domingo, 21 de abril de 2013

Los Goonies

Ellos venían con grandes ideas y yo era el primero en oírlas. Tuvimos mucha improvisación, eran capaces de meterse en sus personajes y se convertían en un grupo unido…

Richard Donner (y Steven Spielberg) escuchando las grandes ideas
de los “goonies” Jeff Cohen y Ke Huy Quan

… Eran maravillosos. Ellos empezaron a ser esas personas. Había ocasiones que parecía que no estábamos trabajando. Si eso no sucedía en ellos de forma instintiva, sabía que algo estaba mal 


A mediados de los años 80, Richard Donner se ponía detrás de la cámara para dirigir con absoluta maestría “Los Goonies” (The Goonies), hoy todo un clásico del cine juvenil de aquella década que, producido por Harvey Bernhard, Steven Spielberg y el propio Donner para Amblin Entertainment, era estrenada el 7 de junio  de 1985 a un mismo tiempo en Estados Unidos y Canadá.


Richard Donner llevaba ya tras de sí, desde 1960, una larga carrera como director televisivo de series como “El hombre del rifle”, “Perry Mason”, “Superagente 86”, “Las calles de San Francisco” o “Kojak”. En el cine debutaba tras las cámaras en 1968 dirigiendo a Sammy Davis Jr. y Peter Lawford en “Sal y pimienta” y ya había firmado también, antes de “Los Goonies”, otros conocidos títulos cinematográficos como “La profecía”, “Superman” y “Superman II”, “Max’s Bar” o la maravillosa “Lady Halcón”.


La historia de “Los Goonies” procedía de la imaginación de Steven Spielberg, quien ya nos había hipnotizado a través de la televisiva “El diablo sobre ruedas” y las cinematográficas “Tiburón”, “Encuentros en la tercera fase”, “En busca del arca perdida”, “E.T.” o  “Indiana Jones y el templo maldito”. Sí, algo de experiencia tenía ya Steven en esto de contar historias…


Y el guión corría a cargo de Chris Columbus, quien como guionista había ya coincidido con el Steven Spielberg productor en “Gremlins” y, después de “Los Goonies”, en “El secreto de la pirámide”. Otro elemento a tener muy en cuenta este Columbus.


Chunk, Stef, Andy, Brand,
Data, Mouth and Mikey.

They call themselves…



Sean Astin daba vida al mágico y entrañable Mikey. Hijo de Patty Duke, la inolvidable Helen Keller de “El milagro de Ana Sullivan”, Sean debutó en la gran pantalla en “Los Goonies”, aunque ya había aparecido anteriormente como actor en dos películas para la televisión.


Tras su maravillosa aventura con “Los Goonies”, Astin continuó apareciendo en otros títulos cinematográficos como “De tal astilla, tal palo”, “La guerra de los Rose”, “Memphis Belle” o “En honor a la verdad”…


Y, por supuesto, en la trilogía de “El Señor de los Anillos” dando vida a Samsagaz Gamyi, personaje que realmente le iba como anillo al dedo.


Aún en activo como actor, hemos visto también a Sean en series televisivas como “24”, “Me llamo Earl” o “Navy” y hemos escuchado su voz en otras como “El príncipe valiente” así como en películas como “Astérix y los vikingos” y las animadas “Espíritu del bosque” y “Alvin y las ardillas 2”.


Josh Brolin era Brand, el hermano mayor de Mikey. Hijo del también actor James Brolin, el director de la serie televisiva “Hotel”, Josh hizo también su debut como actor cinematográfico en “Los Goonies” para seguir después apareciendo en series como “Autopista hacia el cielo” o “Jóvenes jinetes”…


… y en películas como “Mimic”, “Destinos cruzados”, “Melinda y Melinda”, “No es país para viejos”, “Planet terror”, “En el valle de Elah”, “Valor de ley” o “Men in black 3”.


El genuino Gordi (Chunk) nos llegaba de la mano del no menos genuino Jeff Cohen, quien antes de intervenir en “Los Goonies” tan sólo había aparecido como actor en dos series televisivas.


Tras “Los Goonies” llegarían para Jeff otras series como “Cuentos asombrosos” o “Enredos de familia”. En 1991 se retiraba de la actuación y ahora dirige un prestigioso bufete de abogados.


Corey Feldman interpretaba a Bocazas (Mouth). Corey debutaba como actor en 1978 en un episodio de “Con ocho basta” y en el cine en 1979 en “Los pasajeros del tiempo”. Ya había aparecido también en muchas otras series (entre ellas, “Vacaciones en el mar” o “Cheers”), en dos entregas de “Viernes 13”, en “Gremlins" y como la voz del Toby cachorro de Disney en “Tod y Toby”.


Un año después de “Los Goonies”, Corey formaría también parte de otro maravilloso e inolvidable grupo juvenil cinematográfico, el de “Cuenta conmigo”, compartiéndolo todo esta vez con los actores Wil Wheaton, Vern Tessio y River Phoenix.


Más adelante, Feldman también aparecería en “Jóvenes ocultos”, “Papa Cadillac”, “No matarás… al vecino”, “Maverick”… Aún en activo como actor, ha sido también la voz de Donatello en dos entregas de “Tortugas Ninja”.


Andy, una de las dos chicas de la pandilla, nos era presentada por Kerri Green quien, tras debutar como actriz en “Los Goonies”, siguió apareciendo después en otros títulos cinematográficos como “Lucas” o “Tres en la carretera”…


… así como en series televisivas como “Loco por ti”, “Se ha escrito un crimen” o “Urgencias”. Kerri es actualmente madre de familia y escribe guiones para Hollywood.


Martha Plimpton daba vida a Stef, la otra chica de “Los Goonies”. Hija del actor Keith Carradine, Martha debutaba como actriz en la gran pantalla en 1981, dirigida por Alan J. Pakula y compartiendo cartel con Jane Fonda y Kris Kristofferson, en “Una mujer de negocios”. Tras otro título cinematográfico más, llegaría su oportunidad de participar en “Los Goonies” y, después, en “La costa de los mosquitos”, “Un señorito en Nueva York”, “Un lugar en ninguna parte” y “Otra mujer”.


Martha ha continuado asomándose a la gran pantalla en películas como “La señora Parker y el círculo vicioso”, “Beautiful girls” o “Pecker” y en series de televisión como “Urgencias”, “Ley y orden”, “Anatomía de Grey”, “Fringe” o “Hope”, además de desarrollar también una importante carrera teatral.



Y por último, pero no por ello  menos importante, un genial Ke Huy Quan que nos regalaba a su maravilloso y creativo Data. Ke había debutado en el año anterior a toda pantalla, y con gran éxito, a través de su magistral Tapón (Short Round) de “Indiana Jones y el templo maldito”.


Tras “Los Goonies” apareció en diversas series televisivas como “Together we stand”, “Los primeros de la clase” o “Historias de la cripta”…


…y en títulos cinematográficos como “Respirando fuego” o “El hombre de California”. Además de actor, Ke ha sido también productor, cámara y montador de cortometraje y, como especialista en artes marciales, ha colaborado en diversas películas como asistente en la coreografía de artes marciales y de acción.






La preciosa fotografía de Nick McLean, el adecuado montaje de Michael Kahn y del propio Spielberg y la no menos acertada dirección artística de Rick Carter completaban la buena factura de la película…


… junto a una extraordinaria banda sonora firmada por Dave Grusin, genio musical de la historia del cine, y del mundo del jazz, que debutaba en la televisión en 1965  a través de series como “Jim West” o “Gidget” y dos años después a toda pantalla, dejándonos ya su grandeza, antes de “Los Goonies”, en títulos cinematográficos como “El corazón es un cazador solitario”, “Quinientas millas”, “Círculo de fuego”, “Sin ley ni esperanza”, “Yakuza”, “Los tres días del cóndor”, “Un cadáver a los postres”, “La chica del adiós”, “El cielo puede esperar”, “Campeón”, “El jinete eléctrico”, “Ausencia de malicia”, “En el estanque dorado”, “Autor, autor”, “Tootsie” o “La chica del tambor”. Sencillamente magistral Dave Grusin.

Y en los títulos de crédito finales de la película nos encontrábamos “The Goonies ‘R’ good enough”, una más que pegadiza canción escrita e interpretado por la cantante Cyndi Lauper que entró directamente al top 10 de la estadounidense lista musical Billboard.


El singular Sloth Fratelli nos era presentado por el actor John Matuszak, en el cine desde 1979 y ya rostro conocido por series como “M.A.S.H.” o “El sheriff chiflado” y películas como “Cavernícola” o “Guerreros del espacio”. Tras “Los Goonies”, John siguió moviéndose principalmente en el mundo televisivo con alguna que otra incursión en la gran pantalla.


En un momento de la película, Sloth aparece luciendo una camiseta de los Oakland Raiders… equipo de fútbol americano en el que John Matuszak había jugado como profesional. En otro momento, lleva una camiseta de Superman… película que Richard Donner había dirigido en 1978.


La caracterización de Matuszak como Sloth requería nada menos que cinco horas. Uno de los ojos, fuera de lugar en la cara, era operado por control remoto.


A Jake Fratelli le conocíamos a través de Robert Davi quien, tras debutar como actor en la pequeña pantalla en 1977, apareció después en multitud de series como “Los ángeles de Charlie”, “Lou Grant”, “Barnaby Jones”, “Dinastía”, “Crónica de gángsters”, “Canción triste de Hill Street” o “El equipo A”, pero tan sólo en dos títulos cinematográficos: “Guerra de gángsters” y “Ciudad muy caliente”, antes de “Los Goonies”.


Más adelante, Davi continuó moviéndose entre la televisión y el cine en series como “Stargate: Atlantis” o “Nip/Tuck” y películas como “Jungla de cristal”, “Licencia para matar”, “Depredador 2” o “Showgirls”.


Al tercer hermano Fratelli, Francis, nos lo presentaba Joe Pantoliano, actor que había debutado a toda pantalla en 1974 y ya había aparecido en series como “M.A.S.H” o “Canción triste de Hill Street” y en títulos cinematográficos como “Monseñor”, “Risky Business” o “Llamada a un reportero”.


Tras “Los Goonies”, Pantoliano aparecía también en series como “Cuentos asombrosos”, “La ley de Los Ángeles”, “Los Fanelli”, “Policías de Nueva York” o “Los Soprano” y en películas como “La Bamba”, “El imperio del sol”, “Los cuasicops”, “Romance otoñal”, “El peque se va de marcha”, “Matrix”, “Memento” o “Daredevil”.


La madre de estas tres criaturas Fratelli era interpretada por una sensacional Anne Ramsey, en el cine desde 1971 y ya con series como “Ironside”, “Los ángeles de Charlie”, “La casa de la pradera” o “Starsky y Hutch” y títulos cinematográficos como “Los nuevos centuriones”, “Camino del Sur” o  “La gran pelea”.


Dos años después de “Los Goonies”, Anne daría vida a otra cinematográfica madre, la de “Tira a mamá del tren”.


Completaban este fantástico reparto Lupe Ontiveros (Rosanna), Keith Walker y Mary Ellen Trainor (padres de Brand y Mikey), Steve Antin (Troy), Charles McDaniel y Elaine Cohen McMahon (padres de Gordi), Michael Paul Chan (padre de Data), algunos miembros del equipo técnico que hicieron pequeños papeles en la película...


... y hasta el mismísimo Richard Donner, que se asomaba brevemente en el papel de policía.


En una escena del film aparecía también el nombre de Rube Goldberg, caricaturista, escultor, escritor e ingeniero estadounidense que, entre otras cosas, ideaba caprichosas y muy historiadas máquinas que llevaban a cabo sencillos cometidos. En “Los Goonies”, Goldberg fue el creador del complicado artilugio que abría la valla delantera de la casa de Mikey y Brand. Los inventos de Goldberg aparecieron también en otros títulos cinematográficos…


… como en la fantástica manera que ideaba Caractacus Pott para preparar el desayuno de sus hijos en “Chitty Chitty Bang Bang”.


En “Los Goonies” intervenían también otros elementos de auténtico lujo…




Como el Mapa que encuentra Mikey, junto a sus amigos, en el desván de su casa. Mapa que escondía un maravilloso tesoro…



Tesoro que pertenecía al mítico pirata Willy, el tuerto


… y botín con el que no pudo hacerse anteriormente ese cazatesoros llamado Chester Copperpot


… al que le prestaba su imagen Keenan Wynn, recordado actor de títulos tan clásicos como “La carrera del siglo”, “A quemarropa” o “Hasta que llegó su hora”.



A Sean Astin, por el contrario, sí le fue permitido quedarse con el mapa del tesoro utilizado en la película. No le duró mucho, ya que varios años más tarde su madre se lo tiraba a la basura pensando que era un simple papel arrugado. Ay, las madres…



También era fundamental en la historia de “Los Goonies” el Doblón de tres agujeros, una de las pistas que les llevaría al preciado tesoro de Willy, el tuerto.


Y, por supuesto, el fabuloso y mágico Barco, construído expresamente para la película y a escala real. Barco que, una vez finalizado el rodaje, se ofreció a quien lo quisiera y, al no quererlo nadie, fue desmontado. Si me lo llegan a ofrecer a mí…

Con el fin de ayudar lo más posible a los niños a meterse en su papel, Richard Donner optó por filmar las escenas en su orden cronológico. También quiso obtener su reacción más natural al ver por vez primera el barco.


A ellos se les prohibió la entrada en el plató desde el primer día, desde el comienzo de su construcción. El día que ellos entran en escena saliendo disparados y cayendo al agua, se giran y ven el barco por primera vez. Los traje a todos de espaldas. Todos sabían lo que iban a ver, pero no tenían ni idea de lo que iba a aparecer. Y así en la película, cuando ellos se giran y ven el barco por primera vez, ésas son sus reacciones reales
(Richard Donner)


Este ya mítico barco cinematográfico contenía en su interior, además, una miniatura el mismísimo R2D2 añadida por los maquetistas del rodaje.


La producción de “Los Goonies” llevó un total de cinco meses. La película costó 19 millones de dólares y recaudó más de 61.


Anne Ramsey fue merecidamente premiada con un Saturn Award como actriz secundaria por la Academy of Science Fiction, Fantasy & Horror Film, siendo también aquí nominado Jeff Cohen por su genial interpretación.


Asimismo, Sean Astin fue galardonado con un Young Artist Award, premio por el que también fueron nominados Jeff Cohen, Corey Feldman y Martha Plimpton.




La historia de “Los Goonies” se desarrolla en los muelles de Goon, lugar donde residen los niños, rodándose la película en Astoria, ciudad del estado de Oregón.


En 2010, durante la conmemoración del 25 aniversario de la película, el alcalde de Astoria declaró el 7 de junio de manera oficial “Día de los Goonies”. Pues qué menos, ¿no?


A ese buen amigo, fan de “Los Goonies” y coetáneo de sus protagonistas, que no niega saberse algunas frases de Data.

13 comentarios:

JLin dijo...

Mágica, esa es la palabra con la que yo resumiría esta película, a mi me marcó, igual que a tantísima gente que ahora tiene mi edad más o menos. Peliculón y mágnífica entrada Clementine :-)

Frank Jones dijo...

¡Brillante post, estupendas las fotos...! Peli muy divertida, imprescindible de los 80...

Clementine dijo...

Es que lo es, JLin, muy mágica en todo, tanto en su historia como en sus protagonistas, sobre todo Data, genial, y Mikey, este último es absolutamente mágico. Gracias, debilidad bloguera :-)

Muchas gracias, Frank Jones. Y tan imprescindible, es impresionante todo lo que se ha creado alrededor de esta película.

PEPE CAHIERS dijo...

No se que problema tengo exactamente con esta película con la que no logro conectar. Es raro, raro, raro.

Clementine dijo...

Podría ser, Cahiers, que cuando la viste no tenías ya la edad de estos chavales, que eras ya más ganso, como yo, aunque la verdad es que no estoy yo del todo segura de haberla visto en su momento.

Y esto te lo digo después de habérmelo pasado como una "goonie" viéndomela ahora, sobre todo con ese maravilloso Mikey que te contagia su ilusión ... Así que el "podría ser" del principio de mi comentario igual no es :-)

miquel zueras dijo...

Una película de referencia para mi generación, de las homenajeadas en "Súper 8", aunque creo que me convenció más otra similar: "Exploradores" de Joe Dante.
Inolvidable la gran Ramsey y Robert Davi, al que tantas veces he visto por televisión. No sabía que Plimpton pertenecía a la Saga de los Carrradine.
Besos. Borgo.

Clementine dijo...

"Super 8" la tengo yo pendiente y la de "Exploradores" también, ésta seguro que no la he visto. Los "malos" de "Los Goonies" son todos muy buenos. Del parentesco de Plimpton con los Carradine me enteré yo hace bien poco. Qué de cosas en tu comentario, Borgo, es como contestar a una encuesta :) pero me encanta. Besos.

Roberto Béjar dijo...

Brillante película de aventuras, hoy en día todo un icono de los 80. Estoy convencido que algún día se le hará algún horroroso remake.

La música de Dave Grusin es igual de mítica, y a quien siga la obra de este autor le sorprenderá agradablemente su incursión en lo orquestal. Inigualable el tema principal.

Robert Davi, por fin sé quién es este actor que he visto miles de veces en tantas y tantas teleseries.

Un abrazo!

Clementine dijo...

Hola, Roberto, que grata sorpresa verte aparecer por aquí. Calla, calla, que no te oigan los de los remakes, a ver si se libra al menos ésta... La banda sonora de Grusin es maravillosa, tiene momentos muy mágicos y otros muy Grusin, y el tema del principio es sencillamente sensacional.

otro abrazo (grande) para ti.

Alicia dijo...

Uy, pues yo me la perdí entonces y.. me la voy a seguir perdiendo ahora. Tiene algo que no me llama, no sé qué será..

Clementine dijo...

Y harás bien, Alicia, porque no te pega nada, nada...

La ficha rosa del trivial dijo...

Guau... Qué completo. De lo mejor de los Goonies en la blogsfera, estoy seguro...

Clementine dijo...

Gracias, me alegra que te haya gustado...