lunes, 13 de febrero de 2012

Cabaret

Berlín, 1931. El escritor británico Brian Roberts llega a la ciudad con el fin de perfeccionar su alemán. En la pensión en la que se aloja conoce a Sally Bowles, una de las artistas del cabaret Kit Kat Club...


Yo soy su anfitrión. Dejen sus problemas en la puerta. ¿Cómo? ¿Que la vida es complicada? Olvídenlo, aquí dentro la vida es hermosa, las chicas son hermosas, hasta la orquesta es hermosa...

El 13 de Febrero de 1972, hace hoy ya 40 años, se estrenaba en Estados Unidos “Cabaret”, uno de los más grandes musicales de toda la historia del cine

Producida por Cy Feuer para ABC Pictures Corporation, “Cabaret” contaba con un más que ejemplar guión firmado por Jay Allen, artífice antes de esta película de títulos como “Marnie, la ladrona” o “Los mejores años de miss Brodie”, que ese mismo año de “Cabaret” firmaría también el guión de “Viajes con mi tía” y, tres años más tarde, el de “Funny Lady”.


Allen basaba su guión de “Cabaret” en diversas historias del escritor británico Christopher Isherwood, entre otras las contadas en su libro “Adiós a Berlín” (1939), un conjunto de relatos con personajes compartidos entre los que se encontraban Sally Bowles y Brian Roberts.

El guión de la película también bebía de “I’m a camera”, adaptación teatral de los textos de Isherwood que llevó a cabo en 1952 el comediógrafo John van Drutten, y de “Cabaret”, la posterior adaptación musical de esta obra en los escenarios, estrenada en 1966, con texto de Joe Masteroff y canciones firmadas por John Kander y Fred Ebb.


Kander y Ebb serían también los responsables de la música de la película, una de las más extraordinarias bandas sonoras de la historia del cine.

Cuando planteamos ‘Cabaret’ para el cine decidimos fundir lo mejor de la versión teatral con lo mejor del original literario, intentando volver a los orígenes de una historia siempre bien adaptada, pero que había ido degenerando de versión en versión
(Cy Feuer)

Feuer ofreció el proyecto cinematográfico a unos diez veteranos directores de cine, entre otros Billy Wilder y Gene Kelly, antes de dirigirse finalmente a un buen amigo suyo y colaborador en anteriores montajes musicales… Bob Fosse.


Fosse era ya bien conocido en la gran pantalla como un excepcional bailarín y un no menos extraordinario coreógrafo por títulos tan clásicos del musical americano como “Bésame, Kate”, “Tres chicas con suerte” o “Mi hermana Elena”.


Y había ya debutado también en la dirección cinematográfica, tres años antes de “Cabaret”, con “Noches en la ciudad” y una magnífica Shirley McLaine como encantadora protagonista. Siete años después de “Cabaret”, Bob dirigiría otra musical obra maestra llamada “All that jazz”. Muy grande Fosse, muy grande.


Así soy yo, corazón. Sitios raros y amores raros.
Soy una persona peculiar y extraordinaria


Hija de dos grandes del cine, el director Vincente Minnelli y la actriz Judy Garland, Liza Minnelli no se quedaba precisamente atrás demostrando sus grandes aptitudes para el mundo del espectáculo. Liza daba vida en esta película a una maravillosa Sally Bowles, personaje para el que la propia actriz ideó el peinado y el maquillaje ayudada, eso sí, por su afamado padre.


En los relatos de Christopher Isherwood, el personaje de Sally Bowles estaba basado en una amiga real del escritor llamada Jean Ross. Isherwood señalaba que había disfrutado con “Cabaret”, pero que siempre había pensado que Liza Minnelli tenía mucho más talento que su personaje. La Sally del relato de Isherwood era una cantante aficionada que vivía bajo la ilusión de su calidad como estrella, clara antítesis de la hija de Garland y Minnelli según el escritor británico.


Liza debutó muy brevemente en la gran pantalla, con tan sólo tres años de edad y junto a su madre, en “In the good old summertime” (1949). Su siguiente título cinematográfico no le llegaría hasta 1967, participando tan sólo en otros dos más antes de “Cabaret”, su gran descubrimiento como extraordinaria actriz y excepcional artista.


Tras “Cabaret” vinieron otros papeles para Liza, como su Nina en la película de mismo nombre o su Francine de “New York, New York”. Pero para nosotros, y para la historia del cine, Liza Minnelli será siempre la encantadora Sally Bowles.

No hay nada espectacular que contar. En fin, desde que salí de Cambridge...


El actor británico Michael York fue escogido para interpretar a Brian Roberts, el protagonista, pero esta elección no fue en absoluto casual. Michael guardaba un enorme parecido físico con el escritor Christopher Isherwood, cuya personalidad se escondía detrás del personaje de Brian en su libro “Adiós a Berlín”.


A las órdenes de Joseph Losey y con Dirk Bogarde como compañero de reparto, Michael York había debutado en la gran pantalla en 1967 en “Accidente”. También había aparecido ya en otros clásicos del cine como “La mujer indomable”, “Romeo y Julieta”, “Justine” o “Zeppelin” antes de conseguir un gran éxito con su protagonista en “Cabaret”, papel al que York le supo transmitir todo su encanto personal.

Actor todo terreno que pisó los escenarios teatrales por vez primera a sus diez años de edad, Joel Grey realizó en “Cabaret” una impecable interpretación como el maestro de ceremonias del cabaret, personaje para el que Grey se esmeró en conseguir una imitación perfecta del acento alemán.


Grey, entonces más conocido por el espectador americano por sus múltiples apariciones en series televisivas como “Maverick”, “Bronco” o “Ironside”, había debutado en la gran pantalla en 1952 con “About face” y tan sólo haría un título cinematográfico más, “Cuando llegue Septiembre” (1961), antes de su gran descubrimiento en “Cabaret”. Él fue el único actor del musical de Broadway que fue también escogido para la película. Y es que nunca hubo, ni habrá, un maestro de ceremonias como Joel Grey.

If you could see her


Completaban el reparto principal un magnífico Helmut Griem y los no menos correctos Marisa Berenson y Fritz Wepper.

La historia que se nos cuenta en la película no es exactamente igual a la que contaba la obra teatral donde, para empezar, los personajes protagonistas eran una cantante inglesa y un escritor estadounidense, nacionalidades inversas en la versión cinematográfica.


También fueron añadidos en la película (no aparecían en la obra teatral) los personajes interpretados por Marisa Berenson y Fritz Wepper y sustituídas algunas escenas de la obra teatral ubicadas en  la pensión por otras en la película ubicadas en el cabaret, evidentemente más espectaculares cinematográficamente hablando.

Y algunas canciones de la obra original fueron cambiadas de contexto o simplemente sustituídas por otras en la versión fílmica, siempre con la intención de servir de perfecto complemento a la línea argumental de la historia.



Temas como “Don’t tell mama” o “Heiraten” fueron sustituídos por otros nuevos como “Money, money” o “Mein herr”.



O “Maybe this time”, canción que Liza ya había grabado ocho años atrás en “Liza! Liza!”, su primer álbum musical.



"Tomorrow belongs to me”, escrita por Kander y Ebb al más fiel estilo de una tradicional canción alemana, fue la única filmada en exteriores y con un tratamento visual muy diferente al resto.

Cabaret” se rodó íntegramente en Alemania, en los estudios Bavaria de Munich, asignando para los papeles extra del reparto a glorias olvidadas del teatro y cine alemanes de los años treinta y cuarenta.


Las localizaciones del rodaje se movieron entre las calles de Munich, la estación de ferrocarril de Lübeck, las tierras del duque de Oldenburg, el castillo de Charlottenburg e incluso algunos de los auténticos lugares del Berlín Oeste visitados por el propio Christopher Isherwood.


Bob Fosse supervisó todos y cada uno de los detalles del film, por supuesto fue también el coreógrafo de los números musicales, consiguiendo un equilibrio tan absoluto en la película que llegó a ser definida como “una obra de autor”. “Cabaret” fue un gran éxito de crítica y público. Para Bob Fosse, su gran prueba de fuego.

Con ‘Cabaret’ he intentado darle al musical un carácter mucho más profundo. El clima prenazi en que está envuelto ‘Cabaret’, cargado de funestos presagios, con una alegría premonitoria de siniestros eventos, me ha parecido lo más idóneo para un nuevo musical, un musical renovado
(Bob Fosse)


Entre otros muchos premios y nominaciones, “Cabaret” obtuvo 7 británicos Premios Bafta: película, director, actriz (Liza Minnelli), dirección artística, fotografía, sonido y un premio especial al actor Joel Grey por su excepcional interpretación como maestro de ceremonias. También fue nominada en estos galardones al diseño de vestuario, montaje, guión y actriz secundaria (Marisa Berenson).


Liza Minnelli y Bob Fosse obtuvieron un David di Donatello como mejor actriz y director extranjeros, respectivamente. Y en los Globos de Oro, “Cabaret” fue premiada en las categorías de mejor película, actriz (Liza Minnelli) y actor secundario (Joel Grey), siendo también nominadas dos de sus canciones: “Mein herr” y “Money, money”, Bob Fosse como director y Marisa Berenson como actriz secundaria.



Cabaret” se llevó, además, 8 Premios Oscar en las categorías de mejor director (Bob Fosse), actriz (Liza Minnelli), actor secundario (Joel Grey), banda sonora, fotografía, montaje, dirección artística y sonido, siendo también nominada en las de guión adaptado y película.

Life is a cabaret, old chum, it´s only a cabaret, old chum...
And I love a cabaret
(Sally Bowles)

24 comentarios:

Rodrigo Moral dijo...

Bueno, dado que es uno de mis musicales favoritos, me alegra haber leído alguna información que desconocía. Una publicación muy anecdótica e interesante.
Sólo pude verla una sola vez, acá no la dan por televisión, no se consigue fácilmente por internet, y no está en los videoclubes. Me encantó, fue una experiencia muy placentera. Las canciones, la textura, todo preciso y precioso.

Pero sin dudas, y creo que queda bien destacado en tu publicación, todos recordaremos por siempre a Joel Grey. Lo que hace es increíble. Uno de los personajes más impresionantes de la historia del cine.

Saludos.

natsnoC dijo...

Seguro que no te sorprenderá si te digo que me encanta esta película, que la he visto un buen puñado de veces, y la he disfrutado todas.

Genial Joel Grey como maestro de ceremonias. A Michael York lo veo un poco "sosainas" pero no lastra la película.

El que los números musicales se encuadren en el Cabaret hace que la gente no lo vea como un musical al estilo de los de ponerse a bailar en medio de la batalla, y cuaje más.

Ah, vi el musical en Madrid y me gustó mucho, aunque entonces no había ley antitabaco y la ambientación como si fuera un bar hizo que hubiera mucha gente fumando.

Clementine dijo...

Gracias, Rodrigo. Realmente es un musical de los que no se olvidan. Este magnífico personaje del maestro de ceremonias y la extraordinaria interpretación que de él hace Joel Grey estarán siempre en la historia del cine. Un saludo.

Lo que me hubiera sorprendido, natsnoC, y no te imaginas cuánto, es que no te gustara. Y cierto, es mucho más que un buen musical, es una grandísima película. Del personaje de Michael York no se puede sacar gran cosa porque ya es poco llamativo de por sí, yo creo que York lo hace muy bien y me parece que, además, está encantador, al estilo del personaje de George Peppard en “Desayuno con diamantes”. Muy monos los dos. Curioso lo que cuentas del musical que viste en Madrid. Joel Grey es un monstruo artístico, ya ves tú que se hizo con el Oscar teniendo como rivales a tres grandes de “El Padrino”: James Caan, Robert Duvall y... ¡Al Pacino! Y aún así se mereció el premio con todos los honores.

Manderly dijo...

He visto 'Cabaret' cientos de veces y no me canso de escuchar su banda sonora. También he visto las películas dirigidas por Bob Fosse porque me apasionan sus coreografías. Me encantan esos movimientos rápidos y marcados qeu personalizan sus bailes.
Respecto a Liza, nunca ha estado tan brillate. Es una actriz que me gusta y suelo ver sus películas y escuchar sus discos, pero siempre la veo como Sally Bowles.
El maestro de ceremonias es único. Qué maravilloso personaje ha creado Joel Grey!!!
La vida es un cabaret. ¡Ven al Cabaret!
Saludos.

Lala dijo...

Yo no soy de musicales, no me suelen gustar, pero siempre digo que mi excepción es esta peli, cabaret. la tengo en casa y me encanta. La he visto varia veces y es increíble, las actuaciones, la música. Todo me gusta.

Me ha encantado leerte, un post muy completo, como siempre.

Un besote

Sergio dijo...

Una información completísima que enriquece mi alto grado de ignorancia. Uno de mis musicales favoritos, sencillamente espectacular.

miquel zueras dijo...

Qué gran portada la de "Goodbye to Berlin" qué envidia. Me gusta mucho Bob Fosse que demostró que se podía hacer un gran musical contemporaneo en los pocos glamourosos años 70 en "All That Jazz". Liza Minelli declaró que su papel en "Cabaret" le pesó como una losa pues no se veía capaz de igualarlo en su posterior carrera cinematográfica. ¿Y qué se ha hecho de Joel Grey y Michael York? Parecen haberse esfumado, qué pena. Un gran post, como siempre. Besos. Borgo.

Clementine dijo...

Bob Fosse consiguió crear un estilo musical propio, Manderly, era un auténtico genio. Si no has visto películas musicales clásicas no dirigidas por él pero en las que aparece como bailarín, te las recomiendo y mucho, ya era mágico. Y qué decir de Liza Minnelli, yo también me he visto “Cabaret” muchas veces, me la he vuelto a ver ahora y aún no he conseguido una sola vez no emocionarme (y con lágrimas) en el número de Liza en el que canta la canción “Cabaret”. Saludos.

Gracias, Lala. “Cabaret” es mucho más que un musical, tiene mucha miga. Otro beso para ti.

Gracias, Sergio. Si es uno de tus musicales favoritos, no es tan alto tu grado de ignorancia, ni mucho menos.

Gracias, Miquel. Y mira que se me pasó por la cabeza (y seguro que te lo crees) que esa portada te iba a gustar a ti. Normal que Liza no se pudiera superar tras “Cabaret”, está sencillamente magistral. Y oye, igual rescato un día a Joel Grey y a Michael York, a ver qué ha sido de ellos, me acabas de dar la idea. Besos, Borgo.

Alicia dijo...

Un pedazo de musical. Muy bien contado y muy merecido homenaje.
Yo tb creo que York está sosito, pero también me creo que sea el personaje el que se lo pide.

Y esos números musicales se pueden ver cientos de veces sin cansarte, que te lo digo yo.

Clementine dijo...

Pues si me lo dices tú, Alicia, me lo tengo que creer. Que sé que yo tengo muuuucha más capacidad que tú en eso de ver números musicales sin cansarme... nunca.

Verás, verás la siguiente entrada...

El Tirador Solitario dijo...

Posiblemente no haya habido una película que refleje mejor ese Berlin libertario y decadente, de los últimos años de la República de Weimar...unas músicas estupendas, y una película redonda...fabulosa de la cruz a la raya...y me han entrado ganas de verla de nuevo...¡este finde cae!Estupenda, estupenda entrada!!

Clementine dijo...

Gracias, Tirador, gracias, y qué bien, qué entusiasmo más prodigioso el tuyo. Que caiga, que caiga este finde...

PEPE CAHIERS dijo...

Pues otra que tengo olvidada en el trastero de mi cabeza. Creo que tengo más trillado el Money de Pink Floyd que el de Cabaret.

Clementine dijo...

¿Así que tienes un trastero en tu cabeza, Cahiers? Bueno, ya voy entendiendo algunas cosas... Pues aprovéchate, que este fin de semana hay un pase de "Cabaret", y supongo que gratis, en Tirador's Cinema Home Surround.

Marcos Callau dijo...

Hola Clementine, siento el retraso. Uno de los últimos grandes musicales con una música espectacular. Qué grande Liza! Por otro lado, ¿qué se podía esperar si no del que fuera guionista de "Marnie la ladrona"? Muy bien apuntado, Clementine. Besos.

Clementine dijo...

Hola, Marcos Callau, que me faltabas tú en esta entrada. Pero aquí nadie llega tarde y tú menos. Qué grande Liza, tú lo has dicho, inmensa. Besos, Marcos.

Roberto Béjar dijo...

Uf, lo que hace que no veo este musical y eso que me maravilló la película en su momemnto. ¡Y qué decir de la banda sonora! Ésta sí que la tengo muy presente.
También tengo curiosidad por saber qué ha sido de Joel Grey. A Michael York le he seguido más la pista, y los chavales de mi generación, los ochenta, le recordaremos sobre todo por su "Fuga de Logan".

Besotes!

Clementine dijo...

Hola, Roberto, la banda sonora de "Cabaret" es de las antológicas. Sí, yo también asocio a Michael York con "La fuga de Logan" y con alguna serie de televisión de las de antes. Y si quieres saber más sobre Joel Grey ya sabes, permanece atento a esta pantalla que antes o después aparecerá por aquí, seguro. Más besotes para ti.

Jose Meinherr dijo...

Hace 8 años, dos personas con las que tuve y tengo el honor de Trabajar (Tony Partearroyo y Jorge Ortiz) hicieron un especial para CANAL+ llamado "Luces de Cabaret". Era una maravilla. En él había entrevistas exclusivas con Joel Grey y Michael York, había imágenes hipnóticas como la comparación de muchas de las imágenes del cabaret con los cuadros expresionistas alemanes que las inspiraron, y sobre todo había una anécdota maravillosa: en la escena en la que el niño canta "Tomorrow belongs to me", esa exaltación al espíritu nazi, hay un viejecillo con una cara que mezcla pasmo, espanto y sorpresa. Es un extra al que Bob Fosse colocó como espectador de la escena sin contarle lo que iba a ver. En su juventud, ese hombre había sufrido la invasión nazi. Su cara de estupor era real, y Bob Fosse la filmó. Una cabronada genial.
Por cierto, la versión tetral que se hizo en España hará 5 años, con los actores Armando Pita y Asier Etxeandía alternándose en el papel de M.C., también era estupenda. Era el musical original que mencionas en tu post, con más canciones, y no una versión de la película. Y el final es diferente. El del musical teatral es (aún más) espeluznante. No os lo cuento por si lo reponen y vais a verlo en masa.
Y ahora me marcho, que estoy saliendo con una mona.

Clementine dijo...

Gracias por todo esto que nos cuentas, Jose Meinherr. muy interesante. Me suena a mí ese documental, yo creo que lo he visto y me encantó, cómo no. Ale, ale, vete con esa mona...

fritzio dijo...

saludos
todo un descubrimiento
el sábado, apenas, me tocó recuperar la visión del portento de Bob Fosse y ha sido deveras para el alma este informado y completo recuento de una cinta emblemática por muchas aristas, incluyendo la personal e intrasferible.

felicidades

Clementine dijo...

Gracias, fritzio, y bienvenido. Portento es una palabra más que acertada para referirse a Bob Fosse, era realmente muy grande. Un saludo.

fritzio dijo...

GRANDÍSIMO, Clementine

Por aquí andaremos viendo y disfrutando

Abrazo

fritzio dijo...

saludos afectuosos

esto de las crisis revisitadas en la realidad y en la ficción

No hay ahora una canción siglo XXI para Money, sobreviven el dolar y el euro nada más...

http://cinemanchas.blogspot.mx/2012/05/de-cabaretes-y-toloachis.html