viernes, 3 de abril de 2015

Pueblos de cine

Maycomb (Alabama)
Matar a un ruiseñor (To kill a mockingbird) 1962. Robert Mulligan
Maycomb es el nombre ficticio del pueblo de esta historia. El rodaje tuvo lugar en Monroeville, Alabama, lugar de nacimiento de Harper Lee, autora de la maravillosa novela en la que se basa esta película. 

Un pueblo en el noroeste de Wyoming
Una vida por delante (An unfinished life) 2005. Lasse Hallström
Para que el rancho, el pueblo e incluso el zoo reflejaran el carácter de la historia, se tomaron como base fotografías en blanco y negro de diversos ranchos de Wyoming. Aunque las localizaciones de la película fueron en Canadá, en pueblos como Ashcroft o Burdett y ciudades como Kamloops o Vancouver.

Villar del Río
Bienvenido Mr. Marshall. 1953. Luis García Berlanga
Villar del Río es el nombre ficticio del pueblo de esta historia. Pueblo que era, en realidad, el madrileño Guadalix de la Sierra.

Sainte-Séverè (Francia)
Día de fiesta (Jour de fête) 1949. Jacques Tati
La película fue realmente rodada en Sainte-Sévère-sur-Indre
(Indre, Francia)

El pueblo que dijo Pepe
Amanece que no es poco. 1989. José Luis Cuerda
La historia de este singular pueblo fue rodada en tres localidades albaceteñas: Ayna, Liétor y Molinicos.

Punxsutawney, Pensilvania
Atrapado en el tiempo (Groundhog Day) 1993. Harold Ramis
Punxsutawney existe en la realidad, pero la película fue rodada en Algonquin, Rockford y Cary, diferentes localidades de Illinois.

Giancaldo
Cinema Paradiso (Nuovo Cinema Paradiso) 1988. Giuseppe Tornatore
Giancaldo era el nombre ficticio de este mágico pueblo cinematográfico. Cefalú, Bagheria, Chiusa Sclafani, Castelbuono, Lascari o Santa Flavia, todas ellas localidades de Palermo (Sicilia), fueron el escenario real de esta preciosa historia. 

Calabuch
Calabuch. 1956. Luis García Berlanga
Calabuch era el nombre ficticio del pueblo de esta historia. La película fue rodada en Peñíscola (Castellón).

Brescello
Don Camilo (Don Camilo) 1952. Julien Duvivier
La película fue realmente rodada en Brescello, pueblo de la provincia de Reggio Emilia, en la región Emilia-Romaña (Italia). Y en otros cercanos como Boretto, Gualtieri o Lentigione.

Aldea de los newlyn
Willow. 1988. Ron Howard
Este mágico y maravilloso pueblo inventado por George Lucas tuvo su escenario real en distintas localizaciones de Inglaterra, California y Nueva Zelanda.

Fontecilla
Los jueves, milagro. 1957. Luis García Berlanga
El ficticio y singular pueblo de Fontecilla era en realidad Alhama de Aragón (Zaragoza).

Dörfli
Heidi. 1937. Allan Dwan
El pueblo de Dörfli existe en la realidad, pero la película fue rodada en San Bernardino National Forest (California).

Milagro
Un lugar llamado Milagro (The Milagro beanfield war)
1988. Robert Redford
El ficticio pueblo de Milagro era, en realidad, Truchas, en Nuevo México.

Hobbiton
Trilogía El Señor de los Anillos (2001-2003)
y Trilogía El Hobbit (2012-2014) Peter Jackson
Este maravilloso pueblo creado por J. R. R. Tolkien tuvo su escenario de rodaje en Hinuera Valley, Matamata y Waikato (Nueva Zelanda).

Un pequeño pueblo de Missoula, Montana.
El río de la vida (A rivers runs through it) 1992. Robert Redford
La película fue rodada en otras dos ciudades de Montana: Bozeman y Livingston. Y el río Blackfoot de la historia era, en realidad, una combinación de otros dos: el Gallatin y el Yellowstone.

10 comentarios:

deWitt dijo...

Qué original entrada!! A veces se ven pueblos tan chulos en las películas que uno teme documentarse sobre las localizaciones por miedo a descubrir que no existen o algo así, jeje!

Uno de los muchos sueños que tengo por cumplir es visitar alguna de las localizaciones de Cinema Paradiso. Quizás ahora, con eso del italiano, tenga la excusa perfecta.

Biquiños

Clementine dijo...

Gracias, hacía tiempo que me rondaba esta idea por la cabeza, así que me he arriesgado a documentarme :)
¿Con eso del italiano? ¿Es que vas a aprenderlo... o sabes ya y lo vas a perfeccionar? Suena tan bonito en las películas...

Biquiños, deWitt.

Éowyn dijo...

Intresante y curiosa entrada. Pues es un elemento imporante de una película.

Saludos!

PEPE CAHIERS dijo...

Buena selección, a la que añadiría el paisaje donde se desarrolla "Un lugar en el mundo", la magnífica película de Sacristán y Federico Luppi.

Un abrazo

miquel zueras dijo...

Y también se podría añadir "Brigadoon" ese pueblo que desaparecía con el amanecer.
Qué buena "Amanece que no es poco" Cuando Ciges le dice a su hijo (Antonio Resines) "Oye, ¿me respetarás, no? Que un hombre en la cama, es siempre un hombre en la cama."
Besos!
Borgo.

Clementine dijo...

Gracias, Éowyn. Y tanto que es un elemento importante de una película, en ocasiones incluso se convierte en un personaje más.
Saludos.

Gracias, Cahiers. Curioso que cites "Un lugar en el mundo", era una de mis elegidas para esta entrada pero no he encontrado la información que quería. La película me parece preciosa.
Un abrazo, eremita.

Ah, "Brigadoon", qué buenos recuerdos, Miquel, y qué buena aportación me haces... Y, bueno, bueno, yo creo que Luis Ciges es mi preferido en "Amanece que no es poco".
"... porque era muy mala...". Genial.
¡Besos, Borgo!

Alicia dijo...

Qué original, qué buena!!

Clementine dijo...

¡Gracias, Alicia! Yo me haría un tour por todos estos pueblos, ¿que tú no?

Dr. Pepper dijo...

Howdy Clem! Como dijo Alicia, original. Lástima que no sea más extensa tu lista. Recientemente leí un libro de localizaciones de películas, pero no de pequeñas poblaciones sino de grandes urbes. (Ciudades de cine, Cátedra, 2014). Aunque personalmente, algunos escenarios de rodajes que más me sorprenden son los suburbios estadounidenses: desde La invasión de los ladrones de cuerpos hasta E.T. (vaya, por aquí se nos cuelan los alienígenas). También añade para el tour de pueblos de cine, Bodega Bay en California (Los pájaros y La niebla). Y como punto de encuentro: Devils Tower en Wyoming (Encuentros en la tercera fase).

Clementine dijo...

Howdy, Dr. Pepper! Sí, también estaría bien hacer un tour por distintas ciudades. Y, no te creas, me tuve que poner un tope en cuanto al número porque de no hacerlo seguiría aún de pueblo en pueblo. Y en la vida hay también otras cosas que hacer, bien lo sabe usted.