domingo, 23 de febrero de 2014

MAXIMILIAN SCHELL

Uno de los actores más importantes de todos los tiempos

(Lawrence David Foldes, miembro de la Academy of Motion Pictures Arts and Sciences de Los Ángeles)


El pasado 1 de febrero, la cultura cinematográfica se entristecía una vez más. Maximilian Schell, una de sus más grandes figuras, nos dejaba a sus 83 años de edad.


Hijo del poeta Hermann Ferdinand Schell y de la actriz Margarete Schell Noé, llegabas a este mundo, Maximilian, el 8 de diciembre de 1930 en Viena…

“Yo crecí en una atmósfera teatral que daba por sentada. Recuerdo el teatro, como niño, de la misma manera que los demás recuerdan la cocina de su madre. La actuación era todo lo que me rodeaba, y también lo era la poesía. Hice mi debut en el teatro a la edad de tres años, en Viena”

En 1938 emigrabas a Zurich, junto a tus padres y tus tres hermanos, huyendo del nazismo, recibiendo allí, en Suiza, tu educación. Con apenas doce años aparecías en los escenarios interpretando al hijo de Guillermo Tell y también a esa edad escribías una obra que era producida por tu propia escuela. 


En 1955 debutabas en la gran pantalla en “Kinder, Mütter und ein General”, producción alemana a la que siguieron otras seis de esta misma nacionalidad…


… antes de ser elegido para dar vida al Capitán Hardenberg en “El baile de los malditos”, clásico dirigido por Edward Dmytryk en el que compartiste cartel con Marlon Brando, Montgomery Clift, Dean Martin y Hope Lange.


Tu perfecto conocimiento del alemán y del inglés te fueron de muchísima utilidad a la hora de conseguir papeles bélicos relacionados con el nazismo. En palabras del historiador de cine Robert C. Reimer, tu especialidad fue la de dar vida a jóvenes oficiales desilusionados con la deriva del régimen nazi.

Tras otra serie de producciones alemanas para el cine y la televisión, entre las que se encontraba, Maximilian, tu televisivo Hans Rolfe de “Judgment at Nuremberg” en 1959 y, al año siguiente, tu también televisivo Hamlet




… conseguías un más que rotundo éxito de nuevo con tu Hans Rolfe pero esta vez a toda pantalla en “Vencedores o vencidos” (1961), excepcional clásico cinematográfico dirigido con maestría por Stanley Kramer donde formaste parte de un extraordinario elenco con nombres de la talla de Spencer Tracy, Montgomery Clift, Richard Widmark, Burt Lancaster, Marlene Dietrich, Judy Garland… Menudo plantel de lujo.




Después vendrían otros títulos como “Ejercicio para cinco dedos”, “Los condenados de Altona” o “El hombre que no quería ser santo”…




Y en 1964, dirigido por Jules Dassin y con Melina Mercouri y Peter Ustinov como compañeros de reparto, “Topkapi”, un entretenido y hoy ya clásico cinematográfico. 

Ese mismo año, Maximilian, colaborabas en el guión y protagonizabas el cortometraje “Letters of Mozart - Briefe Mozarts”. Y después, tras participar en la miniserie “Der seidene Schuh” dando vida a Don Rodrigo



… eras dirigido por J. Lee Thompson en “Una llamada a las doce” y por Sidney Lumet en “Llamada para un muerto”…



… títulos a los que siguieron otros como “Más allá de las montañas” o “Una tumba al amanecer”.


En 1968 aparecías en el telefilm “Heidi”, dando vida a un elegante Richard Sesseman, dirigido por Delbert Mann y junto a Michael Redgrave en el papel del abuelo y Jean Simmons como Fräulein Rottenmeier.



Y un año después en otro clásico de la gran pantalla, “Al Este de Java”, interpretando al Capitán Hanson y compartiendo cartel con Diane Baker, Sal Mineo, Brian Keith, Rossano Brazzi… y el Krakatoa.


Ese mismo año de 1969, y bajo la dirección de Alessandro Blasetti, protagonizabas “Simón Bolívar” sobre una historia y guión de nuestro José Luis Dibildos y compartiendo cartel con nuestros Francisco Rabal, Sancho Gracia, Fernando Sancho, Julio Peña, Conrado San Martín…


Y en 1970 dirigías y escribías el guión, sobre una historia de Ivan Turgenev, de “Erste Liebe” (Primer amor), título cinematográfico, en el que también te reservabas un papel, que fue nominado al Oscar a la mejor película de habla no inglesa.


En 1974 llegaba tu magnífico Eduard Roschmann de “Odessa”, otro clásico esta vez dirigido por Ronald Neame que basaba su historia en la novela homónima de Frederick Forsyth y en el que compartías cartel con Jon Voight, Derek Jacobi y María Schell, tu hermana en la vida real.


Y después, “El puente sobre Estambul”, otro título escrito y dirigido por ti que estaba protagonizado por Jon Voight, Jacqueline Bisset y Robert Shaw.


En 1977 otro gran clásico del cine, “La cruz de hierro”, título dirigido por Sam Peckinpah en el que, junto a James Coburn, James Mason, David Warner y Senta Berger, dabas vida al Capitán Stransky.


Aparecías también en ese mismo año, y en el papel del Teniente General Bittich, en “Un puente lejano”, bajo la dirección de Richard Attemborough y compartiendo cartel de lujo con nombres como Dirk Bogarde, Sean Connery, Gene Hackman, Edward Fox, Michael Caine, Anthony Hopkins, James Caan, Liv Ullman, Laurence Olivier, Robert Redford… y el propio Richard Attemborough. 


Y en “Julia”, maravilloso título en la filmografía de Fred Zinnemann basado en una historia de Lillian Hellman donde, interpretando a Johan aparecías junto a Jane Fonda, Vanessa Redgrave, Jason Robards y Meryl Streep.

En 1979, otros títulos cinematográficos como “Pasiones en juego”, “El tren de los espías”, “Amo non amo”…


Y “El abismo negro”, una producción Disney que contaba con tu magnífico Dr. Reinhardt y con Anthony Perkins, Ernest Borgnine y Roddy McDowall completando el reparto.

Llegarían después para ti dos telefilmes más, “El diario de Anna Frank” y “El fantasma de la ópera”…


Y “Los clandestinos de Asís”,  película para la gran pantalla donde dabas vida al Coronel Müller y compartías cartel con Ben Cross, James Mason e Irene Papas.


En 1986 protagonizabas la magnífica serie “Pedro el Grande” junto a otros nombres como Vanessa Redgrave, Omar Sharif, Trevor Howard, Laurence Olivier, Elke Sommer, Helmut Griem, Ursula Andress, Mel Ferrer… y Jan Niklas como tu personaje en su juventud.

Y después llegarían otros títulos cinematográficos como “Juicio a un desconocido”, “El novato”, “Un lugar muy lejano”, “Little Odessa”, “Idolos, mentiras y rock & roll”, “Corazones enfrentados”, “Deep impact”, “Festival in Cannes” o “Flores negras”.

Participaste también en otros telefilmes como “Stalin” (donde interpretabas a Lenin), “En busca de su libertad”, “Abraham” o “El pájaro espino: Los años perdidos” (donde dabas vida al Cardenal Vittorio), “Juana de Arco”, “Coast to coast”, “Por el amor de un sacerdote” (como el Padre Christopher) o “Esencia de amor”. Y en otras series de televisión como “Wiseguy”, donde dabas vida a Amadeo Guzman o “Giganteen”, donde interpretabas al mismísimo Albert Einstein.

También nos dejas tu último trabajo para la gran pantalla, tu Mr. Escher de “Les brigands”, título ahora en posproducción...


Extensa y fructífera carrera cinematográfica la tuya, Maximilian, que fue merecidamente reconocida con un buen número de premios y nominaciones.

Por tu maravillosa interpretación en “Vencedores o vencidos” te fue otorgado el Oscar al mejor actor. 


Éste es un honor no sólo para mí, sino para todo el reparto y para ese gran hombre ya anciano que con ésta ha sido nominado ya ocho veces: Spencer Tracy
(Maximilian Schell al recoger su Oscar)

También recibiste el Globo de Oro por esta magnífica interpretación tuya que preparaste leyéndote las actas completas del juicio de Nuremberg. Y fuiste asimismo nominado al Oscar y al Globo de Oro por dos títulos cinematográficos posteriores: “The man in the glass booth” y “Julia”.

Y entre otros muchos premios y nominaciones también te fue otorgado el Premio Honorífico en los Bavarian Film Awards

Escribiste también el guión de dos documentales aclamados por la crítica…


Marlene”, una larga entrevista a Marlene Dietrich con la que tú reconstruiste su biografia…


… y “Meine Schwester Maria” (Mi hermana Maria), con tu hermana Maria Schell como principal protagonista, donde mostrabas los efectos de la fama sobre la gente del cine. 


También brillaste con luz propia en los escenarios. Representando con gran éxito “Ricardo III” o “Hamlet” (eras un gran amante de Shakespeare), y apareciendo en Broadway en 2001 en “Judgment at Nuremberg”, esta vez como Ernst Janning, el papel que hizo Burt Lancaster en la gran pantalla. 

En 1997 escribías la novela “Der rebel” (El rebelde). Y en 2012 tu autobiografía.

“Yo tocaba el piano. He aprendido mucho acerca de la música”

Cierto, también eras pianista. Y llegaste a interpretar conciertos con Claudio Abbado y la Filarmónica de Berlín y la Sinfónica de Viena


… y con Leonard Bernstein. Y dirigiste “Lohengrim” de Richard Wagner para Los Ángeles Opera en Septiembre y Octubre de 2001. Y durante cinco temporadas fuiste director teatral en el prestigioso Festival de Salzsburgo, dirigiendo “Cuentos de los Bosques de Viena” y “Una corneta en la Ópera alemana”, estrenadas en Londres y Berlín, respectivamente. 

Y aún querrás que no te admire… Profundamente.


Gracias, Maximilian, de todo corazón. Por tu maestría, por tu elegancia, por tu magnética personalidad, por tu apostura, por tu buen hacer, por tu presencia, por tu talento, por tu grandeza…

Y, sobre todo, por ser Maximilian Schell.

Creo que hay un poeta que escribió en cierta ocasión que una tragedia de Shakespeare, una sinfonía de Beethoven y una tempestad se basaban en los mismos elementos. Es una bonita idea
(MAXIMILIAN SCHELL)

12 comentarios:

miquel zueras dijo...

Un gran actor y director, lástima que en este último campo nos perdimos muchas cosas por tratarse de obras de teatro pero quedan sus documentales como "Marlene" que ya has citado. Parece que la diva se las hizo pasar bastante canutas.
Precisamente acabo de revisar "Topkapi" una película que me encanta. Schell se ha visto mucho con papeles "de uniforme" que decidió rechazar después de "Los clandestinos de Asis". En la "Cruz de hierro" parecía parodiar esos papeles con su histriónico Stransky.
Me ha encantado este post. Ya era hora que alguien recordara a Schell.
Besos. Borgo.

Clementine dijo...

¡También yo me acabo de ver Topkapi, y también me encanta!

Mañana vuelvo, Borgo. Besos.

Luis dijo...

Vaya, que guapo de joven y de adulto, todo un galán.

Clementine dijo...

Bienvenido, Luis. Me alegra que le definas como todo un galán, realmente lo era, muy guapo y muy elegante, con un gran estilo y presencia y además, como bien señalas, de joven y en su madurez. Vamos, todo un señor. Un saludo.

Como te decía, Miquel :) también yo me acabo de ver Topkapi, es la que elegí para hacerle mi propio homenaje. El documental de Marlene no lo he visto pero sí he leído lo que dices tú, que "la diva" le puso una serie de condiciones, aún así fue muy bien recibido por la crítica.
Me alegra mucho que te haya encantado este post, yo he disfrutado mucho haciéndolo. Y claro que hay que recordar a Maximilian Schell... aunque en realidad es inolvidable :)
Besos, Borgo.

Alicia dijo...

Bonito y merecido homenaje. A mí siempre me ha gustado como suena su nombre. Y la hermana tiene una belleza que me rechifla.

Como siga así de rauda voy a acabar escribiendo los comentarios antes de que publiques..

Clementine dijo...

Sí, Alicia, eran los dos guapísimos, menuda pareja de hermanos.

Y vale, si quieres lo hacemos así a partir de ahora, tú me pones el comentario y después yo escribo la entrada... Y si no tiene que ver, da lo mismo ¿no?

PEPE CAHIERS dijo...

Para mi siempre será el abogado defensor de "Vencedores o vencidos" y aquel duelo antológico con Widmark, y eso que el papel podría ser muy antipático, pero, como su personaje, logra una dignidad difícil de alcanzar.

Clementine dijo...

Seguramente sea ése el personaje más emblemático de su carrera, y eso que en todos ellos dejaba su huella, a mí también me encanta en "Odessa". Y sus personajes de "Topkapi" y "Al Este de Java" me resultan muy entrañables, a lo mejor por la de veces que las ponían en Primera Sesión, ¿te acuerdas, Cahiers, eh, eh, eh?

deWitt dijo...

Yo lo tengo asociado, inevitablemente a "Vencedores o vencidos" pero he visto otras películas suyas - no todas las que me gustaría - y es un actor que siempre me ha gustado mucho. No sabía lo de los documentales. Muy interesante! Los buscaré. A su hermana la recuerdo en una serie cuyo título he olvidado y en donde daba vida a una madre de familia. A saber....

Buen recordatorio, Clementine!

Un saludo

Clementine dijo...

¡Gracias, deWitt! También yo desconocía lo de los documentales, la verdad es que no sabía que este Schell era tan polifacético, si antes me gustaba ahora ya ni te cuento :) No sé a cuál serie te refieres de su hermana Maria, para mí ella será siempre la mujer de Glenn Ford en "Cimarrón" y, por supuesto, la guapísima Elizabeth de "El árbol del ahorcado".
Otro saludo para ti.

David Felipe Arranz dijo...

Un sentido artículo, Beatriz, escrito con el corazón. Enhorabuena.

Os dejo enlaces a otros dos que escribí sobre é. Este mes de abril en "Dirigido por" le dedico un obituario.

Un saludo cordial.

http://www.sysvisions.com/feedback-zine/cine/c_maximilianschell.html

http://www.elimparcial.es/adios-a-maximilian-schell-el-ultimo-renacentista-europeo-en-hollywood-133752.html

Clementine dijo...

Muchas gracias, David, y bienvenido. Escrito con el corazón, no podía ser de otra manera porque Schell ha sido siempre para mí muy especial.

Gracias por dejar aquí tus artículos. Otro cordial saludo para ti.