viernes, 5 de julio de 2013

Los lirios del valle

Y del vestido, ¿por qué preocuparos? Observad los lirios del campo, cómo crecen; no se fatigan, ni hilan. Pero yo os digo que ni Salomón, en toda su gloria, se vistió como uno de ellos” (Mt 6, 28-29)


El 5 de julio de 1963, hace hoy ya 50 años, era estrenada en Alemania "Los lirios del valle(Lilies of the field) tras ser presentada en junio de ese mismo año en el Festival Internacional de Cine de Berlín.


El director neoyorkino Ralph Nelson firmaba esta maravillosa película. Nelson había debutado tras las cámaras en 1949 y en la pequeña pantalla, y llevaba ya tras de sí un gran número de programas y series televisivas. Tan sólo había dirigido un título cinematográfico, “Réquiem por un campeón”, antes de “Los lirios del valle”.

El también neoyorkino James Poe se inició como guionista cinematográfico en 1949 y en su filmografía figuraban ya los guiones de títulos tan clásicos como “El gran cuchillo”, “Attack”, “La vuelta al mundo en ochenta días”, “La gata sobre el tejado de zinc”, “El último tren de Gun Hill” o “Verano y humo”. Poe basaba su precioso guión de “Los lirios del valle”…


…en “Lilies of the field”, novela escrita en 1962 por el autor americano William Edmund Barrett.


La magistral fotografía de la película venía firmada por el californiano Ernest Haller, todo un maestro en la materia que llevaba en el cine desde el aún silencioso 1920 y ya nos había regalado las imágenes de clásicos tan inmortales como “La escuadrilla del amanecer”, “El capitán Blood”, “Jezabel”, “Lo que el viento se llevó”, “El halcón y la flecha”, “Rebelde sin causa” o “¿Qué fue de Baby Jane?”.


Y el también californiano Jerry Goldsmith nos obsequiaba con una preciosa banda sonora. A toda pantalla desde 1957, Jerry llevaba ya en su filmografía títulos tan reconocidos como “Los valientes andan solos”, “Freud, pasión secreta” o “Nido de águilas”. Tras “Los lirios del valle”,  Goldsmith nos dejaría otras maravillas musicales en películas como “El Yang-Tsé en llamas”, “El planeta de los simios”, “Patton”, “La balada de Cable Hogue”, “El otro”, “Papillon”, “Chinatown”, “La profecía”, “Los niños del Brasil”… Y “Alien, el octavo pasajero”, “Poltergeist”, “Gremlins”, “Exploradores”, “Desafío total”, “Los últimos días del Edén”, “L.A. Confidential”, “La guarida”… o “Mulan”. Pues eso, la historia del cine en maravillosas notas musicales.




La banda sonora de “Los lirios del valle” incluía un precioso tema musical: “Amen”, gospel creado por Jester Hairston, compositor y arreglista americano que también dobló a Sidney Poitier en esta canción de la película.

“Sepa que no soy una monja,
que no puede usted mandarme…”


Sidney Poitier había debutado como extra en 1947 y llevaba ya tras de sí títulos como “Un rayo de luz”, “Semilla de maldad”, “Donde la ciudad termina”, “La esclava libre”, “Fugitivos”, “Porgy and Bess” o “Un día volveré”.




Sidney nos presentaba en “Los lirios del valle” a un encantador, y guapísimo, Homero Smith, sin duda alguna el personaje más entrañable de su fructífera carrera cinematográfica. Maravilloso. 

“Dios me ha enviado un fuerte hombre…”




La actriz vienesa Lilia Skala era una extraordinaria Madre María. En el cine desde 1931, Lilia era ya por entonces un rostro conocido de la pequeña pantalla a través de muy diversos programas y series de televisión. Tras “Los lirios del valle” pudimos verla también en otros títulos cinematográficos como “El barco de los locos”, “Charly” o la más reciente “Flashdance”.



Al Padre Murphy le conocíamos a través de Dan Frazer, actor que provenía del mundo televisivo y que hacía su debut cinematográfico en “Los lirios del valle”, título tras el que continuó moviéndose principalmente en la pequeña pantalla pero con pequeñas incursiones en películas de Woody Allen como “Toma el dinero y corre”, “Bananas” o “Desmontando a Harry”.



Stanley Adams daba vida a Juan. Stanley había debutado a toda pantalla en 1954 y tras de sí llevaba ya multitud de intervenciones en series televisivas y títulos cinematográficos como “Marcado por el odio”, “Con la muerte en los talones”, “Alaska, tierra de oro” o “Desayuno con diamantes”.


Completaban magníficamente el reparto Pamela Branch (Hermana Elizabeth), Isa Crino (Hermana Agnes), Lisa Mann (Hermana Gertrude), Francesca Jarvis (Hermana Albertine)…


… y el propio Ralph Nelson en el papel de Mr. Ashton.


Producción de Ralph Nelson para United Artists, “Los lirios del valle” recibía en la ceremonia de los Oscar el premio al mejor actor (Sidney Poitier) y las nominaciones a mejor película, guión adaptado, actriz secundaria (Lilia Skala) y fotografía.


Los Globos de Oro premiaban también a Sidney Poitier como mejor actor y nominaban la película y a Lilia Skala como actriz secundaria.


Y en el Festival de Cine de Berlín, Sidney Poitier era reconocido con el Oso de Plata y Ralph Nelson con el Interfilm Award y el OCIC Award.


“Amen, amen, amen… Hallelujah!”
(“Los lirios del valle”)

6 comentarios:

miquel zueras dijo...

Ahora sí que me has pillado desprevenido, no he visto esa película pero si detrás está el guionista de "El gran cuchillo" (Qué bien estaba aquí Jack Palance) haré lo posible por verla.
Stanley Adams era un gran secundario. Lo recuerdo de un episodio de "La dimensión desconocida" donde aparecía junto a Buster Keaton.
Besos. Borgo.

Clementine dijo...

¿Y cuándo no está bien Jack Palance? No sólo merece la pena esta película por el guionista, Miquel, es una historia preciosa la que se nos cuenta aquí y de una sencillez que la hace aún más auténtica. Y con reparto de lujo, Stanley Adams es muy bueno y tiene un papel muy simpático además en esta película. Te la recomiendo al cien por cien. Besos, Borgo y feliz domingo.

Alicia dijo...

Qué de cosas maravillosas cumplen 50 este año, verdad?
Sería muy de mi agrado que se me facilitara el visionado del susodicho film ya que, si bien podría jurar haber disfrutado de ella en mi edad infantil cierta tarde de sábado, el caso es que no recuerdo absolutamente nada: hay una nebulosa en mi mente que imposibilita por completo el acceso a dicho recuerdo.
(...Que si me la dejas, Mari)

Clementine dijo...

Te he entendido... y a la primera. Te la dejaré, sí, ya verás qué bonita.

Roberto Béjar dijo...

Los lirios del valle... La recuerdo vagamente de cuando la vi de pequeño, habrá que volver a disfrutarla y estar atento a la música de Goldsmith.

Un abrazo!

Clementine dijo...

¡¡Hola, Roberto, qué lujo de visita!!
Sí, vuelve a disfrutarla, ésa es la palabra, porque además la percibirás de distinta manera ahora. Es maravillosa, es una fábula preciosa que no ha perdido nada de su encanto con el paso de los años.

¡Un abrazo enorme!