintencionados Cahiers y yo? Por Dios, si somos dos angelitos...

Layna dijo...

A mi Indiana me encanta. Sus películas me llenan de ganas de salir a la aventura en busca de lo que sea!! me encantan todas pero esta más que ninguna. ¿Y la música? la música es pura aventura

Clementine dijo...

Pura aventura, Layna. Ésa es la definición que mejor le cuadra al personaje de Indiana Jones. Y todo lo que envuelve a esta película contribuye a ello.

Lala dijo...

Qué gran película, la he visto un montón de veces y ya es un clásico por excelencia. No me imagino a otro que no sea HArrinson Ford, haciendo de protagonista, es él, no hay otro igual, con esa media sonrisa entre provocador y burlón.

Muy buen post Clementine, muy trabajado, lo cuentas todo al detalle. Gracias por tu aportación y por compartir estas grandes peliculas con nosotros.

Besotes

Clementine dijo...

Gracias a ti, Lala, por asomarte a compartir estas grandes películas conmigo. Indy es Harrison y Harrison es Indy. Tal para cual. Besos.

Mario dijo...

Indiana Jones es una película muy divertida, muy bien diseñada, era la época del gran esplendor de Harrison Ford, la cinta contiene tanta aventura que te mantiene al borde de la expectación. Me parece grandiosa en sentido de que sin tanta complejidad alberga una buena historia y resulta más que cumplidora produciendo un acercamiento por un cine ligero de mucha calidad. Un abrazo.

Mario.

Clementine dijo...

Mario, firmo ya tu comentario. Sí señor, una perfecta descripción de esta película. Un abrazo.

Alicia dijo...

Se me acumula el trabajo, Clementine.
Excelente entrada, excelente Harrison y fabulosísimas aventuras.
Lo que pasa es que este tipo de peli me entretiene (y me mantiene cardiaca), pero no es el tipo de cine que me llega y que deseo ver de nuevo
Lalalá

Clementine dijo...

Normal que se te acumule, Alicia, yo voy ahora a toda pastilla. Lalalá.

Jose Junior dijo...

Madre mía, pero si la película tiene más curiosidades que líneas su guión!
Me quedo con la decisión de Ton Selleck. Aun debe andar por ahí pensando... "¿tal vez debería haber dicho que sí?"
Y también me quedo con dos opciones... ¿¿Steve Martin?? ¿¿¿¿¿Chevy Chase????? En fin, el destino sí que sabe.
Y tu también Clementine.
Y ahora cantemos todos: "tinoninoooo... tinoniiii... tinoninooooo... tinoninoniiiiii".

Clementine dijo...

Sí, Jose Junior, lo de Tom Selleck es de antología, claro que el pobre tenía entonces "Magnum", su serie... Yo, si hubieran elegido a Chevy Chase no tendría para mí para siempre la trilogía (cuatri ahora), pero si hubieran elegido a Steve Martin, seguro que ni me habría asomado a las películas.
Y oye, antes de tu "tinoninooo...", hazme el favor de ponerle un "pán, parabán, pán, parabán, pán, parabán, pán, parabán..."