domingo, 21 de febrero de 2010

Memorias de África

Yo tenía una granja en África, a los pies de las colinas de Ngong…


El 21 de Febrero de 1985, hace hoy 25 años, se estrenaba en Suecia “Memorias de África”. Y el 10 de Diciembre de ese mismo año tenía lugar su preestreno en Estados Unidos.

En 1985 también se cumplía el centenario del nacimiento de Karen Blixen, la autora de los textos en los que se basó la película.

Cuando era jovencita, ir a África estaba muy alejado de mis pensamientos, y tampoco soñaba con una granja africana como el lugar en el que sería totalmente feliz (…) El día que llegué allí, me encantó el país y me sentí como en casa, aunque estuviera rodeada de flores, árboles y animales que no conocía, y de nubes cambiantes sobre las colinas de Ngong, que no se parecían a ningunas nubes que hubiera visto antes


Karen Christentze Dinesen nació en Rungsted, Dinamarca, el 17 de Abril de 1885. Estudió pintura en varias ciudades de Europa y en 1914 contrajo matrimonio con el Barón Bror Blixen-Finecke, partiendo con él en busca de fortuna al África Oriental Británica (en la actualidad, Kenia), donde vivió en una granja cercana a Ngong Hills, a las afueras de Nairobi, sacando adelante una plantación de café. Aunque Karen y Bror se divorciaron en 1921, la escritora permanecería en África hasta 1931, año en que regresó a Dinamarca.

El continente africano, que para Blixen representaría siempre la libertad, los espacios abiertos y el contacto afectivo con seres de distintas razas y distintos géneros, fue una de las dos grandes pasiones de la escritora. La otra sería Denys Finch Hatton.


Con Denys, prototipo de aventurero inglés en tierras africanas, compartió Karen Blixen la pasión por África y la fascinación por la tradición oral del continente negro.

Según cuenta la escritora, empezó a inventar muchas de sus historias para contárselas al explorador inglés cuando éste volvía de sus expediciones.

Denys, que vivía principalmente a través del oído, prefería escuchar un cuento a leerlo. Cuando llegaba a la granja me preguntaba: ¿Tienes algún cuento?

Según Blixen, Hatton, que había estudiado en Eton y Oxford, coincidía con ella en sus aficiones intelectuales pero, por encima de todo, a él le debía el más delicioso placer de su vida en la granja: volar juntos sobre África.

“La visión del mundo a través de los ojos de Dios”

En una ocasión, después de aterrizar, un anciano de la tribu de los kikuyu se les acercó: “Hoy habéis volado muy alto… ¿Habéis visto a Dios?”. Al contestar ellos negativamente, el anciano replicó decepcionado: “Entonces no habéis subido lo bastante alto".

En el film aparecen auténticos descendientes de la tribu de los kikuyu. La película fue rodada, en su mayor parte, en África. Y algunas escenas, cerca de las reales colinas de Ngong.


Denys Finch Hatton murió en uno de sus múltiples viajes, al estrellarse con la avioneta en la que ambos habían volado juntos sobre el altiplano africano. Según su propio deseo, fue enterrado en las colinas de Ngong que dan al Parque Nacional de Nairobi.

“A Denys le gustará saberlo. Tengo que acordarme de contárselo”

Una de las frases que Denys recita, en la película de Sydney Pollack, mientras le lava el pelo a Karen, se encuentra inscrita en la tumba del verdadero Denys Finch Hatton.

“Reza bien quien bien ama al hombre, a la bestia y al pájaro”

Durante el rodaje de esta misma escena, Meryl Streep se mostró algo nerviosa. Estaban rodando muy cerca de un territorio de hipopótamos.


En 1931, el fracaso de su matrimonio, la quiebra de la plantación y la muerte de Hatton, impulsaron a Karen a volver a Dinamarca, donde se instaló de nuevo en Rungsted. Y aquí se entregó totalmente a la escritura.

Durante los años que pasé en África, cuando tenía mi granja en las montañas, nunca me imaginé que volvería a vivir en Dinamarca. Cuando supe que iba a perder la granja, cuando estuve segura de que no podría conservarla, empecé a escribir los cuentos; para olvidar lo insoportable


Su primer manuscrito, “Siete cuentos góticos”, relatos en los que se adentraba con una prosa sutil y elegante en el terreno de lo sobrenatural, una constante en su obra, fue rechazado por los editores daneses e ingleses.

Karen decidió entonces enviarlo a Estados Unidos, firmándolo además con un seudónimo masculino, Isak Dinesen.  “Siete cuentos góticos” se publicó en Nueva York en 1934.

Mi mayor interés durante los muchos años que pasé en África fueron los nativos africanos de todas las tribus, en particular los somalíes y los masai. Eran gente hermosa, noble, intrépida y sabia. La vida no era fácil dirigiendo una plantación de café (…) A menudo escaseaba el dinero, pero la vida seguía siendo rica en múltiples sentidos, como el maravilloso paisaje, decenas de caballos y perros, y multitud de criados


En 1937 aparecieron sus “Memorias de África” ("Out of Africa"), donde la escritora narra con emoción y nostalgia sus vivencias en Kenia, los éxitos y fracasos de su plantación y su tristeza al abandonar el sencillo estilo de vida africano que tanto admiró.


Entre 1942 y 1960, escribió “Cuentos de invierno”, otro conjunto de historias acerca de lo sobrenatural, “Vengadores angelicales”, “Últimos cuentos”, “Anécdotas del destino” y “Sombras en la hierba”, este último pequeños textos descriptivos de la vida en África.

En Rungsted, Karen conservaba un mapa del territorio de su granja africana y una fotografía de Finch Hatton. Trabajó hasta el último momento y murió en su casa el 7 de Septiembre de 1962. El día antes había escuchado el aria de Häendel "Wherever you walk", que Denys solía cantar para ella al pie de las colinas de Ngong.


La historia de la escritora era en su origen un proyecto para la actriz Greta Garbo. En distintas ocasiones, Orson Welles y David Lean trataron de hacer una película sobre Isak Dinesen.

Para la película de Sydney Pollack, le fue ofrecido en un principio a Audrey Hepburn el papel de Karen Blixen.


Finalmente, la elegida fue Meryl Streep, que desarrolló el acento de la escritora escuchando las grabaciones de la real Isak Dinesen leyendo sus trabajos. Buena elección por parte de Pollack. Meryl es, directamente, Karen Blixen.

Para seleccionar al actor que interpretaría a Finch Hatton, Sydney Pollack lo tuvo mucho más fácil. Había dirigido ya antes a Robert Redford en cinco películas, entre otras, “Tal como éramos”, y la imagen que tenía entonces Redford (que ya había interpretado también “El gran Gatsby”) como héroe romántico, encajaba perfectamente con lo que Pollack quería plasmar en “Memorias de África”.


Redford cumple con su cometido transmitiéndonos el íntegro espíritu libre que emanaba de Finch Hatton. Además, está realmente impresionante en esta película. Yo, como Pollack, también lo elegiría para todo.

Robert interpretó en un principio a Denys con acento inglés. Pero Sydney sintió que esto podía despistar al espectador, por lo que Redford volvió a doblar sus frases con su propio acento.

BROR: “Podías haber pedido permiso”
DENYS: “Ya lo hice… Y ella me lo dio”

Klaus Maria Brandauer fue también la primera elección de Sydney Pollack como Bror Blixen. Curiosamente, el director pensó en él tras verlo en su papel de agente asesino en “Nunca digas nunca jamás” (1983).


Brandauer ganó el Globo de Oro y fue nominado al Oscar por “Memorias de África”.

El film fue rodado casi en su totalidad en África, pero las leyes locales prohibían utilizar animales salvajes en el film. Para la película fueron traídos de California leones amaestrados.

Stephen B. Grimes, el diseñador de producción, empleó todo un año en construir una réplica del Nairobi de 1913 y de la casa de Karen Blixen. Los decorados construidos no estaban lejos de donde Karen vivió en su día.


Encontrar los muebles y elementos decorativos para la casa de Karen Blixen en Kenia fue algo problemático. Se llevaron lámparas, porcelana y cuadros desde Europa lo más parecido posible a lo que mostraban las fotos de Blixen.

Mientras se montaba la película, Sydney Pollack utilizaba selecciones musicales del compositor John Barry. Cuando llegó el momento de añadirle música al film, Barry era la perfecta elección.


Hoy no imaginamos otro acompañamiento musical.

Memorias de África” fue galardonada con 7 Premios de la Academia: Película, Director, Fotografía, Dirección artística, Banda Sonora, Sonido y Guión adaptado. Además, fue nominada a la mejor actriz (Meryl Streep), al mejor actor secundario (Klaus Maria Brandauer), al mejor diseño de vestuario y al mejor montaje.


Recibió, asimismo, 3 Globos de Oro: Película, Banda Sonora y Actor secundario (Brandauer) y tres nominaciones más al mejor director, mejor actriz (Streep) y mejor guión.

Obtuvo también dos Premios David de Donatello de la Academia de Cine Italiano a la mejor película extranjera y mejor actriz extranjera. Y fue nominada como mejor película extranjera a los Premios César del cine francés y a los Premios de la Academia Japonesa.


Gracias, Sydney, Meryl, Robert, Klaus Maria, John…, por reuniros y lograr entre todos este perfecto canto a África, a la naturaleza en general y a los poéticos textos de Isak Dinesen.

Y gracias, Karen, por sentar la base de esta maravillosa película.


Unas memorias bellamente escritas que se apoyan en el estilo de la prosa, su sentido lírico y su capacidad para descubrir grandes verdades en los detalles más ínfimos
(Sydney Pollack)

lunes, 15 de febrero de 2010

Antonio Mercero, un honor para el Premio Goya

Yo me licencié en Derecho por la Universidad de Valladolid en 1958 y en el 59 me vine a Madrid, donde ingresé en la Escuela Oficial de Cine. Obtuve el diploma de director de cine en 1962 y a partir de ese momento empezó mi lucha


La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España concedió ayer el Goya de Honor 2010 a Antonio Mercero por "su inmejorable carrera cinematográfica, repleta de éxitos y de experimentos interesantes en campos tan amplios como el cortometraje, el mediometraje y el largometraje".

Director y guionista nacido el 7 de marzo de 1936 en la localidad guipuzcoana de Lasarte, Mercero debutó en 1962 con el cortometraje “Lección de arte”, una curiosa mezcla de imagen real y rudimentarios dibujos animados hechos por Mingote. Corto por el que Antonio obtuvo la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián y el galardón del Círculo de Escritores Cinematográficos.


Y mi lucha fue muy dura en los primeros años, pero tuve la suerte de que, allá por los setenta, empecé a tener dos vidas: el cine y la televisión. Si me iba mal el cine, trabajaba en televisión, si en ésta algo fallaba, dirigía películas. Y así ha sido mi trayectoria profesional, una alternancia de esas dos vidas. Y las llamo vidas, porque para mí hacer cine y televisión es vivir apasionadamente

Se inició en el mundo del largometraje un año después con “Se necesita chico”. Entre sus trabajos posteriores para la gran pantalla, títulos como “Las delicias de los verdes años”, “La guerra de papá”, “Espérame en el cielo”, “La hora de los valientes”, “Planta 4ª” o “¿Y tú quién eres?”.


En palabras de la Academia “es autor de un cine con un sello personal, cómico y a la vez tierno, con una obra que se ha convertido en el patrimonio sentimental de muchos españoles".

Antonio Mercero también se ha asomado a la escena teatral con “Isabel, reina de corazones” (1984), “Los verdes campos del Edén” (2004) y el monólogo “Los cojos no trotan” (2005).


Y, a través de la pequeña pantalla, nos ha legado series tan populares y entrañables como “Crónicas de un pueblo”, “Este señor de negro”, “Verano azul”, “Turno de oficio” o “Farmacia de Guardia”.


Sin olvidarnos, por supuesto, de “La cabina” (1972), un inquietante mediometraje protagonizado magistralmente por José Luis López Vázquez con el que Mercero obtuvo, entre otros galardones, un Premio Emmy.


Estar tras una cámara teniendo delante de mí a unos seres humanos a los que vas modelando, consiguiendo que sean como tú quieres que sean, que digan las palabras con la emoción que necesitas, que cuenten las historias que tú quieres contar taladrando con sus ojos el aire, conseguir eso, es totalmente placentero. En esos instantes eres como un pequeño dios en plena creación y eres absolutamente feliz


Enhorabuena, Antonio, por este merecidísimo reconocimiento y por tu completa y polifacética carrera.

Y gracias por transmitirnos esa entrañable humanidad.

domingo, 7 de febrero de 2010

70 aniversario de "Pinocho"

Geppeto crea una marioneta de madera a la que decide llamar Pinocho. Y el Hada Azul hace realidad su deseo de que Pinocho sea un niño de verdad dando vida a la marioneta. Asignando a Pepito Grillo como su conciencia para que lo aleje de todo tipo de problemas y portándose bien, consigue convertirse Pinocho en un niño de verdad.


Pinocho, el Hada Azul, Pepito Grillo, Gepetto, Cleo, Fígaro, el honrado Juan y Gedeón, el titiritero Strómboli, Polilla… Personajes todos ellos de una de las historias más mágicas que nos ha mostrado la gran pantalla.

Segundo largometraje animado de la factoría Disney, “Pinocho” tuvo su triunfal preestreno en Estados Unidos el 7 de Febrero de 1940, hace hoy 70 años.


Y, como muchas de las maravillosas películas Disney, “Pinocho” está basada en un libro, “Las aventuras de Pinocho”, publicado en 1883 por Carlo Collodi.


Carlo Lorenzini, auténtico nombre de Collodi, tomó este apellido de la ciudad natal de su madre. Collodi es una población ubicada en la provincia de Pistoia, en la región de la Toscana italiana.


Desde 1956, en Collodi se encuentra también el Parque de Pinocho, una mágica creación con jardines y mosaicos, que cuentan las aventuras de esta famoso personaje, y zonas de recreo para los niños.


Nacido en Florencia el 24 de Noviembre de 1826 en el seno de una familia humilde, Carlo ejerció la profesión de periodista. Su contribución literaria, desde artículos a libros, es extensa. Pero su aportación más interesante sigue siendo la literatura infantil. Comenzó en 1876 con la publicación de excelentes traducciones de cuentos de hadas franceses (Perrault, Madame Leprince de Beaumont, Madame d'Aulnoy). A partir de entonces, Collodi se consolidó ya como un escritor de literatura infantil.

En 1880, el periódico semanal "Il Giornale per bambini" solicitó a Collodi un cuento en episodios. "Pinocho" fue escrito de Julio de 1881 a Enero de 1883. Ese mismo año se publicó la obra íntegramente. Obra que ha llegado a las 187 ediciones y ha sido traducida a 260 idiomas y dialectos.


Antes de gozar del merecido éxito, Collodi murió repentinamente en Florencia el 26 de Octubre de 1890. Pero el éxito de “Las aventuras de Pinocho” se extendió por el mundo entero.


Pinocho” fue la primera película de animación en ganar un Oscar en una categoría competitiva. Concretamente obtuvo dos galardones: a la mejor banda sonora y a la mejor canción original (“When you wish upon a star”). Anteriormente, “Blancanieves y los siete enanitos”, otra maravilla de Disney, había obtenido un Oscar Honorífico por su contribución al mundo de la animación.

Mel Blanc, conocido como la voz de Bugs Bunny, el Pato Lucas y muchos otros personajes de la Warner Bros, le puso aquí la voz al gato Gedeón, siendo la única vez que Mel trabajó para Disney.


Sin embargo, finalmente, Walt decidió hacer cambios en este personaje y todo el diálogo que grabó Mel fue eliminado, exceptuando un solitario hipo que se puede oir dentro de la Red Loobstern Tavern.


Los distintos modelos de relojes que fabrica Gepetto fueron construídos en la realidad, como guía para los animadores.


El diseño del personaje de Polilla, el muchacho pelirrojo que se convierte en amigo de Pinocho en la Isla de los Juegos, es en realidad una caricatura de Fred Moore, uno de los animadores de la factoría Disney.


Y para el personaje del Hada Azul, los animadores se fijaron en la bailarina Marjorie Belcher, quien anteriormente también había servido de modelo para Blancanieves.

La animación de los destellos producidos por la magia del Hada Azul fue diseñada por el animador Oskar Fischinger.


Fischinger fue también el artífice de la secuencia de “Tocata y fuga” de "Fantasía" (1940).

Gustav Tenggren, ilustrador de libros infantiles, ayudó a crear el diseño de los fondos, las calles de la ciudad y las escenas bajo el mar. Su maravillosa creación influyó también en los trabajos de diseño de Disneylandia.


Gustav Tenggren fue un pintor e ilustrador sueco influenciado por el estilo de Arthur Rackham. Realizó ilustraciones de libros como Heidi o Wonderbook and Tanglewood y a finales de la decada de los años 30 trabajó como ilustrador jefe en la factoría Disney en títulos como "Blancanieves y los siete enanitos", "Pinocho" o "Bambi".


Hoy Disney celebra, con el mismo éxito que tuvo en su estreno, el 70 aniversario de “Pinocho”. 70 años de magia, ilusión, color, ternura y, sobre todo, mucho arte.


Esto es lo que sucede cuando le pides un deseo a una estrella.

miércoles, 3 de febrero de 2010

50 años de "La dolce vita"

La dolce vita”, una de las películas más representativas de Federico Fellini, fue preestrenada en Italia tal día como hoy, 3 de Febrero, en 1960. Su estreno general llegaría dos días más tarde.


Carente de una estructura tradicional en su trama, el film presenta una serie de noches y mañanas a lo largo de la Via Veneto, en Roma, a través de los ojos de su personaje principal, Marcello (un genial Marcello Mastroianni), un columnista de chismes que pretende convertirse en novelista y que mantiene relaciones a un tiempo con su celosa amante Emma (Ivonne Furneaux), la sofisticada Maddalena (Anouk Aimée) y Sylvia (Anita Ekberg), una espectacular actriz americana a la cual sigue mientras ésta vaga por Roma. A lo largo del film se repite una y otra vez el tema de la falta de comunicación.


Con “La dolce vita” comienza una nueva etapa más autobiográfica de Fellini a través de una historia y un guión, en los que participó activamente el director, y una maravillosa banda sonora de su inseparable compositor, Nino Rota.

El film obtuvo la Palma de Oro en el Festival de Cannes y el Oscar al mejor diseño de vestuario, siendo también nominada al mejor director, dirección artística en blanco y negro y guión original. También obtuvo una nominación a los Premios Grammy como mejor banda sonora.


La dolce vita” aportó el término “paparazzi” al lenguaje popular. Este término derivaba de Paparazzo, el amigo fotógrafo de Marcello en la historia. “Paparazzo” (“paparazzi” es su plural) es una palabra de origen italiano que denomina al que tiene conducta de fisgón o entrometido.

Paul Newman fue considerado por el productor Dino de Laurentis para el papel principal de “La dolce vita”. Al desestimar Fellini a Newman, Laurentis propuso al actor francés Gérard Philipe, ya que consideraba que Marcello Mastroianni era demasiado blando y santurrón, un hombre de familia más allá del tipo que sólo busca aventura con las mujeres.

Por su parte, Fellini consideró a Henry Fonda para el papel de Steiner. Finalmente, el director se decidió por Alain Cuny, actor aconsejado por Pier Paolo Pasolini. El propio Pasolini participó en el guión de “La dolce vita”, aunque no apareció en los créditos.


La famosa escena de la Fontana de Trevi fue rodada en el mes de Marzo, cuando las noches aún eran muy frías. Según Fellini, Anita Ekberg no tuvo ningún problema en permanecer ahí durante horas. Marcello, sin embargo, llevaba un traje de neopreno debajo de su ropa y aún así no le era suficiente.

Eres la primera mujer del primer día de la creación. Eres madre, hermana, amante, amiga, ángel, diablo, tierra, hogar

Actriz y modelo sueca, Anita Ekberg fue Miss Suecia en 1950 y llegó a competir como Miss Universo.


Tras aparecer en títulos como “Loco por Anita” y “Guerra y paz”, le llegó la fama mundial de la mano de Sylvia, su personaje en “La dolce vita”.


Tras otra serie de papeles, Anita se retiró del cine para dedicarse más a su trabajo como modelo. En 1996 Bigas Luna la rescató para su “Bámbola”.

Fellini nos hizo sentir a todos muy cómodos. Quería que la gente estuviese relajada para que su verdadera forma de ser se viera reflejada en la película. Quería dejar de lado la ficción y transformarlo en algo real
(Valeria Ciangottini, Paola en “La dolce vita”)

Condenada por el Vaticano, no fue estrenada en España hasta 1981. Mientras, la mayoría de los críticos la ensalzaban. Hoy, 50 años después, “La dolce vita” es una indiscutible joya de la historia del cine.