sábado, 9 de mayo de 2015

Un año de cine: 1972


Paul Sand, Ron Leibman, Robert Redford y George Segal formaban un grupo de lo más singular en “Un diamante al rojo vivo” (The hot rock), divertida película de la 20th Century Fox, bajo la dirección de un más que correcto Peter Yates, que contaba además con un brillante guión firmado por William Goldman y basado en la novela “The hot rock” del escritor americano Donald E. WestlakeEl compositor Quincy Jones quedó tan impresionado con la interpretación de sus músicos en la banda sonora, que pidió a la 20th Century Fox que incluyera sus nombres en los títulos de crédito finales. Bien hecho, Quincy.


First Artists nos presentaba “Los indeseables” (Pocket money), título dirigido por Stuart Rosenberg y basado en la novela “Jim Kane” de J.P.S. Brown. Paul Newman, Lee Marvin, Strother Martin, Wayne Rogers, Hector Elizondo y Richard Farnsworth, entre otros, hacían el resto. En un principio, el título de la película fue “Jim Kane”, pero se cambió con el fin de poner más enfásis en la relación entre los dos protagonistas. 


Diversas historias del escritor británico Christopher Isherwood, “I’m a camera” (adaptación teatral del comediógrafo John van Drutten sobre los textos de Isherwood) y “Cabaret” (posterior adaptación musical de esta obra en los escenarios de la mano de Joe Masteroff, John Kander y Fred Ebb) servían como base a “Cabaret”, uno de los más grandes musicales de la historia del cine que nos presentaba la ABC Pictures Corporation bajo la soberbia dirección de un genio llamado Bob Fosse y a través de unos intérpretes de auténtico lujo: Liza Minnelli, Michael York, Helmut Griem, Joel Grey, Marisa Berenson… Como dato curioso, el que en la obra original de Broadway el escritor fuera americano e inglesa la cantante y, en la película, inglés el escritor y la cantante americana.


En una historia de Jaime de Armiñán y José Luis Borau se basaba “Mi querida señorita”, título de El Imán/Incine dirigido por el propio Armiñán e interpretado por un magistral José Luis López Vázquez al que acompañaban en el reparto Julieta Serrano, Antonio Ferrandis, Chus Lampreave y Mónica Randall. Primera película de este 1972 protagonizada por López Vázquez, que era dirigido antes por Mariano Ozores en “La graduada” y después por José María Forqué en “La cera virgen”.


Paramount Pictures nos traía “Hermano Sol, Hermana Luna” (Fratello sole, sorella luna), poético título a tener en cuenta bajo la dirección de Franco Zeffirelli y a través de las interpretaciones de Graham Faulkner, Judi Bowker, Leigh Lawson, Kenneth Cranham, Lee Montague, Valentina Cortese y Alec Guinness. Se les pidió a Los Beatles aparecer en la película en papeles principales pero no pudieron por problemas de programación. También fue considerado Al Pacino para el personaje principal. Muy curioso todo, ¿que no?


El padrino” (The Godfather)… Paramount Pictures, Francis Ford Coppola en la dirección, Mario Puzo firmando la novela en la que está basada… Y dando (magistral) vida a los distintos personajes: Marlon Brando, Al Pacino, James Caan, Robert Duvall, Sterling Hayden, Diane Keaton, John Cazale… Los abuelos maternos de Pacino emigraron a América desde Corleone, Sicilia. Igual que Vito.


A través de Ultra Film/Les Productions Artistes Associés, Federico Fellini (no podía ser otro) nos regalaba la dirección de “Roma”, singular título de su filmografía que nos contaba una historia escrita por el propio Federico Fellini y por Bernardino Zapponi. En el fabuloso reparto nombres como Peter Gonzales Falcon, Fiona Florence, Britta Barnes, Pia De Doses, Renato Giovannoli… Y Anna Magnani, Gore Vidal y el propio Fellini interpretándose a sí mismos. 


Bruce Lee, Nora Miao, James Tien, Maria Yi y Robert Baker, entre otros, protagonizaban “Furia oriental” (Jing wu men), película dirigida por Wei Lo para National General Pictures. Según fuentes históricas, el real Chen Zhen, personaje al que interpreta Bruce Lee, escapó de Shangai con éxito. Que lo sepáis. 


Herbert Ross se hacía cargo de la dirección de “Sueños de un seductor” (Play it again, Sam), genial título de la Paramount Pictures protagonizado por Woody Allen, Diane Keaton, Tony Roberts, Susan Anspach… y Jerry Lacy, que contaba con un brillante guión (y cuándo no) de Woody Allen que estaba basado en su homónima obra teatral. La obra original de Broadway se estrenó el 12 de febrero de 1969 y se mantuvo en cartel durante 453 representaciones.


Uta Hagen, Chris y Martin Udvarnoky, Victor French, Diana Muldaur y John Ritter nos presentaban “El otro” (The other), inquietante y sensacional título dirigido para la 20th Century Fox por un extraordinario Robert Mulligan. Como era necesario que fuera verano, el pueblo de Murphys, California, fue en realidad localizado en Connecticut.

1972


Universal Pictures nos presentaba “Frenesí” (Frenzy), penúltimo título en la carrera de Alfred Hitchcock como director. Basada en la novela “Goodbye Piccadilly, farewell Leicester Square” del británico Arthur La Bern, esta película fue interpretada por Jon Finch, Alec McCowen, Barry Foster, Billie Whitelaw, Vivien Merchant y Jean Marsh, entre otros. Patricia Hitchcock encontró tan perturbadora esta historia de su padre que no se la permitió ver a sus hijos en muchos años.


El candidato” (The candidate) nos llegaba a través de Warner Bros. Pictures y la dirección de Michael Ritchie. Robert Redford, Peter Boyle, Karen Carlson, Melvyn Douglas… y Natalie Wood (haciendo de ella misma) configuraban el reparto de esta historia cinematográfica. Redford, también aquí como productor ejecutivo, fue el que originó este proyecto, contratando personalmente a Michael Ritchie para la dirección por haber éste trabajado anteriormente como asesor técnico en diversas campañas políticas. 


Clint Eastwood, Robert Duvall, John Saxon y Don Stroud bajo la siempre sabia dirección de John Sturges nos presentaban “Joe Kid”, título de Universal Pictures/Malpaso Company. El guionista Elmore Leonard ciertamente sabía sobre armas de fuego clásicas, teniendo especial cuidado en que todas ellas pertenecieran a la época de la historia que se contaba en la película. 


Columbia Pictures nos traía “Fat City”, película dirigida por John Huston y basada en la novela homónima del norteamericano Leonard Gardner. Stacy Keach, Jeff Bridges, Susan Tyrrell, Candy Clark y Nicholas Colasanto, entre otros, configuraban el reparto. Huston quería en un principio a Marlon Brando, pero como Brando no se decidía a aceptar, el director eligió a Keach. También quería Huston a Beau Bridges para el otro papel, pero Beau se veía demasiado mayor para este personaje y recomendó a su hermano Jeff.


Junior Bonner” nos acercaba a un encantador Steve McQueen muy bien secundado por nombres de la talla de Ida Lupino, Robert Preston o Ben Johnson. Sam Peckinpah dirigía esta bonita película para la ABC Pictures Corp. McQueen pudo acercarse a uno de los toros, al más manso, pero no le fue permitido acercarse a otro que era mucho más temido.


Les Productions Artistes Associés/Produzioni Europee Associati nos presentaban “Los cuentos de Canterbury” (I racconti di Canterbury), película interpretada por Hugh Griffith, Laura Betti, Ninetto Davoli, Franco Citti y Josephine Chaplin, dirigida por Pier Paolo Pasolini y basada en “The Canterbury tales”, del autor inglés Geoffrey Chaucer. Segundo de los títulos de la “Trilogy of life” del director, la película seguía a “El Decamerón” y continuaba en “Las mil y una noches”.


Robert Redford protagonizaba, junto a Will Geer, Delle Bolton, Josh Albee, Charles Tyner y Matt Clark, “Las aventuras de Jeremiah Johnson” (Jeremiah Johnson), maravilloso título de la Warner Bros. que era dirigido por un magistral Sydney Pollack. El guión tomaba como base la novela “Mountain man” del americano Vardis Fisher y “Crow killer”, una historia escrita por Raymond W. Thorp y Robert Bunker. Y Jeremiah Johnson estaba basado en un personaje real, John Johnston, que habitó en las montañas de Utah. 


Greenwich Film Productions nos traía “El discreto encanto de la burguesía” (Le charme discret de la bourgeoisie), título interpretado por Fernando Rey, Paul Frankeur, Delphine Seyrig, Bulle Ogier, Stéphanie Audran, Jean-Pierre Cassel y Michel Piccoli bajo la dirección de Luis Buñuel. En su autobiografía, Buñuel comentaba que tuvo dificultades en encontrar el título de la película. El día que se terminó de escribir el guión, alguien sugirió “Le charme de la bourgeoisie”. El adjetivo “discret” fue añadido después. 


Robert Aldrich dirigía, entre otros, a Burt Lancaster, Bruce Davison, Richard Jaeckel, Joaquín Martínez y Richard Farnsworth en “La venganza de Ulzana” (Ulzana’s raid), título de la Universal Pictures. Más adelante, Aldrich admitiría no quedar del todo satisfecho con el resultado final del film.


La novela homónima de Robert Louis Stevenson servía de base a esta versión de “La isla del tesoro” (Treasure island) de la National General Pictures que firmaba como director Andrea Bianchi. El reparto estaba compuesto por Orson Welles, Kim Burfield, Lionel Stander, Walter Slezak, Ángel del Pozo y Aldo Sanbrell. A Welles ya le había sido ofrecido el papel de John Silver para un proyecto de 1964 que no llegó a buen puerto. Finalmente lo pudo interpretar en la versión que nos ocupa.

1972


Laurence Olivier y Michael Caine nos regalaban “La huella” (Sleuth), obra maestra de la 20th Century Fox basada en la homónima del británico Anthony Shaffer que era dirigida para la gran pantalla por un soberbio Joseph Leo Mankiewicz. Trabajar con Olivier suponía tal orgullo para Caine que, al conocerse, éste le preguntó de qué manera debía dirigirse a él. Olivier le dijo entonces: “Bien, yo soy Lord Olivier y tú eres Mr. Caine. Por supuesto sólo la primera vez que te dirijas a mí. Después, yo seré Larry y tú serás Mike”.


United Artists nos presentaba “El hombre de La Mancha” (Man of La Mancha) bajo la dirección de Arthur Hiller. Película basado en “El Quijote” de Cervantes y en la obra “I, Don Quixote” del dramaturgo americano Dale Wasserman, contaba en su reparto con Peter O’Toole, Sophia Loren, James Coco, Harry Andrews, Ian Richardson y John Castle. Uno de los actores que interpretaron a Don Quijote en los escenarios fue José Ferrer, actor al que O'Toole admiraba desde que coincidiera con él, diez años atrás, en “Lawrence de Arabia”.


Ronald Neame dirigía a Gene Hackman, Ernest Borgnine, Red Buttons, Roddy McDowall y Shelley Winters, entre otros muchos, en “La aventura del Poseidón” (The Poseidon adventure), clásico título de la 20th Century Fox que basaba su historia en la novela homónima escrita por Paul Gallico, novela que encontraba su inspiración en un viaje que realizó el propio Gallico en el Queen Mary.


Steve McQueen, Ali McGraw, Ben Johnson y Slim Pickens formaban el reparto de “La huida” (The getaway), producción de First Artists bajo la dirección de Sam Peckinpah y basada en la novela de mismo nombre del estadounidense Jim Thompson. Peckinpah quería a Jack Palance para uno de los papeles secundarios, pero no se pusieron de acuerdo en lo referente al salario. 


El libro “Roy Bean: Law West of the Pecos” de C.L. Sonnichsen servía como base a “El juez de la horca” (The life and times of Judge Roy Bean), título de la First Artists en el que John Huston dirigía a un sensacional Paul Newman al que acompañaban en el reparto Victoria Principal, Ned Beatty, Stacy Keach, Ava Gardner, Roddy McDowall o el mismísimo John Huston. El oso que aparece en esta película tuvo como amistoso compañero de viaje a un león macho africano. Ambos tenían su propia habitación en el motel. 


United Artists nos presentaba “El último tango en París” (Ultimo tango a Parigi), título dirigido por Bernardo Bertolucci e interpretado por Marlon Brando, María Schneider, María Michi, Luce Marquand, Catherine Breillat y Jean-Pierre Léaud. Alain Delon y Jean-Paul Belmondo rechazaron el papel de Paul, para el que fue también considerado Jean-Louis Trintignant. Para el de Jeanne se pensó en un principio en Dominique Sanda. 


George Cukor dirigía magistralmente a Maggie Smith, Alec McCowen, Louis Gossett, Jr. y a nuestros José Luis López Vázquez, Javier Escrivá, Julio Peña y Aldo Sanbrell en “Viajes con mi tía” (Travels with my aunt), título de la Metro-Goldwyn-Mayer que basaba su historia en la novela homónima de Graham Greene. Katharine Hepburn estuvo muy cerca de protagonizar esta película. Hoy no podríamos imaginarla sin Maggie. 


El efecto de los rayos gamma sobre las margaritas” (The effect of gamma rays on man-in-the-moon marigolds), título de la 20th Century Fox bajo la dirección de Paul Newman, estaba basado en la obra de mismo nombre del dramaturgo americano Paul Zindel. Joanne Woodward protagonizaba esta película junto a Nell Potts y Roberta Wallach, que interpretaban a sus hijas en esta historia. Roberta, la mayor, era hija de Eli Wallach. Nell, la pequeña, de Joanne y Paul. Eli y Paul habían coincidido diez años atrás en “Cuando se tienen veinte años”.


Svenska Filminstitutet y Cinematograph AB nos traían “Gritos y susurros” (Viskningar och rop), título dirigido por Ingmar Bergman e interpretado por Harriet Andersson, Kari Sylwan, Ingrid Thulin, Liv Ullman y Anders Ek. En esta película aparecían también Ingrid Bergman, mujer de Ingmar, y Lena, hija del director. 


Helmut Berger, Trevor Howard, Silvana Mangano, Gert Fröbe, Helmut Griem y Romy Schneider como la emperatriz Elizabeth, conformaban el reparto de “Luis II de Baviera, el rey loco” (Ludwig II), producción de Mega Film/Cinétel/Dieter Geissler Filmproduktion/Divina-Film, bajo la artística dirección de Luchino Visconti, que basaba su guión en una historia del propio Luchino y de Enrico Medioli, con la colaboración de Suso Cecchi D’Amico. Tras haber dado vida a Sissi en tres películas de los años cincuenta, Romy tenía muy claro que no quería interpretar más a la emperatriz. Tan sólo aceptó hacerlo aquí por su gran amistad con Visconti. 


A ese buen y gran amigo
que de cine sabe (casi) más que yo…

¡Muy feliz día!

12 comentarios:

miquel zueras dijo...

Vaya año que fue aquel... sin duda el de Robert Redford que consiguió posiblemente sus papeles más memorables con "Jeremias Johnson" y "El candidato", al menos mis películas preferidas de ese actor. "Cabaret" "El padrino"... "Fat City" que me dejó tan maravillado que me inscribí en un gimnasio para practicar boxeo hasta que un día en un entrenamiento me pusieron tibio... y "La venganza de Ulzana", uno de mis westerns preferidos junto al crepuscular "Junnior Bonner". Se echan en falta ahora cineastas como Peckinpah y Robert Aldrich.
Besos, Clementine!
Borgo.

Clementine dijo...

Sí, fue muy buena cosecha la de este año.

¿También boxeador, Miquel? No te dejas ningún cabo suelto, ¿eh? :)
¡Muchos besos, Borgo!

deWitt dijo...

Vaya ramillete!! Para que después digan (digamos) que la de los 70 fue una década ominosa cinematográficamente hablando. Bueno, la verdad es que hay pelis que han envejecido fatal pero otras - muchas de ellas rescatadas por ti - ahí siguen con todo su esplendor. Qué bien que te hayas acordado de El Otro, grandísima peli!!

Te confesaré un secreto: siempre he sido muy fan de Shelley Winters pero en La aventura del Poseidón me rechifla, jeje!

Clementine dijo...

Sí, no está mal el ramillete, ¿verdad, deWitt? Y eso que está confeccionado con mi criterio, seguro que me dejo títulos que también merecen la pena. ¿Y cómo no me voy a acordar de "El otro", una de mis preferidas de siempre? Shelley Winters era muy grande, no me extraña eso que dices. A mí me rechifla en "Un lugar en el sol", y en "Alfie"... y en la serie "Roseanne", que era la abuela, ¡una genial abuela! :)

Dr. Pepper dijo...

Howdy Clem! Que suerte tienen algunos que tienen entradas dedicadas, como esta de 1972. Yo todavía estoy envidioso por la (belleza) que dedicaste a Miquel Zueras con El arte de Saul Bass.
Como siempre, todo interesante. Me gustaría descubrir Los indeseables y El efecto de los rayos gamma sobre las margaritas. Hace poco tiempo disfruté con Frenesí y La huida. Y quisiera incluir (con tu permiso y el de tu buen amigo) en la lista: Aguirre, la cólera de Dios (Werner Herzog), Pink Flamingos (John Waters), Solaris (Andréi Tarkovski) y Garganta profunda (Gerard Damiano). Y por último, revelarte un secreto: una película que viendo de niño, tuve que dejar de hacerlo por miedo. Es la única vez que tuve esa sensación con una película. Y no he vuelto a verla desde entonces. Creo que ahora es una buena ocasión para ver El otro.

Clementine dijo...

Howdy, Dr. Pepper! Qué suerte tener una entrada dedicada, ¿verdad? Gracias por lo que me corresponde.
Y ahora, a lo nuestro... Los indeseables y El efecto de los rayos... son, cada una en su estilo, especiales. La primera: Lee Marvin y Paul Newman, para qué decir más. La segunda: Newman detrás de las cámaras... pues tan personal como delante. Creo que te gustarán las dos.
Tomo nota de esas cuatro que apuntas con mi permiso y el de mi buen (y gran, no te olvides del "gran") amigo.
En cuanto a tu secreto... no me extraña que tuvieras que dejar de ver "El otro" por miedo siendo niño. Yo la vi ya de mayor, algo que te permite verla de otra manera. Y, por supuesto que sí, haz por verla ahora. Merece muchísimo la pena.

Marcos Callau dijo...

Buf! ¡Vaya año! Desde luego, era difícil elegir la mejor película, aunque "El Padrino" y "Frenesí" fueron palabras mayores. Pero nuestro cine también tuvo grandes títulos como "El discreto encanto de la burguesía" o "Mi querida señorita". Saludos Clementine y gracias por repasar ese 1972. Parafraseando al amigo Frank: "It was a very good year"

Clementine dijo...

¡Saludos, Marcos Callau!
Te confesaré algo... A mí "Frenesí" (y "La trama") me gustan más bien poco. Me pasa con Hitchcock como con Berlanga, considero infinitamente mejores sus clásicos que sus películas más modernas.
Pero sí, "fue un muy buen año" este 1972 cinematográfico... Qué bonita esa canción de Sinatra, Callau, y QUÉ BIEN la canta :)

Alicia dijo...

Pero, pero, pero, si yo había escrito mi lindo comentario ya....
Pues decía que menudo año, que tu querido Red no paró en el 72, que confieso que hay bastantes que no he visto y que muy amena la entrada.

¿No me estarás censurando, verdad?

Clementine dijo...

Voy a hacer de Dorothy...

- Sí, Rose, yo siempre censuro los comentarios de aquellos elementos que se asoman por aquí desde el primer día y aún hoy me siguen siguiendo y comentando...



¿Estás tonta... Alicia?

natsnoC dijo...

Esta me la tengo que mirar mejor, que aún no había nacido y eso ya se puede considerar historia clásica

Clementine dijo...

Pues merece la pena que te la remires, natsnoC, fue un buen año éste de 1972.