miércoles, 24 de noviembre de 2010

DINO DE LAURENTIIS

El pasado 10 de Noviembre nos dejaba todo un personaje de la historia del cine. El productor italiano Dino de Laurentiis se nos iba, a los 91 años de edad, habiéndonos regalado a lo largo de su prolífica carrera una exitosa y variopinta lista de películas.


Nacido el 8 de Agosto de 1919 en Torre Annunziata, Campania (Italia) como Agostino de Laurentiis, dejó a los 17 años su casa para ingresar en el Centro Sperimentale de Roma, donde cursó estudios de cine trabajando luego como actor, extra o cualquier otra ocupación que estuviera relacionada con la industria fílmica.

A los 20 años ya había producido su primera película y, tras un paréntesis en el que sirvió a su ejército durante la Segunda Guerra Mundial, volvió al mundo del cine centrándose ya en el terreno de la producción.


En la década de los 40 cosechó ya sus primeros éxitos como productor con títulos hoy ya clásicos de la cinematografía italiana como “Il bandito”. O “Arroz amargo”, con cuya recordada protagonista, Silvana Mangano, contraería matrimonio el productor ese mismo año.


Con el también productor Carlo Ponti, marido de esa otra diva del cine italiano llamada Sophia Loren, fundó Dino en 1948 la sociedad Ponti-De Laurentiis, que realizaría en 1952 la primera película italiana a color: “Toto a colori”.

De esta fructífera unión salieron, además, títulos como “Los tres corsarios”, “Ulises”, “Guerra y paz” o “Europa 51”.


Y también “La Strada” y “Las noches de Cabiria”, ambas dirigidas por otro grande, Federico Fellini, ambas protagonizadas por la maravillosa Giuletta Masina y ambas ganadoras del Oscar a la mejor película de habla no inglesa.

En 1959, ya disuelta su asociación con Carlo Ponti, De Laurentiis fundó su propia compañía, Dino de Laurentiis Cinematográfica, para la que construyó cerca de Roma los estudios Dinocittá.

 

De aquí salieron películas espectaculares como “Barrabás”, “La Biblia”, “Romeo y Julieta” o “Waterloo”, así como comedias populares como “La gran guerra”, “Las brujas” o “Sembrando ilusiones”.


Obligado a cerrar Dinocittá debido a la crisis de la industria cinematográfica, De Laurentiis decidió trasladarse a los Estados Unidos, donde fundó a mediados de los años 70 De Laurentiis Entertainment Group, una nueva productora de donde salieron películas de gran éxito como “Sérpico”, “King Kong” o “Ragtime”.

Fellini, De Laurentiis y Ponti. Dios los cría…

En 1954, Federico Fellini recibía el León de Plata en el Festival de Venecia por “La Strada”.

Fellini, Giuletta Masina y De Laurentiis... Y ellos se juntan.

En 1957 recibían De Laurentiis y Carlo Ponti el Oscar a la mejor película de habla no inglesa también por “La Strada”.

Los italianos David di Donatello Awards reconocieron también el trabajo de producción de Dino en 1957 (“Las noches de Cabiria”), 1961 (“Todos a casa”), 1966 (“La Biblia”), 1968 (“Banditi a Milano”) y 1971 (“Waterloo”).


Y en 2001, la enorme labor cinematográfica de Dino De Laurentiis era rubricada por los Premios de la Academia con el Irving G. Thalberg Memorial Award de manos de su gran amigo Anthony Hopkins, con el que coincidió en títulos como “Motín a bordo”, “Hannibal” o “El dragón rojo”.

Pero Dino ha sido también galardonado por el conjunto de su carrera en otros certámenes. En 1997 recibía el Lifetime Achievement Award en los Academy of Science Fiction, Fantasy & Horror Films americanos, en 2002 “The General” Hororary Award en el Festival de Sitges y en 2003 el Career Golden Lion en el Festival de Venecia.


Dino de Laurentiis produjo a lo largo de su carrera más de 166 trabajos, intercalando siempre películas de gran calidad con otras de gran éxito comercial.

“El juicio universal”, “La batalla de las Ardenas”, “Barbarella”, “Los secretos de la cosa nostra”, “Los tres días del cóndor”, “El huevo de la serpiente”, “Flash Gordon”, “Conan, el bárbaro”, “La zona muerta”, “Motín a bordo”, “Dune”, “Manhattan Sur”, “El ejército de las tinieblas”, “Terciopelo azul”, “Hannibal”, “El dragón rojo”...


Lo dicho, todo un personaje de la historia del cine. Gracias, Dino.

Si una película fracasa es mi responsabilidad, si tiene éxito es por el trabajo conjunto de actores, director, escenógrafo y vestuaristas. Todos menos el productor. Así lo acepto

(DINO DE LAURENTIIS)

7 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Un hombre al que el cine le corría por sus venas, capaz de alternar cine de calidad y entretenimiento, o ambas cosas a la vez, porque no necesariamente tienen que estar reñidas ambas cualidades.

Roberto Béjar dijo...

Otro nombre sinónimo de cine que se nos va. Vivió toda la historia del cine y supo adaptarse a los cambios generacionales. Eso sólo lo puede hacer un luchador de raza, ¡que a los 20 produjo su primera película! Bonito homenaje, amiga. Un abrazo.

Clementine dijo...

Pues sí, Pepe Cahiers, un auténtico mago del cine.
Como yo con los comentarios, ¿verdad, Roberto?

Dickson dijo...

Su valía, como la de otros grandes productores, se demostró en los comienzos, donde era muy difícil conseguir y arriesgar el dinero que no se tenía. Sólo confiando en lo que estaba haciendo hizo posibles maravillas de aquella época como Arroz Amargo.

Clementine dijo...

Bienvenido a mi blog, Dickson, y gracias por unirte a este homenaje.
Efectivamente, De Laurentiis demostró bien pronto su gran valía como productor con grandes títulos como "Arroz amargo". Y con todo lo que vino después pues, como bien apunta Roberto, se adaptó perfectamente a toda la historia del cine aportando calidad y/o entretenimiento, como bien apunta Pepe Cahiers. Un verdadero genio de la producción.
Saludos muy cinéfilos para los tres.

Alicia dijo...

Pero bueno, si se me había pasado esta entrada.
No había oído hablar de este hombre en vida, pero tras haber leído lo que tú nos cuentas, me uno a este merecidísimo homenaje.

Y hablando de otra cosa, alucino con las peras (con perdón) de la Mangano en el cartel. Pero, pero, pero, pero!!!!

Clementine dijo...

Pues le has puesto empeño en despistarte con el nombre de este productor, Alicia, porque anda que no has tenido que ver películas en el cine que empezaban: "Dino de Laurentiis presenta..."
En cuanto al cartel de "Arroz amargo" tienes razón, no me había fijado yo. La Mangano estaba de buen ver, sí, pero, pero, pero, pero...