lunes, 4 de octubre de 2010

TONY CURTIS

La comedia americana mostraba el pasado Miércoles su lado más triste. Tony Curtis, uno de sus más sólidos representantes, nos dejaba a los 85 años de edad.


Nacido el 3 de Junio de 1925 en Nueva York, Bernard Schwartz provenía de una familia de inmigrantes húngaros. Su padre era sastre y vivían en la parte posterior de su negocio en el barrio del Bronx.


Tras ingresar en la escuela de interpretación Dramatic Workshop de Nueva York, donde compartió aula con Walter Matthau, en 1948 recibió de la Universal su primer contrato para Hollywood, trabajando como galán en películas como “El abrazo de la muerte”,  “Mi mula Francis” o “Winchester 73”. Cambió entonces su nombre por el de Tony Curtis, habiendo utilizado antes otros como James o Anthony Curtis. 


En 1953 consiguió su primer éxito con “El gran Houdini”, donde daba vida al famoso ilusionista. Y fue afianzando su carrera cinematográfica con títulos como “Coraza negra”, “Trapecio”, “Chantaje en Broadway” o “Los vikingos”. 


Y en 1958 consiguió su única nominación al Oscar por su interpretación, junto a Sidney Poitier, en “Fugitivos”, papel por el que Curtis también fue nominado en los Globos de Oro y en los británicos Premios Bafta.


Pero fue en 1959 cuando dio el salto definitivo a la fama, junto a Marilyn Monroe y Jack Lemmon, en “Con faldas y a lo loco”.

Era perfecta. Ingeniosos diálogos y frescas actuaciones. Billy Wilder estuvo brillante y Jack Lemmon y yo lo pasamos muy bien juntos, aunque veníamos de sitios diferentes. Pero nos equilibramos el uno con el otro


Impecable historia de unos músicos que, obligados a escapar de la mafia en el Chicago de la ley seca, deciden travestirse e irse de gira a Miami con una orquesta de mujeres. Tony incluso se permitió aquí licencias como la de parodiar el acento del mismísimo Cary Grant en la famosa escena de la playa.

Entablé una buena amistad con muchos de los actores con los que trabajé. Gregory Peck, Burt Lancaster, Jack Lemmon y Cary Grant… Cary Grant… El actor más grande de todos los tiempos. Podía haber elegido a otro, pero me otorgó el privilegio de estar con él en una película. Jesús. Estar en una película con Cary Grant. Conocerle fue una de las mejores cosas que me han pasado en la vida. Y fue él también la razón por la que yo quise ser actor


Tony Curtis compartió cartel en la divertida “Operación Pacífico” (1959) con Cary Grant, ya entonces maestro indiscutible de la comedia americana. Curtis aprendió de él en el terreno cómico y terminó dedicándole claros homenajes en algunas escenas de su filmografía, detalle por el que Grant diría: “ Tony Curtis es capaz de imitar a Cary Grant mejor que yo".


Después vendrían recordadas actuaciones de Curtis en títulos hoy ya clásicos como “Espartaco” o  Taras Bulba”, volviendo después el actor al más puro terreno de la comedia de la mano de Blake Edwards, y de nuevo junto a Jack Lemmon, en “La carrera del siglo”.


O en “Boeing, Boeing” (1965), donde compartió cartel con otro gran cómico, Jerry Lewis, al que le unió siempre una gran amistad.

Como anécdota curiosa añadir que, en su momento, Lewis rechazó el papel de Jerry/Daphne (que finalmente interpretaría Jack Lemmon) de “Con faldas y a lo loco”. Lemmon recibió una nominación al Oscar por su actuación y, según cuenta Jerry, le estuvo enviando cada año desde entonces una caja de chocolates en agradecimiento por haber rechazado este papel.

Excelente actor de grandiosa improvisación
(Roger Moore)


Tras prestar su voz para “La semilla del diablo” y compartir cartel con Henry Fonda en “El estrangulador de Boston”, Curtis pasó a la pequeña pantalla, junto a Roger Moore, con la serie “Los persuasores”. Después vendrían otras series como “McCoy” y “Las Vegas”.


"La pintura significa mucho más para mí que cualquier actuación que haya podido hacer"


A partir de los años 80, Tony siguió trabajando para la gran pantalla pero concentrando ya más su tiempo en su otra pasión, la pintura. En 1989 vendió obras por un valor de más de un millón de dólares en su primer día de exposición en Los Ángeles y algunos de sus trabajos se encuentran permanentemente expuestos en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Más adelante se instaló definitivamente en Las Vegas, donde creó el Shiloh Horse Rescue and Sanctuary, un refugio para caballos abandonados o sometidos a abusos situado en la frontera entre California-Nevada. Y en 2002 participó en una de las giras del musical “Sugar”, basado en “Con faldas y a lo loco”, donde interpretó a Osgood Fielding, Jr, el pretendiente de Jack Lemmon en la película.

La fama es otra profesión. Siento que tengo dos profesiones, la profesión de ser actor y la profesión de ser famoso

Tony Curtis fue reconocido en el año 2000 con un Premio Honorífico en el Festival de Sitges. Un año más tarde recibía un especial David di Donatello. Y en el 2008 el Gran Premio Especial en el Festival de Montreal por su contribución al arte cinematográfico.


Gracias, Tony,  por haber formado una maravillosa pareja con Jack Lemmon, Cary Grant y Jerry Lewis. Por tus inolvidables Joe (“Con faldas y a lo loco”), Nicholas (“Operación Pacifíco”), Antonino (“Espartaco”), el Gran Leslie (“La carrera del siglo”) y Bernard Lawrence (“Boeing, Boeing”). Y por todos estos años de simpatía, buen hacer y buen humor.

Y saluda de mi parte a Lemmon y a Grant que, como tú, formarán siempre parte importante en la historia de la gran comedia americana.

"El cine me sigue gustando, porque es mi vida, estoy hecho de celuloide. Empecé a los cinco años viendo películas y eso me hizo ver el sueño que se fue haciendo realidad mientras iba creciendo"
(TONY CURTIS)

10 comentarios:

JLin™ dijo...

Esperaba tu post al enterarme de la noticia. Otro grande que se va y aunque ya era mayor siempre te pilla por sorpresa una noticia así, yo lo leí en prensa y me quedé un poco chafado. Le recuerdo de pequeño en "Los vikingos", película que me impresionó, y en una de mis películas favoritas, "La carrera del siglo"
Sin duda se le echará de menos...

Clementine dijo...

Sí, JLin, para mí también era especial este actor. Y aunque me parece correcto en "Espartaco" o "Los vikingos" me quedo, sin duda, con sus interpretaciones de comedia. "Con faldas y a lo loco", "La carrera del siglo" o la que hizo con Cary Grant, "Operación Pacífico", donde están los dos genial.
Si se le echará de menos, sí.

Roberto Béjar dijo...

En fin, otra estrella que se nos va. Le recuerdo en dos de mis películas favoritas como son "La carrera del siglo" y "Espartaco", pero tendré que ver "Operación pacífico" con Grant, ¡qué grande era Grant! No sabía que Curtis era imitador suyo. Ahora cuando vea la referida escena de "Con faldas y a lo loco" será con otros ojos.
Por cierto, que no sabía que el papel de Lemmon se lo habían ofrecido a Jerry Lewis. Hubiera sido genial, pero es que Lemmon está fabuloso.
Ah, a Curtis le vi recientemente en "El rally de Montecarlo y toda su zarabanda de antaño", comedia que recordaba de los sábados por la tarde ochenteros.
Gracias por dedicarle este merecido recuerdo.

Clementine dijo...

Pues la peli que mencionas del rally no la conozco yo. Tomo nota.
Y aunque soy incondicional de Lewis, tampoco me puedo imaginar "Con faldas..." sin Jack Lemmon, con ese personaje tan surrealista y genial. Y es que también soy incondicional de Lemmon.
No dejes de ver "Operación Pacífico". Porque si te gustan los dos actores te aseguro que vas a disfrutar con ella, porque es una historia divertida y muy entretenida y ellos están en estado puro demostrando lo que eran, dos magníficos actores de comedia.
Gracias a ti, Roberto, por unirte a este merecidísimo homenaje al gran Tony.

Alicia dijo...

Pues yo tengo el recuerdo, de aquellas pelis de sábado por la tarde en la única cadena, del trauma que me causó el gran Judini (perdón, pero me da pereza buscar cómo se escribe). ¡Qué rabia me dio, que no le abrieran la pecera aquella...!!
Me uno a su merecido homenaje, rauda homenajista.

Clementine dijo...

Es que a Judini le pasaban unas cosas...
Únete, únete, Alicia, que así somos más.

natsnoC dijo...

Difícil elegir la película que más me ha gustado. "La carrera del siglo" la he visto un buen puñado de veces, como "Con faldas y a lo loco", pero también muchas otras.

Recordaba hace poco en mi blog una de sus frases recientes: "Ahora están todos muertos. Cary, Jack Lemmon, Sinatra, todos mis amigos de Hollywood. A veces, me siento muy solo"

Yo también. Jack Lemmond, Walter Mathau, Hepburn (ambas), Gene Kelly (soy un gran fan de la época dorada de los musicales), Fred Astaire, ...

Buff.. Pero nos quedan sus películas.

Larga vida a Pacino, Hoffman y DeNiro.

Clementine dijo...

Yo también los echo de menos. Y también soy muy, muy seguidora de los grandes musicales de entonces. Hubiera dado lo que fuera por ver bailar en directo a Fred Astaire.
En fin, Curtis, Lemmon, Matthau, Cary Grant... eran todos de una raza muy distinta a la de ahora. Sólo nos queda Jerry Lewis y poco más.
Y me uno a tu larga vida a Pacino, Hoffman y De Niro. Y por muchos años.

natsnoC dijo...

Pues si te gustan los musicales del estilo de los que me gustan a mi, tal vez te gusten estos fragmentos, no son de los más conocidos (aunque me parece que tú estás mucho más puesta que yo).

http://chezmorera.blogspot.com/2009/05/mi-pequeno-y-humilde-homenaje-gene.html

Clementine dijo...

Cómo no me va a gustar Gene Kelly, el otro grande de los grandes musicales americanos.
Pero, mira, la primera escena de "Repertorio de verano" no la conocía. Me estaba perdiendo una escena llena de creatividad.
La de "Siempre hace buen tiempo" con los patines es sencillamente magistral. ¿Y qué me dices de la otra, de la misma película, con las tapas de los cubos de basura?
De estos musicales también me apasiona la música... Esos irrepetibles compositores de entonces.
Ah, y también me encanta Frank Sinatra.
Gracias, natsnoC, por esta "invitación a la danza".