jueves, 29 de marzo de 2018

Trenes de cine


He pasado la mañana en el Museo del Ferrocarril de Madrid. Me he sentado entre las ruedas de un tren con Buster Keaton para subir y bajar, subir y bajar... Y he visto a Hitchcock con dos extraños. Y a Agatha Christie dentro de un vagón en el que he entrado a tomarme un refresco... ¡y estaba rodando Sidney Lumet! También he visto al ferroviario de Pietro Germi. Y a los hermanos Lumière. Y, a lo lejos, asomada a la ventanilla de un vagón, a Celia Johnson junto a Trevor Howard, Laura y Alec, ya sabes, en su breve encuentro...
Tengo que volver a este maravilloso lugar.

2 comentarios:

miquel zueras dijo...

Yo también he de visitar este sitio. Los trenes son quizá el transporte más cinematográfico. Quisiera cenar en el Orient Express, y tomar una copa con Warner Oland en el mismo vagón-restaurante de "El expreso de Shangai".
Besos, Clementine y que acabes de pasar bien la Semana Santa!
Borgo.

Clementine dijo...

No te lo pierdas, Miquel, es un lugar maravilloso, no sólo por las máquinas, las vías y todo lo que les rodea, también por las salas laterales en las que se exponen relojes, maquetas y otros maravillosos objetos del mundo de los trenes. Te chiflaría.
¡Muchos besos, Borgo, y feliz fin de Semana Santa!