miércoles, 15 de mayo de 2013

La magia musical de Joe Hisaishi


Comenzamos por el principio… Y con cuál mejor que con el de
"Mi vecino Totoro" (1988). Delicioso Miyazaki y mágico Hisaishi.


Tomando como base una novela de Eiko Kadono, Hayao Miyazaki escribía el guión y dirigía en 1989 “Nicky, la aprendiz de bruja”, título para el que también contó con la magia de Joe Hisaishi.



Porco Rosso (1992) inspiraba sus escenas de vuelo en un relato de Roald Dahl titulado “The shall not grow old”. El precioso fondo musical de Hisaishi redondeaba esta obra maestra de la animación.


En “Nausicaä del Valle del Viento” (1984) fueron utilizados 263 colores. La riqueza musical de esta banda sonora firmada también por Hisaishi no se quedaba precisamente atrás.


El cineasta japonés Takeshi Kitano escribía, dirigía y protagonizaba en 1997 “Hanna-Bi. Flores de fuego”. Y Joe Hisaishi le añadía a la película su tremenda sensibilidad.


Sí, de nuevo Totoro, ¿no os dije que es para volver a ella una y otra vez?
"The path of wind"... Me vuelve loca a mí este tema musical.


La princesa Mononoke” (1997), otra maravillosa historia escrita y dirigida por Hayao Miyazaki con un extraordinario fondo musical de Joe Hisaishi.


Hisaishi y Miyazaki volvían a coincidir en “Ponyo en el acantilado” (2008), título que se convertía en la primera película de animación que era galardonada como mejor banda sonora en los Premios de la Academia Japonesa. Realmente deliciosa.


El viaje de Chihiro” (2001), otra obra maestra escrita y dirigida por Hayao Miyazaki a la que Joe Hisaishi le imprimía una mágica sensibilidad musical.


Takeshi Kitano escribía, dirigía y protagonizaba en 1999 “El verano de Kikujiro”, una maravillosa historia magistralmente envuelta por el arte de Hisaishi. “Summer”… Precioso.


Joe Hisaishi… Un genio musical así de grande.


A José Guix. ¿Y a quién si no?

12 comentarios:

JLin dijo...

Un honor señorita Clementine, un verdadero honor y un gusto de entrada plagada de mágicas palabras.

Clementine dijo...

Intuía que te iba a gustar... un poco. Te recomiendo mucho, mucho, si aún no la conoces, la banda sonora de "El verano de Kikujiro", me da en la nariz que te va a llegar de manera especial. ¿Sabes, JLin? Hisaishi es ya mi Morricone japonés :-)

Un fuerte abrazo, amiblog.

Frank Jones dijo...

Es desde hace mucho tiempo el "John Williams" japonés, Clementine... a mí también me encantan Kikujiro o la Princesa Mononoke... grande.

miquel zueras dijo...

Es verdad. "Porco rosso" está basado en un relato de Road Dahl basado en su experiencia en la RAF durante la guerra. Lo leí con el título "Un bastardo con suerte". Lo que no tenía idea es que Hisaishi había colaborado con Takeshi Kitano.
Creo que mi preferida de ese autor es "El viaje de Chihiro".
Besos y que tengas muy buen finde. Borgo.

Clementine dijo...

Grande, grande, Frank Jones. En realidad, Hisaishi es el "lo que quiera" japonés. Pero yo, y considerando también extraordinario a John Williams, veo a Hisaishi más similar a Morricone, no en cuanto a grandeza (los tres son muy, muy grandes) sino en cuanto a sensibilidad. Kikujiro es maravillosa.

Yo me he enterado ahora de lo de Roald Dahl y eso que, como bien sabes, es uno de mis escritores favoritos. Muchos besos, Borgo, y muy buen finde para ti también.

Roberto Béjar dijo...

Como ves te he hecho caso! Jejejejeje.

La verdad es que en cine y en música cinematográfica estoy muy pez, así que trataré de irlo remediándolo empezando por la música de Hisaishi.

Por cierto, y cambiando de tema, ¡vaya año que llevamos! Lo digo por las recientes muertes de dos gigantes de la interpretación como Alfredo Landa y Constantino Romero. Mi recuerdo más entrañable para ellos. DEP.

Clementine dijo...

Si yo sabía que en esto tenías que hacerme caso... Empieza por Hisaishi que es un inmejorable comienzo.

Sí, menudo año. Un abrazo, Roberto.

natsnoC dijo...

Tengo en mi haber la mitad de las películas que aparecen, y en el debe la otra mitad.

Pero yo soy del vaso medio lleno, así que he disfrutado mucho recordando El viaje de Chihiro, Ponyo en el acantilado, Porco Rosso o La princesa Mononoke.

No es sin embargo la música (preciosa, sí) lo que más me atrae de estas mágicas películas.

Marcos Callau dijo...

Me has pillado. Soy un auténtico desconocedor del tema que hoy tratas. Besos Clementine.

Clementine dijo...

Hola, natsnoC, pues yo estoy a ver si consigo un pleno porque quiero verlas todas. A mí me atrae todo por igual en estas mágicas películas, las veo como un conjunto muy bien complementado. Y esta música me llega a emocionar, y mucho.

Hola, Marcos Callau. Pues si te he pillado, ya no te suelto hasta que te veas al menos una de éstas, o dos, o tres... Te advierto que enganchan de buena manera.

Besos a los dos.

Alicia dijo...

Y en qué estabas tú pensado cuando me dejaste OTRAS bandas sonoras? Eh? En que no iba a saber apreciarla? Eh, eh??
Música maravillosísima. Ese piano..., lo toca mucho mejor que yo.

Clementine dijo...

A ver, a ver, Alicia... Esta música es la que te dije hace relativamente poco que te tenía que pasar porque pensaba que te podía gustar, así que... la próxima será ésta. Y sí, ese piano lo toca mucho mejor que tú, y me atrevería a decir que los demás pianos también, ¿que no?